Cavernícolas disfrazados

“Se aplicará el 155 las veces que haga falta hasta tener el gobierno que nos merecemos”. El titular retrata al personaje: Juan Carlos Girauta, que no duda en pasarse la voluntad de la ciudadanía catalana por el arco del triunfo hasta que el resultado de las elecciones le guste. ¡Vaya sentido de la democracia tiene el diputado! Mejor harían en Ciudadanos en dedicar su energía a responderse por qué nadie quiere pactar con Arrimadas pese a haber ganado las elecciones.

“El 80% de los españoles”

Me he tenido que ir hasta 2015, cuando una encuesta afirmaba que el 80% de los votantes del PP estaban a favor de la cadena perpetua encubierta recientemente derogada. Puede que la diputada de este partido, Lola Alba, se refiera a ese dato cuando tuiteó que “el 80% de los españoles está a favor de la prisión permanente revisable que el PP aprobó en 2015”, pero estaría confundiendo su país con su partido. En cualquier caso, ¿qué más da? ¿Todo vale para seguir saliendo en la foto?

Políticos lejanos

Una de las primeras críticas que merecen los gobiernos de Mariano Rajoy (luego vienen todas las demás) es que están formados por millonarios que viven muy lejos de la realidad. No solo eso: no son pocos los diputados del PP que llevan toda la vida con España a sus pies como describió Delibes. Entre ellos, Celia Villalobos se ha ganado que la pongamos de ejemplo de demasiado buen vivir con sus 85.000 € al año desde que en 1989 entró en el Congreso y su descaro hablando de los pensionistas.

¿Empleos?

Acierta mi compañero Roberto García en Twitter con su crítica a la base de la noticia: llamamos “empleo” a lo que no lo es y, así, llegamos a paradojas como la que leemos en Público. Agárrense: “Deliveroo amenaza a la UE con 54.000 empleos menos si se reconocen los derechos de los repartidores”. Es decir: si la UE obliga a la empresa a tratar a sus “colaboradores” como empleados de verdad, Deliveroo dejará de contar con ellos. Pero de “despedir” no puede hablar.

Jugadores árabes en la Liga

Estoy deseando ver el rendimiento de los jugadores árabes que han aterrizado en la liga española después del acuerdo que este organismo ha alcanzado con Arabia Saudí, que quiere que sus futbolistas se hagan un pequeño Erasmus. La noticia nos sirve para recordar que la Liga es una empresa privada que mete mano en las plantillas en virtud de acuerdos particulares. Este es el entorno en el que se mueven nuestros equipos, adaptarnos es una necesidad.

¡Qué campechano!

Tirar a una mujer por la borda porque la reina te va a pillar con ella es un gesto de campechanía. ¡Hay que ver cómo es este Juan Carlos! Ojo, que no fue él el que empujó a la modelo, lo hizo su escolta privada (que es pública). ¿Y a Sofía, cómo se le ocurre acercarse a ver qué hacía su marido si todos sabemos que es un pillín? Y hasta aquí mi pagafantismo monárquico porque, sinceramente, no me he soportado más. ¿Cómo pueden hacerlo otros durante tantos años?

Lo importante

Estoy de acuerdo con mi compañero Roberto García: ¿nadie se da cuenta de que a Sofía de Grecia le han asignado entre todos el papel de cornuda sumisa ni de que emite el mensaje de que debe aceptar con elegancia su condición? Añado otra cuestión: ¿cuánto dinero público hemos “invertido” en esconder amantes y niditos de amor (otros los llamarán “picaderos”)? Termino: imagínense el escándalo si estuviésemos destinando dinero público a silenciar novias y actos de Juan Carlos I.

El día que terminó el procés

El pasado 11 de enero pudimos vivir el final del Procés. El mismo jueves los letrados del Parlament cerraron las puertas a una investidura a distancia de Puigdemont, Forcadell renunció a ser presidenta del Parlamento, poniendo muy difícil la elección del próximo que estirará las normas de la cámara y, finalmente, “los Jordis” admitieron que no existe la vía unilateral y que las cosas se tienen que hacer como diga el gobierno español. Con trampas, sí, pero España ha ganado.

No éramos cavernícolas

No voy a celebrarlo, evidentemente: esa victoria de España en Catalunya que los protagonistas del Procés ni supieron evitar ni cuyas consecuencias calcularon, empuja hacia atrás al resto de nacionalismos en Europa. Y esa no es una buena noticia. Precisamente para que no se diera algunos nos hemos empeñado durante todo este tiempo en avisar al independentismo catalán de que lo que planteaba era imposible, como ahora reconoce, y como dice Miquel Roig, nos acusaban de estar en la caverna.

