Lo que vino después

Si casi todos tuvimos esa sensación de que por fin se había hecho justicia cuando les cayeron 15 años a los miembros de “La Manada” y ese mismo día se ejecutó su entrada en prisión, no me puedo imaginar la liberación de la víctima. Una víctima que ha querido dejar claro en una carta que toda esa banda de indeseables que la han atacado e incluso han publicado datos personales de ella, doble y triplemente vicitimizada a estas alturas, han sido los verdaderos verdugos. Todo lo sucedido nos ha servido, por desgracia, para encontrar a seres despreciables de los que debemos tomar notar para ser consecuentes cuando les toque.

Si crees en ello actúa

Ayer fue el día del Orgullo. Para mí es el día en el que recuerdo lo orgulloso que me siento de esos amigos y esas amigas que han decidido vivir como quieren pese a las dificultades que, por desgracia, todavía se encuentran. Políticamente, es el día de quedar bien: nadie quiere quedarse fuera de la foto (salvo Vox, que muestra lo reaccionario que es sin pudor) pero algunos, por mucho que posen, salen movidos. Sobre todo, el PP, el mismo que quiso tumbar el matrimonio entre personas del mismo sexo y que ahora pacta con el partido reaccionario sin aplicar cordones sanitarios. Se está por la igualdad o no se está.

Cuando la ideología te da igual

Albert Rivera parece muy seguro de que quien le ha aupado con apoyo económico y mediático, va a estar ahí porque él lo vale. Pero yo no estaría tan tranquilo porque cuando falla la ideología un partido político puede romperse por cualquier parte sin que sepamos qué arrastra quien se va, qué se queda con quien permanece y qué se esfuma ante la incertidumbre de la división. El desprecio de Rivera a sus compañeros sirve también para confirmar nuevamente que Ciudadanos es un partido de advenedizos fáciles de sustituir porque no les vincula (ni les separa) otra cosa que sus ambiciones particulares.

Falsos modelos de negocio

Ya saben que mantengo mi particular lucha contra todas esas empresas que se esconden en la tecnología, las apps y “lo colaborativo” para eludir el pago de impuestos entre otras obligaciones laborales y sociales. Así que estoy encantado con que un juez haya reconocido a 97 trabajadores de Deliveroo como tal y que actuaban como falsos autónomos porque el modelo de negocio de la empresa se basaba, básicamente, en la indigencia moral del contratante y la necesidad económica del contratado. Si finalmente estas empresas cumplen con sus obligaciones empezaré a pensar en consumir sus productos.

Y falsa humanidad

Uno es sensible ante una víctima de violencia o es un monstruo. Uno está por la igualdad real entre personas o no lo está. Uno tiene una ideología definida o es un veleta. Uno tiene principios morales o monta Deliveroo. Y uno respeta el dolor ajeno o no lo hace, pero no depende de quién sufre para tomar una decisión. Eso pide Juan Soto Ivars a quienes muestran una falta total de empatía a quienes han hecho burla, sobre todo en el estercolero de Twitter, porque Susana Griso abandonara el plató tras el fallecimiento de su hermana, por mucho que Griso como periodista haya exhibido el dolor de los entrevistados.

El futuro eran los esclavos

Me sorprende el silencio de tanta la gente ante la evidencia de que, para que algunos vivan cómodamente, otros tienen que ser sus esclavos: será que a la mayoría no le importa que, hasta que nos lo traigan todo unos drones, los mensajeros de Deliveroo o Amazon sean falsos autónomos que tienen que pagarse hasta el seguro por si se caen con su propia bici. Eso no importa, por lo que parece, mientras podamos pedir lo que queramos por medio de una App. ¿O sí?

Lo que supone un gobierno

Espero, por el bien de todos, que Pedro Sánchez agote la legislatura. Empezando por el bien de sus propios equipos, en plural. Porque son muchos los socialistas que tendrán que decir “sí” a un cambio de vida drástico. Nos fijamos en los ministros, pero a partir de ahí hay un montón de cargos políticos o de designación que habrá que reemplazar, como señalan en El Confidencial. Embajadas o empresas públicas cambiarán de manos, ¿de un modo efímero? ¿Quién acepta?

