Todo en su lugar

20161114_todo

Para construir el relato sobre la violencia y la paz en Euskadi tenemos que hablar claro. Ni circunloquios, ni subterfugios ni trampas al solitario, ni caradura. De la respuesta de Otegi a Urkullu yo me quedo con la aportación posterior de Jokin Bildarratz, porque el senador en su blog es directo: “Las acciones de unos y otros no son comparables, pero las víctimas de uno y otro signo sufrieron el día del asesinato, y a día de hoy continúan sufriendo por todo aquello que nunca se puede olvidar”.

El relato será de todos o no será

Sigo con el tema: creo que Xabier Lapitz pone el punto justo al enésimo tuit hueco de Pili Zabala: “El relato del pasado no nos corresponde a l@s polític@s, sino a l@s científic@s; desclasificar documentos y más autocrítica” (sic). Personalmente, me sorprende que una víctima y, a la vez, candidata a lehendakari sea capaz de escribir lo que acaban de leer. Lapitz, más certero que yo, recuerda a Zabala que su propia historia no la puede exponer un científico. De lo que estoy seguro es de que ese relato no puede escribirlo solo un colectivo.

“El palacete de Patxi”

Ana Pastor no usará el palacio de 1.500 metros cuadrados que sí ocuparon Patxi López y José Bono. El antecesor de López, Posada, tampoco lo hizo. Pese a que solo residió seis meses en él, el socialista vasco mandó “reparar la calefacción, reponer ropa de casa, vajilla y actualización de redes de wifi y medidas se seguridad”, y aseguró que solo usaría una parte de la vivienda equipada hasta con gimnasio. Pastor seguirá viviendo en su apartamento, de 64 metros, y la residencia oficial del presidente del Congreso, de momento, será “el palacete de Patxi”.

Un texto interesante sobre el TTIP

Luis Blanco Urgoiti ha escrito en su blog un post muy recomendable sobre el famoso tratado Europa-EE.UU., conocido como TTIP. Blanco se queja de los mensajes de alerta repetidos cuando. Es más, el texto es absolutamente accesible (eso ya lo sabíamos), lo que desmonta la denuncia de secretismo. También se queja de que, cuando apela a su literalidad, los críticos aseguran que esta será incumplida por las partes. Y avisa, por el contrario, de aspectos positivos, sobre todo para las PYME.

Cómo fotografiar la luna

Ya sé que la “superluna” ha pasado, y que estas líneas pueden quedarse fuera de contexto, pero lo cierto es que los consejos para fotografiar al satélite que hemos encontrado en Photolari, sirven para cualquier día del año. Quienes hayan intentado capturarla anoche, u otra noche, sabrán lo difícil que resulta sacar una foto nítida y de esas tan espectaculares que veremos desde hoy en el periódico, Flickr o Instagram. Ya saben: no hay atajos para la foto, pero sí consejos.

Rajoy se sentó y ganó

20161027_rajoy

Eso es lo único que ha hecho Mariano Rajoy: sentarse a la orilla del río y esperar a que los cadáveres de sus enemigos bajen arrastrados por la corriente. Albert Rivera se desinfla, Pablo Iglesias se ha convertido en su propia caricatura, Pedro Sánchez ha sido eliminado por su propio partido… Y de los internos solo le dan preocupaciones Luis Bárcenas y Francisco Correa, pero sin que estos afecten a la intención de voto, aparentemente. Así que el community manager hasta se toma a chufla la próxima victoria de Rajoy con un tuit que ha sido borrado pero que capturó el blogger de DEIA Ugaitz Zabala.

¿Qué votará Pedro Sánchez?

¿Qué votará Pedro Sánchez? ¿Y qué dirá Hernando, que fue su portavoz y ahora va a serlo de la comisión que ha derrocado a quien le nombró? ¿Qué votará Patxi López, que recibió con alborozo los votos del PP en el Parlamento Vasco y su nombre vuelve a estar en el tablero de posibles secretarios generales socialistas? ¿Aguantará Odón Elorza su particular pulso contra el mundo? Hoy veremos cómo se vuelve a partir el PSOE, posiblemente en una de las últimas crisis inevitables que le quedan.

Todos menos IU son “mafia”

En Bildu aprendieron a base de derrotas electorales que manifestarse delante de la institución que gobernaban era tan ridículo como parecía. En IU puede que empiecen a aprenderlo esta semana, en la que se manifestarán delante de un Congreso de los Diputados en el que hacía décadas que no tenían tanta fuerza (de la mano de Podemos). O puede que no aprendan nada: después de dos elecciones generales en seis meses insistir en que en ese Congreso no habita la voluntad popular es, simplemente, mentira.

