“Día del desarme”

20170324_desarme

Cuidado con lo que nos dejamos enredar: a veces pienso que los “artesanos de la paz” que piden a la ciudadanía que participe en el “día del desarme” de ETA temen que alguien les esté tomando el pelo y, por si acaso, quieren que todos los demás nos lo dejemos tomar también. Pero la entrega de armas de ETA (que me temo que será decepcionante) es un paso muy serio y como tal tenemos que tomárnoslo, porque con esas armas se ha matado y amenazado a personas.

La capucha, no: lo de dentro

No sé por qué hablamos de “encapuchados” cuando es más interesante lo que tienen en la cabeza que con lo que se la cubren. Así, más me preocupa la materia gris de quienes se uniformizan (sudadera negra con capucha y pasamontañas negro) y se dedican a romper mobiliario urbano y de la universidad para protestar… contra todo. Porque en la manifestación de ayer reivindicaban tantas cosas que, en realidad, ninguna era el objetivo salvo el propio conflicto.

Por supuesto, Westminster

Evidentemente, en esta columna también tenemos que hablar de lo que sucedió en Londres y de cómo las redes sociales lo han recogido. A la parte buena como los Facebook Live de la BBC para ver qué estaba sucediendo, y lo rápido que reaccionaron los medios (los tradicionales) ofreciendo información contrastada, hay que sumar la mala: la cantidad de mensajes islamófobos que nos han intentado colar los que están de campaña permanente por su propia xenofobia.

No se lo contéis al ministro

Esto que acabo de describir de que en Facebook podíamos ver en directo lo que emitían las cámaras de los alrededores de Westminster, y de que en Twitter se distribuyeron fotografías del momento inmediatamente que luego fueron usadas para los propósitos de los peor intencionados, no se lo cuenten de sopetón a Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación y portavoz del Gobierno, que delante de un foro profesional tuvo el valor de decir que “el futuro pasa por hacer páginas web”. ¡Y olé!

No será el último

Tiene razón Javi Sánchez, uno de los periodistas más sagaces que he conocido gracias a Internet, en que el titular que han puesto, con toda la (buena) intención en El Diario es valiosísimo: “La gestora del PSOE prohíbe por burofax a Pedro Sánchez continuar con su ‘crowdfunding’”. Dibuja la confrontación de dos mundos, el del burofax, pegado a la normativa y a mecánicas tradicionales, contra el del crowdfunding, pegado a Internet y la participación.

La campaña en directo

2016-09-20_191345

Iremos a más, pero ninguna campaña como esta que vivimos ha sido tan “en directo” hasta el momento. Y eso que venimos de dos generales vergonzantes en las que “la nueva política” ha usado en Madrid las herramientas digitales como si los “likes” fueran votos, y los tradicionales (aquí sobran las comillas) se pusieron a rebufo.

Siempre he defendido que incorporar las redes sociales a tu comunicación es una oportunidad para echarte un vistazo crítico, actualizarte, corregir defectos, engranar mejor los equipos humanos y comprar equipos técnicos nuevos (esto, solo a veces). Y en política, todo lo que acabo de describirles es absolutamente necesario hacerlo cada año. Si no, vienen los políticos de siempre contándote que son de kilómetro cero y te ganan sin bajarse del plató de televisión.

El PSE y el PNV son los que mejor lo han entendido en Euskadi, con “lives” en Facebook a calzón quitado de Idoia Mendia, Iñigo Urkullu y Andoni Ortuzar (hemos visto a ambos partidos hacer pruebas en Periscope también). Ayer, el presidente del EBB anunció para hoy, además, una entrevista ciudadana igualmente en directo por medio de Twitter a los dos últimos, al alimón.

El PP, simplemente, no gasta energía: con una campaña de spots reseñable y un discurso que no casa, más rancio incluso de lo habitual, lo han fiado todo a que su suelo sea suficiente para, aritméticamente, no perder demasiados escaños. Incluido el que le birla a Ciudadanos, que también confiaba en heredar el de UPyD a cambio de nada. Hace años, el equipo de Maroto hacía de avanzadilla en comunicación on-line. Pero ese tiempo quedó atrás y a nadie le sorprende.

