¡Qué Estado les está quedando!

Los agentes de la Policía Nacional que hacían bromas sobre una posible violación a Oriol Junqueras en la cárcel suponen una muestra representativa de lo mal que está el estado español. No volveré a entrar en cómo la jueza Lamela “compra” al fiscal lo que el ministerio necesite porque lo de la Policía Nacional, por medio de esta pareja, es suficientemente condenable. ¿Y si esas bromas y chistes las hubieran hecho sobre una mujer? Pues es igual de grave.

Que no canten más

La denuncia de Dani Álvarez en Twitter me parece un resumen estupendo de cómo funciona ese estado de connivencia fiscal-jueza, de policías nacionales bromeando sobre violaciones, y de un vengativo que echa para atrás: “Cantaban a por ellos, y fueron a por ellos. Cantaban a prisión, y los mandaron a prisión”. ¿Quién ordena esos cánticos? ¿Ante quién responden los poderes ejecutivo y judicial españoles? Es la realidad la que invita a hacernos estas preguntas.

Sí importa

Dani Mateo también consigue resumir en un tuit lo que muchos opinamos sobre este estado: “El problema es que la justicia es inmediata para unos mientras otros la esquivan descaradamente y eso enciende a la gente”. No nací ayer: sé que se está juzgando la Gürtel, sé que Urdangarín ha sido condenado. Pero el yerno y cuñado del Rey sigue en la calle, y en la Gürtel la figura de Mariano Rajoy ha pasado por alto. De Rodrigo Rato, ya, ni hablamos. ¡Cuánta indignación

Podemos reinventa la política

No podemos acusar a Podemos de hacer “vieja política” en base a lo que denuncia Albano Dante Fachin. Agárrense: hace público un documento, con un esquema parecido a otros que hemos visto, de actuación para los simpatizantes de Podemos en redes sociales. En este caso (como en aquel contra Errejón) el objetivo político era interno: el líder de Podemos en Catalunya. Esto no era viable en los partidos tradicionales, ¿es esta entonces la nueva política?

No lo entiendo

Nicolás Rivera no decía qué le parecía: solo mostraba en Twitter las cosas a las 7:15 de la mañana en Madrid para hacerse rápidamente con un iPhone X, mucho antes de que abrieran las tiendas. No lo entiendo: no es un producto de primera necesidad (y yo trabajo con estos cacharros), solo es un modelo nuevo que vende una empresa que ha vuelto a anunciar beneficios mayores basados en lo carísimo que es este aparato (más de mil euros) y en las colas vistas.

Cuando dejas por escrito lo que eres

¡Qué retraso llevo! Bueno, el de otros es aún peor. Me voy poniendo al día con temas que se colocan entre la risa y la tragedia. Risa porque Ernai firma carteles en los que utiliza la palabra española “Invernalia” en una pintada en inglés para referirse a Winterfell o Dragonstone (lo que es Gaztelugatxe en Juego de Tronos). Tragedia porque ese retraso que les lleva más o menos hasta la edad de piedra lo usan para amedrentar al turismo y hacer nacionalismo del peor.

“Locals Only”

En inglés precisamente pueden leer, en el principal diario de Belfast, que en el Este de la ciudad (zona mayoritariamente protestante y unionista) han aparecido pintadas en contra de la presencia de extranjeros: “Locals Only” dicen los intolerantes británicos, herederos de los colonizadores, en un discurso que se asemeja a otro más próximo. La intolerancia recorre el planeta pero siempre es reconocible por el tipo de colectivos que la ejercen y cómo lo hacen.

¿Y qué?

Vamos con otro cavernícola: José Manuel Soto es más reconocible en Twitter por ser una especie de bocachancla de derechas que por sus canciones. El andaluz lanzó recientemente un tuit bastante destacado, llamando a combatir cuerpo a cuerpo el yihadismo. Animado tal vez por la ola que generó, ahora critica que Alberto Garzón se haya casado como le ha dado la gana: de blanco (ella) y chaqué (él), y en un sitio caro. Si lo paga con su dinero, ¿qué tiene de malo?

Roures, el anfitrión de la izquierda

Ya, ya sé que Alberto Garzón es comunista. Oigan, ellos también tienen derecho a sus contradicciones. Miren por ejemplo a Jaume Roures, Oriol Junqueras y Pablo Iglesias: el primero, un millonario de izquierdas que manda a trabajadores al FOGASA y organiza cenas políticas en su casa. El segundo, uno de los líderes del nacionalismo catalán que se reúne a escondidas con uno de los líderes españoles. El tercero, que dijo que nunca acudiría a reservados.

