El Santander

20160604_santander

Fue uno de los temas del día en Twitter, alentado por un montón de tuits de “última hora” que hablaban del registro de una sede del Banco Santander por blanqueo. Con el paso de los minutos, quedó claro que buscaban información relacionada con la investigación al HSBC. Pero quedaron también los tuits generales de cierta algarabía por ver a una entidad que, ciertamente, maltrata a sus clientes, en un apuro semejante. Aunque el dinero sea el mejor impermeable.

Rubalcaba tuitea por campaña

Es tan cierto que el corazón que exhibe Unidos Podemos intenta ser el maquillaje que ablande la imagen de una coalición de tipos duros sobre el papel, que como todo el mundo sabe, lo resiste todo. Pero no es menos cierto que Alfredo Pérez Rubalcaba y su apelación a Heidi en Twitter queda un poco desubicada: la reactivación de la cuenta, a menos de una semana de la campaña, y el eco que tuvo en los digitales, suena a eso, a campaña. Y por lo tanto, a hueco.

Esto es justo lo que necesitaba Podemos

Cualquiera que sea insultado por un personaje como Francisco Granados, que ha podido robar a manos llenas pese a que escribe “habran”, así, con “h”, como se ve en las pruebas del juicio, es potencialmente mi amigo. Y que el número 2 de Esperanza Aguirre haya entrado al trapo que le ha tendido Podemos y haya contestado a Ramón Espinar (que le ha provocado buscando esta respuesta) con desprecios, es lo mejor que les puede pasar a quienes se presentan como los “anticasta”. Aunque tiene gracia que sea Espinar, hijo de uno que sacó brillo a su tarjeta “black”, precisamente el paladín de esta causa.

La película tampoco les viene mal

Fernando León de Aranoa se apresuró a terminar de grabar su película sobre Podemos durante la campaña del 20-D, según leíamos entonces, porque parecía que los de Pablo Iglesias podían empezar a pasar de moda y, por lo tanto, el documental dejaba de ser rentable. Lejos de eso, el director presenta ahora su trabajo, en plena precampaña y con Podemos más fuerte que nunca. ¿Casualidad? Ni las prisas de diciembre ni el oportunismo de junio pueden alejarse de la mano de Jaume Roures, millonario gestor de medios, modas, marcas y productos.

Música y radio

Por supuesto, la suma de estos ingredientes da como resultado una buena combinación. Pero Edu Araujo los separa, como en la nueva cocina vasca, pero sin bobadas: la música que usa para su programa, Itsas Tantak, en Onda Vasca, está disponible en la lista de Spotify que ha creado. Una listaza. Y lo escribo después de escucharla durante toda la semana. Una muestra de buen gusto musical y arte comunicativo, porque, ¿quién no quiere escuchar un programa sobre mar con este acompañamiento musical? Eskerrik asko, también por esto, Edu.

Yo también soy “las encuestas”

20160530_encuestas

Aunque no doy ni una cuando hago vaticinios o porras, ni políticas ni del Athletic, esta vez estoy absolutamente seguro de que Podemos va a ganar las elecciones en Euskadi otra vez el 26 de junio, y que en España van a superar al PSOE. En Vozpópuli leemos que las encuestas internas de los de Pablo Iglesias dicen lo mismo porque IU, definitivamente, suma, y porque a Podemos se le han dado muy, pero que muy bien las dos campañas que ha hecho hasta ahora.

Entonces, ¿quién les vota?

También estoy seguro de que el PP volverá a ganar las elecciones en España y de que Mariano Rajoy seguirá siendo presidente después de agotar la legislatura y tirarse nueve meses (hasta septiembre) en funciones. Pero, ¿quién vota al PP si la contestación ciudadana es tan fuerte que, como vemos en El Español, hasta en Valencia salen a silbar a Rajoy? Ser del PP hoy se sufre en silencio, más que nunca. Y eso, sinceramente, tampoco me parece bien.

Una ficción, cuestión de estado

Cuéntame ha llegado hasta hoy porque la han mantenido en antena incluso en sus peores fases como ficción. La serie, que nunca fue de mi agrado, es desde hace años un pestiño infumable que se mantenía pese a su elevado precio porque el serial más longevo tenía que seguir estando en La1. Hoy no solo su calidad es discutible, la gestión de la misma está en entredicho, e Imanol Arias y Ana Duato podrían haber estado cobrando de lo público sin pagar a lo público. La historia de España.

¿Declive?

Reconozco que los textos como el de Fareed Zakaria en El Confidencial, escrito solo para, dentro de unos años, poder decir que él lo escribió primero, me hacen mucha gracia. Al final, es fácil señalar un fin de ciclo sin poner una fecha límite, y jugar con los datos. Los que ofrece Zakaria sobre el supuesto declive de las “start-ups” en EE.UU. no parecen definitivos, precisamente. Personalmente, del asunto y en lo local solo me preocupa que los advenedizos de turno no pasen por start-up de moda.

