Sobre la tragedia (también periodística) de Totalán

La familia de ese niño merece pasar su angustia en paz. El pueblo merece aparecer en los buscadores por la colaboración que ofrece a los equipos de rescate. Los profesionales y voluntarios merecen tranquilidad para hacer lo que saben y reconocimiento. Lo sucedido merece una investigación exhaustiva y una resolución. Los periodistas que mandan meter el micro a un padre tan aturdido como desolado merecen ser señalados por carroñerismo y mala praxis. Y los personajes televisivos, tuiteros y políticos que están sacando provecho comercial y electoral de la tragedia solo merecen desprecio y repudio.

Dar las gracias a la extrema derecha

Juanma Moreno ha sido el primero pero, según Pablo Casado y si los números le dan con Ciudadanos y Vox, no será el último que dé las gracias a la extrema derecha española por llegar a un acuerdo por el poder. Ciudadanos y Vox, por supuesto, tomarán buena nota del grado de cumplimiento de la palabra que tienen en el PP porque de ello dependerá que repitan la alianza del “trifachito”, como la llaman algunos tuiteros con tragicómico acierto. El pecado a purgar por Moreno no es leve y en la culpa empezará la penitencia. Se lo digo a la antigua porque es como se entienden.

Mientras tanto, en Europa…

Veremos cómo resisten PP y Ciudadanos esta entente con la extrema derecha y la intención de repetirla ante sus socios europeos. De momento, todo es prestidigitación y parabienes: pero si creen que sin fotos no hay delito, van dados, porque todos hemos visto lo que ha sucedido. Aquí y allí, donde la marginación a la extrema derecha es una realidad constante. Al mismo tiempo que en Andalulcía las derechas españolas se arreglaban, en Suecia por fin los partidos llegaban a un acuerdo para formar un gobierno por medio de una suma parlamentaria que mantenga aislado al fascismo.

Fascismo y deporte

Cuando lo leí me pareció muy acertado este tuit de mi compañero Roberto García: “El presidente de la LFP puede ir por ahí haciendo campaña de Vox aprovechando su notoriedad pública gracias a su cargo pero tú no puedes pitar al jefe del Estado en un campo de fútbol porque es mezclar política y deporte, y eso está muy feo”. Pero le veo ahora un error de base: lo que mezcla Tebas con el fútbol es el fascismo, no la política. En cualquier caso, la conclusión es la misma: el morro de Tebas, que ya no sorprende a nadie, para hacer lo que le da la gana y, sobre todo, que se lo permitan.

El tobillo izquierdo de Kane

Parece que el tobillo de izquierdo de Harry Kane ha cerrado el cisma que se estaba abriendo en Bilbao sobre el posible retorno de Fernando Llorente al Athletic. Pero me temo que la paz será solo temporal: en verano algunos volverán a tratarnos como si viviéramos desmemoriados, como si tener sentimientos estuviese sobrevalorado, como si la necesidad fuese virtud y como si Kane fuese Llorente o al revés. Nadie es perfecto. Ni siquiera el delantero centro al que no pocos han querido presentarnos como a un santo durante una semana que no ha sido santa pero sí podía ser, por fin, de paz.

Sin pena ni gloria

Ante situaciones desesperadas, medidas desesperadas. Dicho esto, solo añadiré que a Aitor Elizegi los socios le eligieron para que tomara decisiones y lo está haciendo. E incluyo una petición: que no nos tomen por tontos, especialmente, quienes ya lo hicieron cuando Fernando Llorente se marchó, esto es, su entorno y los medios que le aplauden. Ojalá juegue y marque muchos goles, pero que no espere el calor de este aficionado. Llorente abandonará el fútbol pronto, sin pena (con una gran carrera y mucho dinero ganado) pero también sin gloria. ¿En qué estadio derramarán lágrimas por su adiós?

El dinero iraní

En El País han informado de cómo Vox financió la campaña de las europeas de 2014 (las anteriores elecciones al parlamento de todos en Bruselas) con dinero de una parte de la oposición iraní que se basa en dos pilares: una estructura religiosa fuerte y una organización interna militar, por lo que hemos leído en diversos blogs y noticias estos días. La respuesta del partido de ultraderecha ha consistido en reconocerlo y aclarar que nada es ilegal. Pero nadie está hablando de legalidad, sino de ética y morro. La primera les falta para coger cualquier dinero y el segundo les sobra para acusar, además, a Podemos de hacerlo.

Colaboracionismo es esto

Sinceramente, no me lo esperaba: pensaba que Rosa Díez, en sus habituales diatribas tuiteras, cargaría contra Vox por su falta de pureza, que es lo que siempre le sobra a la líder de UPyD (y a todos los de UPyD, en general), según ella misma. Pero, no: la ex consejera vasca del PSE ha colaborado activamente en el blanqueo de Vox con tuits en los que deja claro que el partido de Abascal no ha colaborado en ningún asesinato, como sí han hecho “los socios parlamentarios de Sánchez”, según ella. Primero, miente. Segundo: se es antifascista o no se es, en todo momento y lugar. Y Díez no lo es.