Pasamos a las decepciones: la única relación de Bildu con los directos son las cadenas de tuits durante los mítines. Activarlas supone un esfuerzo que hay que poner en valor, pero la ausencia de novedades extendidas genera cierta sensación de autarquía. Si no han logrado acceso a las plataformas que sí manejan PNV y PSE, y PP en Madrid, es porque no salen de su entorno. Y los resultados de las visualizaciones ahí están pese a tener más de 33.000 seguidores en Facebook.

El abandono de Podemos Euskadi es, seguramente, el más sorprendente: su cuenta en Twitter y su página en Facebook son, literalmente, un muro en el que pegar carteles digitales del mitin del día. ¡Qué novedad! Solo tímidos links a directos durante esos mismo mítines por medio de YouTube (con planos fijos, sin realizar), nos permiten ver cuál es su mensaje.

Para poner la salsa on-line ya están los de Madrid, ayer mismo, discutiendo entre ellos. No me creo nada de la conversación entre Errejón e Iglesias, que no pasa de ser otra anécdota pastelosa, pero la entrada de Monedero, entre otros, ha hecho que coja vuelo y solo para airear la realidad: nacieron con ansia de poder y sin poder sufren una ansiedad incurable. Finalmente, Pablo Echenique intentó relajar la discusión con su supuesto humor, al filo de las 17:00 de un martes, diciendo que se acababa de levantar de la siesta y se encontraba con el pastel en Twitter. Me parece el mejor retrato de cómo se toman la vida política algunos.

E Iglesias habló

20160409_iglesias

Y como Pablo Iglesias habló, los periodistas cambiamos nuestros planes. Él tiene ese poder, el de abrir las aguas y los periódicos, y los que gastamos tinta se lo permitimos. En fin. ¿Que qué dijo? Algunos asegurarán que lo dijo todo, pero yo, como Ángel Calleja, creo que no dijo nada. ¿Que consultará a las bases? ¡Si ya ha votado en el Congreso él en contra de ese pacto! ¿Que fue el primero en hacer una propuesta de Gobierno? Efectivamente, fue el primero en posicionarse de cara unas nuevas elecciones.

Todo atado y bien atado también en Panamá

Sigo en plan pasota, porque me da igual lo que aseveren los bisnietos de Franco sobre su sociedad en Panamá. Que la descendencia directa de un dictador se sitúe en la élite económica y social del país que aplastó, es lo único que necesito saber. Ese es el retrato de España: familiar real, estrellas del deporte, nacionalizados, progres de postal y herederos de Franco, todos tienen en común sus ganas de ocultar capitales con excusas peregrinas. Marca España.

Cuéntame por qué, Imanol

Es evidente que la aparición de Imanol Arias en “los papeles de Panamá”, comparado con la de los descendientes directos de Franco, es casi anecdótica. En mi opinión, lo que lo agrava es que Imanol Arias, además de habernos dado también su particular lección de ética desde el atril de la moralidad, gana muy bien de la cosa pública. De un modo directo o indirecto, vía productora. Eso no importa. Lo que sí es relevante es que el Estado sirve para cobrar pero menos para pagar.

UPN boicotea a Nafarroa

Me envía un buen amigo desde Iruña un tuit de Nafar Telebista en el que recogen los mensajes en esta misma red social de miembros electos de UPN sobre su opinión de la marca Kaiku. ¿Por sus productos? No, porque muestran dónde están sus productores: en el sur de Euskadi. Pero ojo al mensaje: UPN pide boicotear a los productores navarros porque forman parte, según Kaiku, de este territorio. La prosperidad del país no parece importarles.

Atentos a Facebook Live

He tenido la suerte de probar Facebook Live con motivos profesionales, y de hacerlo con una compañera, experta en marketing on-line, cuya opinión me importa. Y ambos coincidimos en que la herramienta es potentísima. ¿En qué consiste? En actualizar nuestro Facebook con emisiones de vídeo en directo. Como lo oyen. Ya se puede hacer en Twitter, es cierto, pero la penetración de Facebook es incomparable, y como sugieren en Marketing Directo, adelantarán a los del pájaro.