Violencia contra Catalunya

Con la maquinaria del estado español a pleno rendimiento, intentando generar un relato sobre Catalunya de dentro hacia fuera y de fuera hacia dentro en el que la violencia policial no ha existido y todos los independentistas son peligrosos, aparece Rigoberta Menchú para condenar la represión violenta en Catalunya. Violencia, la del 1 de octubre pero también la que están sufriendo los detenidos y las personas que, elegidas democráticamente, serán apartadas de sus funciones.

Maldita hemeroteca…

Desde 2012 hasta hoy ha cambiado mucho la realidad catalana, pero no lo ha hecho Joan Tardá. Y la portavocía de ERC en el Congreso si ha cambiado algo solo ha ido a peor, con Gabriel Rufián haciéndose el gracioso con temas y consecuencias muy serias. Pero volvamos a Tardá, que en una tertulia aquel año reconocía a Pablo Iglesias que el 155 les “iría de coña” para generar movilizaciones y simpatías. Sin duda, muchos con responsabilidades en Catalunya no han medido bien.

Marina Albiol, el submarino

Si Farage, uno de los padres del Brexit, sigue en el Parlamento Europeo con sus carteles en los despachos, su boicot permanente a la institución y su sueldazo de europarlamentario, ¿por qué no iba a hacerlo Marina Albiol, que lleva varios tuits navegando en una aparente contradicción entre sus principios y sus finales (sobre todo, sus finales de mes en la cuenta corriente)? Por mi parte, me quedo con Europa y su proyecto. Pero sobre todo con los políticos coherentes.

Menos Franco y más Casado

Carlos Malpartida lo clava: “Lo nuevo, el futuro, era hablar todo el día de Franco. Telita. Vamos de modernitos pero somos mucho más viejos que nuestros padres”. Porque no hace ningún favor a las causas que creemos justas tanta referencia al “régimen del 78” ni al anterior, el de verdad. Tampoco aporta nada que todo sea calificado como “fascista” cuando vemos actuar a fascistas de verdad. Llamemos a las cosas por su nombre que eso incomodará más a los Casado y los Rajoy.

Blanqueando la legión española

Hacía tiempo que no leía algo tan asquerosamente cortesano como lo de Ramón Valle en El Español sobre la legión española. Un cuerpo poco menos que de élite admirado en el mundo entero, sobre todo, por lo buenorros que están y por ese uniforme que les deja ver el pecho y los biceps. ¿Y los tatuajes fascistas? De eso, ni palabra. ¿Y las noticias que hemos leído de peleas e incluso tráfico de drogas? Ni mención. Un blanqueo el de Pedro J. que ni el de la lejía.

Usuarios maltratados, el serial

20170412_usuarios

Esta vez nos hemos llevado todos las manos a la cabeza: ¿cómo puede una compañía como United Aerlines maltratar así a uno de sus pasajeros? Uno de sus usuarios, elegido al azar, fue sacado del avión por la fuerza porque nadie quería abandonarlo pese al overbooking que había generado la propia compañía. El caso es extremo y ha llevado a su máximo responsable a dar la cara (vía Twitter) pero, ¿cuántas veces nos maltratan las grandes empresas dejándonos sin servicio?

La nueva política es pagar como dé la gana

Unidos Podemos dice que no debe nada a los bancos… Mientras Izquierda Unida renegocia su deuda. Y ahora también nos enteramos de que los “microcréditos” de los electores tampoco son suficientes porque las cuentas para pagos de campaña se quedaban sin dinero y en Podemos tiraban de otras para abonar facturas, lo que está prohibido. Aún así, tenían pendiente de pago más de medio millón de euros a sus proveedores de campaña después de que pasara el plazo que establece la ley.

Son legionarios, ¿qué te sorprende?

Modesto García es así de expresivo en Twitter: “Flipad, legionarios cantándole ‘Soy el novio de la muerte’ a niños con cáncer en el Materno-infantil de Málaga”. Y deja un vídeo de cincuenta segundos para que comprobemos que lo que cuenta es cierto. La falta de sensibilidad de los legionarios solo es comparable a la de quien les llamó para entretener a los menores. ¿Qué esperaban, afecto y cuidados especiales? Esos niños son material delicado.

Ignacio Arsuaga y la búsqueda de atención

Ignacio Arsuaga, presidente de Hazte Oír ha tuiteado que estaba siendo acosado y que, para hacerle más daño, le llamaban desde un número con muchos seises (ya saben, el número del diablo), y pedía una oración por su familia. Pero la foto que adjuntaba de la pantalla del teléfono ni siquiera era suya: la había utilizado otro usuario días antes como pudimos comprobar. Más tarde, el líder de extrema derecha borraba el tuit y en Facebook aseguraba que le habíamos entendido mal. Cosas del demonio.

Williams, del Athletic

Lo que necesita el Athletic es más jugadores que sean del Athletic. Que lo sean como lo somos sus aficionados que hemos fantaseado con jugar para nuestro club y solo para él. Como Iñaki Williams que ha señalado que no le interesaba la supuesta oferta de la Juve ni de otros equipos grandes porque él ya está jugando en el más grande. Esa “es la frase”, como tuiteaba mi amigo y compañero, Iker Fernández, y esa es la actitud que tenemos que enseñar a los aficionados más jóvenes.