Nuevo fiasco en Villareal

Lo primero que quiero decir es que el partido del Athletic ayer en Villarreal fue malo. Muy malo. Y eso no admite ninguna disculpa. Pero a partir de ahí (ya volveré sobre ello), quiero dejar claro también, que el árbitro Clos Gómez influyó en el resultado. A saber qué hubiese pasado si su actuación hubiese sido correcta o si los errores no fuesen siempre hacia el mismo lado.

Clos Gómez mal y determinante (Foto: ED)
Clos Gómez mal y determinante (Foto: ED)
El primer tiempo fue un desastre por parte de los dos equipos. Ni el Villarreal lo estaba haciendo bien, ni nosotros tampoco. El Athletic fundamentalmente mantenía el tipo. Defendía pero no creaba nada. Suficiente todo para mantener el empate inicial. El árbitro sin embargo ya estaba dejando unos apuntes peligrosos, como lo es el no sacar tarjeta al Villarreal, cuando algunas eran claras. Por ejemplo, la patada que le dan por detrás a Balenziaga fuera del campo para impedir que saque rápido. Patada en el tobillo, sin balón en juego. Increíble. Sin olvidarme que Bailly se pasó todo el primer tiempo enviándole recados a Sola, lo que le debía haber supuesto una amarilla. Bruno ya tenía cartulina cuando le hace una falta por detrás a De Marcos durísima, cuando Oscar estaba cubriendo un balón que iba fuera por la línea de fondo. Un balón al que nunca hubiese llegado Bruno, que lo que hizo simplemente fue darle una patada por detrás a Óscar. Debería haber supuesto su expulsión. Tarjeta clara, que tampoco saca porque… ya tenia una… A Kike Sola le hacen un penalti escandaloso también con un agarrón en el área. Y en el colmo del despropósito tampoco da una falta que Baptistao le hace a Gurpe antes de meterse en el área, no sólo no la pita, sino que en la continuación de la jugada considera que Carlos le hace penalti por detrás, aunque no le toca, como bien le reconoce el delantero amarillo a nuestro defensor. Penalti que casualmente marca Bruno que no debería estar sobre el césped. Y así el Villarreal, a pesar de no jugar nada, se va a descanso con un injustísimo 1 a 0. Gracias, Clos.
En el segundo tiempo sigue con el recital y el distinto rasero para las tarjetas. Por cierto, le saca la primera a Bailly, lo que en buena lógica debería haber sido la segunda por “los recaditos” que dio en el primer tiempo. Aduriz al poco de salir al campo saltó con los brazos despegados y al caer le dio con el codo al defensa. Tarjeta sin dudarlo. Pero cuando Jaime le metió el codo en la cara a Beñat parando un contrataque, ni tarjeta, ni aviso, ni nada. Muy ecuánime. Por no hablar del penalti que le hacen a Carlos en un saque de esquina cuando lo agarran hasta tirarlo al suelo a la vista de todo el mundo. En esa misma caída desequilibraron a San José que estaba en posición inmejorable para meter un gol, el del empate. Conclusión sobre el árbitro: que hizo un arbitraje sibilino y desesperante para los jugadores, y, los más importante, que determinó el resultado.
Pero como he dicho al principio eso no quita que también se pueda criticar a los jugadores por el partido que hicieron. Pocos resultados positivos van a sacar jugando así. El segundo gol da la sensación que les hundió en la miseria y eso no se lo pueden permitir. Quedaba muchísimo partido y se podía remontar. Mal. Muy mal. Y Laporte… madre mía, dio un recital en el segundo tiempo de cómo perder el balón de la peor forma posible, y la mejor para los contrarios. Y en el tercer gol, yo por mas que le busquė en la pantalla es que ni aparece. Aketxe estuvo intrancesdente todo el partido. Sabin tampoco aportó mucho. San José y Rico crear lo que se dice crear tampoco nada. En el segundo gol Mario soltó un trallazo que encima va con efecto y se abre hacia el palo pero… ¿Gorka estaba bien colocado? Mario venía por la derecha y me da la sensación por las imágenes que Gorka estaba cubriendo más parte izquierda de la portería, cuando debería haber basculado hacia su izquierda. Kike Sola me gustó aunque no luciese mucho, pero considero que le hicieron un penalti, lo que podia haber sido determinante y también deberían haber expulsado a su marcador. Así que cosas ya hizo. Me gustó.
Por último, comentar el tema de las rotaciones. El equipo ha tenido un principio de temporada muy intenso. Se están jugando un montón de partidos, y ya sabemos que el Athletic tiene muchísimo desgaste físico por el juego que realiza. Me parece normal que Valverde rote. ¿Que han sido demasiadas ocho? Quizá sí, pero los jugadores necesitan descanso. No podemos quemarlos con tantos minutos al 100%. De hecho, el miércoles ya tenemos aquí al Real Madrid. Y el siguiente domingo partido contra los vecinos en Anoeta. A mí la alineación de primeras no me pareció mal. Otra cosa ya es ver luego el partido, pero a priori no me disgustó. Valverde sabrá cómo están los jugadores y si necesitan descanso o no. Si los cambió fue por algo.
Ahora el miércoles a derrotar a los blancos y supongo que también al de negro o amarillo, porque me parece imposible encontrar un árbitro peor para jugar contra el Real Madrid que Mateu Lahoz… el de “dejen dejen jugar”… pero sólo a los mal llamados grandes, a los otros los asa a tarjetas, incluido al Athletic. En fin… habrá que confiar en que nuestros chicos recuperen su nivel…
¡Aúpa Athletic!