En el fondo, da igual quién gobierne

Creo que el PSOE ha hecho lo que tenía que hacer: llevarnos a terceras elecciones para que el escenario resultante sea similar carece de sentido. E incluso como partido, si Pedro Sánchez hubiera sabido irse, la jugada no era mala: permites al PP que gobierne y se coma los palos que le va a dar Bruselas mientras tú recompones el partido socialista. En El Plural nos recuerdan que, básicamente, da igual quién gobierne: Europa obligará a más hachazos.

No eres tú, Pili, son todos

Pili Zabala sigue equivocándose: si ella es la dueña de su Twitter y su discurso debería dejarse asesorar. Si tanto sus redes sociales como sus declaraciones en estas son manejadas por otros, debería de cambiar de asesores. Zabala no puede pedir ayuda de Alonso para ella, sino para el colectivo de víctimas, como representante de todos los vascos que es. Del mismo modo: no puede seguir presentándose como la hermana de Josi Zabala como si no importara nada más. La primera persona en política suena mal y se conjuga peor.

Palabra de Andoni Unzalu

20160927_unzalu

Andoni Unzalu, de profesión mandamucho, ha tuiteado con toda la intención del mundo su hastío de sí mismo. “Socialistas, os voy a ser franco: estoy hasta los cojones de todos nosotros. No sé si coger el tren en Atocha y no bajarme hasta París”. Tuiteaba ayer, recuperando una cuenta dormida que, con menos de 300 seguidores, va a dar mucho que hablar ante el silencio de Mendia, López y Sánchez. En cualquier caso, nunca he celebrado la desintegración del PSOE ni empezará a hacerlo ahora.

Sí, Euskadi es diferente

Después de años de presión española, renovada con el impulso de “la nueva política”, cuyos protagonistas son unos expertos en hacer suyo lo peor de PSOE y PP, los resultados electorales del domingo invitan a reivindicar que el hecho diferencial vasco, salvo la mierda de ETA, es positivo. Por ejemplo, lo que señalaba en Twitter el periodista Zigor Aldama: “40 de los 75 escaños del Parlamento Vasco estarán ocupados por mujeres. #ElOasisVasco”. Precisamente es en los “detalles” donde se marca la diferencia.

Cuando no tienes ni idea de política vasca

No puede ser que los que vienen a reinventar la democracia tengan lagunas como esta: “Nunca antes otra fuerza había entrado por primera vez al Parlamento Vasco con tanta fuerza. Euskadi ya no se entiende sin #ElkarrekinPodemos”, tuiteaba o le tuiteaban a Pili Zabala. Pero no es cierto: EA entró con 13 diputados en 1986, cuando se presentó por primera vez. Y en 1980, en las primeras elecciones vascas, el PNV se estrenó con 25 diputados de 60. Para saberlo solo hace falta un poco de memoria y para confirmar los números exactos, dos minutos en la Wikipedia.

Cuando toda tu política es el copy-paste

Fíjense en un detalle del tuit anterior: “Euskadi ya no se entiende sin #ElkarrekinPodemos”. Exactamente el mismo lema tuiteaba unos minutos después Nagua Alba: “Todo un orgullo el resultado obtenido. Eskerrik asko bihotzez, Euskadi ya no se entiende sin #ElkarrekinPodemos”. Pero antes que ellas dos lo hizo Pablo Iglesias: “Muchas felicidades @pili_zabala Y compañero@s de Elkarrekin Podemos. Euskadi no se entiende ya sin vosotr@s”. ¿El programa de Podemos? Copy-paste al líder.

Mientras tanto, en Madrid…

Sigo con Pablo Iglesias, que el domingo, a eso de las 16:00, anunciaba en Twitter: “Hoy te voy a dar una sorpresa @ccifuentes Como en los viejos tiempos”. ¿De qué hablaban el de Podemos y la presidenta de la Comunidad de Madrid? ¡De una camiseta! Una camiseta, en concreto, con el lema: “No soy una princesa soy una khaleesi”, en referencia a un personaje femenino de Juego de Tronos. ¡La leche! ¿Esto es la nueva política? No, esto es una soberana tontería. ¡Que se pongan a trabajar!

La soberbia es un pecado capital… y político

2016-09-26_115728

¿Dónde está el equipazo que presentó Pili Zabala para que le llevaran sus redes digitales? Tal vez sigan de camino a Euskadi, perdidos en la periferia norte de Madrid. Lo cierto es que si han venido apenas lo hemos notado. Igual es que Euskadi sigue siendo diferente, con los tres principales partidos españoles a la cola de las preferencias políticas de la ciudadanía vasca. Y que ya salimos sufridos de casa. Primero, por la presión de los mentecatos de siempre. ¡Qué hubiera sido de nosotros si además cuando ETA estaba activa Twitter hubiera estado tan de moda como ahora! Después, la presión de los socialistas vascos, que durante la campaña de asedio a Ibarretxe y de defensa de López hicieron sudar tinta china a cualquier nacionalista moderado (en su haber y su debe queda, a la vez). Y por supuesto, la presión menor de los que siguen diciendo, ahora en Twitter, que la vasca es una sociedad enferma porque no votamos lo que ellos votan.

