Debut de Nico Williams

No pudo ser con victoria, sino con un triste empate a dos contra el Valladolid, a pesar de ello, seguro que está súper feliz.

Otro Williams en San Mamés (Foto: Pablo Viñas)

28 minutos más el descuento tuvo para intentar demostrar lo que puede ofrecer. Sustituyó a Álex Berenguer e intentó aprovechar su velocidad por banda para contribuir al ataque de su equipo. Quizá por nervios, o quizá por su forma de jugar pecó un poco de individualista, pero no me quejo, porque sí vimos, que no se esconde, encaró, hizo buenas conducciones de balón y tiró a puerta… Un pase al área que hizo fue defectuoso pero de nuevo, repito, que sería por nervios, ya que es una de sus cualidades. De hecho, en el Bilbao Athletic ya lleva 8 asistencias, por no hablar de los 9 goles que también ha conseguido. Creo que va a ser un jugador importante para este equipo, aunque sea en el futuro. Sus 18 años nos dan mucho margen. Habrá Williams para rato. Zorionak Nico!

Además para aumentar la alegría de la familia jugaron los dos hermanos juntos, porque Iñaki entró al campo en el minuto 72. De refresco, sirvió para que se fuese varias veces del defensor. En una de ellas fue hasta la línea de córner, pasó atrás y Raúl se encargó de marcar el segundo gol, que ya pensábamos que sería el definitivo. Ingenuos que somos. Iñaki tuvo otro par de contrataques pero no fructificaron. Tengo que decir, que estoy de acuerdo con Marcelino en este nuevo rol que le ha dado a Iñaki. Salir desde el banquillo y aprovechar su velocidad para hacer daño a los rivales. De paso, seguir con Villalibre de titular, que ayer volvió a demostrar que aporta. Casi metió un gol pero Masip no estuvo por la labor. Le hizo un paradón. Morcillo también hizo un primer tiempo impecable, a lo que añadió su primer gol en la categoría, y un buen encuentro, en general. Zorionak al de Amorebieta que además, consiguió un golazo! Y estuvo a punto de meter otro, pero de nuevo se lució el portero.

Para seguir con los nombres, Sancet repitió titularidad, lo que también aplaudí, y lo hizo, así mismo, muy bien. Tenemos equipo con los jóvenes. Y muy bien el entrenador, por insistir con ellos.

El primer tiempo de los rojiblancos fue de control de juego alternando con buenos ataques, que se tenían que haber traducido en algún gol más, pero… fue el día de Masip. Pena. A pesar del dominio, hay que decir que el Valladolid sin hacer gran cosa nos metió un gol al final del primer tiempo, anulado por fuera de juego. ¡Qué fácil nos meten goles!

En el segundo tiempo, los blanquivioletas dieron un paso adelante y se empezaron a meter en el partido de forma más continuada. Pero sin crear mucho peligro aunque con unos cuantos corners. Y si a eso le unimos que tienen un jugador muy pequeñito, ya está todo dicho, para que él, Orellana te meta un gol de cabeza, en un córner. Madre mía. Así empataron, pero al de poco, llegó el gol mencionado de Raúl, que pudo ser definitivo. Pero… parece que pudiendo fallar… es casi normal que el Athletic falle y… esta vez, u otra vez… Núñez se quedó esperando a que le llegase el balón en el centro del área, y Weissman no rechazó el regalo, fusilando a gol. De no creer. ¡Qué manera más idiota de tirar dos puntos a la basura! En un partido que se jugó bien, en el que tuvieron muchas oportunidades y que podía haber sido un marcador abultado, pero… Esos errores terroríficos nos machacan. Porque además, tengo que decir, que no han sido éstos comentados, los únicos errores que se produjeron. Hubo

, dos salidas de balón horrorosas de Simón, otra de Íñigo, convertida en contrataque de ellos, y creo que se me olvida alguna… Ah, por no contar la doble oportunidad de Íñigo, cara a puerta. Vamos, que te pilla un equipo que no está en descenso y te monta un lío mayor, porque los regalos se pagan.

Conclusión: ganar dos partidos seguidos se convierte en un imposible. Una pena, pero me quedo con lo positivo: debut de Nico Williams, primer gol de Morcillo, continuidad para los jóvenes y muy buenos minutos de juego, aunque fuesen intermitentes. Hay mimbres. Sólo hay que seguir trabajándolos

Ahora, hasta el lunes no tienen partido, y esta vez contra el Sevilla, allí. ¡Ahí es nada! Pero teniendo en cuenta que los retos fáciles no nos gustan, sino al contrario, preferimos lo difícil, habrá que volver a decir… ¡a por ellos! Y…

¡Aúpa Athletic!

¡Qué fácil pierde el Athletic dos puntos!

Podría empezar hablando de la Asamblea de compromisarios de ayer pero necesito tiempo para digerir tanta chapuza. Así que paso a comentar el partido, aunque tampoco me muero de ilusión por hacerlo.

Yeray desafortunado ayer (Foto: EFE)

Es increíble lo poco que tiene que hacer el equipo contrario para llevarse dos puntos de San Mamés. Hemos pasado de ser una defensa súper solvente a cometer errores de bulto que ayer hicieron otra vez que el Valladolid se llevase algo positivo. En el primer tiempo el fallo clamoroso es de Yeray y gracias a que Unai está muy fino y logró salvar el uno contra uno, porque si no hubiésemos tenido que jugar con el marcador en contra.

