Pues tiene razón…

Con americana y desde la tele, seguramente ganando mucho más que la media en la profesión (y no discuto que se lo merezca), Manuel Marlasca vive en la exageración porque es un cronista de sucesos, y eso es lo que hacen. Pero me rindo y le doy la razón cuando critica en Twitter todos esos golpes en el pecho de hombres que, pretendiendo que no lo parezca, aprovechan la muerte de Laura Luelmo: “No, yo no he matado a nadie. Vivimos en la era de la sobreactuación permanente”, responde a la provocadora columna de Raúl Solís: “Tú también eres el asesino de Laura”.

La verdad es sencilla (y dolorosa)

No son necesarios discursos innecesariamente complejos ni comparaciones rebuscadas, esto es bastante sencillo: creo que la violencia machista existe por culpa, sin duda, de una herencia educacional que hay que cambiar, y también creo que esa certeza no tiene que terminar en una culpabilidad generaliza y, como decía Marlasca, exagerada. Esta verdad es así de sencilla, tan sencilla como la otra: la prisión permanente revisable está en vigor, no hay que restaurarla (como reclaman los salvapatrias españoles), y no cumple con su papel disuasorio, como estamos viendo, por desgracia.

En esto tenemos experiencia

Arran no lleva nada bueno a Catalunya. Y a Euskadi, solo una cosa: su colección de errores es comparable a las que acumulaban (colecciones completas, como la de empujar a parte de dos o tres generaciones a cometer delitos altamente penados) las organizaciones juveniles vinculadas a la izquierda abertzale. Por supuesto, la excusa de los de aquí no eran unos huelguistas de hambre, sino unos métodos de liberación que incluían el asesinato. Pero los métodos eran tan insufribles e injustificables como los de allí y ahora. Ni estos ni aquellos, aportaron ni aportan nada.

La protesta como fin

Los aliados feministas que se pierden en su exageración, los que reclaman una prisión permanente revisable que está vigente y no cumple lo que prometen, los que no entienden que la destrucción no es constructiva y los británicos que, como denuncia Leonardo Carella en Twitter, dicen que nunca han sido europeos mientras importan a Gran Bretaña la lucha de los chalecos amarillos franceses, todos ellos tienen la protesta como fin, no como medio, y todos ellos son poco útiles a la sociedad porque no entienden que el camino tiene que ser ancho y llevar a algún sitio.

Nunca caminarás solo, Michael

No quiero que acabe la semana sin mencionar a Michael Robinson ni terminar esta columna sin una rendija para la esperanza. El futbolista, comentarista y empresario audiovisual anunciaba días atrás que padece un cáncer incurable, y desde todos los rincones de Internet han surgido muestras de cariño y ánimo que él mismo agradecía. Este inglés que aterrizó en Iruña como delantero y ha acabado haciéndonos reír y disfrutar del fútbol como pocos, también es la persona a la que hoy muchos decimos lo que no podemos expresar a quienes se enfrentaron al cáncer y ya no están.

El crecimiento de la ultraderecha en Europa

Hasta en El Español se han dado cuenta: la extrema derecha avanza en Europa y el efecto contagio, además, le beneficia. En algunos países los partidos fascistas obtuvieron un apoyo en las elecciones generales de más del 20% (Suiza, Austria, Francia o Dinamarca); en otros, casi lo alcanzan (Italia); su mayor éxito está en Polonia, donde llegaron a superar el 37% y en Hungría, donde gobierna el Jobbik; y en un país como Alemania, que más ha sufrido y hecho sufrir el nazismo, están en el 12%. En España les hemos visto en el Valle de los Caídos recientemente y en Catalunya, ayer mismo en la calle.

Una Diada con presos

La de ayer fue una Diada especial, más intensa incluso que las anteriores, porque fue la primera de la historia reciente con varios políticos en las cárceles o fuera de su país por culpa de una persecución judicial injusta y que no sirve, de ninguna manera, para destensionar la cuestión nacional catalana. A algunos, es evidente, les beneficia esa tensión, y no solo a los de Ciudadanos: los hay que aprovechan para intentar lavar sus trapos sucios con Catalunya. Desde Euskadi tenemos que remar para que en la siguiente participen quienes quieran con libertad y en medio de un debate político constructivo.

Montón, cada vez más frágil

Los buenos periodistas hacen buenas preguntas, como Ángel Calleja a cuenta del máster en entredicho de la ministra Montón: “¿Qué beneficia más al PSOE? ¿Prescindir de Montón y poner el listón a una altura que Pablo Casado no pueda saltar si le imputan? ¿O ‘invitar’ a los jueces del Supremo que no investiguen ningún máster y así el bipartidismo no se hace daño?”. Esta es la encrucijada ahora para los socialistas que, como bien apunta Calleja, podría tener consecuencias en el PP, cuyo líder está en una situación parecida a la de Montón por un máster también en la URJC.

