«Un patrón»

“Los fiscales suizos han encontrado un patrón entre los viajes del rey emérito a países como Arabia Saudí, Dubai, Kuwait o Baréin, y los ingresos de dinero que se realizaron durante años en las cuentas que se vinculan al rey emérito en el país”. Esto sucedería nada menos que “desde hace 20 años”, y pese a que debería de ser un escándalo en sí mismo, es la investigación “que menos interesa a los fiscales españoles, ya que al tratarse de viajes oficiales en los que Juan Carlos I era la principal autoridad del estado, sería inviolable a ojos de la Justicia española”. Todos los entrecomillados son de Nius Diario.

84 millones

“Álvaro de Orleans-Borbón, primo del rey Juan Carlos I y presunto testaferro del mismo, esconde en 21 sociedades offshore un total de 84 millones en viviendas, acciones y efectivo”. Además, “es responsables de la Fundación Zagatka, donde presuntamente el rey emérito cobraba comisiones irregulares y utilizaba para pagar vuelos privados por todo el mundo. La mayoría de las firmas se encuentran en Panamá y Liechtenstein”. Según El Nacional, este pariente real, que no puede justificar varios ingresos millonarios, reside en Mónaco desde hace 40 años, así que la creación de sociedades off-shore no le redundan ningún beneficio directo.

Entonces, ¿la familia real representa al rey?

Pese a noticias como las anteriores nos da la risa cada vez que recordamos que Felipe VI aseguró que renunciaba a la herencia de Juan Carlos I (pero ahí sigue de rey, por las gónadas de su padre) o que su familia no formaba parte de la casa real española. Pese a esas afirmaciones, en ocasiones muy categóricas, en República.com nos encontramos con que “la Infanta Elena volverá a presidir un acto en representación del Rey después de dos años”. Entonces, ¿la familia del rey representa a la institución? ¿También lo hace Juan Carlos I? Y la otra hermana, Cristina, ¿esa no representa al rey?

¿Un día colorada?

Supongo que a Rocío Monasterio le disgustará especialmente ese refrán español que dice: “Mas vale ponerse una vez colorado que ciento amarillo”, por eso de que ella no quiere ser roja, pero, en resumen, es lo que le ha sucedido cuando el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha confirmado que “Monasterio no será investigada su copia del sello del Colegio de Arquitectos, ‘tan burda’ que no podía engañar”. Es decir, se ha marcado un Cristina de Borbón: antes tonta que delincuente. Lo que no dice el tribunal es si usar una fotocopia burda para colar unos planos como arquitecta puede ser una estafa, por ejemplo.

La Constitución, los chiringuitos

Entre los mencionados en el reportaje de Eldiario.es hay unos cuantos que, cuando ejercían como representantes de la ciudadanía, se quejaban de la existencia de chiringuitos y, ahora que nadie les hace caso, no dudan en montar uno: Rosa Díez, Gorka Maneiro, María San Gil, Mayor Oreja, Nicolás Redondo, Iñaki Arteta, Fernando Savater (de modo reincidente) y hasta Ainhoa Arteta, pululan por “plataformas en defensa de los valores constitucionales” como “Unión 78”,“ Foro Libertad y Alternativa”, “Movimiento Ciudadano”, “Consenso y Regeneración”, “España Juntos Sumamos” o “Libres e Iguales”.

El cambio de marco

Isabel Díaz Ayuso inauguró la precampaña con un “socialismo o libertad” que, en cuanto saltó Pablo Iglesias a la arena electoral, se convirtió en un “comunismo o libertad”. Todo el mundo sabe que en el PP son muy buenos aceptando regalos. Evidentemente, la presidenta de la comunidad de Madrid se basa en trazo grueso y populismo baratujo. Así que en cuanto las cosas se han puesto serias, su lema no solo no ha aguantado, sino que se le ha girado: la campaña madrileña, a una semana de su final, se ha abierto, y “fascismo o democracia”, como indican en El Plural, se presenta como una disyuntiva real.

No quieren que votes

Se autodenomina “Junta Democrática de España” e intentan que la gente no vote desde su cuenta en Twitter. Tan chorra como suena. Más que un cambio de marco o un giro es una bobada, lo sé, y sus caras de seriedad mientras rompen papeletas dan para una parodia. Pero ahí están, haciendo ruido con Rubén Gisbert a la cabeza del ridículo y el intento de engaño. Este liberal ha grabado un vídeo mirando a la cámara como si su honestidad estuviera a prueba de pistola de pompas de jabón. Se toman tan en serio Rubén y su clac a sí mismos en su intento de que quienes dudan se queden en casa, que no hay espacio ni para la caricatura.