YouTube castiga a Logan Paul

Le castiga pero poco, es decir, temporalmente: YouTube está muy preocupado desde hace un año en que los grandes anunciantes no se enfaden porque sus marcas aparecen en canales muy vistos, sí, pero cuyo contenido resulta aberrante, como el de Logan Paul, que después de muchas fechorías acabó riéndose del cadáver de una persona que se había suicidado. YouTube le ha retirado del programa Premium… Pero no le ha cerrado el canal porque le restituirá su estatus antes o después.

«Si alguien se mete conmigo yo me meto con él»

20160929_mete

La cita corresponde a una línea de guión extraordinaria de Los Intocables de Eliot Ness, y la pronuncia Robert de Niro, que en esa película interpreta a Al Pacino Capone. Ahí es nada. Confieso que no pude evitar recordarla mientras leía la noticia en El Confidencial de que González había dado la puntilla a Pedro Sánchez: “Me dijo que se abstendría en segunda votación. Me siento engañado”. El ex presidente español devuelve al desgastado candidato, así, esa traición: haciéndola pública en el peor momento político para Sánchez. Y hasta aquí llegó el PSOE.

“Pesebrera”, y de las malas

Cuando Pablo Iglesias era solo un político de plató de televisión calificó como “pesebreros” a los consultores, asesores y, en general, trabajadores de un partido político. Lo que es hoy Carolina Bescansa en Podemos. Lo malo es que esta pesebrera-socióloga parece de las malas cuando insiste en la misma idea que Eduardo Maura: “Si solo votaran los menores de 45 años Pablo Iglesias sería presidente”. El periodista Roberto García le corregía muy gráficamente en Twitter: “Que se dé un paseo Bescansa por Santander a ver qué vota la chavalada de menos de 45…”.

Reinventar la democracia era esto

No son buenos días para los de Podemos, que se están hartando de demostrar cómo entienden ellos la democracia. Lo de Eduardo Maura lo agrava Carolina Bescansa, y lo de Bescansa lo agrava Miguel Anxo Fernán, que llama “ignorantes” a los votantes gallegos que no han confiado en Podemos. Es decir, a Podemos le votan solo los jóvenes listos. El resto de la ciudadanía les sobramos, no servimos. Yo me excluyo porque soy tan tonto que un candidato de Podemos me dijo que tenían que enseñarme a manejar Twitter.

Rita Barberá se ríe de nosotros. Como siempre

Empiezo por lo que ya me habrán leído en alguna ocasión: no me importa cuánto ganan los políticos, me importa que se lo ganen. Y entiendo que un representante público tiene que tener un buen sueldo porque también tiene responsabilidad y porque tiene que ser inmune a las tentaciones. Pero lo de Rita Barberá sí que jode, oigan. No solo porque se duerma en el Senado o por el dineral que se saca al pasar al Grupo Mixto y disponer de más recursos, sino porque viene del grupo del PP riéndose de todos. De los suyos pero también de usted y de mí.

Y ahora, el “tapapá”

“Nunca hemos tenido peor resultado en el País Vasco pese a las cosas que hicimos… tá-pá-pá”. La frase pertenece al mismo interlocutor y la misma entrevista con la que hemos abierto la columna: Felipe González hacía un repaso a la situación global de su partido, incluido Euskadi, donde el que fuera presidente del Gobierno español en la época del GAL, reconoce que hicieron “cosas”. ¿Qué cosas, Felipe? Lo pregunto para ver si podemos ir tachándolas con una “equis”. Me voy a ahorrar el calificativo que se me ocurre porque no quiero meterme en un lío.

El día empezó así

20160303_empezo

Fernando González Urbaneja resumió muy bien en un tuit cómo empezaba la jornada en el Congreso de los Diputados: “Rajoy vive en otro mundo, su intervención ha sido patética. Los aplausos de los suyos deprimentes. Restan y restan”. Añado: se lo puso fácil a quienes quieren enfrentarse a la nueva política abanderando la nueva (en nombres, pero no en ideas, visto lo de ayer), con expresiones antiguas, posiciones esperables y un discurso bronco pero sin brillantez.

La estrella de la mañana fue Iglesias

Lo esperábamos todos: a Sánchez le puede el discurso y las maneras de libro, Rajoy está absolutamente agotado y caducado, el de Rivera fue un discurso de salón (el que esperábamos todos) pero sin entrar en el barro. Pablo Iglesias era el candidato de todos para alegrarnos la mañana repartiendo estopa, por lo menos, con más frescura que Rajoy (pero con la misma falta de brillantez): “Tú eres como un jefe de centuria y tú del partido de la cal viva. Pactamos o qué”, leíamos en Twitter.

La foto, ¿buscada o casual?

