Nazi y cabrón, dáselo a tus hijos

No es ninguna broma aunque parezca que han echado atrás la campaña: Cuétara ha decidido poner de reclamo para unos cereales infantiles una galleta basada en Cabronazi. Es decir, en un personaje que se ha hecho popular en las redes sociales digitales por robar contenido disfrazado de Hitler. El resultado es una galleta con la ropa de Hitler y un mensaje: “Niño, cómete esto para que te llegue mucho azúcar al cerebro y se te ocurran maneras de robar el talento a los demás”. Porque los de Cabronazi también lo habrán facturado, claro. Y un falso Hitler nos ofrece el desayuno simpáticamente.

Una bandera para tapar

Inés Arrimadas ha salido al estrado del Parlament con una bandera de España y me parece bien. Eso, sí, ella misma tendrá que aclararse, y no digamos nada de las explicaciones que tendrá que dar a Albert Rivera, por qué ha decidido convertir “un trapo” en su motivo de lucha. Nadie sacará la española de Catalunya, dice Arrimadas que al final, como todos veíamos desde el principio, no es más que la portavoz de un partido nacionalista español. Un partido y una ideología legítimas pero, por favor, que la asuman sin complejos ni subterfugios para esconder su amor por su patria.

El 155 que no hizo el PP

Pablo Casado exige a Pedro Sánchez que ponga en marcha de nuevo el 155 contra Catalunya, y que lo haga metiendo mano en las cuentas, TV3 y la Educación. Cuando gobernaba Rajoy lo primero ya pasó: Montoro controlaba las cuentas del conseller Junqueras y hasta hizo frente a un Llanera que aseguró que bajo la supervisión de Montoro se desvió dinero para el 1 de octubre. Pero el PP no se atrevió ni con TV3 ni con la educación catalana, e hizo bien. El 155 fue bastante comedido, prueba de ello son la cantidad de sueldos públicos que seguían cobrando los independentistas.

Las ideas de Lomana para Madrid

Carmen Lomana se ha ofrecido a su amigo Pablo Casado para ser alcaldesa de Madrid por el PP con un programa muy sencillo: más terrazas, menos multas, menos impuestos y menos manteros. “Una ciudad moderna y abierta”, en resumen, que es lo mismo que no decir nada. Porque mucho tampoco esperábamos de este personaje, y menos si se mete a política. Su visión de la vida es ligera, para la galería. ¿Un proyecto social? En eso no ha pensado: mano dura, pocos impuestos, mucho camarero y mucho disfrute de los que tienen dinero en el bolsillo y tiempo, como ella.

Machismo de Champions

Cualquier opinión del periodista deportivo Juanma Castaño ha quedado inhabilitada después de que él mismo haya asegurado (e insistido) en los micrófonos de la COPE que los futbolistas no tienen que levantarse por la noche a cuidar de sus propios hijos porque su descanso es importante. No dijo nada de las jugadoras de fútbol, cuya maternidad durante su carrera deportiva es casi un tabú. Tampoco quiso entrar, aunque le tiraron el guante, en cómo afecta al descanso de los futbolistas que se vayan de juerga. Lo importante para Castaño es que estén liberados de sus obligaciones como padres.

Gilipollismo

20170528_gilipollismo

Twitter está lleno de de información tóxica. E Internet, en general, es un pozo de lodo sin fondo. No acabo de entender qué lleva a una persona a publicar contenidos que faciliten o incluso fomenten la anorexia o el asesinato. Tampoco cuál es el mecanismo mental de quien da a conocer las supuestas bondades del nazismo. Por suerte hay otros usuarios como Rocky que, esta semana, han contestado punto por punto hilos de supuestas mejoras sociales aportadas por Hitler.

Enorgullecerse de ser tono está de moda

Seguimos. Ya saben lo que es un youtuber: un generador de contenido a cambio de dinero. Y algunos, para alcanzar la notoriedad necesaria que le reporte beneficios, son capaces de mostrarse como los más tontos de su pueblo. Dmarble es solo uno más: ha grabado un nivel de carpintería durante un vuelo para demostrar, agárrense, que la tierra es plana porque en ningún momento el morro del avión se inclina para corregir la curvatura. Esto es de Premio Antinobel.

Entre todos lo fomentamos

Intento ser crítico, “escéptico”, como marca la moda de Internet que hay que calificarse, pero seguro que alguna vez se me ha escapado en esta columna el impulso a burbujas de Internet. Espero que no haya sido nada tan sangrante para los ojos como lo que ha hecho Marina D’or: un encuentro de “familias blogueras” para este fin de semana. Y, oiga, ¿eso de qué va? ¿Yo soy bloguero porque tengo un blog? ¿Y mi familia lo es por contagio? ¿Y si solo tengo Twitter no me dejan entrar?

