Que no se quejen

No me sorprendió que Pedro Duque accediera a hacer un reportaje fotográfico para su entrevista en El Mundo con un traje espacial y su cartera de ministro, sonriente, casi como un niño. De hecho, lo estaba esperando: después de aquellas fotos de Isabel Díaz Ayuso que acertadamente recuerda Egoitz Moreno en Twitter, que cayese otro político en la sobreactuación, en estos tiempos tan exagerados, era solo cuestión de tiempo. El reportaje es un despropósito, no fotográfico (al contrario) sino del jefe de prensa que no paró unas fotos marcianas e inapropiadas en este espacio y tiempo.

No son marcianos pero casi

Los primeros turistas alemanes llegaron a Baleares ayer, y a partir del 21 podrán visitar España y Euskadi los de otros países. ¿Es adecuado? El peso económico del turismo es innegable, y quien lo discuta es un inconsciente y un populista. El reto está en hacerlo posible manteniendo las medidas necesarias de precaución pero, ¿qué podemos pedir a un alemán o un francés si no lo cumple la mitad de los vascos? Salir hoy a la calle es desesperanzador: ni mascarillas, ni distancia de seguridad. Parece que a la gente le da igual contagiarse y que está satisfecha con poder echar la culpa de los rebrotes a las instituciones.

Las fotos y los toros

Isabel Díaz Ayuso pedía a Pedro Sánchez que para recuperar la salud y la economía rebaje el IVA de la tauromaquia casi al mismo tiempo que Rocío Monasterio posaba para los fotógrafos en una concentración en Las Ventas para apoyar al sector taurino. Diría que es difícil encontrar a dos tías más jóvenes y más rancias, pero cualquier pareja de cayetanas que comparten estudios de ADE en una universidad privada de Madrid les alcanza rápidamente. El problema es que este modelo está fuertemente instalado, el de la España rancia que posa de maravilla ante las cámaras y que lo hace todo por el postureo con la bandera.

Sus gurús económicos

Durante el fin de semana pasado circuló con alegría un tuit en el que mostraban un pantallazo de otro tuit anterior de Wall Street Wolverine, un flipado que tiene un canal en YouTube sobre finanzas y sin embargo vive con sus padres en su habitación de adolescente. Eso es lo que más me llamó la atención, como a otros tuiteros. Porque, repito en esta columna en la que parezco un descreído, no me sorprendió: los gurús económicos de los neoliberales y la extrema derecha son chavales con mucha labia pero poca enjundia y menos experiencia real. No es una exageración, es la muestra de que viven muy alejados de la realidad.

Y va a ser peor

Entiendo que la industria del fútbol no se puede parar pero no me gusta esta Liga sin público, con pausas y cinco cambios. Las tres novedades benefician a Barça, Madrid, Atlético, Sevilla o Valencia, que visitan campos sin la presión del público local, que rompen el ritmo de partidos trabados y que tienen más banquillo. Para muestra, el botón de Gorka Posada: “Los cinco repuestos del Athletic: De Marcos, Sancet, Núñez, Vesga y Kodro. Los cinco repuestos del Atlético: Correa, Arias, Lemar, Herrera y Morata. No hace falta decir a qué equipos beneficia esta medida a pesar de que algunos crean que es al revés”.

La gestión de la expectativa

Pablo Iglesias no necesita oposición política: lo más duro a lo que va a hacer frente es a la gestión de la expectativa que él mismo ha generado. Empezamos por la legión de cargos de confianza que va a nombrar, de esos a los que antes llamaba “pesebreros”. Y seguimos por todo lo que ha prometido y a lo que tendrá que renunciar. Aunque consiga algunos logros (que serán buenos para la mayoría como la subida del SMI si la consigue), él mismo ha puesto tan alto el listón que todo va a parecer poco precisamente a quien le ha comprado el discurso. El legislativo es difícil, pero el ejecutivo aún lo es más.