A parte de ese fallo, el primer tiempo fue de claro dominio nuestro pero no conseguimos rematar las jugadas. De cara a puerta no estamos finos y lo que se crea, que tampoco es mucho, no se materializa. De hecho el gol nuestro… de Williams cuenta con un mucho de fortuna porque el tiro iba abajo, precisamente donde estaba el portero, y gracias a que el balón toca en el pie del defensa y se eleva pasando por encima del portero. Ģol que no sé muy bien por qué, hace que nuestros jugadores reculen un poco en el segundo tiempo dándole campo al Valladolid para que empiecen a dominar el encuentro. Hasta que llega otro fallo de Yeray y de ahí, en el pase al área, entre Unai e Íñigo Martínez el balón acaba en gol. Un horror que no se soluciona después por incapacidad. Sí hay empuje, pero… ideas pocas o ninguna.

Muniain tira una vez a puerta pero sin fruto, sobre todo por la buena parada de Masip. Pero me pregunto… ¿en un contrataque de 3 contra 1… la mejor opción es tirar a puerta? Francamente, perdonad que lo dude. Nada más.

¿Los cambios? No me han gustado ¿Quitar a Córdoba (muy flojo todo el partido) para sacar a Beñat poniendo a Unai Lopez en banda? Buf… la banda un coladero. Desorganización total. ¿Quitar a Raúl? Me parece uno de los pocos que te puede hacer un gol de la nada. ¿Para sacar a Larra? No sé.. No lo veo. Ya sé que no lo va a hacer Garitano, pero me encantaría ver a Ganea de interior izquierdo. Córdoba no está teniendo mucho éxito… pues ¡pruébale! ¿Qué se pierde? No lo entiendo.

Y la semana que viene contra el Atlético de Madrid ante los que mucho tendremos que cambiar para conseguir algo. ¡ A por los colchoneros! Y…

¡Aúpa Athletic!

Valladolid también desperdiciado por el Athletic

El partido de ayer en Valladolid empezó a las 18:30 de la tarde, pero el Athletic no comenzó a jugar hasta las 19:00.

Golazo pero sin oposición (Foto: EFE)

Algo que para cualquier aficionado del Athletic tiene muy difícil explicación, y si no que se lo pregunten a los 2.000 valientes que ayer se trasladaron a ver a los rojiblancos en vivo. Bueno… vivos vivos no es que estuvieran en ese inicio de partido, en el que los pucelanos nos pudieron hacer un roto, más grande que el que vimos. Gol a favor en el minuto 20, aunque podía haber sido bastante antes. El gol, por cierto, lo mete Waldo, un jugador que hasta ahora no había marcado nunca. ¡Cómo nos gusta dar este tipo de alegrías! El jugador coge el balón en su campo y recorre todo el resto, tranquilamente, sin que nadie del Athletic le salga al paso. Todos reculando a la vez que él, mirándole, pero sin entrarle, llega al borde del área y con San José dándole todo el espacio del mundo, chuta sin oposición. Increíble.

Un centro del campo, que por cierto, estuvo missing durante todos los primeros minutos. San José intento hacer unos cuantos pases largos que, por supuesto, no llegaron a nadie. Córdoba y Muniain tampoco estaban. De Dani García pocas más noticias había. 30 minutos terribles en los que el Valladolid nos dio un auténtico baile. Recuerdo, por si a alguien se le ha olvidado, que el Valladolid estaba en puestos de descenso.

La pregunta es sí plantándonos así en un partido que es vital para acceder a la quinta o a la sexta plaza, pretendemos de verdad conseguir algo positivo… Lo dudo. Conclusión: otra nueva oportunidad desperdiciada. Das alas a un equipo que está prácticamente muerto y para cuando reaccionas ya no lo consigues.

En el segundo tiempo el Athletic fue mejor, en principio y seguro, por la presencia de Raúl García que no jugó de inicio, algo que es también inexplicable. Y también por la presencia los últimos 20 minutos de Ibai que sustituyó a un Muniain muy desacertado. Ibai en ese tiempo que estuvo puso por lo menos 4 balones que podían haber sido gol. Pero no se acertó con los remates, y el palo y Masip también lo impidieron. Pero… no se puede empezar a ir a por la victoria en el segundo tiempo. Tarde.

Es para tirarse de los pelos porque podríamos estar ahora a dos puntos del Sevilla. Pero… nada… a seguir soñando. Lo increíble es que seguimos teniendo opciones… se ve que el resto tampoco está para echar cohetes. Pero si conseguimos el billete para Europa, bueno y aunque no lo consigamos, ya podemos remodelar ese centro del campo porque… madre mía… ¡qué desastre! ¿No tienen cabida Nokaskoain e Unai López en él? Me extraña pero… se ve que Gaizka no lo ve. Piénsatelo Gaizka, aunque sea que jueguen los dos últimos partidos… seguro que lo hacen mejor.

Contra el Celta no se puede fallar. ¡A por el Celta¡ y…

¡Aúpa Athletic!