Rivera, explícaselo a Verhofstadt y Macron, anda

Con los ayuntamientos ya en marcha desde ayer, las elecciones del 26 de mayo nos siguen dejando deberes pendientes, como la constitución del Parlamento Europeo, donde más de uno va a tener que dar explicaciones, porque en Bruselas la connivencia con la extrema derecha es una cuestión que no se discute o, por lo menos, no se discutía hasta ahora: Rivera puede marcar un hito si convence a Verhofstadt y a Macron de que su pacto con Vox es compatible con mantenerse en un grupo en el que estas ideas y estos pactos no tienen cabida. De momento, la prensa internacional machaca a PP y Ciudadanos.

Sí, es de agradecer

El hilo de Hodor en Twitter empieza explicando lo que supone para Ciudadanos su pacto con PP y Vox (sin la derivada europea, que tiene su tela, también), y acaba concluyendo que la nueva política no va, precisamente, de hacer las cosas mejor: nadie dijo que esa “novedad” no radicara en elevar las miserias particulares a cuestiones colectivas. “Así que agradeced a Ciudadanos su último servicio: os ha ayudado a terminar de perder la inocencia con la que nació la ola de ‘nuevos partidos’. Ya no esperéis ‘regeneración’. Son sólo unos contendientes más en la lucha por el poder: sólo han aclarado en qué bando juegan”.

Más “nueva política”

Los sindicalistas son paladines de la democracia: está mal meterse con ellos porque, claro, representan a los trabajadores, luchan por lo de todos y les debemos muchos avances. No niego todo esto, como tampoco deberían de negarnos que es difícil explicar que Mercedes Pérez Merino, delegada sindical en Coca-Cola durante 35 años y fichada por Podemos para el Congreso, gane cerca de 90.000 € al año en la multinacional y declare un plan de pensiones de con 177.000 eurazos, casi 100.000 más en su cuenta, y una casa en El Escorial por la que pidió una hipoteca de 400.000. Por el mismo precio te dice si eres “clase obrera”.

Moragas, quién te ha visto

Jorge Moragas es uno de esos personajes que es una pena que sean reales porque como protagonistas de una novela son perfectos: un hombre que resistió con Rajoy, le ayudó a llegar a lo más alto, a zafarse de la prensa y de los enemigos de fuera y los de dentro, y que lo dejó todo para irse de embajador en New York… Pero al que la moción de censura de Sánchez envía a Filipinas como diplomático, donde termina participando como jurado para elegir a la Miss de ese país, según leemos en El Confidencial, vestido con un esmoquin blanco y una pajarita negra, junto a cantantes, actrices y un jugador de baloncesto.

Ahora, ¡pónganse a trabajar!

“Ya se ha finiquitado del todo el Fondo de Reserva” de la Seguridad Social. Esa frase, colocada casi como una más en un ilustrativo post de Magnet, es la que debería de hacer saltar todas las alarmas y mover a los políticos españoles a encerrarse en torno a mesas de trabajo hasta que den con la solución al atolladero al que PSOE y PP, a relevos, nos han llevado. Pero después de que nos robaran el mes de abril a punta de campaña, Pedro Sánchez parece no tener prisa: primero, los ayuntamientos y las autonomías. Mientras tanto, los problemas siguen agravándose y la ciudadanía, ¿indolente?

No, «todos» no entregamos las armas

20170406_todos

Por supuesto, celebro que ETA vaya a entregar las armas (las que no hayan vendido ni tirado al Adur). Y me alegra ver que la mayoría política y sindical vasca arrima el hombro para lograrlo, junto a los gobiernos vasco y navarro. Pero me desconcierta (como poco) que la jornada de desarme tenga programa (con visionado de un cortometraje y mesa redonda, incluidos), o que algunos quieran difuminar la responsabilidad de los únicos que usaron, escondieron y entregarán, por fin, las armas.

La noticia que generó Podemos

Fueron los de Podemos los que elevaron el gesto a categoría de noticia: dos senadores pidieron que en las dependencias de la Cámara Alta no se sirviera Coca-Cola en solidaridad con los trabajadores de la planta de Fuenlabrada. El Senado no cursó el veto. Pero el portavoz de Podemos en la misma cámara sí se tomó, después, dos botellas de este refresco para comer, fue cazado y la foto voló por Twitter. ¿Por qué? Porque algunos han elevado el gesto a categoría de noticia.