Por lo menos, abandona el intrusismo

El mayor problema de Pablo Iglesias es su soberbia, la misma que usa para decir que por fin los humildes tienen un representante: él. Nunca se ha cortado en señalar, en poner apelativos (¿no es acaso “casta” desde hace tiempo?), en marcar dónde está lo correcto (lo correcto era su piso de VPO heredado en Vallecas y lo incorrecto era un chalé con piscina en Galapagar, por ejemplo) y en hacer de periodista si hacía falta. Porque los demás no valíamos. Este fin de semana Pablo Iglesias ha cerrado su ciclo La Tuerka y lo ha hecho con una entrevista suya a Zapatero. YouTube está bien, pero ser ministro es otro rollo, claro.

No como otras

Con un regate que pasará a la historia de la vergüenza ajena, el Colegio de Arquitectos de Madrid se negó a posicionarse siquiera sobre las actuaciones de Rocío Monasterio como arquitecta antes de acabar la carrera porque, claro, como no era colegiada entonces no les competía. Pero “el concejal y arquitecto de Más Madrid, José Manuel Calvo” (Público) ha insistido hasta lograr que el Colegio salga de la mazmorra de la cara dura y se mueva. De momento, lo primero que ha hecho es pedir a la de Vox que se defienda de las acusaciones. ¿Quién les protege? Y lo más preocupante: ¿por qué?

Cambio de ciclo

Después del fin de semana copero y supercopero patrocinado por Arabia Saudí, seguiremos hablando de fútbol. Pero aunque parezca repetitivo me temo que será necesario afinar el oído porque estamos en pleno cambio de ciclo: la lista de los jugadores más valiosos de 2019 contiene un montón de nombres que no son los de los últimos años. De los veteranos solo se mantienen Kane, Messi y Griezmann. Ahora brillan los Mbappé, Sterling, Salah, Sancho, Mané, Rashford o Martínez. Jugadores cuyos nombres nos suenan pero que no nos resultan tan familiares como los Ronaldo, Ibrahimovic, Lewandowski o Agüero.

Y de disciplina

Antes o después reconoceremos a las nuevas estrellas del fútbol, pero no estoy tan seguro de que seamos capaces de hacernos con los nombres de las nuevas grandes estrellas del deporte capaces de recibir cheques en blanco antes de que les salga la barba: me refiero a los jugadores de eSports y, en concreto, a Lee Sang-hyeok. Este surcoreano, más conocido como “Faker”, jugador de “League of Legends”, ha admitido recientemente que recibió una oferta de 10 millones de dólares al año para jugar en un equipo chino y que otro estadounidense llegó a proponerle que pusiera él la cifra por sus servicios.

¿Qué has elegido, Pablo?

Pablo Iglesias ya no es un político novato, así que podemos empezar a pensar que es, directamente, un político torpe. Por eso no supo evitar el pasteleo que Espinosa de los Monteros ofrece a quien quiera comprárselo. El de Vox se la coló al de Podemos, no pasa nada. El problema aparece cuando Iglesias compara a un votante de Vox con un político de Vox para justificarse. ¿O acaso él es un votante de Podemos en vez de su líder (por decisión propia en primera instancia) con más responsabilidad? Entre la rectificación y el colaboracionismo Iglesias ya ha elegido. Allá él.

Sí, son los mismos

Puede que Pablo Iglesias no lo tenga claro y esa confusión queda en su debe, pero somos muchos los que sí sabemos a quién tenemos enfrente y que deben estar ahí, no a nuestro lado para echar unos chistes. Gorka Otxoa también lo tiene claro: “Aitor Zabaleta fue asesinado por el fascismo que tan arriba se está viniendo ahora”. Así de contundente y así de necesario. Lo que no necesitamos es que los medios y los políticos torpes sigan blanqueando lo que no puede ser dulcificado o permitido de ningún modo. Se trata de fascismo y se trata de arrinconarlo. Y el que no esté por la labor, que se aparte.

