¿Quién mantiene viva a ETA?

Muchos de los que formaron parte de ETA hoy están integrados en la vida política vasca. Eso es tan cierto como que si esperamos a que todos ellos abandonen esa vida civil viviríamos en un bloqueo y en una injusticia (porque los jueces han ido retirando y restituyendo derechos ya). Pero tengo la sensación de que eso es lo que quieren algunos y de que no soy el único que lo cree: María Jáuregui, hija de Juan María Jáuregui, discutía en Twitter, en público, a Consuelo Ordóñez la legitimidad de una víctima a mantener viva a ETA con el apoyo (o el provecho) de colaboradores del pensamiento único como Fernando Savater.

Los extremos… Se abrazan

Un buen conocedor del Parlamento Europeo como Miquel Roig apuntaba la coincidencia en el voto de Vox y Podemos en contra de la nueva comisión europea presidida por Ursula von der Leyen. Por cierto, Bildu voto también con ellos, con la ultraderecha española y la superizquierda superespañola. Los argumentos eran totalmente encontrados: para la izquierda es una comisión ultraliberal y para la extrema derecha, una comisión rendida a la izquierda y sus políticas. Y Bildu argumentará con otra “hipérbole” (como calificaba Roig estas razones o sinrazones) distinta su mismo voto contrario.

Sí, hay que tenerlo

El parlamentario de Vox en Valencia, David García, mostró una bandera en la cámara contra los totalitarismos, según él, pero en la que la esvástica se veía claramente y el símbolo comunista y el de la prohibición mucho más desdibujados, desatando el enfado en la cámara de representación. Anabel Alonso, a la que hay que reconocer el mérito que tiene por enfrentarse a cara descubierta a este fascismo, tuiteaba: “Hay que tener mucho estómago para ser cómplices de estos”. O mucho estómago, o mucha dependencia del poder. Por cierto, García se hace llamar “el parlamentario obrero”. Encima, recochineo.

Una España “preciosa”

Y en este contexto de extrema derecha desatada, izquierda española y vasca abrazada a ella en Europa, y las víctimas de ETA divididas entre quienes quieren mantener la presencia de ETA y quienes quieren pasar página, llega Telecinco y se cisca en todos con un comunicado que David Fernández, del equipo de Maldito Bulo, califica como “vergüenza”: los de Mediaset aseguran que ellos han hecho todo lo posible en el caso del posible abuso sexual dentro de la casa de Gran Hermano, y creen que hay un acoso mediático de la competencia ante un programa muy querido por la audiencia española (y vasca).

Dadnos más Merkeles…

Estoy seguro de que Merkel, como von der Leyen, reunirá a Vox, Bildu y Podemos en su contra. Ese es un buen motivo para estar a favor de ella. Pero hay más, como su empeño en hacer una Europa más fuerte (con una Alemania cada vez más fuerte, es tan evidente como lógico) o la intervención que destacan Sergio Mydeu-Olivares y Juan Ignacio Pérez en Twitter: Merkel ha clamado por la libertad de expresión pero ha puesto unos límites al mismo tiempo como la divulgación de odio y herir la dignidad de las personas. ¿Cómo estar en desacuerdo? Fácil: siendo un fascista, un irracional o estando lleno de miserias propias.

Salir trasquilado

A un candidato no le gustó que pusiera un pantallazo que evidenciaba que en la comunicación de su partido había mucho ruido pero pocas nueces, y me puso un tuit. Lo que no esperaba él (que venía con toda su clac porque en Twitter ponen en el disparadero cuando mencionan… Y lo saben) ni yo, sinceramente, es que el candidato fuera a salir trasquilado: varios tuiteros catalanes, ante mi presencia porque él me había metido en la conversación, le afearon que su partido, Bildu, hubiera facilitado la ruptura de la unidad nacionalista catalana con un pacto al que, por cierto, ERC no ha dedicado una sola línea en su web.

La “sensatez” de Savater

Según el director de El Independiente, Fernando Savater demuestra sensatez cuando asegura que “si es imprescindible para librarnos de Sánchez debemos aceptar los votos de Vox”. No me he leído la entrevista ni lo voy a hacer porque el titular no me llama a hacerlo. Más bien, al contrario, así que solo supongo que con esa primera persona del plural habla ya en nombre de Ciudadanos (finalmente, UPyD se ha subsumido en los de Rivera). Según este columnista de Deia, Savater solo ha vuelto a demostrar que, por culpa de ETA, hemos tenido que aguantar las lecciones de muchos que han pasado por mejores que lo que realmente son.

