Epílogo

20160501_epilogo

Como el final ha sido feliz y Eurovision se ha dado cuenta de su metedura de pata con nuestra Ikurriña, podemos tomar como epílogo de todo este sainete un tuit divertido: “La Ikurriña ya ha tenido más repercusión en Eurovisión que los cantantes que ha llevado España en los últimos 20 años. Ikurriña 1 – 0 Spain”. Desde luego, es mejor que hacer caso al enésimo mensaje triunfalista de uno del PP, también con este tema: “Tranquilidad. La Ikurriña es tan española como la Rojigualda. Y constitucional. Se les explica a los de Eurovisión, lo corrigen y ya. Relax”.

La campaña innecesaria ya ha empezado

Llevamos de precampaña desde que Pablo Iglesias salió de su reunión con Felipe VI y dio una rueda de prensa rodeado de los que él proponía para su gobierno de coalición pantagruélico. Por eso resulta hasta tontorrón ver que el PP, que también ha estado de precampaña desde ese momento en el que vio el cielo abierto, haya esperado a que se disuelvan las cortes para volver a lanzar mensajes optimistas como los dos millones de empleos que piensa crear en la próxima legislatura si gobierna, claro.

Por eso Julio Anguita está equivocado

Dice Julio Anguita que le dan igual las siglas. Y habla en su entrevista de “identidad” y de “programas”, los de IU y Podemos que, según él, se pueden sumar. Si la transcripción del periodista es fiel, parece que evita hablar de ideología. Y tiene lógica: las siglas lo que tienen detrás es un proyecto basado en una ideología, por eso es tan difícil sumarlas. Es mucho más fácil disolverlas, pero habrá que ver hacia dónde va una opción que empieza disolviéndose y renuncia, por lo menos, a una ideología.

¡Oh, también Lomana!

Carmen Loamana también aparece en los ya famosos “papeles de Panamá”. ¿Les sorprende, o como en el caso de Rodrigo Rato les saca una sonrisa entre la malicia y la resignación? No dejaría de ser un comentario ligero si Lomana no se habría presentado a las elecciones por Vox ni hubiera intentado regalar lecciones a quienes criticaban su cercanía a Juan Carlos Monedero. Al final, detrás de tanto maquillaje y tanta fachada solo queda una off-shore y mucho que callar.

La Marea investigará al IBEX

Normalmente les hablo de malas ideas, en mi opinión, por supuesto. Ocurrencias que se convierten en tuits, titulares que encierran incoherencias gigantes, o comportamientos representativos… Para mal. Pero hoy les traigo una buena idea, la que han tenido en La Marea: investigar a las empresas del IBEX. Pero ese trabajo tiene un coste (la de las horas de los periodistas) y han lanzado una campaña de crowdfunding para lograr fondos y, con ellos, tiempo y recursos que posibiliten la mejor investigación.

Una buena noticia del 20-D

20151223_buena

Normalmente no me alegro de las derrotas electorales porque puedo imaginar las sensaciones negativas de los equipos de campaña y de los simpatizantes, y no es agradable. Pero cuando un partido ha basado su acción en acusar y señalar, y sus propios candidatos no tienen más mérito que hacer la pelota mejor que los otros a la fundadora del partido, sí, me alegro de que la formación desaparezca de los parlamentos: hasta el Partido Animalista ha doblado en votos a UPyD. Y esa es, sin duda, una buena noticia.

Y las malas noticias (para algunos)

La considerable bajada en escaños de los partidos españoles mayoritarios ha supuesto que se hayan quedado fuera del Congreso algunos nombres de esos que siempre están en la pomada política. Nombres como los de Durán i Lleida (que ha desintegrado su propio partido); en el PSOE, Eduardo Madina, Ciprià Císcar; Borja Sémper en el PP; o el fichaje estrella militar de Podemos, Julio Rodríguez. También echaremos de menos algunas siglas como las de GeroaBai o BNG.

Tampoco Lomana

Desde el primer momento me gustó la idea de que Carmen Lomana fuera senadora. La llegada de alguien como ella, ajena por completo al mundo de la política pero muy presente en el del papel couché, la tele barata y las fiestas caras, iba a significar un recordatorio permanente de que cualquier persona puede ser elegida. Hasta Carmen Lomana, que pasa de todo, que quiere cerrar el Senado (yo también), y para la que la democracia es solo otro divertimento.