El PP, abocado a Casado

Y con Casado pendiente del hilo de Montón, va Sáenz de Santamaría y se baja del barco. El adiós de la vicepresidenta debería preocupar en el PP, donde se quedan sin plan B articulable. La caída de Casado provocaría un vacío de poder que la hábil mano derecha de Rajoy podría hacer tapado, pero ahora todo está en manos de ese nuevo PP más rancio que el anterior. El “agur” de Soraya, además, no solo empobrece a los de la gaviota: se va una política inteligente y posibilista, y les aseguro que quienes vivimos pegados a los políticos sabemos que no hay muchas como ella.

La izquierda madrileña, dividida

Manuela Carmena es una mujer inteligente y sabe que el rebote que van a pillar todos los que se sienten de izquierdas y traicionados por la maniobra de la alcaldesa, en realidad, están enfadados porque ven que se quedan sin cortijito. Esa izquierda tan radicalizada como sobrerrepresentada no tiene cabida en un equipo de gobierno que Carmena ha exigido controlar por practicidad: prefiere a personas de confianza que no a quintacolumnistas con piel de cordero. Ahora le viene una mala época en Twitter, pero una mujer inteligente como ella, insisto, sabe que eso no importa a nadie.

E Iglesias habló

20160409_iglesias

Y como Pablo Iglesias habló, los periodistas cambiamos nuestros planes. Él tiene ese poder, el de abrir las aguas y los periódicos, y los que gastamos tinta se lo permitimos. En fin. ¿Que qué dijo? Algunos asegurarán que lo dijo todo, pero yo, como Ángel Calleja, creo que no dijo nada. ¿Que consultará a las bases? ¡Si ya ha votado en el Congreso él en contra de ese pacto! ¿Que fue el primero en hacer una propuesta de Gobierno? Efectivamente, fue el primero en posicionarse de cara unas nuevas elecciones.

Todo atado y bien atado también en Panamá

Sigo en plan pasota, porque me da igual lo que aseveren los bisnietos de Franco sobre su sociedad en Panamá. Que la descendencia directa de un dictador se sitúe en la élite económica y social del país que aplastó, es lo único que necesito saber. Ese es el retrato de España: familiar real, estrellas del deporte, nacionalizados, progres de postal y herederos de Franco, todos tienen en común sus ganas de ocultar capitales con excusas peregrinas. Marca España.

Cuéntame por qué, Imanol

Es evidente que la aparición de Imanol Arias en “los papeles de Panamá”, comparado con la de los descendientes directos de Franco, es casi anecdótica. En mi opinión, lo que lo agrava es que Imanol Arias, además de habernos dado también su particular lección de ética desde el atril de la moralidad, gana muy bien de la cosa pública. De un modo directo o indirecto, vía productora. Eso no importa. Lo que sí es relevante es que el Estado sirve para cobrar pero menos para pagar.

UPN boicotea a Nafarroa

Me envía un buen amigo desde Iruña un tuit de Nafar Telebista en el que recogen los mensajes en esta misma red social de miembros electos de UPN sobre su opinión de la marca Kaiku. ¿Por sus productos? No, porque muestran dónde están sus productores: en el sur de Euskadi. Pero ojo al mensaje: UPN pide boicotear a los productores navarros porque forman parte, según Kaiku, de este territorio. La prosperidad del país no parece importarles.

Atentos a Facebook Live

He tenido la suerte de probar Facebook Live con motivos profesionales, y de hacerlo con una compañera, experta en marketing on-line, cuya opinión me importa. Y ambos coincidimos en que la herramienta es potentísima. ¿En qué consiste? En actualizar nuestro Facebook con emisiones de vídeo en directo. Como lo oyen. Ya se puede hacer en Twitter, es cierto, pero la penetración de Facebook es incomparable, y como sugieren en Marketing Directo, adelantarán a los del pájaro.

No es para alegrarse

20160308_alegrarse

Nadie puede alegrarse de que el barro del PP de Madrid haya salpicado hasta Bizkaia. En Génova 13 se han puesto ahora estupendos, hasta el punto de apartar al gerente de su delegación en Bilbao, Arturo Aldecoa, y al contable, Gonzalo Pontes, por las dudas que les han surgido en los gastos. El PP no traslada con esto una imagen de partido inflexible después de la millonada que nos han contado que se llevaban en los bolsillos de los trajes, pero sí alarga la sombra de la duda a otro territorio.

No nos gusta el doble rasero

No nos gusta nada el doble rasero, por eso y porque hemos planteado nuestras dudas sobre cómo quienes hoy lideran Podemos se han ayudado del dinero iraní para obtener popularidad audiovisual y hacer músculo político, les traemos dos tuits muy interesantes: Mikel Ayestarán recordaba que España es el “primer país de la UE que importa crudo de Irán tras el levantamiento de las sanciones”. Y el también periodista Ángel Calleja completaba con acierto: “Hacer programas de televisión para una tele iraní o asesorar a Venezuela, mal. Comprarles crudo o venderles armas, bien”.