Sobre el debate

A la hora a la que escribo esta columna no sé cómo fue el debate de anoche, pero sí el del lunes en La1. Y creo que este tuit de Pepe Fernández-Albertos lo resume muy bien: “Es legítimo defender impuestos mayores o menores y servicios públicos más o menos generosos, por supuesto. Pero ojalá un país donde no se hable de los impuestos como ‘meter la mano en los bolsillos a la gente’, o ‘saqueo’. Ese discurso nos empobrece a todos”. Esa política española nos empobrece a todos porque los consensos más básicos están saltando por los aires solo para que cuatro partidos sin ideas llamen la atención.

Y sobre el anterior

Desde que Cayetana Álvarez de Toledo hiciera un flaquísimo favor a las mujeres sugiriendo una postura que legitimaba la violencia machista que ejerció La Manada, sin ir más lejos, la candidata del PP es blanco de las críticas de quien está deseando hacer leña del árbol caído. Pero es que ella lo pone fácil, preguntando en voz alta incluso por qué se le da voz a Jordi Sánchez y no a un preso por violación. Para empezar, porque el político está en prisión preventiva, para seguir, como le recordaba un tuitero, en España ya han hecho entrevista a El Cuco, El Rafita y el abogado de La Manada.

Sí, zorionak

Como bien sugiere Xabi Álvarez, no debemos hacer caso a los jóvenes aficionados que, en Twitter, gritan opiniones sobre el Athletic. Yo soy más partidario de tener siempre presente, siempre, lo que somos: un club de cantera con lo que ello conlleva. La Adurizpedia destacaba este fin de semana así que nos habíamos salvado ya matemáticamente: “Zorionak por mantener la categoría tras acabar 2018 en descenso, superando clausulazos y lesiones, a 5 jornadas del final, séptimos peleando por Europa, y hacerlo manteniendo nuestra filosofía en una de las mejores Ligas del mundo, como siempre desde hace 90 años”.

¡Para lo que hemos quedado!

Es evidente que ETA en Euskadi nos ha trastocado, y que la mochila de responsabilidad y culpa nos pesa tanto que no nos ha permitido ver con claridad las piedras en el camino. Así, hemos cargado con políticos y pensadores insalvables que nos parecían casi paladines, y hemos sobrevalorado al enemigo de Euskadi al que ETA hacía listo, capaz, fuerte y hasta guapo. Por ejemplo, Jon Juaristi, que hoy es una voz autorizada para el PP de Madrid cuando afirma que el holocausto fue cosa de nazis y comunistas.

Los votantes son sagrados

Un ejemplo de personaje político agrandado por culpa de la acción de ETA es Fernando Savater, que se ha retratado llamando “tontos” a los cinco millones de votantes que tuvo Podemos en su mejor momento. En política es lícito señalar, criticar e intentar tumbar al líder que miente a la ciudadanía o al que le genera miedos innecesariamente para aprovecharse del temor, pero a los votantes se les respeta. A los de Podemos, a los de Vox y a los que tuvo UPyD. Y esta posición de salida marca lo que eres como político: si eres de los que se toma en serio a la ciudadanía y la democracia, o eres de los que no.

El fiscal del “tontopolla”

Jorge Bermúdez, fiscal de Criminalidad Informática de la Fiscalía General del Estado, ha llamado “tontopolla” a Jon Inarritu en Twitter después de que el senador vasco criticara que la justicia española haya despreciado a los observadores durante el juicio del procés. No hace falta explicar nada más para darnos cuenta de la gravedad del asunto. Pero lo haré: porque el insulto lo profirió Bermúdez desde su cuenta en Twitter en la que no aparecía su nombre. Solo cuando lo destapó Xabier Lapitz accedió a reconocer su identidad. Y estos letrados que insultan a cara tapada son los que administran la justicia española.

La evolución no es precarización, al contrario

Ciudadanos está ondeando la bandera liberal con mucho énfasis desde que ha pactado con Vox y PP. Será porque en cuestiones sociales y patrióticas los discursos del “trifachito” se confunden con una facilidad preocupante. En referencia a la huelga de taxistas, Rivera tuitea: “¿Se imaginan una huelga de propietarios de videoclubs para prohibir Netflix y YouTube? ¿O una de carteros para acabar con los emails? No tiene sentido ir contra la evolución, es ir contra el derecho a elegir de los ciudadanos”. Son precisamente los derechos de la ciudadanía los que salvamos cuando nos oponemos a la precarización de trabajadores.