Casado y las dos Españas

Empiezo a pensar que Casado no ha entendido bien lo de “las dos Españas”. Para el líder del PP, hay dos Españas claramente: una, la “gorda”, la “tocha”, por la que hay que pelear, la que tiene que liderar junto a Ciudadanos y Vox. Y otra, la suma de unas comunidades que le importan entre poco y nada. Si hay que someter a los andaluces a la dictadura de lo rancio, se les somete; si hay que mentir sobre los vascos de la CAV y los vascos de Nafarroa, se miente; y si hay que llamar ignorantes a los asturianos, se les llama. ¿Así va a sumar? En su mente seguro que todo tiene sentido.

Los grandes bancos españoles

Sí, ya sé que el BBVA es vasco. Y que dure muchos años la parte que no se ha ido a Madrid a facturar y tributar. Pero vayamos al grano: el recorrido de Francisco González, resumido como lo ha hecho Casimiro García-Abadillo en El Independiente antes de asestar el último golpe, el del espionaje controlado por el banquero, es aterrador. Lo último, como cuenta el director de este digital, es contratar a Villarejo entre 2004 y 2017. Según el medio, solo en los últimos cinco años de esa relación, BBVA abonó más de 5 millones de euros a las empresas del ex policía que pinchó 4.000 teléfonos para la entidad.

No engañan a nadie

“Unida”, “libre” e “imparable” es lo más parecido al “una, libre y grande” que he leído en mucho tiempo. Esas palabras están así dispuestas en el tuit de cabecera que exhibe la cuenta “España Ciudadana”, de la precampaña de Ciudadanos. Bien espolvoreado de emoticonos, el mensaje es claro: “La España del futuro” tiene los valores del peor pasado. Me sorprende que algunos no lo reconozcan todavía. Me aterra que quienes ya lo reconocen lo pongan en valor y lo sigan.

Zaplana, sí. Fernández de Moya, también

Dicho lo más importante, que es, como siempre, la lucha contra la extrema derecha, vamos con la noticia del día: la detención de Zaplana, Vicente Cotino… Y también que el actual secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, está siendo investigado. Blanqueo, prevaricación, falsedad, malversación y cohecho son los delitos que se reparten los grandes nombres del PP que ayer salieron en los digitales. Una sangría incesante de “históricos” pero también de presentes.

La España vengativa

Creo que Torra se está equivocando, como se equivoca desde hace mucho tiempo Puigdemont. Pero los errores de los políticos catalanes no son merecedores de cárcel, de persecución internacional, del machaque al que están sometiendo al actual president, ni siquiera de gestos de desprecio que no son una anécdota, sino un modo de actuar y pensar: Torra no ha podido usar la sala de autoridades del aeropuerto del Prat por orden de la delegación del gobierno español.

Sí lo hacemos

Pablo Echenique miente, y lo sabe, cuando afirma que: “Hay periódicos que han dedicado ocho páginas a la casa de Pablo Iglesias. Ya me gustaría ver lo mismo sobre la Gürtel o sobre el dinero ‘B’ que cobró el presidente del Gobierno”. Los medios hemos dedicado mucho espacio a esas tramas, y al máster falso de Cifuentes. Los medios publicamos, sobre todo, que los políticos se equivocan, y la colección de errores de Iglesias, Montero, Monedero o Echenique va para antología.

Fuera del Athletic y del Mundial

La última temporada del Athletic ha sido una castaña. En eso estamos todos de acuerdo. En eso y en que la presencia de Laporte, Herrera, Martínez o Llorente hubieran amortiguado la caída porque los buenos jugadores mejoran los equipos. Ninguno de los mencionados, que están por cierto en los mejores clubes del mundo, irá al próximo Mundial de fútbol, y sí lo hará, pese a todo, Kepa Arrizabalaga. Es mejor (para nosotros) uno que se ha quedado que cuatro que se han ido.

Cuidado con los creadores de contenido

Hay creadores de contenido buenos, otros son honestos, y algunos tienen ambas cualidades. Pero la mayoría de los que anidan en YouTube son malos y/o tienen peores intenciones, como los que intentan colocar contenido capcioso (violencia, escatología, incluso actitudes machistas) con apariencia de material infantil. YouTube tiene un problema, pero también lo tenemos nosotros.

¡Cómo!

Tengo mis dudas al respecto, y cada vez tengo más: ¿el lenguaje no sexista sirve para algo además de alargar las redacciones y sensibilizar en lo formal como si esto fuera suficiente? Menos dudas tengo sobre la conveniencia de usar “ciudadanía” o “juventud” en vez de “los ciudadanos” y “los jóvenes”. Pero en Francia han sido contundentes: se acabó el “lenguaje inclusivo” en sus textos legales. La propia academia francesa de la lengua había desaconsejado previamente su uso.