Una más

Una noticia más que, por fin, critica a quienes han creído que apoyar a Uber o Airbnb es progresista, o han confundido “lo colaborativo” con modelos de negocio tan brutales para trabajadores y fiscalidad como los de estas empresas. Ahora lo hace Bernardo Gutiérrez en una entrevista para Público en la que, por otra parte, también vende su propia moto: la del cambio imparable y la revolución de los precarios, que solo es la versión 2.0 de la división entre buenos y malos.

La verdad es…

La verdad es que Internet es una herramienta extraordinaria. Posiblemente, la más importante que hemos tenido y, seguramente, la más desaprovechada. No solo porque permite expandir las peores ideas o sirve para excusar prácticas económicas y sociales cuestionables como la precarización de las condiciones laborales. En El Confidencial denuncian con acierto la permisividad hacia las “start-ups”, a las que no se cuestiona si maltratan a sus trabajadores en nombre de no sé qué pasión.

Cuando todo es un despropósito

20170413_desproposito

Solo han pasado 70 días desde que Donald Trump es presidente de EE.UU., y podemos esperar cualquier cosa antes de que lleguemos a los 100 que la tradición denomina “de cortesía”. El último pequeño gran escándalo lo ha protagonizado su portavoz, Sean Spicer, que aseguró que el uso de armas químicas de Bashar al Assad contra su población no lo había hecho ni Hitler. Como en la propia MSNBC le recordaron al instante: el alemán gaseó a millones de compatriotas.

Sí, la actualidad venezolana es noticia

Estoy seguro de que los venezolanos no querrían ser noticia por los motivos actuales, pero lo son, y negarlo es una estupidez. Llevamos varios días viendo en Internet manifestaciones y una represión policial que incluye el lanzamiento de gases lacrimógenos desde helicópteros. Lo último es que el propio Nicolás Maduro, ajeno a la realidad, como siempre, ha confundido gritos de abucheo con aclamaciones de apoyo. Al parecer, solo se dio cuenta de que eran reproches cuando empezaron a caerle huevos.

Twitter es así

Twitter es el sitio en el que nuestras contradicciones (por supuesto que me incluyo) quedan rápidamente a la vista. En lo que espero no caer es en la pose de superioridad que, cada cierto tiempo, avistamos cuando alguien con memoria (¡qué gran arma!) recupera tuits antiguos del soberbio o la soberbia de turno. Piden respeto a Chacón quienes se lo faltaron a Barberá, o defienden a Nega, de Los Chikos del Maíz, quienes machacan a cualquier político por un desliz menor.

Si te equivocas, pierdes

¿Cuánta paciencia tenemos con el comercio pequeño? ¿Cuántas veces hemos dejado de entrar en una carnicería, tienda o bar porque nos hemos sentido maltratados? ¿Por qué tenemos que ser más tolerantes con las grandes compañías? No niego que me parece una buena noticia la caída en bolsa de United Aerlines después de que todos viésemos cómo desalojaban por la fuerza a un viajero víctima del overbooking de la propia compañía: hasta mil millones de pérdida de valor bursátil y fragilidad en mercados ascendentes como China.

Crónicas en 140 caracteres

El usuario @elbicharraco tiene más de 82.000 seguidores en Twitter porque es capaz de plasmar en 140 caracteres crónicas como el partido de fútbol entre “la Juve” y el FC Barcelona: “Qué maravilla. El Barça tendrá que apelar de nuevo al espíritu de la ‘remuntada’. También conocido como ‘árbitro’”. Pero este tuit fue superado por otro con un pantallazo de un periódico deportivo catalán en el que pedían, agárrense, que el árbitro hubiera pitado un penalti que no era solo porque al Barça se los suelen conceder.

Franco, el delincuente

20151121_delincuente

Ayer fue un día para recoger frutos maduros: 40 años de postfranquismo (ya es una evidencia que el caudillo no se ha ido) nos dan margen, por lo menos, para zarandear al muñeco. Empezamos con el repaso en ‘El Confidencial’ a los chanchullos, enchufes, corruptelas, estafas, ocultaciones y, sobre todo, al enorme enriquecimiento del dictador, su familia y su entorno a costa del resto de españoles. Lo típico de cualquier dictadorzuelo, en resumen.

