El diálogo siempre es bueno

Jordi García-Soler hace una defensa estupenda en El Plural a la mesa de diálogo que encabezaron el miércoles Pedro Sánchez y Quim Torra. Y yo me sumo: el diálogo siempre es positivo, siempre permite avanzar, siempre ayuda a resolver problemas. Y la falta de diálogo suele llevar a la parálisis y el enfrentamiento. Es así de sencillo. Y una parte de España, pero también una parte de Catalunya y una parte de Euskadi, tienen que mover un peón para poder salir del enroque: es necesario y beneficioso para todas las partes. Y no es una traición a España como no es una rendición a España. Es política.

Y ETA siempre fue y será todo lo contrario

En el extremo opuesto de quienes dialogan se sitúan los que colocan “una pancarta de apoyo a ETA en la UPV/EHU” con el lema “el fuego que encendisteis nos iluminará” (El Independiente). Quien hace eso no tiene ninguna empatía, ninguna sensibilidad, ningún conocimiento del pasado reciente de Euskadi. Quien decide que una universidad pública, icono de conocimiento y del autogobierno, es un espacio adecuado para ese menaje y para actuar a cara tapada se autodefine. Quien lo hace en precampaña quiere recordar algo, además, por si alguien se despista. Solo les ha faltado pedir el voto.

Pero, no, no vivimos en un drama

Actos como el de la UPV/EHU pertenecen a otra época, como Carlos Iturgaiz. Son las dos caras de la misma moneda: uno, en el Parlamento, apretando el botón del escaño vacío de Mayor Oreja. Los otros, en la calle, haciendo trampas con el relato y la sensibilidad que no se cree nadie. Solo faltaba, en medio de este desagradable revival, que alguien desde Madrid nos explique lo mal que vivimos. Y ya ha aparecido la osada: “En el País Vasco la situación es dramática: se hacen homenajes a etarras cada día y muchos constitucionalistas tienen que tener cuidado por dónde van”, ha dicho Inés Arrimadas.

Una escabechina… A sí mismos

Sinceramente, no me esperaba lo que ha pasado en Podemos: daba por hecho que Rosa Martínez sería la candidata a lehendakari, que Lander Martínez seguiría en el Parlamento y hasta que habría una especie de integración, aunque solo fuera para la galería, del sector de Iglesias. Pero todo ha saltado por los aires en Podemos a un par de semanas de la campaña. El partido, descabezado, se lanza a la carrera electoral con una candidata a la que no conoce nadie y sin los rostros que lo han representado hasta ahora. Bien o mal, pero de un modo estable por fin… Hasta ayer.

La libertad que ampara el mal gusto

Celebro que el Tribunal Constitucional considere libertad de expresión echar de menos “hasta a los GRAPO”, como cantaba César Strawberry. El cantante de Def Con Dos había sido condenado a un año de cárcel por enaltecimiento del terrorismo. Condena que ha sido suspendida. En la pieza de El Confidencial recuperan algunos de los pasajes que habían servido para considerar delito las letras de Strawberry. Expresiones que son una colección de mal gusto innecesario. Un mal gusto que tiene que estar ahí para júbilo de adolescentes que se creen antisistema. El resto vamos creciendo y dejándolo atrás.

La culpa no es de Tinder

Los datos de la baja natalidad en España han sido contextualizados en la Cadena SER, vía Twitter, “en la era de lo explícito”, con Tinder y la pornografía como máximos exponentes. Hace bien Mr. Insustancial en recontextualizar la noticia: “Nadie está interesado en hablar de economía, al parecer”. Porque la clave no está en que una generación en edad de formar una familia busque el placer sexual en vez de procrear, sino en que mantener a esa familia es caro y difícil, y sobre todo en que la de la conciliación es la mayor milonga (por no decir mentira) del siglo XXI.

La generación más mojigata de la historia

Además, tener acceso a herramientas como Tinder o a todo el porno del mundo a golpe de clic, no asegura que los usuarios dejen de ser unos mojigatos. La Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU ha tenido que retirar una foto de su web porque ilustraba un texto sobre la leche sin lactosa con una mujer con amplio escote y los labios manchados. La imagen ha supuesto un pequeño escándalo en Internet y la Cátedra se ha visto obligada a cambiarla por un bodegón de productos lácteos que, en principio, no solivianta a nadie. La sobrecorrección es una mierda.

¿Con qué dinero?

Ferrán Martín sacaba punta a una noticia que comentaba Gonzalo Boyé en Twitter: “Vaya… quién se lo habría imaginado: destapan que Juan Carlos habría pagado a Eva Sannum para que dejara a Felipe vía”, escribía el abogado. “Pero, ¿pagó él?”, apostillaba el humorista gráfico con acierto. Porque, ¿con qué dinero habría tentado el entonces rey de España a la novia de su heredero? ¿Con el suyo, que parte de una asignación pública o por ser una cuestión de Estado podríamos hablar de una partida especial? En cualquier caso, se lo aviso: todo parte de una conjetura de El Nacional y Boyé.