Somos una sociedad enferma

Ya lo dijo Aznar, y ahora lo dice el obispo de Donostia (seguro que a él le gusta más “San Sebastián”), José Ignacio Munilla: somos una sociedad enferma. En concreto, lo dijo así (‘InfoLibre’): “Estos resultados reflejan una profunda crisis. Son el retrato de una sociedad enferma pero siempre existe una oportunidad para regenerarse y esa oportunidad se llama bien común, una palabra que ha ido desapareciendo del vocabulario político. Si el término bien común volviese a ser rescatado, bienvenida sea esta crisis”.

El silencio de quien más ruido ha hecho

Maurizio Carlotti es, sin duda, el gran triunfador de estas elecciones. Su papel en ‘Atresmedia’ ha podido ser definitivo para definir el escenario político actual, con su apuesta por políticos mediáticos y una confrontación incluso entre sus dos cadenas. Confrontación que se diluía en televisión cuando convenía, con programación compartida, y que el propio Carlotti instigaba en Twitter, donde tiene casi 7.000 seguidores y responde con soltura.

Y Lomana pidió el voto en la jornada de reflexión

20151221_lomana

Si algo bueno tenemos que sacar de estas elecciones es la incorporación de un montón de gente a las mecánicas políticas que llevamos sufriendo los demás durante años. Todos esos ciudadanos que fueron interventores o apoderados ayer por primera vez se habrán dado cuenta del enorme trabajo desinteresado de quien lleva haciéndolo año tras año durante décadas. Y hasta Carmen Lomana habrá aprendido algo: que en la jornada de reflexión no se puede pedir el voto, algo que hizo para sí misma como candidata de Vox al Senado.

¿Por qué Errejón borró su tuit sobre Venezuela?

Cuando ayer fui a escribir la columna me encontré con que uno de los enlaces que había guardado como “candidato” a entrar en ella había desaparecido. La verdad es que no era uno de mis favoritos para meterlo, pero que Errejón borrara su tuit de apoyo al chavismo “para siempre” fue definitivo para que cambiara de opinión. Por desgracia para el de Podemos, además, encontré su tuit en una de esas cuentas tan conservadoras que dan asco, pero él se lo ha buscado. ¿Po qué lo borró? ¿De qué se avergüenza, de ponerlo o de pensarlo?

Rivera, ¿segundo intento? ¿Tercero? ¿Quinto?

No podemos llevar la cuenta de cuántos pero sí sabemos que ha habido intentos anteriores de lograr lo que Albert Rivera ha cumplido: ser la marca blanca de la derecha, la opción de los desencantados del PP que, al final, va a dejar hacer al PP porque, en el fondo, ambos sirven a las mismas élites. En Twitter, el usuario @BobEstropajo (casi 31.000 seguidores) encontró una casualidad curiosa: el cartel electoral de Mario Conde tenía el lema “juntos podemos”, que es exactamente el mismo título del libro de Albert Rivera, el último constructo.

Las gafas de Rajoy… Y el resto de cosas

No voy a negar que la foto de unas gafas dando una vuelta orbital a la Tierra en la cuenta de Instagram de Mariano Rajoy ha tenido su gracia. Pero cuando vimos que el PP decidió echar el resto con un humor un poco de Marianico el Corto, al final de la campaña, dejó de hacernos gracia. Desde “Mariano, guapo”, a “oa, oa, oa, Mariano a La Moncloa”, a que Mariano reconociera que él era del PP. Todo esto lo pusieron negro sobre blanco en su Twitter.

Luis Bárcenas, presidente de mesa electoral

La noticia no es cierta, pero en esta España que nos rodea todo es posible, hasta que Luis Bárcenas acabara siendo presidente de una mesa electoral ayer, como hemos leído en la web satírica ‘El Mundo Today’. Insisto en que podía ser perfectamente cierto porque todos somos susceptibles de ser convocados a tal efecto, pero hubiera sido el colmo para Rajoy pero también para toda la ciudadanía convocada a las urnas.

Que no me hablen de ejemplaridad

20151220_ejemplaridad

El ministro español de Exteriores reconocía que le había entristecido la renuncia de Gustavo de Arístegui como embajador en La India después de que trascendiera que, ya como diplomático, había actuado como mediador con suculentas comisiones. Todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario, es cierto, pero es que Arístegui, el que entristece a García-Margallo, tenía un pasado. Un pasado en el que su sueldo de diputado por el PP y diplomático había estado embargado por impagos a Hacienda.

Más español que Ciudadanos en Euskadi

Al parecer, Albert Rivera sólo ha hablado claro desde el viernes hasta hoy. Justo antes del fin de semana se destapó con que facilitará que Mariano Rajoy repita como presidente del gobierno. Y ayer leíamos que él mismo reconocía que “no hay nada más español que ser de Ciudadanos en el País Vasco”. Hombre, algo ya nos olimos cuando leímos aquel comunicado de su partido en el día del euskera hablando de una lengua impuesta cuyo aprendizaje atrofia el cerebro de los niños vascos.

