Sí, puede que haya cierto revanchismo

Twitter me facilita mucho encontrar temas para esta columna, pero sin Facebook nunca hubiera existido. Del mismo modo, sin Facebook, entendido como el principio de las redes sociales digitales y de una Identidad Digital más compleja, no estaría dedicándome a lo que hago. Así que es imposible para mí sentir ganas de revancha hacia Facebook, como sí hará una parte importante de la prensa. Ícaro Moyano lo ha sintetizado muy bien (en Twitter): “Es la guerra. Facebook lleva años siendo hostil con los medios y ahogándoles. Ahora los medios se van a cobrar la pieza.

La tele (pública) según la (extrema) derecha

Parece un titular de la web satírica “El Mundo Today” pero no lo es. Santiago Abascal respondió a Federico Jiménez Losantos que “se pueden dejar el programa de toros y el de Juan Imedio” en Canal Sur en el caso de que no sea posible su cierre. Ahora, díganme qué modelo prefieren: ¿el normalizado que genera tejido empresarial audiovisual pese a la discusión política, periodistas y a pie de calle (inevitable) sobre sus contenidos, o uno “nuevo” (del cambio, ya saben) que toma a la ciudadanía por tonta, directamente? Seguro que entre uno y otro está la virtud, pero no en el punto medio.

Nos equivocamos igual

A veces yo también menciono a Enrique Dans como máximo exponente de una época, esa en la que leíamos blogs en los que algunos (como Dans) consideraban que gracias a Internet íbamos a ser más libres, más listos y, si me apuran, hasta más guapos. Mr. Insustancial tuiteaba hace poco algo parecido: “De aquellos análisis de Enrique Dans sobre cómo los medios digitales iban a superar en calidad y ética a los medios tradicionales lo que más me fascinaba es que se desmontaban con una sola pregunta: ¿por qué? La respuesta eran cosas peregrinas como ‘estarán hechos por gente’”.

La resaca del 21-D

Además de las imágenes que servirán a unos para decir que en Catalunya se vive en un estado prebélico y a otros para decir que en Catalunya se está viviendo una revolución, y de la hostia que se comió el provocador con cámara Cake Minuesa, la resaca del Consejo de Ministros en Catalunya debería de incluir un dolor de cabeza para los de Sociedad Civil Catalana, que andan midiéndose las hojas de la navaja en público: la asociación contraria al independentismo ha sido descabezada y parece que desde dentro han dejado correr rumores de malgasto de dinero, justo cuando Vox tiene más fuerza que nunca.

La partida es muy larga

He sido el tipo raro en mi sector: soy de los pocos que tiene un trabajo estrechamente ligado a la tecnología y no ha invertido en criptomonedas. Todavía somos menos los que seguimos viendo un modelo de estafa piramidal de base tecnológica, esa excusa que sirve para eludir impuestos a muchas empresas con modelos de negocio basados en aplicaciones y posesiones de terceros. Pero no escribo esto para sacar pecho y decir que tenía razón. De hecho, espero no tenerla y que todos mis amigos recuperen sus inversiones en bitcoins y similares después de un 2018 desastroso.

El «desagravio»

A Jorge Bustos le ha sentado fatal dirigir la sección de Opinión en El Mundo: ha pasado de ser un columnista y un cronista siempre disfrutable a ser otro tuitero desatado y apoltronado en su trono, en su caso, pegado a la derecha. En su carrera hacia ninguna parte tuiteó que “ya era hora de desagraviarlos” en referencia al aplauso que recibieron Juan Carlos I y Sofía de Grecia. Diego Barros le contestaba: “Ojalá me hubieran agraviado a mí como a ellos”. Se ha rasgado el velo pero sigue sin haber consecuencias.