Cómo habéis cambiado

Casi todos los que observamos la política desde muy cerca esperábamos que Podemos acabara mal, reduciéndose en su propio jugo ideológico, como IU, y con sus fundadores instalados en tertulias y programas de televisión. En lo que no nos poníamos de acuerdo era en cuánto tiempo empezaría el descalabro, y estoy seguro de que casi nadie apostaba por que en cinco años el castillo de naipes estaría ya desmoronándose: “Cuando vuelva Pablo Iglesias de la baja, en la sede están Echenique y dos globos con los ojos pintados”, tuiteaba con sorna Pepe Lee. Esto ya no hay quien lo arregle.

El «efecto» Pedro Sánchez

20140717_efecto

Pedro Sánchez ha tomado su primera decisión mirando a Podemos y buscando el efectismo y el titular: el PSOE no ha votado a favor de que Jean-Claude Juncker sea el presidente de la Comisión Europea. Este desmarque, lejos de posicionarle como alternativa, ha encuadrado a los socialistas españoles con Le Pen y Nigel Farage. Es decir, la extrema derecha y el antieuropeísmo, donde también se posicionó Josu Juaristi, de Bildu. “¿Ese es nuestro sitio?”, se preguntaba Ramón Jáuregui en su propio blog, donde muestra y razona la tensión que ha generado la primera decisión de Sánchez al frente del PSOE.

El “defecto” de Pedro Sánchez

Después de la clásica pelea cainita en el PSOE, con Madina aireando trapos sucios y Pedro Sánchez haciéndose pasar por un candidato sin el apoyo del aparato y que dormía en casa de afiliados y amigos, llega el momento de cobrar las facturas. Susana Díaz, que hasta había sonado como compañera de tándem del vasco, ha hecho que la federación andaluza del PSOE apoye a Sánchez, este ha ganado gracias al peso de los del sur, y ahora la líder quiere cobrarse el favor: “El número dos del partido será un andaluz. Y ese personaje, apuntan todos, no sería otro que Mario Jiménez, el ‘otro heredero’ de Pepe Griñán”, según ‘El Plural’.

Cuando Hiriko “molaba”

Bildu, PSE, PP y UPyD actúan al unísono en el Parlamento vasco: todos contra el Gobierno. No les preocupa votar juntos (UPyD con Bildu, Bildu con el PP, el PP con el PSE… como ha hecho siempre), ni contradecirse a sí mismos en las críticas. Koldo Mediavilla lleva varios días tirando de hemeroteca para dejar patente en su blog el apoyo que Hiriko, ahora duramente criticado, ha recabado por PSE y PP cuando estaban de la mano en el gobierno vasco. ¿Y ahora? Ahora toca estar a la contra, hacerle el caldo gordo a Bildu y confiar en que nadie recuerde que el primer coche elctrónico fue “made in Euskadi”. Cuando lo vean circular, dentro de unos años, manufacturado por japoneses o estadounidenses, acuérdense de ello.

La importancia de “lo percibido”

La encuesta postelectoral del CIS nos ha dejado un dato realmente llamativo: la campaña mejor valorada por la ciudadanía es la de Podemos (‘El Imparcial’). Lo curioso es que Podemos no ha hecho campaña con cartelería, papelería y mítines, y lo ha fiado todo a las apariciones televisivas de su líder, Pablo Iglesias, que a responder con aparente contundencia a críticas del facherío no le gana nadie. Eso, y la sensación de que, si ha ganado cinco escaños es que habrá vendido bien el pescado, es lo que empuja a la ciudadanía a responder así en la encuesta. Es decir: la realidad (la ausencia de campaña) no importa tanto como lo percibido (la mejor campaña).

Bertín Osborne y “el yoyas”, contra el nacionalismo

El “movimiento cívico en defensa de la libertad y la igualdad de los ciudadanos españoles hoy amenazadas por el nacionalismo” había recabado 31 firmas en el momento en el que yo escribía esta columna, según su propia cuenta en Twitter. Entre ellas, las de Bertín Osborne, el ex concursante de ‘Gran Hermano’ conocido como “El Yoyas”, expulsado del programa por agredir a su novia ante las cámaras, Nicolás Redondo Terreros, al que presentan como “jurista”, y los habituales: Jon Juaristi, Albert Boadella, Arcadi Espada, Fernando Savater, Ángeles Pedraza, Federico Jiménez Losantos, Carlos Herrera…