El beso entre Pablo Iglesias y Xavier Domènech cuando el catalán regresaba a su escaño es, sin duda, una de las fotos de la jornada. Pero la imagen, no sabemos si buscada o encontrada, no puede tapar un mecanismo un tanto perverso en el reparto de tiempos que se ha inventado Podemos: Iglesias pisó el tiempo de Domènech antes de su beso, y Domènech pisó sin que le importase el de la gallega Alexandra Fernández. Y en el turno de réplica, por cierto, ninguno tuvo oportunidad: solo habló Pablo.

Y Rivera habló bien pero no dijo nada

Roberto García empezó contando las veces que Albert Rivera dijo “clase media trabajadora”. La muletilla era solo una muestra de la cantidad de tópicos y lugares comunes que usó el de Ciudadanos durante su discurso. Una intervención cuidada en las formas y hueca en los contenidos que invitaba a pensar que los únicos que ayer mostraron un acuerdo fueron los políticos con menos fondos y la telegenia más cuidada. Una circunstancia significativa

¡Malditos móviles!

Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez echarán la culpa a su móvil, pero ahí estaba también la socialista Amparo Rubiales, que no necesitaba Smartphone alguno y su mano le ofrecía un entretenimiento mayor que lo que sucedía en el hemiciclo. La foto de la desidia, sacada el martes, ha corrido por Twitter junto a mensajes de indignación durante las dos jornadas de la votación, sobre todo después del ascenso del paro en España, que conocíamos ayer.

Los 425.000 € de Monedero

20150122_monedero

Las explicaciones de Juan Carlos Monedero en ‘La Sexta’ (¡cómo no!) sobre los 425.000 € de fuera de España que ha facturado por medio de una empresa sin trabajadores no parecieron convencer a los habituales del comentario político en Twitter. Javi Vizcaíno exclamaba: “Si cuela la ‘explicación’ de Monedero, puede colar cualquiera”. Roberto García era más expresivo: “Antes de usar el rotulador gordo hay que tener claro que tienes el culo limpio”. Y quien tuitea como Philmore A. Mellows (casi 15.000 seguidores) tiraba de sarcasmo: “Ahora que Monedero ha explicado que los 425.000€ proceden de Bolivia, Ecuador, Venezuela y Nicaragua uno ya se queda más tranquilo”.

Los 200.000 de Bárcenas

Y con el patio de quienes hacemos comentarios políticos en Twitter revuelto, cae un bombazo: Luis Bárcenas saldrá de la cárcel a cambio de una fianza de 200.000 €. Una ridiculez para quien solo en Suiza pudo tener hasta 22 millones de euros, y otro tanto repartido por el mundo, según las informaciones que hemos ido coleccionando. Es como si a un mileruista le ponen una multa de cuatro euros y medio a cambio de evitar el calabozo. Pero lo peor es la reacción chulesca del propio Bárcenas: “Salgo con el mismo peso y el mismo pelo”, fue lo que dijo a sus abogados cuando fue conocedor de la decisión, según ‘Vozpópuli’.

Aquí nadie sabe nada

Pero contengan la náusea que esto no ha acabado aún: la cuenta oficial en Twitter del ministerio español de Justicia tuiteó la entrevista del ministro Rafael Catalá en ‘Espejo Público’. Hasta aquí todo normal salvo por las siguientes declaraciones: “El perjudicado es el PP. Bárcenas se quedó con dinero del PP. No hay una caja B que esté acreditada”. Como diría Cristina Pardo en Twitter: ¡y ponga aquí una de bravas! Al final va a parecer que los tesoreros del PP, que han sido imputados todos, sin excepción, no tienen nada que ver con el PP.

Y Esperanza Aguirre, de rositas

Si lo dice un juez tendremos que creernos que Esperanza Aguirre no cometió ni delito ni falta cuando, según declararon los agentes agredidos y hemos conocido por las transcripciones filtradas, la presidenta del PP de Madrid (que ese cargo no lo suelta) aparcó en el carril bici, empujó la moto de un agente que iba a multarle, y se dio a la fuga. Pues bien, la causa ha sido archivada y la ex presidenta de la comunidad y posible candidata a alcaldesa de la capital, solo tendrá que abonar la multa por aparcar mal un momentito. Ahora, sí, pueden soltar la náusea.

Y hoy responde Oregi

La tendencia habitual de las entrevistas que la ciudadanía ha venido haciendo al lehendakari Urkullu y sus consejeros y consejeras es que éstos y éstas son interpelados por las cuestiones sectoriales que encabezan. Así, es de esperar que a Ana Oregi le pregunten por el medio ambiente, los transportes, o la planificación territorial. En cualquier caso, preguntas que ha hecho y votado la ciudadanía. Hoy, a partir de las 10:00 h. en el canal de YouTube de Irekia y, por supuesto, por medio de sus redes sociales digitales, las respuestas.