De Cádiz a Arabia Saudí

Ayer traje a esta columna el post en Magnet sobre cómo las relaciones entre Arabia Saudí y el ISIS son menos probables que las seguras de la monarquía española con esa dictadura. Aún así, la ligazón entre ambas sigue siendo un recurso de argumentario de la izquierda (la de Iglesias, la de Junqueras y la de Roures), y sirve hasta para atacar a Bilbao y el Gobierno Vasco porque salen armas del puerto de Bizkaia. Pero, ¡vaya!, de Cádiz lo que salen son goletas para los saudíes armadas hasta los dientes.

Más ya ha ganado… a Junqueras

20150922_mas

Según ‘El Confidencial Digital’, Oriol Junqueras podría estar arrepintiéndose de haber aceptado disolver la marca de ERC en la de la plataforma “Junts Pel Sí”, pese a que las encuestas son muy favorables a esta agrupación electoral. Por su parte, Artur Mas sí ha acertado: la omisión de su marca, zarandeada por quienes quieren asociarla con casos de corrupción, y su liderazgo indiscutible dentro de la amalgama formada, son una victoria… parcial, de momento.

Pablo Iglesias se siente extranjero en Catalunya

La campaña catalana está siendo una losa para Podemos. Acostumbrados como estaban a quejarse de PP y PSOE y clamar por la justicia universal, en cuanto se han visto obligados a bajar a tierra y hablar de lo concreto, no han parado de trastabillar. Pablo Iglesias reconoce que no se siente cómodo, que es “como hacer campaña en otro país”, y que los parámetros electorales son diferentes a los españoles, con PSOE y PP como minoritarios y Ciudadanos como un partido asentado (‘El Món’).

Manolo Lama pide que no seamos como él

O eso, o Manolo Lama lo que pide es que le dejemos ser el único que pueda mezclar deporte con política. Es lo que se desprende de su sorprendente tuit, fruto sin duda de la euforia desmedida (su modo de hacer periodismo, curiosamente): “Enhorabuena a Pau Gasol, catalán y español. Viva el deporte. Y por favor dejar de mezclarlo con la política”. Sin entrar en que ese “dejar” tendría que ser “dejad”, la frase es un monumento a la incoherencia.

La boda de Maroto, el día después

Empiezo a pensar que Javier Maroto no es xenófobo y que tampoco quería casarse. Empiezo a creer, de verdad, que el ex alcalde de Gasteiz lo único que quiere es que hablemos de él. Después de lo escrito sobre la presencia de Rajoy en su boda, ahora nos vemos obligados a seguir comentando el evento porque éste se celebró fuera de horario y normativa en el ayuntamiento de Gasteiz. Maroto lo dejó todo atado cuando abandonó el despacho del alcalde y su sucesor, Gorka Urtaran, avisó en ‘Onda Vasca’ de que no habrá más excepciones (‘El Plural’).

Más fraude

Me sorprende que esté pasando desapercibido en los grandes medios españoles el asunto del fraude en las adjudicaciones a las empresas que hacen el recuento de votos, dependiente del ministerio español de Interior: “Al menos uno de los tres funcionarios presuntamente involucrados en la trama habría maniobrado para alterar los pliegos de condiciones de las licitaciones de las europeas y las municipales para favorecer a una empresa, Base 100 SA, en la que trabaja un familiar de primer grado y en la que él mismo podría tener intereses comerciales” (‘El Condifencial’).

Importando el ébola

20141019_impotando

El ébola se importó a España por medio de misioneros. También se ha importado en el caso del pasajero de en un vuelo desde Nigeria a Francia que, sorprendentemente, se detuvo en España sin pisar suelo galo. Y en Morón de la Frontera será donde descansen los soldados estadounidenses (se habla de 3.000) que salgan de los países con ébola antes de regresar, definitivamente, a América. La pieza en ‘El Confidencial’ al respecto es confusa: una especie de crónica “de color” que rebosa prejuicios, como que si la base estuviera en Euskadi los militares no vendrían, y que los andaluces se quedan con “to la mierda” (sic).

Las comisiones de Rato

Hoy hay dos enemigos evidentes: la banca y los políticos. Defenderles no parece lo correcto, y a quienes pedimos mesura ante los mensajes populistas nos señalan también como “casta”. Es fácil acusar, es difícil probar, y es habitual que estemos todos hartos. Además, en ocasiones la mezcla de políticos y bancos resulta explosiva: aunque sean legales y sea cierto lo que dice Rodrigo Rato de que se trata de otro pago en diferido, ¿qué pinta un ex ministro de Economía recibiendo una comisión de 6 millones de euros de una entidad a la que ya no pertenece? (‘Vozpópuli’).

Podemos… dividirnos

Es la crónica de una división anunciada aunque logren salvar la primera asamblea ciudadana, pero Podemos está abocado a la fractura. En ‘Te Interesa’ hacen un análisis muy acertado al respecto, en el que se abordan las diferentes corrientes que no se presentan como complementarias, precisamente. Los “mediáticos” (quienes salen en la tele y tienen los sueldos) pueden tener tirón entre los votantes, pero levantan recelos entre quienes regalan su dedicación a causas más elevadas. La naturaleza de Podemos es la atomización.

