¡Efectivamente!

Lo dijimos entonces, mientras la policía empujaba cuando no agredía a quienes solo querían votar simbólicamente, y durante muchos días después: la actuación policial del 1 de octubre no solo fue desproporcionada, también fue innecesaria porque la votación ya había sido declarada ilegal, nula, sin efecto. Toda aquella presión y violencia por parte del Estado iba dirigida a intentar cambiar el modo de pensar a golpes, una tradición tan española como irracional. Ahora también lo dice la Audiencia de Barcelona, y la prensa empieza a señalar al desleal juez.

El PP se rompe… por dentro

Ser el líder de un partido no consiste solo en decidir qué se va a decir y entrenar el mejor modo de hacerlo, no obliga solo a reunirse con tus colegas de otros países, líderes de partidos, no conlleva solo acción parlamentaria. Ser el líder de un partido tiene que ser sumamente difícil si te tomas en serio gobernar ese partido que has decidido liderar: tomar la temperatura, unir, coser por dentro cada rasguño con cuidado y equilibrio, y tomar decisiones difíciles calculando bien las consecuencias. Yo creo que esa última parte no la tenía clara Casado, y así le va a ir a partir de ahora.

Ciudadanos, 100% de acierto

Ciudadanos solo gobierna en un municipio de la Comunidad de Madrid (y no creo que lo haga en muchos más): Arroyomolinos. Casualmente, ese es justo el municipio en el que la SER ha descubierto, incluso con grabaciones, cómo manipularon un concurso público para que se lo llevase quien hoy ha pasado a ser un asesor de alcaldía, directamente: en el ayuntamiento repitieron la votación y rebajaron la nota de la verdadera ganadora en un proceso abierto para que se lo llevara Víctor Guillén, que ha acabado siendo hombre de confianza del actual alcalde, Andrés Martínez, de Ciudadanos.

Violencia machista en Kirguistán

No importa lo lejos que esté, importa la brutalidad de la violencia machista en esta república: según la web Código Nuevo (y otras que también hemos consultado) la mitad de los enlaces matrimoniales que se llevan a cabo hoy podrían seguir el rito de “el rapto de la novia” que consiste, literalmente, en eso. Una chica es elegida por un hombre sin saberlo y, en cualquier momento, puede ser raptada, retenida contra su voluntad durante días por las mujeres de la familia del novio (que la fuerzan a casarse o atenerse a las consecuencias en una boda ya organizada) y que suele ser violada si, finalmente, se libera.

Una de fútbol de verdad

El gol de Cristiano Ronaldo al Manchester de esta semana nos maravilla, pero su historia nos horripila. Sin embargo, ese fútbol no tan vistoso y que es el 98% de este deporte (el otro 2% son hoy el portugués más famoso y Messi), está lleno de historias que nos hacen amar este deporte, como la de “Isi”. Isidoro Prieto ha sido el utillero del Rayo Vallecano durante cuarenta años ininterrumpidamente, y por delante de él ha pasado toda la historia reciente de este club y de parte del fútbol contemporáneo. Un hombre que celebra los goles como un hincha y los triunfos, desde dentro.

No hay premio por tener las botas limpias

Comparto con Antonio Agredano la profesión, la edad y una riada de melancolía por nuestras venas. Pero él lo cuenta muchísimo mejor que yo, así que les invito a que lean su blog de vez en cuando, sobre todo si necesitan lamerse las heridas que hace el paso del tiempo. Dice Agredano que en la vida, como en el fútbol, “no hay premio por mantener las botas limpias” y que “ser de un equipo de fútbol es un compromiso moral con la derrota”, como lo es vivir. “Tirar un penalti tiene la bendición de poder fallarlo”, concluye como si nada a mitad del texto. Y permítanme que me quede con este mensaje positivo.

El puto amo

En este domingo lluvioso en el que acabará dando vueltas al periódico, antes o después leerá esta columna y se enterará (si no lo ha hecho antes) de mi admiración por Agredano y por Pep Guardiola. Estoy seguro de que si no fuera ex futbolista y entrenador también hoy estaría escribiendo sobre el catalán porque alguien con sus extraordinarias sensibilidad e inteligencia solo puede brillar. De Guardiola habla sin cortarse su amigo David Trueba para Líbero. Pero su relato vale tanto para el fútbol como para la vida: pasión, clarividencia, imaginación, escritura, conversación y, sobre todo, personas.

No estoy para mitades

En la otra gran revista de fútbol, Panenka, nos hablan de un delantero serbio de veinte años que lo remata todo y está ha llamado a ser uno de los grandes arietes del fututo, y reflexionan al mismo tiempo sobre la figura del “falso nueve” que tan de moda está y, por cierto, podemos atribuir a Guardiola. Si me lo permiten, me quedo con el primero porque no estoy ahora para medias tintas: denme un delantero letal, denme un tipo que va de frente, denme uno que venga a partirse la cara contra dos defensas desde el primer minuto hasta el último, denme la oportunidad de convertirme en eso.