“Respeto a las leyes”

Cuando Felipe VI apeló en su discurso al espíritu que, hace 40 años, permitió elaborar y aprobar una constitución en España, como buen Borbón, obvió el punto de partida: la dictadura. El actual monarca reclamaba, según El Confidencial, aquel diálogo y aquel respeto a la ley. Lo de diálogo, pase, pero si por algo se definió la Transición y la elaboración de una nueva Constitución española fue, precisamente, por romper con la legalidad vigente heredada de una dictadura. Yo sí apelo a la irreverencia de entonces para articular un texto que nos contente… O nos deje ir.

Ni siquiera en lo que es su fuerte

Podemos no solo pierde votos elección tras elección: sus dirigentes han perdido el sentido del ridículo con declaraciones (y acciones) impensables hace solo unos meses, e incluso lo que se supone que hacen bien, la imagen, lo hacen mal. El icono que usaron para reclamar una república feminista el Día de la Constitución es un logo de una base de datos barata (su uso costaba 9,50 €). Si lo han pagado y a todos les ha gustado no podemos decir nada salvo señalar el modo en el que la improvisación y el lanzamiento de temas se va instalando en una nueva política desnortada.

Las televisiones públicas no están garantizadas

Celebro que la simple sugerencia de Vox de que ellos verían bien el cierre de Canal Sur, antes incluso de que sus doce parlamentarios recojan su acta, haya servido para apretar filas entre trabajadores y sindicatos del ente y, por lo visto, entre muchos defensores del modelo de televisión pública actual (entre los que siempre me he incluido). La idea de los de Abascal y la reacción también tienen que servir como toque de atención a quienes piensan que la lluvia de millones es un derecho, y a los partidos que dicen defender los entes públicos y luego hacen casus belli.

Entrenador nuevo, victoria segura

Mientras leía ayer las crónicas del primer partido de Gaizka Garitano al frente del Athletic no podía dejar de pensar: “Espero que no hayamos malgastado la bala del cambio de técnico”. Ya saben que casi se da por hecho que tras un relevo en el banquillo viene una victoria, y defiendo permanecer en la Copa aunque solo sea por su efecto motivador en Bilbao, pero ojalá ese 4-0 lo hubiéramos celebrado contra el Girona, sinceramente. En cualquier caso, sigo pensando que nos salvamos porque hay equipo y estructura para lograrlo… Si nos lo tomamos en serio y apretamos las filas.

Por qué es importante la libertad de expresión

Gracias a la libertad de expresión y a la de prensa podemos saber y decir que Arcadi Espada siempre fue tan imbécil como ahora se muestra aunque, durante mucho tiempo, fue uno de los autores de cabecera de la derecha (también de la derecha que se vestía de izquierda) y, como tal, fue defendido, ensalzado y sobrevalorado. Que escriba frases completas y con todas las tildes nunca le convirtió en dueño de una opinión que merezca el más mínimo respeto, y su ataque homófobo a Rufián, absolutamente injustificable, aprovechando que Aznar pasaba por Madrid, le retrata.

Aznar marcó el nivel

Estoy seguro de que José María Aznar regresó a su casa eufórico, convencido de que había aplastado a cada uno de sus rivales, seguro de que su plan había salido a la perfección y sus respuestas preparadas a Rufián y Matute habían funcionado. Luego leyó a Arcadi Espada y, seguramente, le entraron ganas de que alguien le hiciera lo que el columnista de El Mundo describía así: “Rufián, la polla, mariconazo, cómo prefieres comérmela: de un golpe o por tiempos”. Pero la realidad es que Aznar marcó el nivel y Rufián solo lo subrayó: un nivel mínimo por lo poco que aportaron todos.

Entonces, ¿para qué le llamaron?

Aznar compareció en una comisión del Congreso para que Gabriel Rufián, Pablo Iglesias o Toni Cantó pudieran enfrentarse dialécticamente con él. Los tres estaban a otras cosas cuando mandaba el del PP, convertido hoy en un icono de la derecha de la pulserita, el Macallan y los contactos de papá que me harán ganar dinero hasta tener mi propio velero. Pero la realidad es que de la colección de intentos de lucimiento a la que asistimos no hemos sacado nada como sociedad. Javi Vizcaíno lo tuiteó mejor que nadie: “¿Hace falta una comparecencia para certificar que Aznar se la pela todo?”.