Todo bien atado en Abengoa

El preconcurso de acreedores de Abengoa solo es una foto más que completa el álbum de esta empresa que es, también, del modelo de negocio de España. Un álbum que sigue coleccionando fotos vergonzosas que se suman a ventas contra subvenciones o relaciones con los grandes partidos que harían sonrojarse a cualquiera con un poco de ética: “Los 12 consejeros del grupo han elevado un 16,7% la retribución fija que percibieron por su pertenencia al máximo órgano de dirección durante el año más difícil” (El Español), el del concurso.

Cuidado con las capturas de pantalla…

La próxima vez que vaya a subir un “pantallazo” a una red social, acuérdese de Kanye West, un rapero que libra su propia batalla contra las descargas e incluso ha desarrollado un sistema propio para cobrar por las descargas de su música. Todo muy normal… Hasta que ha subido a Twitter una imagen de su pantalla en la que se observa una pestaña que indica que tiene abierto un sistema de descarga gratuita de programas de pago. En concreto, un software musical, precisamente, que cuesta 190 dólares, como señalan en Gizmodo.

Eskerrik asko, Ray Tomlinson

Su nombre no les dirá nada, probablemente, pero también con total seguridad usarán a diario su invento: “Tomlinson desarrolló en 1971 el primer programa de correo electrónico en ARPANET, el sistema precursor de internet. Él es responsable de que hoy en día, décadas después, sigamos utilizando el símbolo de ‘@’ en las direcciones de correo. Tomlinson ideó el sistema a través del cual se pudo enviar el primer mensaje entre ordenadores conectados en red. Era el comienzo de Internet” (El Confidencial).

La banalización de la política

20160302_banalizacion

Acercar la política a la ciudadanía es necesario, en eso estamos empeñados algunos desde hace tiempo. Este es un buen momento: el interés de los votantes es mayor y la situación, novedosa y, por lo tanto, excitante. Pero también es fácil percibir una banalización nada recomendable de la política: shows televisivos que juegan a sustituir mesas de negociación, e intercambios de tuits fuera de lugar. El periodista Ángel Calleja lo resumía así: “Cómo le explico a la gente que la política es importante si uno le monta un gobierno al otro y el otro le ofrece pactos por Twitter…”.

Iglesias y Rivera discuten por Otegi

En este ambiente de precampaña chusca en España, por supuesto, unos y otros quisieron utilizar a Otegi, el protagonista de la mañana (el de la tarde fue Pedro Sánchez). Pablo Iglesias quiso meter los codos a Bildu, pensando en las elecciones vascas, probablemente, y calificó de “buena noticia” la salida. Albert Rivera, seguramente pensando en las elecciones españolas, le respondió mencionando a Leopoldo López quien, según el de Ciudadanos, sí está detenido por sus ideas.

Otegi entra en campaña… ¿hasta el final?

La banalización de la política y la entrada de Otegi en las campañas vasca (por voluntad propia) y española (por voluntad de todos los partidos españoles) se resume muy bien en el tuit de Albert P. Elías (muy conocido en esta red social): “Ojalá Otegi en El Hormiguero bailando el ‘Uptown Funk’ con Pablo Motos”. Otro usuario le respondía: “¿Qué me dices de Otegi con Bertín Osborne cocinando un bacalao a la vizcaína?”. Aún no hemos resuelto lo de Madrid y en Euskadi ya ha empezado la campaña.

Los negocios del hijo del fiscal

Con una historia como la que hemos leído en Libertad Digital, Martin Scorsese hace una película de gánsters: “Cándido Conde-Pumpido Valera, hijo del que fuera fiscal general del Estado y actualmente magistrado del Tribunal Supremo, Cándido Conde-Pumpido Tourón, blanqueó más de un millón de euros de un grupo criminal dedicado a la prostitución y que fue desarticulado el pasado verano (…) Conde-Pumpido hijo habría puesto a disposición del grupo de delincuentes una sociedad propia, a una de cuyas cuentas entraban directamente los pagos realizados en los terminales de puntos de venta en los que se pagaba con tarjetas de crédito (…) El abogado se quedó con una comisión de 125.715 euros, un 12% del total de lo recaudado durante los meses de julio y agosto de 2015”.

Un modelo de negocio en dos fotos

Marcelino Madrigal ha publicado en su cuenta de Twitter dos sencillas fotos en la que se ve el modelo de negocio de algunos: comprar a China consumos en redes sociales digitales o de Apps para engordar las cifras. Más seguidores, más favoritos, más “clics”, más descargas… se consiguen con un trabajador chino, de bajo coste, delante de varias pantallas de ordenador y un montón de smartphones enganchados a la pared. La cruz de la moneda de algunos éxitos forzados.