15 segundos de consciencia

Solo espero que la vida le regale a Víctor Manuel Sánchez del Real, diputado de Vox, 15 segundos de consciencia. Los suficientes para darse cuenta de lo vergonzosas, insoportables y reprobables que son intervenciones como la suya de esta semana en el Congreso, en el que acusaba a su homólogo del PSOE, Luc André Diouf, de ser un inmigrante ilegal solo por no ser blanco, y en el que, como si fuera un descerebrado de 14 años que quiere ser amigable con los fachis del barrio para sentirse fuerte, aseguraba que el de Hitler era un partido socialista. Su intervención no es sonrojante, es intolerable. Pues la presidencia la toleró.

No es un caso aislado

También en el Congreso, la intervención de Odón Elorza que le ha hecho popular en Twitter esta semana, después de saltarse la disciplina de voto de su partido la pasada, no me ha parecido para tanto: es más efectista que efectiva, como tantas otras. De hecho, la ha cogido al vuelo Macarena Olona, que no ha dudado en subir el tono populista y asegurar que el propio Elorza llamó a “fascista” a Gregorio Ordóñez antes de que ETA lo asesinara. La hermana del concejal donostiarra tuvo que intervenir en Twitter para llamar “ruin” a Olona y pedir que dejen en paz la memoria de las víctimas del terrorismo.

Esta extrema derecha, con este PP

Vox podría ser un partido sin relevancia, una voz que sale de la caverna, pero el PP ya ha firmado acuerdos de gobierno con ellos y Casado cuenta con sus votos para ser presidente. Lo cierto es que, además, Vox pega con este PP que encabeza, entre otros, Isabel Díaz Ayuso, que identifica a la España vaciada con la que expulsa “por motivos lingüísticos” a sus conciudadanos, especialmente “a la Guardia Civil y otras instituciones”. La presidenta de Madrid demuestra que, además de vaciar España con su dumping fiscal, la instrumentaliza para engordar sus fobias y competir por el discurso nacional con su jefe.

Cuando la base falla

Cualquier periodista, cualquiera, sabe que no puede hacer bromas de un acento o una forma de hablar en antena. Y el que no lo sepa, desconoce lo más básico de esta profesión. Nada diferencia que los chistes de Virginia Riezu sobre traducciones de títulos de Netflix al catalán de las bromas sobre gangosos que hacía Arévalo. Nada. Y el debate sobre los límites del humor está fuera de lugar en este caso porque no hablamos de un concurso de monólogos, sino del magazine de tarde de RNE que dirige Julia Varela, en el que el humor es solo un recurso, y no el objeto del programa. Un recurso muy mal utilizado esta vez.

Y yo reparando el ordenador…

Llevo tiempo empeñado en reparar lo que se me va rompiendo, incluso las cosas a las que no tengo más apego que su funcionalidad. Si puedo evitarlo, ¿por qué voy a dejarme caer en el círculo vicioso y nada virtuoso del consumo rápido, del usar y tirar, de generar residuos en Europa que acabarán en África? Y mientras yo estoy a esto, Amancio Ortega está a vender por 76 millones su yate grande porque ha encargado otro de 182 e igual el pobre solo tiene una plaza de garaje para yatacos. Habrá quien diga que quien compre la embarcación pequeña está reutilizando, y es cierto, pero lo que me pregunto es: ¿qué demonios hago yo y para qué?

Qué hostia, Pablo, qué hostia

Si en Euskadi les ha ido mal en Galiza no les ha podido ir peor: Podemos se ha llevado el gran golpe político de la jornada electoral del domingo. Con Pablo Iglesias en una vicepresidencia, con 4 ministras y ministros, incluido el secretario general de IU, con todos los disidentes fuera de la cúpula del partido… Y así les ha ido. El propio Iglesias ha reconocido en Twitter que “toca hacer una profunda autocrítica y aprender de los errores que sin duda hemos cometido”. Pero la autocrítica hay que hacerla, no vale con anunciarla. Ese es el gran paso que tiene que dar Podemos. El problema es que nadie se lo cree. Y por algo será.

Pues Errejón tiene razón…

Íñigo Errejón ya se ha apuntado a hacerles la “autocrítica” a los de Podemos. No ha sido el único: Ramón Espinar también ha señalado la “expulsión sistemática” del “talento” como mal endémico del partido. Desde luego, si se refiere a su persona, Espinar igual también tiene que revisar algo sobre sí mismo. Pero, bueno, allá cada cual. Vuelvo a Errejón, que acusa a Iglesias de haber acabado con Podemos y haberlo convertida en IU pero cambiando las siglas. No le falta razón al fundador del partido morado: el camino de Podemos parece escrito desde hace mucho tiempo y algunos están leyendo el guión en voz alta.

¿“Satisfecha”? ¿En serio?