Los medios que no controlan

Teresa Rodríguez se ha metido en un buen jardín con su crítica a Canal Sur que, está claro, no le gusta. Pero tampoco le gusta El País que, según ella, no ha plasmado correctamente el sentido de su respuesta. Así que, ni públicos ni privados, todos los medios sobran hasta que difundan los contenidos como le gustan a Rodríguez. No exagero: son muchas las quejas de Podemos porque las cosas no aparecen tal y como les gustaría, pese a que sin la televisión hoy los de Pablo Iglesias no serían nada. Me da en la nariz que no es el modelo, en definitiva, es el control. Allí y aquí.

Los fascistas, a la calle

Angela Merkel es un personaje que siempre me ha generado frialdad. Ni siquiera su imagen de mujer fuerte ha conseguido que genere algo de simpatía hacia ella. Solo aquella foto en la que parecía poner firme a un Trump infantilizado consiguió ablandarme un poco. Hasta hoy, que me cae notablemente mejor porque, según El Confidencial, ha cesado a Hans-Georg Maassen por su proximidad a la ultraderecha alemana, aunque seguirá en el gobierno. Maassen había intentado quitar hierro a una cacería de extranjeros que la propia Merkel había condenado públicamente. Lo del fascismo ya no es ninguna broma.

El indignante argumentario del PP

20150126_argumentario

Si visitan la cuenta en Twitter del PP no les costará encontrar, de un modo expreso, su argumentario para los próximos meses. De la intervención de Pablo Casado en un programa de televisión destacaron los mensajes con los que van a machacarnos. Se los ordeno de indignante a sonrojante: “Si hubiera caja B no es del Partido Popular, sino de Bárcenas”, “el PP es el principal perjudicado por el caso Bárcenas”, “desde que llegó el PP hay 625.000 personas que ahora tienen un trabajo” y “actualmente estamos creciendo por encima de las economías más potentes”.

Los problemas de Podemos con los medios

Podemos vive, aparentemente, una luna de miel con los medios. Parece que todos queremos una entrevista con Pablo Iglesias, y es cierto que algunos intentan que se paralice el mundo porque el líder de este partido les concede su presencia una vez más. Pero lo cierto es que Podemos gestiona muy mal la relación con los medios que no se lo dejan chupado: ‘Canal Sur’ niega que haya vetado a Iglesias, más bien, todo lo contrario: llevan ocho meses esperando una respuesta a su solicitud (‘El Economista’). Y ‘Cuatro’ impide a Podemos que usen eso, su nombre, como marca comercial (para hacer caja, como Monedero): Podemos ya estaba registrada por la cadena para el mundial de fútbol que retransmitió (‘La Voz Libre’).

Latigueros

Como me he quedado sin palabras al leerlo, se lo transcribo tal como lo he encontrado en ‘Vozpópuli’: “UGT ha denunciado ante Inspección de Trabajo a una panadería de Jerez de la Frontera que ha ofrecido un puesto de trabajo con jornadas de nueve horas diarias, sin descansos semanales ni vacaciones y por un salario de 500 euros al mes (…) El caso salió a la luz porque una mujer, escandalizada por las condiciones, comentó los hechos en las redes sociales. La oferta incluía jornadas de trabajo de nueve horas diarias de lunes a domingo, sin vacaciones anuales ni festivos y por un salario de 500 euros mensuales, del que la empresa descontaría el producto que se hubiera quedado sin vender”.