Punto agrio el de Villarreal

Agrio porque parecía que podíamos haber obtenido los 3 puntos. Agrio porque no se debe fallar un penalti, se puede sí, claro que se puede fallar, pero… que se tire tan mal es lo que no debería ser (Aritz, hijo). Agrio porque me hubiese gustado que el Athletic le hubiese dado en los morros a ese entrenador (Marcelino García Toral) que le tiene un odio especial a nuestro equipo y él sabrá por qué. Agrio porque se le podía haber apartado al Villarreal nada menos que a 10 puntos. Agrio porque el Villarreal se quedó ayer con un jugador menos y el equipo no fue capaz de combinar y crear un poco de peligro. Agrio porque seguimos viendo a los jugadores desaprovechar posibilidades de contraataques, con decisiones o pases horrorosos (mención especial para Iker Muniain y Susaeta). Agrio, en conclusión, porque es una pena que se pierdan estas oportunidades.

Con esta cara nos hemos quedado
Con esta cara nos hemos quedado

Y el cabreo que tenía Valverde al final del primer tiempo era similar o quizá inferior al que tenía yo. El fallar el penalti ya me parece mal pero la jugada anterior a pitar el árbitro el descanso es para que se lo hagan mirar. Tienes una falta a favor en el borde del área y se supone que algún jugador de calidad tienes para poder incluso meter un gol. Puede acabar el primer tiempo con esa misma jugada y vas… y haces el ridículo haciendo (Ander Herrera) un pase ¡a nadie!, rápido, que lo que consigue es que el Villarreal te monte un contraataque y casi te meta un gol. ¡El colmo del despropósito! ¡Mal no, PEOR!

Por supuesto un punto sobre el papel está fenomenal, pero el partido ha sido mucho más flojo que contra el Valencia. El Villarreal ha achuchado muchísimo desde el minuto uno y los nuestros no podían sacar el juego o construir como querían, se daban pérdidas y de ahí surgían las contras de los valencianos que, como todo el mundo sabe, es una de sus virtudes. A pesar de eso hemos tenido dos oportunidades claras antes de acabar el primer tiempo.

El segundo tiempo ha empezado con la caraja que sacan alguna vez después de pasar por el vestuario. Dan ganas a veces que jueguen los dos tiempos seguidos sin descanso. Caraja y fallo de Balenziaga que se acompaña de una bajada a defender del resto de jugadores como si fuese un partido de solteros contra casados. (O eso o que los del Villarreal iban en moto). Los dos atacantes que entraban a rematar entraban los dos, antes que y sin ninguna oposición de nuestros jugadores. Contra de ellos perfecta pero… buf… por nuestra parte…

A partir de la expulsión el “submarino amarillo” se ha dedicado a perder el tiempo de una manera escandalosa, permitido por el árbitro e incluso en el cambio de Iraola, no sólo permitido, sino que además alentado, siendo protagonista de la pérdida de tiempo el cuarto árbitro, ya que no deja hacer dos cambios a la vez. Ya me explicará alguien por qué. Increíble.

Y sobre Marcelino García Toral, quizá mejor no hablar, pero… Vaya rueda de prensa… Y Sí, tienes razón, tu equipo ha jugado el final de los dos partidos de este año contra el Athletic con 10 jugadores. Sí, pero no por los árbitros sino porque tus jugadores, Bruno en San Mamés y Gabriel ayer, han sido unos amigos con los rojiblancos. Gracias, Bruno, en su día y gracias Gabriel ayer. Gracias,  por tu penalti absurdo, tarjeta clara, y segunda tarjeta por codazo clarísimo (aunque también absurdo). Así que, Marcelino, habla con tus jugadores y no del Athletic y los árbitros, porque no es sólo que hagas el ridículo, es que también que mientes. Olvídate de nosotros y céntrate en corregir los errores de los tuyos. O mejor, no lo hagas para que así sigáis perdiendo puntos de manera absurda.

Para acabar quiero decir que no todo ayer fue negativo, además del punto, está clarísimo que los jugadores han dado todo lo que tenían, sin escatimar ni una sola gota de esfuerzo, haciendo honor a su nombre de leones. Los rivales siguen a 6 y 7 puntos (más golaveraje en el caso de los amarillos). Así que ahora a hacer buenos estos dos empates, cosechados seguidos fuera de casa, contra grandes rivales, con un triunfo en la Catedral contra el Getafe. ¡A por ellos!