Victimizando a Vox

Solo faltaban ellos: los justicieros de Anonymous a los que nadie llama nunca pero se presentan porque, oigan, alguien tiene que victimizar al verdugo. “Vox sufre un ciberataque de Anonymous que deja al descubierto los datos de 30.000 simpatizantes”, leemos en República.com. Al fascismo se le combate, pero no con más fascismo, que es lo que practican los de Anonymous: el que no piensa como a ellos les gusta, caña. Anonymous es el ejemplo perfecto de esa frase que esgrimen los que tienen que defenderse: “Los antifascistas de hoy serán los fascistas del mañana”.

Estamos viendo historia

Aunque el Athletic ocupa el 99% de nuestra atención futbolística, a veces tenemos que atender a otros detalles que pasan en el universo del balón: “Messi ha marcado 19 goles de falta directa en La Liga en los últimos 4 años, más que cualquier equipo (con todos sus lanzadores) de cualquiera de las 5 grandes ligas en ese mismo período de tiempo”. La estrella del equipo que ha sido nuestro máximo rival de la década es, sin duda y por mucha pelea que generen los medios especializados para vender, el futbolista más importante de la actualidad y, posiblemente, de la historia.

Pocos, ignorantes y cobardes

Los que han dibujado el anagrama de ETA y han querido lanzar un mensaje a la juventud vasca por medio de una pancarta en la UPV/EHU son pocos, son ignorantes y son unos cobardes porque, seguro, la pusieron con la cara tapada, como han hecho siempre. Casi estoy seguro también de que, como hacían antes, todos los que participaron en la “ekintza” no eran estudiantes de la facultad. Pero ahí están, dando vergüenza, asco y motivo para que nos sigan señalando en España (y en Euskadi). Lo único reseñable del cartel es que es en blanco y negro: como ellos, de un pasado oscuro.

El caos catalán

El procés no avanza, profundiza. Pero profundiza en el caos. Lo vivido esta semana en el Parlament es una mala noticia para regocijo de los unionistas. Una noticia mala y difícil de entender que explica como pocos Iu Forn: el columnista de El Nacional y cronista parlamentario da todo tipo de detalles hasta llegar al sedimento. Y este, por desgracia, parece roca: poco maleable y difícil de superar, por mucho que los partidos que forman el Govern se hayan conjurado para que esta legislatura no caiga pronto. Lo que yo me pregunto es: ¿y el día a día de Catalunya?

Sánchez dice que resiste

No es lo mismo que Sánchez diga que resista a que finalmente lo haga. Y no es lo mismo decir que aguantará sin presupuestos antes de comprobar que, efectivamente, no tendrá presupuestos, que decirlo después de la constatación. Pero estamos en el “Sánchez dice que resiste” y, a falta de otra constatación, conocemos ya la fecha de las elecciones andaluzas, a mediados de diciembre, un momento estupendo para que Sánchez, de paso, coloque unas Generales después de decir que sin presupuesto no hay resistencia posible. El baile está a punto de empezar.

E Iglesias hace su trabajo

Con Torra dando ultimátums a Sánchez antes justo antes de que su Govern se rompa un poco más, la posición que ha escogido Pablo Iglesias le legitima: ha tendido la mano a Sánchez y, por extensión, a esa España progresista a la que dice defender y por la que, por fin, hace algo. Porque la política va de esto, de mojarse, y no de la foto en la pancarta antes de volver a casa. Negociar y apoyar un presupuesto aunque no sea el que te gustaría, dejando pelos en la gatera, es la única manera de que un país y un estado avancen. Lo demás es palabrería. Bienvenido a la acción, Pablo.

La puta foto

Hago mío el tuit indignado de Xabier Lapitz a Lagarder Danciu: “¿Este bobo de qué va? ¡Es transporte público y lo pagamos con nuestros impuestos caradura!”. El activista más famoso de Twitter, Lagarder, se había sacado una foto colándose en el topo donostiarra y afirmando que “hay que desobedecer y saltarse las normas. El transporte debe ser al alcance de todas las personas y no el negocio de unos pocos”. Lagarder, al final, es pura pose de canallita, de activista, de luchador que hacer frente a los poderosos (sean reales o no) que oculta de qué vive y ha vivido realmente.

