España, culpable

La conclusión de la exconsellera Clara Ponsatí en El Nacional es terrible: “No ha valido la pena hacer política”. Lo afirma con una orden de arresto internacional contra ella por intentar llevar a cabo el mandato democrático de la mayoría de catalanes que votaron a quienes anunciaron que llevarían a cabo un procés de independencia. Ese es el mensaje que traslada España al mundo: hacer política honesta y sin violencia en este estado no sirve de nada. Ya veremos qué hace el gobierno español con tanto cuervo.

¿Saben quién no está en prisión preventiva?

Sigo con El Nacional: mientras en Catalunya hay 25 dramas familiares, de momento, Luis Bárcenas disfrutará esta Semana Santa de su casa de un millón de euros en el Valle de Arán con permiso del juez, que hasta le ha levantado la obligación de acudir todos los lunes al juzgado para que el tesorero del PP pueda alargar su descanso. Lo más sangrante es que “en el sumario consta que pagó 120 mil € para reformarla y las facturas las habría sufragado el PP”. Y no pasa nada.

¿Por qué lo han hecho?

El exletrado del Tribunal Constitucional, Joaquín Urias, ha explicado en Twitter por qué el juez Llanera ha puesto en marcha la más terrible maquinaria judicial contra demócratas: “Para suspender de sus derechos políticos a una persona no condenada la ley exige dos condiciones: que se le impute un delito de rebelión y que esté en prisión provisional”. Es decir, lo que busca Llaneras es que estos representantes de la ciudadanía no puedan ejercer. Sí, son presos políticos.

Ciudadanos, a lo suyo

Decenas de miles de personas se movilizan en Catalunya porque consideran absolutamente injusto que los representantes que ellos mismos eligieron sean encarcelados por intentar cumplir su palabra, e Inés Arrimadas sale a decir que fueron muchos más los catalanes que se quedaron en casa. Josep Maria Mainat ironiza en Twitter: “Inesperada conclusión”, seguramente, para no decir lo que realmente opina, que la insensibilidad de Ciudadanos es ya algo más que indignante.

Todo vale para el convento

Jesús Barcos tuiteaba con acierto: “La euforia que muestra Vox es el retrato de la España que está quedando”. Al mismo tiempo, Rosa Díez, sublimaba la contradicción de los nacionalistas españoles y enlazaba las banderas española y alemana para dar las gracias a quienes habían detenido a Puigdemont. En su cabecera de Twitter podemos leer: “A veces basta con alzar una bandera para descubrir un ejército dispuesto a luchar”. Ojo, hoy el pensamiento de Vox y UPyD en España no es minoritario.

¿Y con quién pactará Ciudadanos?

Ciudadanos es un partido sin responsabilidades de gobierno, así que todavía puede decir lo que quiera. Por ejemplo, asegura ahora Arrimadas que el PP quiere seguir pactando con los nacionalistas. Lo que no aclara es con quién pactará Ciudadanos: en Catalunya la propia Arrimadas ha ganado y nadie quiere auparla al govern. Y en el Congreso, ¿no tendrán que buscarse también socios? De momento, solo ha hecho presidente a Rajoy y ha acordado con Podemos una ley electoral que beneficia a ambos.

¿Y por qué tiene vivienda oficial?

El actual JEMAD, el general Fernando Alejandre, se ha gastado 30.000 € en poner a su gusto la vivienda oficial que le corresponde. Lo ha hecho, además, partiendo el contrato en tres menores de 18.000 para no tener que sacarlo a concurso público y asignarlo, así, a la misma empresa, según Público. Lo que yo no entiendo es que a un puesto de este tipo le corresponda una vivienda oficial. Otra VPO de lujo que pagamos entre todos mientras mes a mes abonamos la hipoteca.

El fin de semana en Murcia

Todo esto que voy a contarles suena tan chusco que no sé dónde poner el acento. Primero, un grupo de hosteleros de Murcia decide ofrecer al ministerio de Interior una compensación para una parte de esos agentes que se jugaron la vida en Catalunya antes y después del 1 de octubre, ofreciendo plazas hoteleras gratis a los agentes que quieran. Ahora, según El Confidencial Digital, un grupo de abogados independentistas avisan: esta compensación podría constituir delito de cohecho.

