El fiscal no quiere al PP en el banquillo

No soy un experto en temas legales, pero me da que la fiscalía se está metiendo en el espacio del juez cuando concluye que la destrucción de los discos duros en la sede del PP no es motivo para juzgar al partido de Rajoy y Alonso, ya que no queda acreditado que esa desintegración fuera un encubrimiento. Bárcenas retira su acusación particular y solo queda la popular (promovida por IU), que no sería suficiente, según la doctrina Botín y el propio fiscal, que libraría así al PP del banquillo.

Respeto a la ciudadanía

Pero hoy toca hablar de Catalunya. Otra vez. Y así pasamos por encima del despropósito judicial que acabo de describirles. Uno más. No importa lo que haga este PP, ni cómo lo haga, que le juzgan o no, que le condenen o no: si la sociedad española no está suficientemente adormecida siempre podrán correr la cortina de humo catalana. “El poble de Catalunya mereix un respecte”, tuiteaba Roger Torrent. Ojalá todos los políticos españoles y catalanes lo tengan claro.

Operación “Campechano 2”

Felipe VI cumple 50 años y, para celebrarlo, impone el Toisón de oro a su hija, de doce. Una hija que no será jefa de estado a menos que cambien la Constitución. Pero no creo que ese cambio genere muchos problemas al heredero del más campechano de los reyes, vistos los reportajes empalagosos que le ha regalado casi toda la prensa española. Un rey fuera de sitio y tiempo al que sostienen entre unos cuantos, como a aquel que iba desnudo, mientras todos le mantenemos.

El que se va

Dicen que Aymeric Laporte se ha ido bien del Athletic. Yo me quedo en el “se ha ido”. Con todo lo que he escrito sobre él, prefiero a Kepa Arrizabalaga, que se ha quedado “mal”, pero se ha quedado: con una millonada y un nubarrón sobre su cabeza, pero la camiseta que se pondrá para salir al campo será la del Athletic, mientras Laporte se enfundará la del Manchester City. Con todo hay que ser agradecido: por los servicios prestados (65 millones, incluidos), ojalá Laporte triunfe en la Premier.

Y el que viene

Me hago viejo y cada vez tengo menos certezas. Por ejemplo, no sé qué me parece el fichaje de Iñigo Martínez. ¿Es bueno que el Athletic haga a otros (a los vecinos y rivales) lo que no quiere que le hagan? ¿Es aceptable que confundamos la socarronería bilbaina con dar por bueno este “qué se le va a hacer” entre sonrisas? ¿Es recomendable el mensaje a Lezama: “En cuanto entra la pasta fichamos lo que podemos porque no nos fiamos”? ¿Somos diferentes o somos como los demás?

El tuit borrado de Pili Zabala

20160902_tuit

Pili Zabala patinaba, de salida, pidiendo al lehendakari que se involucre con Euskadi… liderando una posible negociación del PNV con el PP. Nada fuera del guión y todo dentro de un guión muy burdo: el que escriben en Madrid y copian en Euskadi los de Podemos. Las juventudes del PNV respondieron con cierta contundencia a la candidata de los morados… ¡Que acabó borrando el tuit! Pero el pantallazo que mostraba la aceptación de discurso y lo equivocado de este, seguía allí, como el dinosaurio.

Podemos vive en una campaña

¿Por qué Pili Zabala tuiteó eso de lo que luego se arrepintió? Porque la consigna era tan clara que cualquiera con una cuenta en Twitter podía verla: los representantes de Podemos Euskadi en el Congreso y los candidatos al Parlamento usaron la jornada para atizar al PNV. La orden era más que evidente: “Verdaderamente repugnante la sesión de campaña para la CAV que está haciendo Podemos con la sesión de investidura… Repugnante”, tuiteaba Xabi Álvarez, premio DEIA al tuitero vasco más influyente el año pasado.

Cuando la tontería se ve como tal

Pero el velo se está rasgando, y Podemos, después de provocar unas segundas elecciones en las que quedó como el gran derrotado, ya no es ese partido que borda las campañas y enamora en precampaña. Más bien, al contrario: el tuit tonto de María Freixanet, con tres senadoras moradas poniendo caras supuestamente divertidas durante la sesión de investidura fallida, ha recibido todo tipo de respuestas… negativas. Lo que es simplemente una tontería se ve como una tontería, sin filtros de tonos pastel.

Mientras tanto, en España

Algunos de campaña, otros poniendo caras en el Congreso, Rajoy se presenta para perder, Pedro Sánchez escurre el bulto y señala a partidos que ni siquiera tienen los escaños suficientes para hacer lo que corresponde al PSOE… Mientras pasa todo esto, la realidad se impone para mal: “ÚLTIMA HORA: El déficit del Estado se dispara el 19,6% en julio y ya está 8 puntos por encima del objetivo de 2016”, leíamos en el Twitter de El Confidencial. ¿Cuánto tiempo más se creen los españoles que pueden estar sin gobierno?

Sí, Rajoy sí sabe sumar

Pero estamos en una época insoportablemente ligera, en la que nos han hecho creer que vale más un tuit gracioso que una ideología, en la que se hurta la realidad sobre las consecuencias de estar un año sin gobierno… Y en la que ser el primero en señalar a un tonto parece más urgente que comprobar que el tonto no es el que señala. Rajoy sí sabe contar, en contra de lo que piensan quienes están compartiendo el vídeo en el que parece que suma 100 y suma 126. Rajoy no suma: desglosa los 63 euros para gasto social, que es distinto.