Un postazo

Por posts como el que hemos leído en Magnet me encantan los blogs, en general, y esta bitácora en particular: hay tecnologías realmente obsoletas que, sin embargo, siguen siendo la base del funcionamiento de ciertos aparatos como los cajeros automáticos e incluso las centrales nucleares que siguen funcionando con sistemas operativos de Windows como el XP o anteriores, los sistemas de la hacienda estadounidense o el metro de Nueva York (en funcionamiento con la misma maquinaria desde los años 60 y 30, respectivamente), o los disquetes (han leído bien) que siguen usando en el Pentágono.

Habrá terceras elecciones

20160529_terceras

La tentación ha sido irresistible: mientras leía en El Español que Pedro Sánchez había asegurado que “no habrá terceras elecciones”, automáticamente pensé que sí que las habrá. Y hasta imaginé el escenario: Rajoy se niega a marcharse, Rivera no le apoya, después de superar al PSOE, Iglesias piensa que a la tercera superará al PP, y los socialistas buscan a un histórico que quiera presentarse en vez de Sánchez, enloquecidos por el “síndrome PASOK”. Mientras tanto, nos da diciembre con el PP en funciones y España es intervenida por Bruselas.

Acabaré teniendo razón…

Soy un desastre haciendo vaticinios porque no acierto ninguno, pero me temo que en esta ocasión sí lo haré: el pasado 20-D afirmé que Pedro Sánchez acabaría dejando gobernar a Mariano Rajoy porque su situación, incluso con eso, solo podía empeorar. Al final, y ciñéndome a lo que destacan en Vozpópuli, voy a tener razón por una vez pero, eso sí, a la segunda: “Sánchez abre la puerta a facilitar un gobierno del PP si no hay otro camino”. Ese camino que se acaba es el suyo.

Para eso se creó Ciudadanos, ¿no?

Es cierto que Albert Rivera nos ha despistado a todos: la marca blanca del PP, la muleta en la que Rajoy apoyaría su hombro derecho para recentralizar con más fuerza… Acabó llegando a un acuerdo con el PSOE y pidiendo la cabeza de Rajoy para negociar con el PP. Ahora, con unas perspectivas electorales que no dejan de ir a peor para los naranjas, Rivera juega a ser aquel alivio para los votantes del PP que no querían que cambiase casi nada: “si Ciudadanos es decisivo, habrá Gobierno”, asegura en Estrella Digital.

Pues si no llega a ser por Vox…

En Catalunya, además del problema evidente de que no saben a dónde van y los problemas económicos graves, tienen un problema añadido: o montan unas elecciones o amenazan con hacerlo… o no les hace caso nadie. Puigdemont fue a Madrid a dar una charla y si no llega a ser por la de Vox que la interrumpió con unas esposas (¿alimentando mitos eróticos?) no se hubiera enterado nadie. De hecho, es Colau la política catalana del momento con su gobierno o desgobierno local.

Yo también tengo la culpa

Admito, como periodista en Bizkaia que soy, mi parte de culpa por el tuit que creo que tiene que ruborizar a la profesión: “Suspendida rueda de prensa de Joseba Agirre al no comparecer ningún medio a la misma”. Las chicas del Athletic se juegan la liga, ¡la liga! Y yo (cada palo que aguante su vela) no me he fijado en lo que han tuiteado las jugadoras o si alguna de ellas ha dejado algún mensaje de ánimo en Instagram. Por mucho menos hemos gastado mucha más tinta.

Vuelve el “caso Acuamed”

20160526_acuamed

En Vozpópuli lo llaman “la mafia del agua”, y el juez instructor, desde luego, no se fía ni un pelo de los cabecillas de la trama que, desde la empresa pública Acuamed, manejaban contratos y desviaban dinero igualmente público. El problema actual, que tiene que resolverse “a la mayor brevedad posible”, según el juez Velasco, es que estos cabecillas han sido readmitidos después de pagar sus fianzas y salir de prisión, y podrían destruir pruebas capitales para la investigación, que como agravante incluye acoso laboral a los denunciantes.

¿De verdad nadie sospechaba de Pujalte?

En El Plural no tienen piedad: “De nada esta vez le han servido sus contactos con Fiscales amigos ni tampoco la protección vergonzosa y vergonzante” del Grupo Popular. Por fin “va camino del juzgado”, después de años de “jugosos e incompatibles ingresos a los que añadía a los que percibía como diputado por Murcia” con sus sociedades paralelas, en las que “dos facturas que emite su sociedad a sus colegas de aventuras empresariales, también investigados por los tribunales, la pareja Aristegui y De la Serna” pueden salirle muy caras.