Cuando comprar era de bobos…

No quiero plantear esto como una batalla entre los que alquilaban y los que compraban piso, pero es evidente que unos han estado más engañados que otros. Será que estoy muy influido por esa cultura de la compra de una vivienda tan arraigada en Euskadi, pero el tema del alquiler se está poniendo difícil: subida de precios, pisos turísticos y barrios cada vez más lejanos del centro como referencia. Igual que en esta crisis, entonces quienes decían: “No compres” ganaban.

La recentralización que no termina

Conozco a Lordo en Twitter desde hace bastante tiempo y por eso me ha sorprendido la defensa que ha hecho en esta red social del bable y sus hablantes. Este periodista ha tenido la suficiente sensibilidad para darse cuenta del modo en que desde la caverna (la española pero también la asturiana) están intentando cercenar antes de que se asienten los intentos por impulsar esta lengua del único modo efectivo que existe: con su reconocimiento y homologación.

Ganaron dos

La batalla electoral la ha ganado Ciudadanos de un modo inapelable, pero en la guerra ha vencido Puigdemont haciendo mítines por vídeoconferencia y dejándose fotografiar viendo los encuentros del Girona en bares de Bruselas. No, no me gusta “el Carles” porque no he encontrado en él rastro de ser un hombre de partido ni de valentía política. Pero, vaya, es el vencedor del 21-D con todo el merecimiento. De hecho, es el único cuya victoria no se va a desinflar.

Perdieron los demás, también el PDeCat

Los demás perdieron, algunos lo hicieron estrepitosamente y otros incluso subiendo escaños como el PSC. También perdió el PDeCat, que ha recibido una herencia desastrosa de aquella CiU hegemónica. A Marta Pascal le urge cimentar porque convive con un presidente que no es de su confianza y que lastró la lista pero que, sin embargo, ha logrado capitalizar un procés inverosímil contra España, los pronósticos y la lógica tradicional de los partidos. ERC seguirá pagando las Fantas.

No, Rivera, esos votos no son tuyos

Albert Rivera tiene que hacer una lectura fría de los resultados, pero yo no contaría con ello. Los votos que recibió su partido no tienen que ver con el valor de su marca o el liderazgo de Arrimadas. El voto a Ciudadanos era el modo que encontraron cientos de miles de catalanes de hacer llegar su mensaje: que alguien pare este procés y arranque Catalunya. O Cataluña. Dentro de unos meses Arrimadas estará en la oposición y en las municipales del 19 Ciudadanos no va a tocar poder.

Templado… Más bien, frío

No soy muy bueno haciendo predicciones y, una vez más, me he vuelto a equivocar: esperaba que Miquel Iceta rebañara bastante más a Podemos. Pero al final no están contentos ni unos ni otros. Los dos escaños más que gana el PSC no suponen nada: siguen en su suelo. Y Domènech y Colau han protagonizado el capítulo catalán del lento e irremediable descenso de Podemos. Es cierto que una campaña polarizada vacía la zona templada, pero la izquierda española se ha enfriado totalmente en Catalunya.

Albiol tiene que marcharse

Las derrotas estrepitosas me han alegrado una semana que espero que me la compense Olentzero, finalmente. Los de la CUP siguen viviendo en una realidad paralela reclamando el valor de sus cuatro escaños como si fueran los diez que ya no tienen. Y Albiol tiene que abandonar la política. Alguien que lleva al PP hasta los tres asientos no puede echar las culpas a los demás y seguir adelante. No se trata de que dé un paso atrás: su carrera política está liquidada.

Para liquidar el independentismo

Que no se nos olvide: el modo en el que hemos llegado a las elecciones catalanas que se celebran hoy no es casual. Soraya Sáenz de Santamaría lo reconocía esta semana y lo recogía Europa Press, que ha logrado que su tuit sea viral: “Santamaría dice que ERC y JuntsxCat ‘están descabezados’ gracias a Rajoy: ‘Por tanto, ¿quién se merece los votos para seguir liquidando el independentismo? Mariano Rajoy y el PP’”. Para quien se pregunte por la separación de poderes.

Y ni así

Lo ha dicho la vicepresidenta del Gobierno español: Rajoy cuenta con la complicidad de la judicatura y el PP se arroga sin rubor la “liquidación” del independentismo. Pero ni con ese apoyo ni esa bandera les va bien. Todo lo contrario: Albiol se ha hundido reivindicando el perfil más duro del españolismo, como era previsible. Y Rajoy, el liquidador (¡lo que nos faltaba!), ha tenido que acudir al rescate. ¡Fíjense el mal resultado que el PP espera hoy en beneficio, claro está, de Ciudadanos!