La altura política de Espinar

Una vez cazado, Ramón Espinar se apresuró a emitir una respuesta en Telegram en la que, como cuando quiso excusarse por haber ganado dinero vendiendo la VPO que le adjudicaron a dedo, demostró su altura política. Paupérrima. Quiso aprovechar su error (también Iglesias lo ha calificado así) para repartir culpas a unos y a otros, hablar de “las espartanas” trabajadoras de Coca-Cola, ¡y hasta de la corrupción en Murcia! Y estos son para muchos como estrellas del Rock’n’roll.

¡Pues anda que la de Trump!

Ramón Espinar, como Rafael Mayoral e incluso Íñigo Errejón o Pablo Iglesias acabarán como Juan Carlos Monedero: llamando la atención con textos tan infumables como provocadores en columnas de medios digitales, o en tertulias televisivas. Más peligrosa es la demagogia mezclada con una profunda ignorancia política que demuestra Donald Trump. El presidente de EE.UU. se atreve a culpar a Obama del horrible ataque con armas químicas sobre la población siria.

El club también es una víctima

Los aficionados del Eldense van a sufrir durante años las consecuencias de que el club sea una víctima necesaria en la serie de partidos que, si se confirma, habría amañado la mafia calabresa. La llegada de un portero italiano, Alessandro Zanier, envuelto ya en derrotas pactadas y pagadas, según El Confidencial, en Italia, coincide con derrotas abultadas de su nuevo equipo y apuestas en las casas asiáticas. Una trama bien urdida que afecta y afectará al nombre de un club y una ciudad.

El PP, en el fondo de reptiles

20140303_pp

De pronto, el PP se encuentra en medio del fondo de reptiles andaluz, ya famoso a estas alturas del serial político al que llevamos meses asistiendo. “Varias empresas de las que era secretario el abogado de los populares en la causa, Luis García Navarro, recibieron más de dos millones y medio de euros del llamado fondo de reptiles, la partida presupuestaria de la que salieron las ayudas irregulares”, según ‘El Confidencial’. Tiene guasa, y bemoles, el asunto: según la acusación de UPyD, el abogado del PP que daba caña al PSOE con el tema, recibió su propia ración de millonada.

Y UPyD, con sus problemas

Habrá que ver cómo evoluciona el asunto del PP y el fondo de reptiles, pero quien sí tiene un problema evidente, según leemos en ‘El Confidencial Autonómico’, es UPyD en Galicia. En concreto, en Vigo, “una de las ciudades gallegas con más afiliados al partido de Rosa Díez”, donde las diferentes direcciones parecen enfrentadas entre ellas, y los afiliados han ido abandonando el proyecto político. Es el riesgo que corren los partidos que presumen de tener ideas, y no ideologías: que les falta el pegamento imprescindible e ideas de bombero puede tenerlas cualquiera.

Coca-Cola, la marca

No voy a entrar a valorar la actuación de Coca-Cola con los ERE porque creo que no tengo toda la información necesaria, aunque por lo que parece, la marca no ha actuado de la mejor manera con sus trabajadores. Pero sí quiero señalarles la diferencia entre la marca (“Coca-Cola”, la de siempre) y nuestra percepción respecto a la misma, que ha variado mucho desde que fuera la de “la felicidad” (hace apenas unas semanas), a la que es ahora: la del trato injusto, la que se acoge a una ley que le permite ciertas injusticias.

Escocia está preparada

Les recomiendo enérgicamente que sigan el blog de la campaña ‘Yes Scotland’ porque, en él, están haciendo un gran esfuerzo para crear una campaña en positivo, incluso, cuando quieren enfrentarse a argumentos que vienen de la parte inglesa con una única intención: socavar el ánimo y las esperanzas de independencia. Así, antes las últimas críticas de Cameron, han querido dejar claro que Escocia tiene capital humano e ilusión, pero también han entrado en honduras: recursos energéticos y financieros propios, y una industria que haría viable el nuevo estado europeo.

Un minuto de pan

UNESCO Etxea vuelve a presentarnos, la semana que viene, el resultado de su concurso de cortometrajes de un minuto de duración, como máximo, este año dedicado a concienciar sobre el derecho humano a la alimentación. El evento será el próximo 7 de marzo en la sede de EITB en Bilbao, y pueden encontrar los detalles y el modo de apuntarse en el evento en Facebook que encontrarán tecleando “dame 1 minuto de pan” en la caja del buscador de esta red social. Si mantienen el nivel de otros años, podremos ver caras conocidas, mucho humor, actuaciones musicales y piezas creativas que remuevan nuestras conciencias.