Haber votado a Vox

Si alguien quería votar a un partido más español que la bandera y más a la derecha que el PP pero que critique al PP, tenía su opción en Vox, y no en Ciudadanos, visto lo visto. Además, en ‘Magnet’ han llegado a la conclusión de que su campaña ha sido brillante, con vídeos hilarantes, atrevimiento al repartir sobres con los colores rojo y gualda, o fichajes como los del padre de Monedero y Carmen Lomana, que además asegura que si es elegida hoy Senadora intentará cerrar el Senado.

Nuestro país es así

Podemos ponernos tan dignos como queramos, negar la mayor y asegurar que a pacifistas, ojo, no nos gana nadie. Pero la realidad es que en Euskadi el sector industrial que provee a los ejércitos existe, y es potente. Tanto que una compañía vasca ha ganado el concurso de 27 millones de euros para, en cuatro años, “desarrollar nuevas transmisiones para vehículos blindados de cadenas” en el ejército de EE.UU., según ‘El Confidencial’. Es decir: tanques.

Aquí estamos, por suerte para todos

Esta semana que acaba hoy se ha cumplido un año desde que Google News limitara fuertemente su servicio en España. Hace doce meses leímos muchos mensajes apocalípticos y muchas acusaciones a los medios de comunicación que habían forzado a la empresa del buscador a tomar esta decisión. Hoy, un año después, seguimos todos aquí, sirviendo información y opinión, también Google. Y esa es una buena noticia, también para Google.

¿Dónde es exactamente la guerra?

20151120_guerra

François Hollande se ha encargado de dejar claro que Francia está en guerra. El motivo es muy sencillo: el gobierno francés necesita justificar que va a usar toda la fuerza de la que dispone para hacer frente, en Francia y en Siria, a quienes han atacado al país. Y de un modo ágil, sin necesidad de consultar al parlamento. Las 5.000 balas disparadas solo en Saint-Dennis y la posterior felicitación por ello son la prueba. Sinceramente, no sé si la excusa y estas decisiones me parecen bien o mal, pero las entiendo.

El “buenismo” como amenaza

Continuo: porque también puedo entender que haya personas que ante una amenaza global quieran recuperar el espíritu y el lema del “no a la guerra”. Pero en este caso sí tengo opinión: el “buenismo” puede convertirse en una amenaza, sobre todo, para quien lo abandera. Imaginemos que finalmente UGT y CCOO, junto a Podemos e IU, convocan esta manifestación sobre la que informa en ‘Vozpópuli’, ¿qué pasará si el yihadismo vuelve a atacar? ¿Y si lo hace en España?

Pero “buenistas” no son todos

En ‘Libertad Digital’ guardan siempre un par de espacios en su portada contra Podemos, yo creo que por divertimento. Pero las dos noticias de ayer eran especialmente preocupantes. Miguel Urban justificaba: “Hay gente que no ve otra salida que inmolarse” (hay mucha otra gente que en la misma situación decide no hacerlo). Y Andrés Bódalo, número uno de la formación por Jaén, ha sido condenado a tres años por golpear a un concejal socialista de la localidad. Bódalo es, además, reincidente: “Hace tiempo fue condenado a dos años de cárcel por hechos similares en Úbeda, por incidentes en Sevilla en 2005 y otras faltas de lesiones en 2014”.

Carmen Lomana, ¿senadora?

Me parece estupendo que Carmen Lomana se presente como candidata de Vox al senado español para cerrarlo. Por un lado, estoy de acuerdo con ella sobre la inutilidad de esta cámara que, básicamente, sirve para que PP y PSOE mantengan 160 y 63 trabajadores, respectivamente, con un buen sueldo a cargo de nuestros impuestos. También me parece bien que personas conocidas decidan hacer públicas sus filias políticas. Y por supuesto, alabo que estas “celebrities” nos ayuden a recordar que cualquiera puede hacer carrera política si quiere.

El precio de la corrupción

Lo que todos intuíamos se confirma: la corrupción tiene un precio, contante y sonante. Un buen ejemplo es Valencia. Años de pelotazos y obras faraónicas dejan una herencia muy sencilla: esta comunidad no ha podido engancharse al crecimiento. Más bien, todo lo contrario, con un PIB por debajo de la media, destrucción de empleo después de la burbuja que deja muchos subsidiados, no se aprovechó la oportunidad de generar tejido productivo ni industrial, y un sector público con grandes vías de agua.