El autoempleo no es “la” solución

Hace tiempo que vengo advirtiendo de que el “emprendizaje” o, como lo hemos llamado toda la vida, darse de alta en autónomos, no es para todo el mundo. Y me alegro de leer las reflexiones de Josean del Moral al respecto. En ‘Gananzia’, este empresario explica lo que se requiere para ser emprendedor, y que realmente ahora hay oportunidades gracias a la tecnología. Pero siguen siendo necesarias las ideas, el tesón, el orden y la capacidad de sacrificio. Hay estupendos trabajadores que no serían buenos emprendedores… y personas con ideas que rinden mejor sin las ataduras de terceros.

Cuidado con las contraseñas

Ya sé que esta columna es sobre lo que hacen dicen los políticos, periodistas y empresarios en sus redes sociales digitales. Pero uno, a lo largo del día, buscando esas historias acaba cayendo en blogs con posts muy interesantes. Por ejemplo, el de Xataka con las contraseñas más utilizadas y, por lo tanto, menos seguras: “1234”, “1234567890”, “111111”, “123123”, “abc123”, “696969”, “password”, “access”, “batman”, “superman”, “dragon”, “football”, “baseball”, “qwerty” o “master”.

Pedro Sánchez te invita a emigrar

20150103_emigrar

Hasta tres mensajes de año nuevo publicó en Twitter el nuevo secretario general del PSOE, y con el tercero se equivocó. Los anteriores eran un poco cursis, pero en el último escribía: “Escoge tu lugar hacia el que marchar” y subía dos fotos con indicaciones hacia Argentina, Rumanía, Egipto, Perú, Francia, Chile… Desconocemos dónde pasó el año nuevo Pedro Sánchez (o su community manager) pero este mensaje en la España de hoy, donde el talento ha tenido que emigrar, no resultó acertado.

Y Rajoy anula al emigrante

Lo que denuncia el senador de IU por Asturias, Jesús Iglesias, y recogen en ‘Asturias 24’ es extremadamente grave: el gobierno del PP ha cerrado ya el censo de emigrantes españoles fuera de este país, sin convocatoria electoral mediante (como corresponde) para evitar la inscripción de esas personas con talento que se hayan visto obligadas a abandonar España y decidan castigar con su voto a este gobierno español centrifugador. El cierre del censo podría ser incluso ilegal. Inmoral, desde luego, ya lo es.

La dictadura cubana sigue ejerciendo

Además de dictadores, no son muy listos los que deciden el futuro de los cubanos desde la mal llamada (y demasiado mitificada) “revolución”. Después de la oportunidad que se ha abierto con el posible final del embargo, con Obama comprometido y la opinión pública mundial atenta y receptiva, las autoridades han detenido a 18 disidentes que se manifestaban en La Habana contra otras detenciones anteriores (‘El Imparcial’). Lo mejor del fin del bloqueo será que se verán más las vergüenzas de la dictadura y podrán paliarse en parte sus consecuencias.

El primer trending topic del año

El primer trending topic (tema del día en Twitter) de 2015 fue el error de los gestores de ‘Canal Sur’ que provocó que sus espectadores vieran publicidad en vez de las campanadas, según ‘Trecebits’. Un gran mazazo para el canal, pero también para las televisiones públicas autonómicas, por desgracia. Cuando un miembro de la FORTA estornuda, todos temen el contagio. Las duras críticas ante el error han derivado en injustas reflexiones sobre si merece la pena el coste de la televisión.

Pedro J. Ramírez renace

Lo primero que me ha resultado extraño es que un blog de ‘El Diario’ sea el que más caso haga al anuncio de Pedro J. Ramírez de que está gestando un nuevo proyecto. Supongo que los medios digitales quieren crear un nuevo lobby. Un lobby nada barato, ya que ‘El Español’ (ya deja claro Ramírez de qué va su rollo) sale con un capital de 5 millones de euros y pretende captar hasta 13 de inversores. Y también avisa: esta vez no perderá el control de “su” medio como le pasó con ‘Diario16’ y ‘El Mundo’.