Los “comunes”

Podemos también termina la campaña catalana de la peor manera: las predicciones han sido malas durante toda la campaña (en su caso, el PSC podría capitalizar hoy el voto moderado) y el final ha venido agitado por culpa del de casi siempre, Juan Carlos Monedero. El fundador de Podemos se ha descolgado con unas declaraciones desafortunadas… O no: ha reconocido que el 155 era inevitable porque los nacionalistas se estaban volviendo “locos”. Tan rancio como los del PP.

Pijo como los de Ciudadanos

Esperen, que la ronda no ha terminado: Ramón Espinar se suma a la ola de “favores” a Podemos en Catalunya desde Madrid acusando a Inés Arrimadas de ser una pija. Después, los de Podemos borraron el tuit y Espinar se apresuró a matizarlo: que pijo es el partido, Ciudadanos, no Arrimadas. Oigan, ¡pijo es él, que su padre es de los de las tarjetas “black” y le consiguió una VPO sin sorteo que vendió más cara! Pero, ¡vaya nivel el de Espinar, con todo lo criticable que hace Ciudadanos!

En Madrid también falla la suma

Parece que Podemos va a acabar mal 2017, con unos resultados nada favorables en Catalunya y un lío en Madrid bastante gordo. Después de cesar a su concejal de Hacienda, Carmena ha soltado lastre con Eduardo Garzón, el hermano de Alberto Garzón (pero los enchufados siempre son otros), que ha cometido errores de bulto como asesor financiero del ayuntamiento. Hasta parece que Montoro ha hecho un favor a la alcaldesa interviniendo las cuentas del Ayuntamiento.

“Si gana Inés”

Cada uno con su dinero hace lo que le da la gana. Miren, los hay que hasta invierten en monedas que no existen. Y cada uno ata su futuro a lo que le parece. Algunos hasta tenemos hijos. Así que si el de la Bruja de Oro condiciona a la victoria electoral de Inés Arrimadas sus futuras inversiones en Catalunya, allá él. La de Xavier Gabriel es una decisión arbitraria, como otra cualquiera y, al final, lleva años viviendo de la superstición y las probabilidades matemáticas muy reducidas.

La foto más machista

La denuncia es de esta misma semana pero la foto es de hace seis meses: el 19 de julio pasado la Federación Española de Baloncesto presentó el mundial femenino de 2018 que se celebrará en Tenerife con once hombres y una sola mujer. Así de sangrante era la foto. La denuncia actual la ha lanzado Doce Miradas, y la han recogido algunas blogueras como Begoña Beristain, y han hecho bien porque estos excesos no tienen caducidad como no tienen justificación.

La inflación que nos ahoga

Hay noticias que siguen sorprendiéndome aunque sé que no debería hacerlo ya a estas alturas, como la foto de la que acabo de hablarles, o que Leo Messi haya firmado un supercontrato: 70 millones brutos, 35 netos, para un jugador de 30 años. Esta decisión llevará a otros clubes a mover ficha porque sus estrellas (Cristiano Ronado, Neymar) no querrán quedarse atrás, y la estela de esta inflación llegará al fútbol vasco, no lo duden. Así es como el grande empequeñece al resto.

Y el teléfono más caro arrasa

Mi primer smartphone fue una BlackBerry. Tuve dos. Después, durante un verano sufrí un Sony con Android. Y finalmente pasé a iPhone (también tuve dos). Este año me he negado a pagar el dineral que pedía Apple por el siguiente modelo (el mío estaba ya para el arrastre), y me he pasado a Samsung. No va mal, pero no es un iPhone, definitivamente. Lo que me sorprende es la cantidad de personas que sí han soltado esos más de mil euros por dispositivo y han hecho que el nuevo también “arrase”.

Pero para despilfarro…

Termino ya con la colección de despilfarros: Letizia Ortiz se gastó el año pasado 70.000 euros solo en dos escopetas. Al parecer, es una gran aficionada a la caza y, por supuesto, esta pareja de armas tan cara no supone todo su arsenal: tiene un pedido a medida en Eibar (que costará otro pastón) y, al parecer, otro par de escopetas más. Además, ha regalado a su marido un arma de las buenas, que vaya usted a saber cuánto ha costado. ¿Y usted cuánto gasta en su afición?