Y el presente

El usuario Cipollino en Twitter sacaba una foto a la portada de la revista “Diez Minutos” en la que Carmen Martínez Bordiú confiesa: “He vivido toda mi vida sin trabajar”. Después, añadía: “La Transición en una portada” para conseguir más de ciento cincuenta retuits. Pocos me parecen para tan sangrante verdad. Pero es solo una verdad a medias, porque es la portada que retrata a la Transición pero también este presente en el que los descendientes de Franco siguen viviendo demasiado bien.

Dos campañas

Buen apunte el de Juan Antonio Giner en Twitter sobre las diferentes precampañas que estamos viendo en Catalunya: “Foros, desayunos monólogos y coloquios en hoteles y recintos cerrados: el unionismo teme la calle y los espacios abiertos. Han perdido el contacto con la gente y sus líderes practican los mensajes unidireccionales desde lugares protegidos y sanitizados, donde nadie les cuestiona”. Pero antes o después tendrán que salir todos a los mítines.

No nos ha durado nada

Tiene razón también Urtzi Jauregibietia cuando tuitea: “El ‘Black Friday’ es la demostración de que ‘Marketers Ruin Everything’. En este caso, como en la mayoría, por saturación. Toca inventar otra cosa”. Y es una suerte, sinceramente, porque esas supuestas ofertas del último viernes de noviembre son una castaña, y la evidencia de que los precios han sido hinchados previamente generan dudas en los compradores que no se merecen los comerciantes honrados (la mayoría).

Twitter es…

Me han gustado mucho un par de tuits recientes que casi han coincidido: “La Tierra siempre ha sido plana, la veis redonda por las vacunas que os han puesto” y “La Tierra es plana porque lo dice uno que ha publicado un libro diciendo que la Tierra es plana. Y tiene una página web. A ver, refuta eso. Imposible. Tiene una web. UNA WEB DONDE LO PONE EN NEGRO SOBRE BLANCO” (sic). Ambos se ríen de una manera de tuitear que extiende una peligrosa forma de pensar.

Ya podemos viajar tranquilos a Islandia

En realidad podemos hacerlo con bastante tranquilidad desde hace un par de años cuando, por fin, derogaron la ley que permitía matar vascos. Una ley que estaba vigente desde 1615 y que era una forma de defender aquel territorio de los cazadores vascos de ballenas, como leemos en el Cuaderno de Cultura Científica, que es el blog de la Cátedra que con acierto lidera Juan Ignacio Pérez Iglesias, y en la que difunden investigaciones estupendas que, a veces de un modo directo, nos atañen.

«Día del desarme»

20170324_desarme

Cuidado con lo que nos dejamos enredar: a veces pienso que los “artesanos de la paz” que piden a la ciudadanía que participe en el “día del desarme” de ETA temen que alguien les esté tomando el pelo y, por si acaso, quieren que todos los demás nos lo dejemos tomar también. Pero la entrega de armas de ETA (que me temo que será decepcionante) es un paso muy serio y como tal tenemos que tomárnoslo, porque con esas armas se ha matado y amenazado a personas.

La capucha, no: lo de dentro

No sé por qué hablamos de “encapuchados” cuando es más interesante lo que tienen en la cabeza que con lo que se la cubren. Así, más me preocupa la materia gris de quienes se uniformizan (sudadera negra con capucha y pasamontañas negro) y se dedican a romper mobiliario urbano y de la universidad para protestar… contra todo. Porque en la manifestación de ayer reivindicaban tantas cosas que, en realidad, ninguna era el objetivo salvo el propio conflicto.

Por supuesto, Westminster

Evidentemente, en esta columna también tenemos que hablar de lo que sucedió en Londres y de cómo las redes sociales lo han recogido. A la parte buena como los Facebook Live de la BBC para ver qué estaba sucediendo, y lo rápido que reaccionaron los medios (los tradicionales) ofreciendo información contrastada, hay que sumar la mala: la cantidad de mensajes islamófobos que nos han intentado colar los que están de campaña permanente por su propia xenofobia.

No se lo contéis al ministro

Esto que acabo de describir de que en Facebook podíamos ver en directo lo que emitían las cámaras de los alrededores de Westminster, y de que en Twitter se distribuyeron fotografías del momento inmediatamente que luego fueron usadas para los propósitos de los peor intencionados, no se lo cuenten de sopetón a Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación y portavoz del Gobierno, que delante de un foro profesional tuvo el valor de decir que “el futuro pasa por hacer páginas web”. ¡Y olé!

No será el último

Tiene razón Javi Sánchez, uno de los periodistas más sagaces que he conocido gracias a Internet, en que el titular que han puesto, con toda la (buena) intención en El Diario es valiosísimo: “La gestora del PSOE prohíbe por burofax a Pedro Sánchez continuar con su ‘crowdfunding’”. Dibuja la confrontación de dos mundos, el del burofax, pegado a la normativa y a mecánicas tradicionales, contra el del crowdfunding, pegado a Internet y la participación.