Debate de los buenos

Me sorprendió lo que Javi Clemente dijo a José Manuel Monje sobre Fernando Llorente: que tenía que haber vuelto al Athletic, simplemente, porque es uno de los mejores jugadores vascos en su puesto. Y Sergio Corino ha seguido por esa línea en Twitter, pidiendo a la directiva que vuelva Herrera, que parece que no renovará por el United. Hueco en este equipo tienen, es evidente, ¿pero siguen encajándonos o el mensaje que damos a los que vienen por detrás es peligroso?

No te pierdas en Internet

Llevo casi diez años viviendo de Internet, de contar y explicar lo que sucede en este espacio que cada vez es más importante. Diez años que también han pasado por mí, claro. Así que mi obsesión desde hace un par es enterarme de los nuevos temas y entender el nuevo lenguaje, incluso probar (música, comida) lo que gusta tanto a los internautas. Bitácoras como Magnet, que ha publicado un divertidísimo “glosario de memes” me ayudan. Si no saben lo que es un meme necesitan leer el post.

¡Qué historia!

Hace poco una persona que sabe mucho más que yo me advertía, precisamente, de que “lo ruso” está demodé porque en Internet hay una corriente de chanza ante los usos y costumbres de su ciudadanía y su propio presidente. Yo sigo sin estar de acuerdo: lo ruso mola (lo actual, en los debates de leninismo y troskysmo no me encontrarán), y se lo demuestro con historias como las de los cosmonautas que colaban alcohol en las estaciones espaciales burlando los controles.

Sobre quien te invita a pensar y recibe un insulto

20160830_pensar

Gracias a Twitter, he podido “conversar” (con toda la ligereza que implica la herramienta) con Antonio Maestre y Jorge Bustos en varias ocasiones. Ambos son periodistas de Madrid y sus planteamientos de partida y medios en los que opinan, no pueden ser más dispares. Pero ambos son interesantes e invitan a pensar desde sus prismas complementarios, el fin de semana, por ejemplo, sobre la imposición o no del velo islámico. Lo que no entenderé nunca es a quienes les insultan, seguramente, sin haber aceptado su invitación a pensar antes.

Es el turno del PSOE

No quieren afrontarlo, pero tampoco pueden evitarlo: es el turno del PSOE. Son los socialistas los que tienen que decidir si dejarán gobernar a Mariano Rajoy o nos llevarán a terceras elecciones. El PP y Ciudadanos han hecho, por fin, lo que podían haber hecho después del 20-D, pero con un cambio sustancial: después del 26-J, la alternativa de izquierdas con los nacionalistas es imposible, básicamente, porque el PSOE no se fía de Podemos. Y tiene motivos. Así que estamos todos abocados a esperar que el PSOE opte, y la disyuntiva es meridiana.

No es una “rebelión”, es una gilipollez

Sigo con el párrafo anterior: personalmente, entendería que PSOE y PP alcanzaran otra vez (ya lo han hecho antes, y en Euskadi lo sabemos bien) un acuerdo, en esta ocasión para dejar gobernar a Rajoy. Y si no lo hacen y tenemos que votar en diciembre (da igual si el 18 o el 25, realmente), espero que no cunda el ejemplo de Tabera de Abajo, un pueblo de Salamanca en el que el alcalde, del PP, ha anunciado que se rebelará y no llamará a sus convecinos a votar en Navidad. Esa decisión es, básicamente, una tontería mayúscula. Si votas o no lo decides tú, y no un cacique.

Los coches sin conductor ya están aquí

No me importa tanto el hecho que se aborda en esta ocasión, sino el cómo se aborda. En Libremercado han huido de añadir pasión a su relato sobre el coche sin conductor, ingrediente que, por lo general, es habitual. Este tipo de noticias, que nos acercan a un futuro imaginado en las películas de ciencia ficción, suelen ir comentadas apasionadamente tanto para alertar sobre el riesgo de un futuro en el que las máquinas nos controlen, como para celebrar un mañana de comodidad plena en el que no necesitemos reflejos ni concentración.

El camino que eligió Llorente

Seamos sinceros, hablemos de Fernando Llorente sin fervor: la carrera del delantero la firmarían muchísimos jugadores de primer nivel. Títulos, internacionalidades, paso por equipos históricos (el propio Athletic o la Juve)… Pero le falta algo, le falta la pasión de la que hablaba Totti, le falta el amor de quienes sienten los colores que ha vestido, le falta un futuro en el que no pueda contener el llanto el día que se retire en un gran campo con una grada entregada. Y le sobra todo lo que cuenta Julen Garro en Sphera Sports.