Encima tuvo suerte

¿Cómo pudo enriquecerse Franco así cuando parece que no era un tipo especialmente brillante y que puede que no pasara de psicópata enclenque? Porque tuvo suerte. Se enriqueció robando en la miseria de la posguerra y beneficiándose más que nadie del crecimiento económico español. Un crecimiento que fue pura suerte, como leemos en ‘Vozpópuli’: la desaparición de Hitler supuso también la desaparición de la gran deuda económica y política del franquismo, y la aparición de la oportunidad de posicionarse internacionalmente.

Menú franquista: 40 €

No fue anoche, será el 3 de diciembre (curiosamente, fecha del inicio de la campaña electoral) cuando 500 personas asistirán a una cena-homenaje a Francisco Franco en Madrid. En 2015, sí, 40 años después del deceso del caudillo (y por 40 euros, ¿otra casualidad?). La organización aseguró a ‘Público’ que están casi todos los sitios ocupados en el Meliá Castilla de Madrid, con cuatro estrellas, para los amantes de los nombres propios relacionados con el franquismo.

El típico tonto de Twitter

Por supuesto, no utiliza su nombre, pero tiene casi 6.000 seguidores y ayer lucía un lazo negro en su foto de perfil. Dice que es de Cádiz, pero la capacidad para justificar lo injustificable no tiene fronteras (en Euskadi tenemos a unos cuantos que llevan años haciéndolo). El usuario, el típico tonto de Twitter, para que nos entendamos, pedía condenar la violencia de la II República antes de hablar de la del franquismo. Yo no tengo ningún problema en condenar las dos. ¿Y él? ¿Y otros tantos como él?

Y Franco, ¿qué dice?

Estoy bastante convencido de que, si pudiera hablar, Franco diría que la cosa no va mal 40 años después para sus intereses y los de los suyos. La Fundación para preservar su memoria y acciones (solo que sea legal es ya un insulto), por medio de su web, informaba ayer de las misas en recuerdo del caudillo, de un almuerzo de “hermandad”, además de la cena en el Meliá, y apostillan: “40 años después de su fallecimiento, podemos afirmar que FRANCO VIVE” (sic).

Ni para convocar elecciones

20150904_elecciones

Mariano Rajoy solo piensa en sí mismo. No piensa, desde luego, en la ciudadanía española a la que gobierna con mayoría absoluta, mano de hierro y la voluntad del capital, desde hace cuatro años. Para colmo, aprueba los presupuestos y se da tiempo para condicionar el gasto, y anuncia leyes ad hoc con margen de sobra porque las elecciones, presumiblemente, serán a final de año. La campaña, en pleno invierno y Navidad va a ser, además, horrible.

Rajoy, “follower” de Urkullu

Igual que sólo él sabe por qué convocará las elecciones con “navidosidad” y alevosía, únicamente el equipo de Mariano Rajoy sabrá por qué, de pronto, ha empezado a seguir en Twitter al lehendakari Iñigo Urkullu y a Josu Erkoreka. José Antonio del Moral tiene una teoría: “Rajoy parece estar aprobando de esta manera la vía vasca, mucho más moderada con Urkullu en la Lehendakaritza, y reprobando la catalana. En la práctica, seguir no tiene otro significado que mostrar una especie de ‘interés’”.

Catalunya hitleriana

Me voy a sumar a los muchos independentistas catalanes profundamente molestos con la última estrategia del estado de vincular Catalunya con la Alemania nazi. Primero fue Rivera, el de Ciudadanos, después, Felipe González, y ahora encontramos un episodio histórico absolutamente desconocido hasta el momento, ¡oh, casualidad! Según leemos en ‘Negocios.com’, entre otros medios, Hitler habría apoyado una Catalunya independiente para debilitar a España… hasta que llegó Franco (a poner orden, claro).

A Toni Cantó la política le empobrece

Después de militar y ser representante durante años del partido político que empezó a quejarse de los “privilegios” de algunos políticos (hay que reconocerles este mérito populista), Toni Cantó reconoce ahora en ‘Periodista Digital’ que la política le ha empobrecido. Por suerte para él, ‘Antena3’ le ha contratado (¿podemos hablar de puerta giratoria?) para la próxima temporada de su culebrón de sobremesa.

La foto y lo fotografiado

La foto del cuerpo sin vida de Aylan Kurdi, tan solo un niño, en la orilla de una playa de Turquía, ha avivado un debate estéril: la necesidad de la imagen y la idoneidad de su publicación. Solo unas horas antes había leído la columna de Siqui Sánchez en ‘Qué Sabes De’ sobre los nuevos fotógrafos conceptuales, efímeros, como su supuesto arte. La foto clara, en la que se ve la tragedia con su crudeza sigue siendo imprescindible para que veamos y demos importancia a lo que nos muestra.