A propósito de nada

“Mas y Junqueras empeñados en crear un Estado y mientras en el mundo mueren de hambre al año 165 millones de niños”. Ese fue el tuit de Enric Sopena en el Día Mundial de la Alimentación. ¿Eso es todo lo que tenía que decir? ¿Lo que quiso decir? ¿Lo que le salió? ¿Es el nacionalismo catalán lo único en lo que piensa, incluso cuando piensa en cómo erradicar el hambre infantil? ¿O todo vale contra Catalunya? En cualquier caso, a estas preguntas tiene que responder el propio Sopena, actual director de ‘El Plural’, un periódico on-line muy próximo al PSOE.

Los 20 “mejores”

He sido un gran defensor de Flickr todos estos años, la mejor red social en la que he participado y participo, a la que más horas he dedicado, sin duda, y posiblemente la que más satisfacciones me ha regalado. Pero la entrada de Marissa Mayer al frente de Yahoo! (la empresa propietaria) y la de Bernardo Hernández al frente del propio Flickr han conllevado cambios poco deseables y menos gratificantes. Ahora nos regalan una selección de los mejores fotógrafos con menos de 20 años en su red (incluida una chica nacida en Euskadi), y nos sorprenden poco: los motivos, las técnicas y los resultados de repiten, falta originalidad y, la que hay, no aporta nada bueno.

Violencia latente en Irlanda del Norte

20140824_violencia

Son ya varias las noticias sobre Irlanda del Norte que les hemos traído esta semana, y ninguna buena. Vandalismo unionista, disidentes republicanos enmascarados en Belfast… Y hoy, también, en Derry. Según el ‘Belfast Telegraph’, en el municipio del “Bloody Sunday” dos hombres con la cara tapada encañonaron a un repartidor y le obligaron a dirigirse hacia la comisaría de policía con un supuesto paquete bomba. El conductor se enfrentó y llevó el vehículo a otro lugar. El incidente, aterrador, sería el epílogo de las detenciones a cuatro republicanos acusados de poner en marcha una campaña de cartas-bomba.

Ahora sí, el PP mira a CiU

Mariano Rajoy no resuelve los problemas: los disuelve. Del mismo modo, no se enfrenta a ellos: se pone de perfil esperando a que pasen sin rozarle. Pero esta estrategia cobarde no funciona y genera problemas a medio plazo. Así le ha pasado con Catalunya: ha rechazado a Mas, a ninguneado al gobierno catalán, y ha pasado de CiU. Pero esto podría cambiar según ‘El Confidencial Digital’ a medida que los sondeos confirmen el “sorpasso” de ERC. Entonces, sí, Rajoy carecería de interlocutores. Carecería de la base de la política.

Lecturas de domingo

Javier Caraballo ha querido meterse con Jordi Pujol… pero su relato en ‘El Confidencial’ guarda una parte muy sugerente sobre el papel que desempeñaron todos (desde Felipe González a Ruiz Mateos) en el caso FILESA. El desencadenante, como les digo, es cómo González obstruyó una investigación contra Pujol, pero el relato es suculento como lectura de domingo. Un relato que concluye de este modo: “El escándalo de Filesa no sólo no sirvió de escarmiento a la clase política española, sino que ha sido la hoja de ruta de todo lo que ha venido después”.

¿Fútbol es fútbol?

Fue el entrenador serbio Vujadin Boskov el que dijo esa obviedad de que “fútbol es fútbol”. Una cita que, no por célebre, es más cierta. El fútbol es política, pasión, fenómeno… y trasciende al propio juego. Esa es su grandeza. Y la prueba de que el fútbol no es solo fútbol la encontramos en ‘El Plural’, donde adelantan que la FIFA estaría muy cabreada por la airada respuesta del FC Barcelona ante la sanción, parece que merecida, por echarse encima de canteras ajenas para rentabilizar la suya. No solo ha molestado o sancionable, también su defensa, hasta el punto de que Messi, ejemplo de canterano “adquirido”, estaría vetado para ganar otro balón de oro.

Otra media necesaria

Los aficionados al fútbol vascos tenemos como referencia a equipos cuya cantera es la base, por eso podemos valorar especialmente la necesidad de esa regulación y la existencia de sanciones como la que ha recibido el FC Barcelona. Es evidente, por lo tanto, que cierta regulación es necesaria, por ejemplo, también en la música. Todos conocemos letras horribles (sexo, machismo, etc.) que cantan niñas, y videoclips de estrellas de la tele repletos de gestos y escenas más que obscenas. Ha sido el gobierno británico, según ‘Fayer Wayer’, el primero en mover pieza, y piensa clasificar por edades, como las películas, los vídeos musicales que se difunden por la red.