Un girito en los acontecimientos

En El Independiente confirman lo que muchos barruntábamos: “Albert Rivera facilitó a Casado la incorporación de Toni Cantó al PP”. No me refiero solo a la intervención de Rivera en el fichaje de Cantó por el PP, sino al modo en el que el antiguo líder de Ciudadanos se ha entregado a los de Génova 13 (hasta que vendan la sede). Según el relato en el digital, Rivera adelantó vía telefónica a Pablo Casado las intenciones del actor, así que los acontecimientos solo tuvieron que sucederse. A Ciudadanos ya no le queda nada para el hundimiento total y quienes puedan saltarán a los salvavidas del PP… Si queda alguno libre.

Ni siquiera es noticia

Lo que no es ni noticia es que Fernando Savater se haya entregado también a la derecha. Tampoco lo fue la foto de Ayuso con Joaquín Leguina y Nicolás Redondo Terreros. Ninguno de los tres llega a la figura de jarrón chino que nadie sabe dónde poner porque tienen patas y los tres han elegido la caspa, el populismo y el colaboracionismo que vendrá cuando Ayuso tenga que negociar con Vox su investidura. En ex de UPYD adelanta motu proprio su intención de arreglarse con la extrema derecha y aceptar sus votos “para librarnos de Sánchez”. Tiene tan perdido el norte que le da igual usar esa referencia durante unas autonómicas.

Notoriedad por la derecha

No podemos decir de Pablo Casado que no esté intentando ensanchar la posición del PP en la derecha: de Albert Rivera a Redondo Terreros pasando por Toni Cantó, Leguina, Savater y hasta Gorka Maneiro. “Soy de izquierdas pero siempre preferiré una derecha democrática que una izquierda antidemocrática”. Y he aquí la equidistancia colaboracionista. Porque la izquierda que se presenta a las elecciones madrileñas, nos guste o no, es democrática. Y si hay un partido que quiere reventar la democracia con balas y navajas es el que está a la extrema derecha. Para saberlo solo hay que distinguirse una mano de la otra.

El mal pie inicial de Susana Díaz

20170330_susana

Susana Díaz hizo un superacto inicial: se rodeó de las viejas glorias, se dejó apadrinar por Eduardo Madina y fue teloneada por jóvenes esperanzas socialistas de toda España como Estela Goikoetxea. Curiosamente, que sea la continuadora del felipismo, Zapatero o Rubalcaba ha tenido menos relevancia que la dimisión de Goikoetxea, hasta ahora Directora del Observatorio de la Salud Pública de Cantabria, por falsear su currículum, en el que figuraba como licenciada en Biotecnología sin serlo.

La Igualdad al estilo de Carmena

No es la primera vez que lo escribo: me sorprende enormemente cómo trata Manuela Carmena el área de Igualdad de su propio ayuntamiento. Primero, la convierte en el rincón en el que aparcar a Celia Mayer, incómoda en Cultura. Y ahora, reduce la inversión precisamente para correr menos riesgos con esta concejala, según El Confidencial Digital. ¿Es la Igualdad un área que merezca este tipo de trato? ¿Están las instituciones municipales para juegos de poder?

Requiebros y derrapes

No sé qué parte de la historia me parece un derrape mayor: la de Gorka Maneiro fundando una plataforma-partido de centro izquierda (antinacionalista, eso que quede claro), la de Carolina Punset sumándose a esta nueva iniciativa después de pasar por UPyD y Ciudadanos, la de ambos partidos enfadados con Maneiro y Punset, o la de Maneiro negando que sea un partido y Punset respondiendo a sus propios compañeros, en plan borde, que sigue en Ciudadanos.

Una buena causa

No me parece en ningún punto criticable que Amancio Otega vaya a donar 320 millones de euros a la Sanidad pública española. No soy de esos que creen que alguien con más dinero que uno (que son muchos) es, por definición, un mal tipo. Pero no es menos cierto que las condiciones de los trabajadores de Inditex son mejorables (no hablemos de los que están más lejos) y que su estrategia inmobiliaria afecta al dibujo de las ciudades. Remediarlo también es una buena causa.

Internet se liberaliza (más)

Sigo defendiendo que es necesario un control sobre Internet. Por la cantidad de información peligrosa accesible, por lo fácil que es acosar a otras personas en sus redes sociales, y porque los modelos de negocio pasan en muchos casos por abusar de los usuarios. Y en vez de regularlo: liberalización. Es lo que ha pasado en EE.UU., donde solo falta un paso para permitir a las empresas de los navegadores vender a terceros información sobre nuestra actividad en Internet sin consentimiento.

De campaña en el PSOE

20170321_campana

Para los que observamos es una campaña menor, pero para quienes se tienen que batir el cobre socialista (candidatos, equipos y gestora) es otra campaña más a la mochila, después de unos años sin descanso. Y con muchas dudas: Zapatero apuesta por Susana, según El Confidencial, pero en Vozpópuli leemos que el apoyo de la vieja guardia (también González y Rubalcaba) pueden lastrar a la presidenta andaluza en su carrera a lo más alto del PSOE.