El libro que nunca escribiré

La vida es ese penalti que tiras deseando que, al menos, vaya entre los tres palos. La vida es encontrarse con personas como Guardiola porque uno ya admite que nunca será Guardiola. La vida es conformarse con leer que un chaval que tiene la mitad de tus años está llamado a todo. La vida es darte cuenta de que nunca escribirás un libro y que no te importe. No porque no eres capaz, sino porque no eres famoso. Alberto Olmos vuelca en El Confidencial todo su resquemor, necesario para su catarsis y la mía: “Se han encontrado ya fórmulas para ser escritor sin abrir un libro ni poner una palabra”.

El hijo de Khashoggi

El hijo de Khashoggi que tuvo que estrechar la mano de Salman bin Abdelaziz y Mohamed bin Salman, rey y príncipe de Arabia Saudí, padre e hijo, tiene nombre: se llama Salah, y desde este fin de semana ya no reside en el país árabe. Ha decidido huir de la dictadura que ha asesinado salvajemente a su padre y le ha obligado a recibir las condolencias de quien quería verle muerto. El hijo de Khashoggi podría ser, perfectamente, título y materia para una columna de su propio padre, pero ya nunca lo será porque hay mucho hijo de puta suelto en este mundo, y eso es peor que la melancolía.

Sí, nos toca

Si me hiciese pasar por un activista de izquierdas les estaría engañando y me estaría mintiendo. Sé cómo funciona la política y he intentado comprender y explicar las exigencias de Europa y los gobiernos más cercanos. Pero también creo que para seguir siendo justo hay que dar ya un golpe sobre la mesa. Y las subidas de las pensiones y el SMI han sido dos que tienen que suponer un punto de inflexión para que la clase media (que la formamos casi todos) deje de verse ahogada por impuestos y recortes, y se recupere. Ya vale de rescatar a los de siempre. Nos toca.

La verdad

Me esfuerzo en conocer el suelo que piso, y sé que, en política, en lo implícito puede ir lo más importante de los mensajes (entendiendo algunas decisiones también como mensajes). Este fin de semana el extraordinario Miquel Roig, sin embargo, decidió ser explícito en dos tuits que ponen muchas cartas europeas boca arriba: “Si me permiten la paráfrasis, España hace como que cumple y la Comisión como que vigila… Lo que cambia este año con el nacionalpopulismo italiano es que Italia no hace ni amago de querer cumplir y, claro, eso es un desafío político”. Sigamos haciendo como que.

No, no lo necesitamos

La periodista de TVE, Ana Ruiz Echaurre también clavaba en un tuit una acertada reflexión, de esas que abren debates: “No necesitamos que un reportero se meta en el agua hasta las rodillas para contarnos que llueve y es peligroso. Es peligroso para él y un mal ejemplo para prevenir accidentes. Ya está bien de espectáculos absurdos en vez de información”. Y estoy de acuerdo: ciertas modas, sobre todo en los directos, siguen resultándome incomprensibles y, como casi todas las modas, prescindibles. Son muchos años ya de tele como para saber qué aporta y qué no.

El otro gran tabú del fútbol

Son dos los grandes tabúes del fútbol actual: el de la homosexualidad de los futbolistas y el de la imposibilidad de ser madre (por contrato, incluso) de las futbolistas. Por eso es estupendo que en el Twitter de Panenka hayan recuperado su artículo sobre lo silenciada que esta esa práctica. No la de la maternidad, sino la de la imposibilidad de ejercer tu derecho a planificar tu vida por contrato. Unos contratos que, además, por la histórica situación del fútbol femenino, en nada son comparables a los de los profesionales del masculino. Aunque se han tomado medidas será importante levantar el tabú.

Uber, el liberalismo perfecto

Ya pocos se atreven a decir lo que dijeron: que Uber era un espacio colaborativo que había proporcionado la tecnología, un ejemplo a seguir para transformar la economía y hacer posible una utopía socialista o casi comunista. Hoy Uber es ya el mejor ejemplo de lo que es el liberalismo salvaje, y Esteban Hernández lo describe muy bien en El Confidencial: el trabajador paga los impuestos y la herramienta de trabajo, y la empresa optimiza la inversión en recursos (lo que cuesta la web, los abogados y la publicidad). Además, el trabajador se controla por la puntuación constante del cliente.

No, no has montado una “start-up”

¡Qué alegría me ha dado leer la pieza sobre las “start-ups” en Pymes y Autónomos! En este blog recuerdan que, efectivamente, tú no montas una start-up ni siquiera aunque tu empresa sea de base tecnológica. Son las circunstancias las que definen que tu empresa se convierta en una start-up: desarrollo basado en ideas propias y crecimiento acelerado. Incluso Google sigue siendo una start-up hoy. Y tu empresa dejará de serlo cuando desarrolles ideas basadas en las de la competencia, tu crecimiento se estanque y, en definitiva, tu marca sea como las demás, pero no lo eliges tú.