Con este entrenamiento, insisto, igual sí han venido las guerrillas on-line de Podemos… Y no nos hemos enterado. Pero uno echa un vistazo a los timelines oficiales y estos no pasan de ser una cartelada virtual del mitin de cada día. Ojo, igual eso es una innovación política de la leche, pero en Euskadi ya lo veíamos hace una década. Hay que tener en cuenta que, como me decía en Twitter un candidato suplente de Podemos, necesito que alguien me enseñe a manejar esta herramienta. ¿No les he contado eso? Esta campaña he hecho un amigo. Mi error fue ponerme a su altura. El suyo, no conocer Euskadi ni con quién se mete.

En cualquier caso, el problema de Podemos es el mismo desde el primer minuto: su soberbia y el mínimo manejo que ejerce sobre las expectativas. Ni asalto al cielo, ni sorpasso, ni alternativa en Euskadi o Galiza, donde el PP tiene mayoría absoluta. Solo las municipales catalanas en Barcelona les han salido bien (en Madrid gobierna Manuela Carmena aunque las elecciones las ganó Esperanza Aguirre). Si en España hay gobierno (Pedro Sánchez está condenado ahora a rilarse), los dos años sin campañas que nos vienen harán las estrellas del rock se apaguen definitivamente. Y esto no lo salva ya ni Twitter ni la televisión.

¡Arriesguen, candidatos, arriesguen!

2016-09-22_172404

Cuando Susana Martín me propuso escribir estas columnas y salir de mi formato habitual no lo dudé. Me apetecía reflexionar con más espacio sobre en qué redes sociales estamos, de qué burbujas de Internet venimos, y hacia qué aburrida virtualidad avanzamos. Enseguida tuve claro que me centraría solo en los candidatos y las candidatas a lehendakari. Era fácil intuir que esta sería una campaña presidencialista por falta de tiempo y de energía. Llevamos tres procesos electorales en diez meses, y la ciudadanía que vota está cansada, sí, pero los que pululamos alrededor de las campañas estamos agotados, se lo aseguro. Lo que no esperaba, sinceramente, es que los protagonistas de los carteles iban a desenvolverse tan lánguidamente en las redes sociales digitales.

¡Hasta Arnaldo Otegi ha ido a menos! Los comentarios en Twitter sobre las series que veía cuando salió de la cárcel, los chistes sobre Cuarto Milenio, las fotos de sus gatos… son previos a la ratificación de su inhabilitación (es decir, la precampaña). Como candidato, una solitaria foto de un perro con chubasquero y una pegatina con su cara son casi toda la sal y la pimienta. Tuits de entrevistas, alguna reflexión para meter el dedo en el ojo sobre todo al PNV, y mucho apoyo a las cabezas de lista de su formación forman el grueso de sus tuits. Un político más.

Entre las candidatas de Bildu, la más conocida, Iriarte, no ha arriesgado nada, y sí lo ha hecho un poco Jasone Agirre, por ejemplo, ayer mismo. Si vas a un acto durante la campaña, pones dos tuits anunciándolo, uno en euskera y otro castellano, en ambos subes una foto que te ha sacado un tercero, y utilizas el hashtag oficial de la campaña, se trata de un acto de campaña. Si el acto de campaña es una manifestación por un desahucio lo mejor que te puede pasar es que nadie te pida explicaciones ni por el proceso (que siempre es complejo y nunca es tan maniqueo como presentan el final) ni por la utilización del dolor ajeno con fines electorales.

Al PP vasco le dan igual estas elecciones: “Somos la voz de España en esta tierra ¡A votar!”, tuitean con la vista puesta más en Madrid que en ningún otro sitio. Y en el PSE, para compensar la facilidad con la que se han metido en charcos últimamente, en el Twitter y el Facebook de Idoia Mendia el riesgo es mínimo.

A la que sí exponen es a Pili Zabala. Su community manager nos sorprendió ayer con que ellos no ponen publicidad en el tranvía porque cuesta dinero. Lo curioso es que en la foto del tuit aparecía Íñigo Errejón, que es la segunda vez que viene. Antes lo hicieron Pablo Iglesias y Ada Colau. Y sus viajes y estancias, ¿no cuestan dinero? En cualquier caso, sacar los colores es fácil: si alcanzan el techo de gasto (todos los partidos lo hacen) no tendrán tranvías simplemente porque se han gastado la tela en otras cosas.

En el PNV, Aitor Esteban fue el primer político vasco que hizo un Facebook Live (luego repitió en junio), e Iñigo Urkullu y Andoni Ortuzar han sido los primeros que han respondido a un “Questions and answers” de Twitter, esta misma semana desde Barakaldo. Pero el riesgo, incluso en estos formatos, no es excesivo. A ver sobre qué escribo yo la columna mañana.