El descenso de Podemos lo ha capitalizado Bildu con holgura. El exiguo escaño extra del PSE es, claramente, un mal resultado. Los socialistas vascos apostaron por sacar perfil de gobierno, pero del gobierno español: el éxito y la gestión que vendieron fueron las de Sánchez… Y parece que la ciudadanía vasca no las ha comprado. En el PSE también tienen que reflexionar. Odón Elorza invitaba a hacerlo sobre su papel en el gobierno vasco de coalición (como si el discreto resultado no fuese culpa del de Madrid). Allá cada cual. Pero Idoia Mendia igual no puede intentar proyectar satisfacción… A menos que esté pensando en otra suma.

La suma y la resta

El bloque español, al que estoy dedicando esta columna, tiene que hacer una reflexión, en general, sobre su presencia en Euskadi: no dejan de caer sus apoyos y, además, aparece la radicalización en forma de escaño para Vox. Para mí, la importante es la siguiente suma… Y resta: el bloque del Gobierno Vasco (PNV + PSE) suma cuatro escaños. El bloque del Gobierno Español (PSOE + Podemos) pierde, justamente, cuatro escaños. Seguimos con las matemáticas: puede que Mendia desee que el CERA (que ya quitó un diputado al PNV para dárselo a los de Casado) no dé el último escaño de Bildu al PP para negociar con el PNV.

Mensaje del PP para el PP

Parece que Pablo Casado tuvo que transigir en Galiza pero pudo teledirigir en la CAV. Y el resultado salta a la vista: el moderado y el que esconde la marca del PP revalida su mayoría absoluta… Y el que defiende el mensaje tradicional del PP reforzado por un grupo de jóvenes más rancios que los predecesores de sus predecesores se hace la zancadilla y facilita la entrada de Vox. El PP se ha mandado a sí mismo un mensaje. Ahora solo tienen que leerlo. Pero está claro, a la vista de los resultados, que la ciudadanía vasca ya no espera nada del PP. La gallega, sin embargo, sí de Feijóo, que no es lo mismo.

¿Un? ¿Nuevo? ¿PSOE?

20170523_nuevo

Tuiteaba Pedro Sánchez, después de ser elegido por la militancia por segunda vez, que “hoy comienza todo, y me comprometo a ser el Secretario General de todos los afiliados”. Su reto es triple: mantener el PSOE unido después de los desgarros que él y Susana Díaz han hecho. Fijar un rumbo después de que los afiliados hayan decidido cerrar la etapa de los barones y el aparato. Y seguir siendo el PSOE reconocible y una alternativa de gobierno real con estas circunstancias.

Pedristas, de toda la vida

Soy muy malo haciendo pronósticos, y pensaba que Susana Díaz iba a ganar porque el aparato socialista estaba muy imbricado en la organización, igual que el PSOE lo está en la sociedad. Pero no ha sido así: el discurso de revancha hacia los propios (a mis ojos, perdedor) ha motivado a la militancia socialista… Y a la no socialista. @C55C ironizaba en Twitter: “No me explico con todos los pedristas que hay cómo es que no ganaron las elecciones”. Sánchez siempre fue el favorito de todos, menos cuando tocó votar al Congreso.

El reto: mejorarse a sí mismo

Buen disparo Diego de Schouwer tras su regate: “A ver si Pedro Sánchez lo hace mejor que el último Secretario General”. Pedro Sánchez tiene un reto como candidato añadido a los que tiene como Secretario General que hemos desgranado más arriba: tiene que mejorarse a sí mismo. Sánchez es el candidato de los peores resultados de la historia del PSOE, fue ninguneado por Podemos y hasta por los suyos. Ahora, tiene que demostrar y ejercer liderazgo.

Ya llegan los de la verdadera izquierda

Parece que el PSOE es ahora la verdadera izquierda. ¡Pues Pedro Sánchez es la segunda vez que es secretario general! Y en su haber tiene, además, hacer frente a la nueva izquierda cuando más músculo tenía Podemos. En cualquier caso, que personajes políticos como Beatriz Talegón hablen ahora de “volver a casa” está bien para el PSOE: el efecto regreso es positivo. Pero tendrán que separar grano de paja, arribistas de honestos, aparateros de afiliados, oportunistas de voluntarios.

Y en Euskadi, ¿qué?

Xabier Lapitz se acordaba de Odón Elorza, el socialista vasco que más visiblemente fiel ha sido a Pedro Sánchez. Es justo recordar que el PSE estuvo con Pedro antes, y que solo la irrupción de López (todavía no sabemos si queriendo hacer un favor al aparato y a Díaz como submarino contra Sánchez) forzó a la federación vasca a cambiar de opinión. Para Euskadi, el secretario general parece más flexible que la andaluza, y más dispuesto a llegar a acuerdos con otros partidos para alcanzar gobiernos alternativos.

Y eso que Obama no ha vuelto…

20170305_obama

Más le vale a Obama mantener su sonrisa y limpios sus palos de golf porque, sin aparecer, ya es el culpable de todos los males de Donald Trump. Así que, si aparece, puede convertirse en el demonio a falta de candidato demócrata contra el que medir sus fuerzas. Ahora, según Trump, Obama habría dejado pinchados los teléfonos. Y después, habrá más, y si en el partido demócrata queda alguien listo dejará que Trump se canse de buscar antagonistas.