No, no todos lo hemos hecho

Me horrorizan los titulares de algunos digitales que, sobre todo en esas piezas de media web hacia abajo, tiran de tópicos: “Tú también has pensado alguna vez en matar a tus hijos” (les juro que he leído esto en alguna ocasión). Esa moda en Twitter también se ha generalizado, pero a todos esos que nos dan lecciones desde su atrevimiento, Edu Galán les da una buena respuesta: “Esta gilipollez de ‘todos somos machistas’, ‘todos somos racistas’, ‘todos somos violentos’, ‘todos somos…’. No, mire, lo será usted, que lo del pecado original ya está muy superado”.

El alquiler de viviendas en Euskadi

Me ha resultado muy interesante el post de Josean del Moral sobre el alquiler de viviendas en Euskadi, sobre todo, por los datos: “El precio medio de un alquiler en Euskadi está situado ahora en 983 euros al mes. El récord de precios de alquiler estaba hasta ahora fijado en 968 euros en 2008. (…) Mientras en el conjunto del Estado apenas un 5% de la población alquila, en el País Vasco este porcentaje no llega al 3%. (…) A nivel estatal el 20% de las viviendas se arriendan, frente al 10% de Euskadi. (…) Por si fuera poco, gran parte de él es público o semi-público, con lo que pisos en el mercado ‘libre’ hay poquísimos”.

Y en primera línea se deprecia

El de Magnet no es el primer texto que leo al respecto, y esta vez lo de que el río suena porque agua lleva es especialmente apropiado: el calentamiento global y sus efectos, como el aumento del nivel del mar, estaría empezando a afectar al precio de algunas viviendas en EE.UU., según varios informes inmobiliarios de aquel país. Las declaración de zonas inundables, bien al borde de la costa bien en algunos espacios interiores, hacen que el precio de las viviendas allí situadas caiga hasta en 6.7000 millones de dólares (ya sabemos que a los gringos les encanta dar este tipo de supercifras).

Gracias, PC Fútbol

El texto tiene unos meses pero la semana pasada resurgió gracias a Twitter: en Panenka hicieron una entrevista y, a la vez, un pequeño homenaje a uno de los creadores del mítico PC Fútbol que, a quienes nos gustaba el fútbol y vivimos el surgimiento de los ordenadores, tanto nos marcó. Cuenta Gaby Ruiz cómo él (un apasionado de este deporte) y sus hermanos (programadores que no tenían ni idea de fútbol) se inspiraron en juegos británicos y se empeñaron en mejorarlos, y cómo hasta algunos futbolistas profesionales también les confesaron su afición al videojuego.

Montoro nos la cuela

El apoyo del PNV a los presupuestos a cambio de una subida generalizada de las pensiones hasta el nivel que reclamaban los colectivos de afectados, la actualidad catalana y el fin de ETA, han sido tres cortinas de humo estupendas para que nos cuelen esto: “Montoro crea un paraíso fiscal del juego en Ceuta y Melilla para competir con Gibraltar. Hacienda reduce la fiscalidad de las apuestas ‘online’ y convierte a las dos ciudades autónomas en imanes para las operadoras ante el Brexit o los cambios legales en el Reino Unido”.

Sociología catalana

La actualidad de la que les hablaba en el anterior párrafo también ha impedido que, hasta hoy, pueda traerles los gráficos que hemos encontrado en Politikon sobre la socioeconomía del votante catalán. Dos datos: entre los partidos españolistas, Ciudadanos barre al PSC entre las clases más humildes. Y entre los partidos nacionalistas catalanes, la CUP tiene mayor porcentaje de voto en las clases más altas, lo mismo que les pasa a ERC y PDeCat. Pero eso ya lo sabíamos.

Nos engañan

“Un millón de personas han dado sus datos a Change.org en 2018 pensando que pueden conseguir algo por esa vía”, tuiteaba un usuario con solo 800 seguidores pero mucha razón con su alerta. La plataforma no es una vía para nada… Salvo para la recolección de datos personales con la excusa de las causas justas. Cuando un usuario da su nombre, e-mail, redes sociales y va dejando rastro de con qué empatiza, da datos a una empresa que no genera retorno social alguno.

En China tienen un plan

Tengo la impresión de que en China cada paso que dan les acerca a algo que aún no se ha materializado pero va a parecerse mucho a la dominación del resto del mundo. Tanto espacio, tanta gente, tanta capacidad de trabajo y de aceptación de las normas impuestas impresiona: “En el primer cuarto del año China ya ha instalado la potencia equivalente a 10 centrales nucleares sólo en parques solares. Es una cifra salvaje fuera de los parámetros de cualquier otro país del planeta” (Magnet).

Gracias, William McGregor

Este año la liga es una penitencia para los seguidores del Athletic, y una generadora de buenas noticias, por rachas, para el resto de equipos vascos. Pero sin duda, “la competición regular” es un inventazo. Una gran idea que debemos a un escocés, William McGregor que, en los inicios del fútbol, allá por 1880, como directivo del Aston Villa, tuvo la idea de crear un torneo complementario a las pequeñas competiciones por eliminatorias. Gracias, Panenka, por contarnos estas historias.