«Son fascistas»

Seguramente le queden dos domingos a Franco para descansar en su mausoleo y a sus muchos seguidores para acercarse a darle un último adiós. Es probable que ese momento sea capturado, como el pasado fin de semana, por las cámaras de las televisiones. Solo espero que esta vez no caigan en la tentación de llamar “nostálgicos” a la banda de fachas que tratarán de mostrar su apoyo al dictador, su familia, el prior (nuevo icono del franquismo) y demás. Como bien apuntaba Laura en Twitter esta semana: “Nostálgicos somos los que queremos que vuelva El Príncipe de Bel Air a la tele. Esos son fascistas”.

Con Podemos empezó todo

El principal problema de Podemos es su soberbia: Pablo Iglesias defenestró a tanta gente que han podido montar otro partido, y los que quedan no se arrugan a la hora de decir que con ellos casi empezó la democracia representativa, como Ione Belarra, que tuitea: “Antes de Podemos nadie se atrevía a decir en público y menos en el Congreso muchas verdades incómodas”. Belarra desprecia a todos los que la precedieron y se piensa que nadie hablaba de corrupción, de justicia social, de diferentes modelos de entender la política, de subida de las pensiones o de que en Euskadi se gobierna diferente.

Sánchez no suma

En las sedes del PSOE tienen que estar un poco preocupados: todas las encuestas dibujan las mismas tendencias, en las que el PSOE baja y el PP recupera voto. Así que Pedro Sánchez se multiplica… Pero los socialistas siguen sin remontar. Ya solo les quedan dos cartas: reaccionar mejor que el PP mañana, cuando salga la sentencia a los presos políticos catalanes; y montar una fiesta el 25 de octubre, cuando saquen a Franco de su tumba 44 años tarde. La rampa final hacia el 10-N, así, se pone cuesta arriba para un Sánchez que pudo gobernar y al que solo le queda hoy esperar un gran desliz de Casado, Álvarez de Toledo o Díaz Ayuso.

El podio de El Hormiguero

Sigo sin saber qué le ven a Pablo Motos y sigo sin entender cómo en la televisión española no hay un programa que consiga las mejores entrevistas cuando los grandes actores y actrices o cantantes visitan ese país. Pero ahí están Motos y El Hormiguero con todo el merecimiento, eso sí que no lo dudo, aunque siga sin gustarme, por ejemplo, con entrevistas en las que Santiago Abascal se siente cómodo. Una entrevista que, además, ha sido la tercera más vista de la historia del programa, solo superada por la que hicieron a Isabel Pantoja y a Bertín Osborne. Ese es el podio de El Hormiguero.

Pinchemos esta burbuja, por nuestro bien

No es la primera vez que vemos imágenes de una granja de “clics”. Me acuerdo de alguna muy humilde, con muchos teléfonos colgados de una red en una pared descarnada y un pobre hombre siguiendo un manual y dando “me gusta” a lo que tocaba. Después, una muy moderna: todo lo hacía un superordenador. Ahora vemos a unas jóvenes chicas orientales sacarse unos euros por dar “likes” en distintos teléfonos sobre una mesa. David Martínez tira de amargura en su tuit: “Decían que todo se podía medir en internet y les dieron mentiras medibles”. Necesitamos pinchar esta burbuja cuanto antes.

El último Gudari

Ayer Euskadi despidió en Portugalete al último Gudari, José Moreno. Un hombre que empuñó las armas para defender la libertad y que luego luchó por su pueblo con la misma energía y hasta el último día, renunciando a la violencia. Un modelo a seguir, un eslabón importante de esa cadena que entre todos forjamos, una vida y unos escritos de los que aprender. Por Moreno y por todos los demás Gudaris de verdad no debemos permitirnos que los que han justificado lo injustificable se apropien ahora de esa palabra, de su historia y de nuestra realidad. Goian bego, José. Nos toca seguir tu camino.

Todo contra lo que luchó

Para mantener vivo el valioso legado de José Moreno y todos los demás Gudaris debemos combatir la violencia sobre nuestro pueblo (como la que han ejercido quienes llaman “gudaris” a terroristas), y a quienes no respetan ni nuestra libertad ni la de otras personas. Un ejemplo de enemigo al que debemos señalar por sus actos y sus actitudes es Bertín Osborne, que no merece ni aparecer en el mismo párrafo que Moreno, pero que lo hace por haber chuleado a las mujeres de palabra (en un último vídeo vergonzoso) y de obra, admitiendo agresiones en una antigua entrevista: “Sí, lo he hecho alguna vez”, (El Confidencial).

Necesitamos otro periodismo

Si algo necesitamos los periodistas es combatirnos a nosotros mismos. No estoy hablando de censurar a los que nos equivocamos (¡cómo no voy a incluirme en el montón de los que cometemos errores!), sino de denunciar a los que les da igual la profesión y la realidad, como Fonsi Loaiza, que se atreve a señalar como periodistas que rinden pleitesía a los compañeros que cubrieron unas declaraciones de Felipe VI agachados para que los cámaras pudieran tomar imágenes. Un “canutazo” de los de toda la vida aprovechado para sacar un tuit contra la monarquía (que me parece bien) pero sobre todo a favor de la popularidad del propio Loaiza.