Por fin alguien más lo dice

Uno de los principales fontaneros del PSOE, Luis Arroyo, suele relativizar el valor de las redes sociales digitales en política. Sin embargo, el uso que supuestamente hacían especialmente los candidatos del PSE se nos presentaba poco menos que modélico. Gurús que han acabado de manera poco recomendable, personajes advenedizos pero soberbios y, sobre todo, muchas empresas amigas que han girado muchas facturas… Para acabar leyendo en El Español que “El PSOE no usa bien las nuevas tecnologías”. Pues estoy de acuerdo.

Por el morro

Llama poderosamente la atención, de saque, que en el blog de Museumeam, que es de los gratuitos de WordPress, copien y peguen el artículo de Quim Monzó titulado: “El morro es para quien se lo trabaja”. Llama la atención porque el texto está disponible en la versión de pago de La Vanguardia y en esta bitácora lo han fusilado por el morro. En cualquier caso, el texto es muy recomendable y va, precisamente, del morro que le echan algunos artistas contemporáneos.

Todos somos Eduardo Parra

Todos los que publicamos nuestro trabajo nos podemos poner en la piel de Eduardo Parra mientras leemos su columna en Quesabesde. El fotógrafo cuenta cómo cubrió un salón del cómic para una agencia, sacó fotos a chavales disfrazados, y muchos de ellos se enfadaron cuando descubrieron que ganaba dinero (en concreto, se gana la vida) con las imágenes. Parra ironiza con las amenazas en Twitter de algunos de estos jóvenes ignorantes. Pero la “foto” es terrible: la desinformación echa una carrera en Internet al todo gratis, y los damnificados son los profesionales.

No hay problemas de marca en Podemos

20160523_marca

No me gustó lo de “Unidos Podemos” por la utilización del masculino como genérico en el participio, pero la marca es suficientemente clara. El debate sobre el logo del fin de semana me parece innecesario: Podemos ocupa más mancha pero las otras marcas son legibles. No hay que olvidar que el primer gran éxito de Podemos fue poner en la papeleta electoral la cara de Pablo Iglesias. Puede que el mayor problema lo tengan en Twitter, donde una asociación veracruzana de apoyo a enfermos de SIDA tiene el usuario.

¿Hay problema en el concepto?

Personalmente, no veo nada malo en lo que voy a contarles: en Estrella Digital explicaban que Manuela Carmena confía en encontrar una entrada de la final de Champions para su nieto, y en OK Diario que Julio Rodríguez, el fichaje estrella de Podemos en el ejército, viaja con el billete más caro del AVE. Insisto: ni siquiera me parecerían hechos noticiosos… si no fueran representantes de los que señalan a “la casta”. Y me limito a preguntarme: ¿es compatible con la doctrina de Podemos usar tus influencias y gastar más de lo necesario en viajes?

El periodismo cuesta dinero

El Español publica un texto del fotógrafo Manu Brabo en el que vuelca toda su “mala leche” no por la liberación de los periodistas secuestrados en Siria, sino por el comportamiento que tuvieron los medios durante los días siguientes: “¿Son los mismos medios que les pagaban una mierda por su trabajo mientras ellos asumían los riesgos?”. Medios que “por un lado defienden la libertad de prensa y por el otro atentan contra ella” con pagos ridículos por reportajes en los que el redactor o el fotógrafo se juegan la vida, literalmente.

¿Qué es “la transformación digital”?

Comparto la guasa con la que José Antonio del Moral escribe en Twitter: “Todo dios poniendo en sus perfiles de Linkedin que ahora se dedica a la ‘transformación digital. ¡Unos cracks!”. Precisamente Manu Bravo en su reflexión a cara de perro hablaba del coste que tiene para su profesión “el digital”. Un coste y una curva de rentabilidad que desconocemos realmente. Y aunque sería apasionante acompañar a las empresas hacia modelos de negocio de éxito basados en lo on-line, una vez más hay más humo que leña ardiendo.

La tecnología china siempre vuelve

No nos engañemos: la única transformación digital exitosa es la de las empresas que han acertado con sus modelos (y sus campañas publicitarias) de smartphones. Pagamos sobrecostes brutales por teléfonos de Apple, defendemos los modelos de Samsung como si nos fuera algo en ello… Y disfrutamos más discretamente la tecnología barata: primero Xiaomi y ahora Vivo, según El Confidencial, nos ponen teléfonos en la mano con los que hacemos exactamente lo mismo que con un iPhone por mucho menos. ¿Y los derechos laborales?