Twitter en un pantallazo

Mariángeles Benítez (ella lo escribe así) lleva varios días siendo una de las protagonistas en Twitter por una respuesta a Eduardo Madina verdaderamente desafortunada: “Qué poquitos atentados habrás vivido tú. Los que tuvimos k presenciar los años de plomo no queremos un fin sin justicia” (sic). La propia Benítez impide que veamos sus tuits y comprobemos si es real, pero de confirmarse, vendría a validar, también, la tesis de Umberto Eco de que en las redes sociales se pone al mismo nivel a un experto que a un indocumentado.

La nueva política la inventó Rosa Díez

Con la columna ya montada, ayer no me resistí a deshacerla y traerles este breve pero interesante tuit de Andrés Herzog: “La nueva política debe consistir en estar en un partido mientras vas creando plataformas para competir con tu propio proyecto político”. Quien sucedió a Rosa Díez al frente de UPyD, o no recuerda cómo la exsocialista montó su partido, o lo conoce y le ha dado igual para poner este tuit. Y por si no lo saben: a quien se refiere es a Gorka Maneiro.

Todo lo que va mal en el fútbol

El Día del Padre de 2017 nos ha traído una contradicción bastante penosa: en Alaró un grupo de progenitores se enzarzó en una dura pelea durante un partido de la categoría Infantil. Sí, tiene que ser triste celebrar el día del Padre con un ojo morado y la vergüenza de que tu hijo sepa por qué es, pero quienes hemos cubierto fútbol en categorías inferiores sabemos que algunos aficionados, muy próximos a los jugadores, pueden ser bastante poco ejemplares.

Todo lo que va mal en el periodismo digital

Soy un gran defensor de los blogs y de que los periódicos los utilicen para dar espacio a columnistas que las restricciones del papel nos hurtarían. Pero hay que tener mucho cuidado para que no se cuelen “opinadores” como el productor musical Julián Ruíz que aprovecha el partido del Real Madrid para señalar de xenófoba la filosofía del Athletic. Ni es el primero ni será el último, pero sí es en la web de El Mundo esta vez, responsable por elevación de cara a los lectores.

El escaño 75

20150803_escano

De un estudio como el Euskobarometro se pueden extraer muchas conclusiones, aunque quienes lo realizan muestran cada semestre su afición a dejar marcados enfoques, interpretaciones y hasta titulares. Aún así, algunos se “rebelan” y hacen sus lecturas. Por ejemplo, en ‘Libertad Digital’ lo que les preocupa es que ni UPyD ni Ciudadanos podrán sacar un escaño en Gasteiz si se presentan por separado: pescan en el mismo caladero que se divide.

O todos o ninguno

Soy bastante beligerante contra la moda de confundir transparencia con cotilleo. Realmente, no aporta nada que sepamos cuánto dinero tiene ahorrado un representante político, si ha recibido herencias, o está hipotecado hasta las cejas. Entiendo que esa información tendría que quedar recogida para evitar enriquecimientos “extraños”, y puesta, al mismo tiempo, bajo discreta custodia. Pero aún entiendo menos que precisamente los diputados de Podemos en Extremadura sean quienes menos información hayan aportado, como denuncian con cierta retranca en ‘El Confidencial’.

Derry seguirá jugando al fútbol con la República

El club de fútbol de Derry, en Irlanda del Norte, va a cumplir esta temporada 30 años jugando en la liga de la República de Irlanda. Es decir, en otro estado. Y no tiene intención de regresar a la del norte, como informan en el ‘Belfast Telegraph’. Su paso al sur vino dado por el riesgo que corrían sus jugadores y aficionados, católicos, en el resto de campos, mayoritariamente protestantes. Y la situación actual sociopolítica y la futbolística nos invita a reflexionar sobre la presencia de clubes en ligas de diferentes estados.

Desde Changchun hasta Irun

Ese es el viaje más largo que puede hacerse en tren en la actualidad salvo los 340 kilómetros que hay que hacer en autobús. En total, 14.000 kilómetros de vía unen el municipio vasco con el chino atravesando hasta siete países. Pero no crean que la experiencia se resume en cientos de horas pegado a un asiento mirando por la ventana: en el blog ‘Historias de China’ nos muestran lo que atraviesa este trazado con paradas y visitas que merecen mucho la pena.

Otras obras ruinosas

Entiendo perfectamente la necesidad de los españoles de no sentirse el vagón de cola del planeta, por lo que me parece muy conveniente el post que hemos leído con atención e intención en ‘Magnet’, en el que recogen las obras faraónicas y fracasadas en otros estados: empezamos por el puente de Calatrava (otro español) en Venezia, y seguimos por aeropuertos sin uso en Berlín o Kuala-Lumpur, grandes estadios en zonas rurales de Brasil, o el exceso por el exceso en Dubai y China.