La historia juzgará al PP

Del mismo modo que a los fascistas de aquí no podemos permitirles que nos den lecciones de moral, tampoco lo haremos a los de allí. Y del mismo modo que a quienes colaboran aquí en que parezca que lo que hicieron no fue para tanto se lo tendremos en cuenta, lo haremos a quienes colaboran allí. Y el PP es el principal señalado. “PP y Vox bloquean una declaración institucional para condenar el ‘atentado’ en Hortaleza y los ‘discursos de odio’”, leemos en el Twitter de Eldiario.es con indignación pero ya sin asombro. Antes de que la historia juzgue al PP insistiremos los demás en hacer visible cada episodio.

No les importan ni los suyos

La mejor muestra de lo bajo que ha caído este PP son las declaraciones de su portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, que para calentar su fugaz visita a Bilbao (una foto y vuelta a España), aseguró que el momento político actual es peor que cuando ETA estaba activa. Al PP ya no le importa ni la sangre que derramaron los suyos, las muertes, aquellos funerales, aquella tensión, aquella vida bajo vigilancia, cómo estuvimos todos sometidos a las prácticas fascistas de ETA… Al PP solo le interesa justificar su pacto con Vox y sus argumentos contra Catalunya. ¿Cómo no va a abandonarle la sociedad vasca?

La tragedia será parte de nuestra historia

Acierta Alberto Moyano cuando pone en valor las declaraciones de Angela Merkel sobre el holocausto: “La memoria de los crímenes nazis es inseparable de la identidad alemana”. Uno tiene que conocer lo que es para poder avanzar con honestidad. Y esta aceptación, además, es una de las mejores garantías para no repetir esa parte tan horrorosa del pasado de cada cual. En España tienen que aceptarlo. Y en Euskadi también tenemos que hacerlo: el fascismo que ejercieron algunos nos acompañará como una losa y no debemos olvidarlo. Al contrario: solo si lo recordamos podremos superarlo sin repetirlo.

Ya están aquí

El centro de menores extranjeros no acompañados de Hortaleza, en Madrid, que fue señalado por Rocío Monasterio durante la campaña electoral, ha sufrido un ataque injustificable por medio de una granada que tuvieron que explosionar los Tedax, y un mensaje, este: “Esto es el comienzo de una nueva España”, según Telemadrid. Y ahora, ¿qué? Los que han defendido a la extrema derecha en las redes se empeñan en negarlo y en cubrirlo con mentiras. Los que hemos denunciado el peligro señalamos el hecho. Pero los que más tienen que decir y hacer son los que han dado alas a esta extrema derecha.

La sombra de siempre sobre Podemos

Como ya hemos visto muchos supuestos escándalos en Podemos que no pasan de luchas de poder que en otros partidos son el día a día, tengo mis recelos ante las informaciones que están apareciendo sobre el despido del abogado que estaba investigando irregularidades como supuestos sobresueldos (incluso en “B” de “Bárcenas”), votaciones internas y gestión de datos. El mayor problema, una vez más, es cómo están gestionando la información en el propio Podemos, sin explicaciones convincentes, con acusaciones cruzadas y la sombra de siempre: que está manejado por un grupo reducido con sus propios intereses.

Una oportunidad para una sociedad madura

Partiendo de la base de que, efectivamente, no hay un plano de igualdad entre quienes defienden una constitución vigente y quienes reclamamos su superación, porque los primeros cuentan con todos los resortes del Estado para su defensa (como han demostrado en Catalunya), creo que Iñaki García Arrizabalaga tiene razón al pedir que se garantice el deseo de quienes vienen a recordarnos la desigualdad y quienes quieren superarla quiméricamente, a manifestarse. Y me vale para la Eurocopa: la vasca es una sociedad madura que debe demostrar ahora que ha superado los enfrentamientos directos.

Defender la Constitución es otra cosa

En cualquier caso, defender la Constitución Española no es venir a hacerse una foto como si Euskadi fuera una tierra conquistada y sometida. El sistema y la democracia española que la Constitución garantiza, en teoría, se defiende con oportunidades. Y el colectivo de autónomos españoles (y también vascos) se queja justo de lo contrario: ganan menos y pagan cada vez más, sobre todo, impuestos. Lo que desanima a lanzarse al trabajo por cuenta propia. Y añado una verdad incómoda: un colectivo que genera menor gasto porque es muy raro el autónomo que coge una baja de larga duración o vacaciones cuando más se le necesita.