¿Qué buscan?

Los nombres de Fonsi Loaiza o Alvise Pérez seguramente no les digan nada porque son “estrellas” de ese pequeño microcosmos que es la charca de Twitter. Fuera de ahí no son nadie pero van ocupando puestos gracias a tuits con más falsedades que verdades que, sobre todo, acarician el oído de sus masas de seguidores. Lo grave de Loaiza es que es profesor de periodismo. Lo de Alvise Pérez, látigo desde la extrema derecha con toques de xenofobia en sus tuits, es que es asesor de Toni Cantó, como recuerda Álvaro Cotobal en el hilo que ha dedicado a este “tuitstar” para que le conozcamos mejor.

¿Qué encuentran?

Otro que ha sido muy activo en Twitter y ha acabado con un cargo, mejor incluso que el de Alvise Pérez, es Pedro García Aguado. Lógico porque el nuevo director de Juventud de la Comunidad de Madrid además de tuitero es televisivo y eso, ya se sabe, sube el caché. No puedo juzgar aún su labor en el cargo ni quitaré capacidad a un personaje popular para gestionar (ahí está el astronauta Pedro Duque), pero su fichaje, con los antecedentes de Díaz Ayuso y su equipo, huele a acción mediática del nuevo PP y la nueva política de nombres en vez de ideas, trayectoria y capacidad.

«Rápido y fácil»

Supongo que a mi profesor en Belfast, Dominic Bryan, no le importará verse en el periódico hoy, pero creo que con su habitual sagacidad ha sabido resaltar en su Facebook la campaña en el Reino Unido que consiste en recuperar aquellos tuits que antes del Brexit lanzaban con absoluta irresponsabilidad los partidarios de la salida: el conservador John Redwood en julio de 2016 aseguraba que la salida de la Unión sería rápida y fácil porque los ingleses tenían todas las cartas en la mano. Hoy sabemos, hoy saben en Gran Bretaña e Irlanda, y hoy sabe Redwood que, o bien mintió, o bien no tenía ni idea.

Necesitamos (y pedimos) información

La política “líquida” de la que hoy hablan muchos, en realidad, se puede redefinir como política de los irresponsables que, aun sabiendo que los mensajes falsos que lancen en Twitter pueden provocar una reacción irreversible, los lanzan. Ante esto, la mayoría (estoy seguro) necesitamos y reclamamos más información veraz, por eso según la última encuesta de Loveo, crece el interés en las televisiones autonómicas hasta situarse en un 73% quienes las consideran necesarias. Es ese periodismo, el público sometido a controles tan férreos que la mayoría ni sospecha (y aun así confía), el que ayuda a subir el nivel.

Abascal solo responderá ante Bertín Osborne

Santiago Abascal no concede ninguna entrevista porque no le interesa resolvernos la duda de si resistirá ante un periodista que sepa lo que supone el auge de la extrema derecha en España. A Vox le vale con filtrar alguna barbaridad y que los medios, a cambio de unos minutos de atención y publicidad, o unos clics, hablen de ella como si fuera una propuesta que pudiera legitimarse. Pero Abascal sí saldrá en la tele antes de las elecciones, lo hará en Telecinco, en el programa de Bertín Osborne, que no es precisamente un periodista crítico con la extrema derecha, como lo debería de ser cualquier ciudadano.

Pero contará con periodistas

No me creo mucho los mensajes tremendistas de Pablo Iglesias, Irene Montero y el resto de miembros de Podemos con cierto nivel de responsabilidad, que señalan a los mismos medios que les encumbraron, como los culpables de sus males. Pero no puedo evitar preguntarme por qué el líder de la extrema derecha española confía únicamente en dos televisiones privadas: a Telecinco le concede una entrevista y en Intereconomía pesca para incorporar periodistas a sus listas y sus equipos. No puede ser casualidad, simplemente porque, por definición, los ultras nunca hacen nada por casualidad. Tampoco ganar.

Un problema muy grave

Sigo hablando de los medios: la decisión de no contar con las inversiones publicitarias millonarias de las casas de apuesta on-line es una decisión valiente que encabezarán los entes públicos. Al respecto, además de los reportajes emitidos en EITB (difícilmente los verán en otros canales), les recomiendo el extenso post que han publicado en Xataka, en el que creo que destaca un gráfico sobre todos los demás: el sector del juego, excluidas la ONCE y las loterías y apuestas del Estado, es el segundo que más factura en toda España, solo superado por el de la telefonía móvil. 21.700 millones de euros en 2017.

«Desarmada»

20170408_desarmada

Es lo más importante de hoy, sin duda, y un paso capital para que Euskadi sea, definitivamente, un país en paz. El desarme de ETA, haya sido como haya sido (conoceremos los detalles a lo largo del fin de semana) es lo más relevante de la jornada y también de la trayectoria de la banda armada. La angustia por fin termina, aunque ya llevábamos años preocupándonos más bien poco por los locos de las pistolas. Y Euskadi, que ha avanzado a pesar de ETA, ahora puede volar.