Ya empieza a merecer la pena

Si el presidente de la Fundación Francisco Franco se ve amenazado, parece que empieza a merecer la pena la moción de censura. Si el exgeneral Juan Chicharro, además, se queda sin Fundación que presidir, todavía mejor. Pero vamos paso a paso. Por eso es importante dejar al gobierno español que cuaje, para que pueda tomar con seguridad decisiones que van a remover a sectores muy extremos. Y para cuajar hacer falta tiempo y templanza. La receta la sabemos todos.

Podemos hace bueno a OK Diario

En Podemos cometen el pecado de hacer bueno a medios como OK Diario, que después de sacar lo del casoplón de Iglesias y Montero, ahora hace público un cambio de las normas internas del partido por el que ese famoso “tres veces el SMI” puede ser vulnerado si el cargo político lo necesita. Eso les asegura la viabilidad del proyecto vital (que en su caso requiere de chalet y piscina), pero ellos ya contaban con tener muy buenos sueldos en los próximos treinta años.

Humo, muchísimo humo

Son bastante críticos en El Blog Salmón (y me parece bien), con la exhibición que hacen algunas estrellas del “nomadismo digital” en las redes sociales. ¿Que qué es eso? Pues una “tendencia” (es tendencia usar “tendencia”) que consiste en hacer de tu ordenador y tu móvil y cualquier rincón en el que se esté bien, tu empresa. Solo cuentan los casos de éxito, claro, pero de los piñazos de soñadores e imitadores no creo que hablen en el festival que, para colmo de su propio ego, se han montado.

Cavernícolas disfrazados

“Se aplicará el 155 las veces que haga falta hasta tener el gobierno que nos merecemos”. El titular retrata al personaje: Juan Carlos Girauta, que no duda en pasarse la voluntad de la ciudadanía catalana por el arco del triunfo hasta que el resultado de las elecciones le guste. ¡Vaya sentido de la democracia tiene el diputado! Mejor harían en Ciudadanos en dedicar su energía a responderse por qué nadie quiere pactar con Arrimadas pese a haber ganado las elecciones.

“El 80% de los españoles”

Me he tenido que ir hasta 2015, cuando una encuesta afirmaba que el 80% de los votantes del PP estaban a favor de la cadena perpetua encubierta recientemente derogada. Puede que la diputada de este partido, Lola Alba, se refiera a ese dato cuando tuiteó que “el 80% de los españoles está a favor de la prisión permanente revisable que el PP aprobó en 2015”, pero estaría confundiendo su país con su partido. En cualquier caso, ¿qué más da? ¿Todo vale para seguir saliendo en la foto?

Políticos lejanos

Una de las primeras críticas que merecen los gobiernos de Mariano Rajoy (luego vienen todas las demás) es que están formados por millonarios que viven muy lejos de la realidad. No solo eso: no son pocos los diputados del PP que llevan toda la vida con España a sus pies como describió Delibes. Entre ellos, Celia Villalobos se ha ganado que la pongamos de ejemplo de demasiado buen vivir con sus 85.000 € al año desde que en 1989 entró en el Congreso y su descaro hablando de los pensionistas.

¿Empleos?

Acierta mi compañero Roberto García en Twitter con su crítica a la base de la noticia: llamamos “empleo” a lo que no lo es y, así, llegamos a paradojas como la que leemos en Público. Agárrense: “Deliveroo amenaza a la UE con 54.000 empleos menos si se reconocen los derechos de los repartidores”. Es decir: si la UE obliga a la empresa a tratar a sus “colaboradores” como empleados de verdad, Deliveroo dejará de contar con ellos. Pero de “despedir” no puede hablar.

Jugadores árabes en la Liga

Estoy deseando ver el rendimiento de los jugadores árabes que han aterrizado en la liga española después del acuerdo que este organismo ha alcanzado con Arabia Saudí, que quiere que sus futbolistas se hagan un pequeño Erasmus. La noticia nos sirve para recordar que la Liga es una empresa privada que mete mano en las plantillas en virtud de acuerdos particulares. Este es el entorno en el que se mueven nuestros equipos, adaptarnos es una necesidad.