Entonces, Podemos tiene la culpa

Si a Podemos se la han metido doblada el problema es de Podemos. No puede aparecer ahora como una víctima como no puede hacerlo el PP cuando habla de Bárcenas. Sé que los casos no son comparables, pero si Elvira García es senadora se debe únicamente a que ellos la han propuesto y su éxito electoral innegable. Si García no paga la parte que adeuda al partido, igual que no pagaba su VPO de alquiler, ellos verán qué medidas toman, pero la primera no puede ser intentar librarse de la culpa.

López es ahora “sanchista”

Y sigue el baile: Patxi López se presentó como el candidato a secretario general más “sanchista” (más que Pedro Sánchez, incluso). Luego, fue la tercera vía. Después, se acercó a Díaz para hacer frente a Sánchez. Y ahora Odón Elorza le pide que sume sus fuerzas con Pedro para lograr una única candidatura “sanchista”. Lo que, para mí, queda claro es que López, aquel que fue lehendakari presidente del Congreso gracias al PP, nunca ha tenido nunca claro qué es.

“Duda resuelta”

Espero que a estas alturas ya hayan visto el tuit de Mikel San José que deja sin argumentos a la extrema derecha más rancia que se presenta como la asociación Hazte Oír. El futbolista del Athletic respondía que, efectivamente, “no siempre” los niños tenían pene y las niñas, vagina. Y esos casos son los que generan más sufrimiento y en los que la comprensión de todos es importantísima. Por otro lado, me encanta que los futbolistas tomen partido y actúen. Y es uno de los nuestros, mejor.

Un fútbol que no volverá

Este fin de semana se han cumplido 26 años del debut de Ryan Giggs con el Manchester United. 26 años de fútbol que contienen una parte de la historia de este deporte que no regresará fácilmente: cuando los equipos eran más estables y los jugadores crecían corriendo una banda porque el entrenador estaba seguro de que ese chaval podía dar mucho más. Giggs representa un tipo de futbolista movido (o fiel a un club) por la pasión más que por el dinero que cuesta mucho ver hoy.

Valencia en la mochila

20160130_valencia

En la mochila de Rajoy está Valencia, está Matas, está Fabra, está Rus… ¿Estará Rita Barberá? Veremos. En la cuenta en Twitter de Maldita Hemeroteca han recuperado dos vídeos que ahora tendrían que provocar cierto sonrojo a Rajoy y los suyos: un spot llamado “confianza” con Rajoy posando junto a Camps, Barberá y Jaume Matas. Y un mitin en el que el propio Rajoy asegura que sus credenciales son el trabajo de Rus, Barberá, Camps o Fabra, y que quiere exportar a toda España el modelo de Valencia, Castellón y Xativa.

El “quién” y el “qué”

El portavoz de Podemos en el Senado, Ramón Espinar, fue cazado por un micrófono abierto llamando “subnormal” a alguien. Él asegura que a un compañero y en tono de broma, pero el hecho es que el hijo de uno de los acusados por utilizar las tarjetas “black” se dirigía a la zona de prensa de un modo agrio. Pero si el destinatario de la ofensa es importante, más lo es el término utilizado. Es obligatorio que un representante de la ciudadanía ponga en valor el esfuerzo y las inversiones para lograr que el lenguaje no sea discriminatorio y posibilite la integración de los diferentes colectivos.

Los primeros 50 que no ven la diferencia

Felipe González ha dejado clara su preferencia: él quiere que gobierne Rajoy y que el PSOE se lo permita. Y hasta 50 socialistas históricos opinan lo mismo: Corcuera, Leguina, Antonio Miguel Carmona, Carlos Solchaga, José María Maravall Eguiagaray, Rodríguez Ibarra… piden que Pedro Sánchez no se humille ante Podemos y concluyen: “ni PP ni PSOE deben impedir la gobernabilidad”, según La Información. En el bando contrario, Odón Elorza lamentaba en Twitter que en su partido apoyen al PP de Rajoy y la corrupción.

Tecnología vasca en el ejército estadounidense

Ya hemos hablado en esta columna del éxito de Erle Robotics, que “se ha convertido en la primera firma no estadounidense en hacerse con fondos de un programa” para la agencia estadounidense encargada de desarrollar tecnologías para el ejército de este país. Volvemos a hacerlo porque la pieza en El Confidencial sobre el crecimiento de la empresa fundada por los hermanos alaveses David y Víctor Mayoral es bastante interesante. Y siempre, siempre es positivo hablar de las cosas interesantes que hacen los del País.

El FC Barcelona pagará las deudas de Messi

Leo Messi va a firmar un contrato con el FC Barcelona con el que ganará 40 millones netos al año. Esa cantidad supone un desembolso para el club de 85 millones brutos. Pero la única razón no es su calidad: los directivos “culés” han accedido a la exigencia del jugador de que el club asuma los más de 50 millones de euros que Messi tuvo que pagar a Hacienda para ponerse al día con sus impuestos. Antes de incluir esta condición, el contrato “solo” iba a ser de 20 millones limpios por temporada.