“Enemigos”

Una vez subrayado lo más importante, podemos empezar con los detalles, porque en las palabras que ETA envió a la BBC (¿por qué no preguntan a sus amigos norirlandeses qué opinan de este medio?) hay unos cuantos, como el que ha señalado el periodista Miquel Roig en Twitter: ETA hablando de “enemigos de la paz” es como Donald Trump hablando de los peligros de los populismos. El siguiente paso positivo podría ser que ETA deje de tomarnos por tontos.

Aznar pierde tirón

Yo tampoco vi la “entrevista” que Bertín Osborne hizo a José María Aznar. Pero parece que no fui el único: lejos de obtener una audiencia notable, hasta programas más “frikis” como ese en el que exhiben sin pudor a familias de etnia gitana, lograron más espectadores. Y el problema, si vemos cómo ha funcionado normalmente, no lo tiene Bertín Osborne. ¡Ni siquiera tuvo interés escuchar cómo justificaba la famosa foto de las Azores! A veces la audiencia no elige telebasura.

En resumen

Albert Elías creo que resume mejor que nadie, un par de días después, la polémica que generó Ramón Espinar cuando comió con dos Coca-Colas después de pedir el veto a esta bebida: “A mí de Espinar lo que menos me preocupa es lo de la Coca-Cola. Me preocupa que alguien tan escasito pueda llegar a la cúpula de un partido”. Ramón Espinar está cayendo en errores de bulto, y quien nos lo intenta colocar como un líder solvente está generándose un nuevo problema.

¿Más de 100 € por persona por cenar?

La pregunta es directa y clara: ¿pagarían más de 100 €, en algún caso incluso más de 200, por persona por una cena? En algunas ocasiones, se lo aviso, los vinos van aparte y cuestan casi otro tanto. Eso es lo que valen los menús degustación en los mejores restaurantes del mundo, entre ellos, por supuesto, varios locales vascos. De los viajes hasta llegar a las ciudades, mejor ni hablamos. Pero sí debemos hacerlo de lo importante que es, como país, aparecer en estas listas.

Juan Carlos I amaba… el chocolate

20160427_chocolates

Si ayer encontrábamos en El Español una noticia en la que Juan Carlos I aparecía vinculado a los negocios de Iñaki Urdangarín, hoy es el turno de su amiga “especial”: “Un grupo de empresarios españoles, espoleados por Juan Carlos I, invirtió ‘pequeñas cantidades de dinero’ en 2006 en una fábrica de chocolate de Corinna zu Sayn-Wittgenstein que quebró en 2010 sin que vieran rastro de su dinero (…) El negocio era muy ‘chic’, pues se trataba de hacer ‘los bombones más exclusivos del mundo’. Cada Navidad, Juan Carlos I regalaba medio centenar de cajas a 1.500 euros cada una”.

A Rajoy le hacen mobbing

Este es el relato: Obama está de gira en Europa y Ángela Merkel aprovecha para invitarle a una cena con otros jefes de Gobierno. Personas importantes que interesan al presidente estadounidense y a las que les interesa estar cerca del demócrata. Entre ellos, no está Rajoy. ¿Por qué? En el PP argumentan que es por su situación de “en funciones”, pero según El Plural, Merkel buscaba “la imagen del núcleo duro del poder en la Unión Europea”, en el que no entra España.

De púlpitos y amigos

PRISA ya ha anunciado que actuará contra los medios que vinculen el nombre de Juan Luis Cebrían con los ya famosos “papeles de Panamá”. Y a mí este aviso a navegantes lo único que ha hecho es despertarme la curiosidad: la relación de Cebrían con la sociedad offshore es bastante tangente, ya que se trata de un amigo íntimo suyo iraní (y socio, al parecer, en otra sociedad) el que la tiene y habría donado un 2% al empresario. Además, ambos, entre otros, habrían financiado al “think tank” del PSOE, según El Confidencial.

¿Y qué?

Con cada declaración o chiste recurrente en Twitter a su propia minusvalía tengo más claro que Pablo Echenique es, posiblemente, uno de los personajes políticos más sobrevalorados del panorama actual. Por encima, incluso, de su jefe Pablo Iglesias. La respuesta en Twitter de un estudiante de Políticas a un tuit suyo refuerza mi percepción: Diego de Schouwer no entendía (yo tampoco o hago) por qué es malo de partida que un economista relacionado con la banca escriba un documento económico.

De Évole a Bertín Osborne

Iker Martín ha vuelto a escribir un postazo en su blog, esta vez, a cuenta del dopaje y de cómo Jordi Évole (al que no rindo ninguna admiración especial, es cierto) enfocó el tema en su programa. El deportista de ultrafondo que escribe en la blogosfera de DEIA se quejaba de superficialidad y de que hubiese un guión preestablecido que el entrevistador ni iba a romper. Esas son justo las dos quejas mayoritarias de quienes vemos al “follonero” sin estar entregados de antemano a su periodismo de sala de edición.