Nigel Farage, con Catalunya

¡Con todos los apoyos que está recibiendo la causa catalana por qué algunos de los que han hecho campaña a favor de la independencia eligen a Nigel Farage como compañero! No lo entiendo, de verdad. Si el líder del Brexit, el antieuropeísta que sigue cobrando del Parlamento Europeo arropa el “procés”, lo mejor que pueden hacer los que lo apoyan es alejarse de él en vez de retuitearlo, por ejemplo. Que no se empañe el buen momento internacional de Catalunya.

La atrevida

Rosa Díez tuvo que salir de Twitter por mentir: aseguraba que ella actualizaba su cuenta en esta red social hasta que fue descubierta en un acto público mientras su community manager picaba tecla. Una vez abandonada la primera línea política recuperó esa red social y ahora tuitea compulsivamente. El 80% de todo es bastante prescindible, en el otro 20% da muestras de una ignorancia inmensa como cuando compara una Irlanda del Norte en guerra con la actual Catalunya.

La cruda realidad

Con dos voceros de la incoherencia por columna yo creo que vale. Así que para compensar les muestro el hilo de uno de los mejores corresponsales en activo: Miquel Roig desde Bruselas explicaba en un puñado de tuits por qué la UE no se va involucrar en la cuestión catalana. Básicamente, lo que ya sabemos: la UE trata con los Estados porque es eso, precisamente, un club de Estados. Y no va a pisar la manguera de ninguno de ellos. La realidad es cruda y necesaria.

Aunque cueste

El escritor y guionista vasco José Antonio Pérez lleva una serie de tuits de lo más apreciables sobre Catalunya. Y uno de sus últimos mensajes me sirve para insistir en lo necesaria que es la cruda realidad. Pérez sugiere que “nos gobiernan dementes” cuando escucha que Puigdemont dice que no le consta haber colaborado en la tensión que vivimos el domingo. Todos vimos a la Policía y Guardia Civil atizar a la ciudadanía, pero a ésta alguien le empujó a un referéndum sin garantías.

Lo de Calella

Hablando de la Policía Nacional y la Guardia Civil: algunos de sus integrantes han sido expulsados de los hoteles en los que se alojaban, por ejemplo, en Calella. El Gobierno español ha salido a denunciar el atropello y por Facebook y Twitter corre un mensaje de uno de los policías lamentando el odio que ha vivido. Pero lo que no cuentan es cómo agredieron con porras extensibles a la ciudadanía, ya por la noche y de paisano, como denuncian en Asivaespana.com.

El «efecto» Pedro Sánchez

20140717_efecto

Pedro Sánchez ha tomado su primera decisión mirando a Podemos y buscando el efectismo y el titular: el PSOE no ha votado a favor de que Jean-Claude Juncker sea el presidente de la Comisión Europea. Este desmarque, lejos de posicionarle como alternativa, ha encuadrado a los socialistas españoles con Le Pen y Nigel Farage. Es decir, la extrema derecha y el antieuropeísmo, donde también se posicionó Josu Juaristi, de Bildu. “¿Ese es nuestro sitio?”, se preguntaba Ramón Jáuregui en su propio blog, donde muestra y razona la tensión que ha generado la primera decisión de Sánchez al frente del PSOE.

El “defecto” de Pedro Sánchez

Después de la clásica pelea cainita en el PSOE, con Madina aireando trapos sucios y Pedro Sánchez haciéndose pasar por un candidato sin el apoyo del aparato y que dormía en casa de afiliados y amigos, llega el momento de cobrar las facturas. Susana Díaz, que hasta había sonado como compañera de tándem del vasco, ha hecho que la federación andaluza del PSOE apoye a Sánchez, este ha ganado gracias al peso de los del sur, y ahora la líder quiere cobrarse el favor: “El número dos del partido será un andaluz. Y ese personaje, apuntan todos, no sería otro que Mario Jiménez, el ‘otro heredero’ de Pepe Griñán”, según ‘El Plural’.

Cuando Hiriko “molaba”

Bildu, PSE, PP y UPyD actúan al unísono en el Parlamento vasco: todos contra el Gobierno. No les preocupa votar juntos (UPyD con Bildu, Bildu con el PP, el PP con el PSE… como ha hecho siempre), ni contradecirse a sí mismos en las críticas. Koldo Mediavilla lleva varios días tirando de hemeroteca para dejar patente en su blog el apoyo que Hiriko, ahora duramente criticado, ha recabado por PSE y PP cuando estaban de la mano en el gobierno vasco. ¿Y ahora? Ahora toca estar a la contra, hacerle el caldo gordo a Bildu y confiar en que nadie recuerde que el primer coche elctrónico fue “made in Euskadi”. Cuando lo vean circular, dentro de unos años, manufacturado por japoneses o estadounidenses, acuérdense de ello.

La importancia de “lo percibido”

La encuesta postelectoral del CIS nos ha dejado un dato realmente llamativo: la campaña mejor valorada por la ciudadanía es la de Podemos (‘El Imparcial’). Lo curioso es que Podemos no ha hecho campaña con cartelería, papelería y mítines, y lo ha fiado todo a las apariciones televisivas de su líder, Pablo Iglesias, que a responder con aparente contundencia a críticas del facherío no le gana nadie. Eso, y la sensación de que, si ha ganado cinco escaños es que habrá vendido bien el pescado, es lo que empuja a la ciudadanía a responder así en la encuesta. Es decir: la realidad (la ausencia de campaña) no importa tanto como lo percibido (la mejor campaña).

Bertín Osborne y “el yoyas”, contra el nacionalismo

El “movimiento cívico en defensa de la libertad y la igualdad de los ciudadanos españoles hoy amenazadas por el nacionalismo” había recabado 31 firmas en el momento en el que yo escribía esta columna, según su propia cuenta en Twitter. Entre ellas, las de Bertín Osborne, el ex concursante de ‘Gran Hermano’ conocido como “El Yoyas”, expulsado del programa por agredir a su novia ante las cámaras, Nicolás Redondo Terreros, al que presentan como “jurista”, y los habituales: Jon Juaristi, Albert Boadella, Arcadi Espada, Fernando Savater, Ángeles Pedraza, Federico Jiménez Losantos, Carlos Herrera…