Y tiempo libre de calidad

La periodista Alejandra de la Fuente resume mucho mejor que yo la situación que trato de describirles: “Nos mandan Lexatin cuando lo que necesitamos es un salario digno, un alquiler normal y unas vacaciones”. Y tiempo libre de calidad, añadiría yo: una conciliación real, unas horas fuera del trabajo que permitan desconectar, sanear la mente y dedicar nuestra atención a la familia, los amigos o a nosotros mismos. Si logramos estas necesidades que son las básicas seguro que no dependeríamos tanto de ansiolíticos o pastillas para dormir. Este sistema al que nos condenan es una mierda.

Pero, ¿cuánta gente les apoya?

La explicación del colegio de arquitectos de que no puede investigar a Rocío Monasterio porque no estaba colegiada en la época en la que, según varias informaciones, realizó y firmó trabajos como arquitecta antes incluso de terminar la carrera, no hay por dónde cogerla. Pero, ¿quién protege al principal matrimonio de Vox (Iván Espinosa de los Monteros tiene hasta condenas)? ¿Cuántos hacían la vista gorda? ¿Quiénes les conseguían los locales y los clientes, algunos de ellos estrellas de la tele o productores de cine? Y sobre todo: ¿por qué? La impunidad con la que se han movido y se mueven es pasmosa.

Políticamente, ya lo sabemos

Lo de Monasterio y Espinosa de los Monteros es importante porque significa que ha habido protección mucho antes de que hubiese poder político a la vista. Lo de Ortega Smith es importante porque desprecia a quien no piensa como él. Y lo de Isabel Díaz Ayuso, como lo de todos los del PP y Ciudadanos sin excepción, es importante porque colabora políticamente en que los ultras sigan haciendo y diciendo lo que quieran: no quiso reprobar a Ortega Smith por el grave incidente con una víctima de la violencia machista y se escudó en Carmena. Quique Peinado respondió en Twitter: “Estás de atar, Isabel”.

Esto va en serio

No me cansaré de decirlo: lo de la extrema derecha en el mundo (porque Trump les ha dado alas en Norteamérica y Bolsonaro, en el Sur) va en serio. Incluso en países que han combatido en todas las líneas a la extrema derecha los ultras se ven reforzados: en Alemania observan cómo resurge la extrema derecha en los campos de fútbol, cómo los líderes nazis vuelven a las gradas cuando cumplen sus condenas y cómo vuelven a liderar a sus grupos. Lo leemos con preocupación en la web de la Revista Líbero, donde también descubrimos un brillante spot del Borussia Dortmund ridiculizando a los fascistas que ocupan sus campos.

Rubiales también quiere ir en serio

El lamentable show que ha dado la federación española de fútbol con el enésimo cambio de su seleccionador ha eclipsado una noticia importante: Luis Rubiales ha decidido sacar de nuevo el cañón para intentar matar una mosca, aunque en este caso la mosca le ha birlado una millonada. El presidente de la RFEF ha enviado una carta a Rosa María Mateo amenazando con emprender acciones legales y calificando de “irresponsable”, “hipócrita”, “inverosímil” e “inaceptable” que RTVE no puje por emitir la Supercopa de España que se celebrará en Arabia Saudí porque en este país no dejan entrar a las mujeres en los estadios.

Y Telecinco, ¿de qué se queja?

Después de décadas emitiendo telebasura, Telecinco se ha visto acorralada después de permitir, grabar y esconder durante años un abuso sexual en uno de sus programas estrella, Gran Hermano. El escándalo, que es para tomar muy en serio, ha llevado a los anunciantes a vetar su publicidad en este espacio provocando pérdidas de hasta 400.000 €, según El Confidencial. Esto no debería de quedarse aquí y deberíamos de mantener la exigencia como consumidores y televidentes. Sin embargo, el debate del propio concurso obtuvo una audiencia magnífica una vez más. Algo estamos haciendo mal.