Para siempre

Ya vamos conociendo los eslóganes para la próxima campaña. Arnaldo Otegi coló el “Ahora, Repúblicas” en un tuit sobre el 1 de Octubre catalán y ni siquiera se sonrojó. Tira del mismo morro y casi del mismo lema Pedro Sánchez: “Ahora, Gobierno. Ahora, España”. Casado se pone estupendo: “Ellos o nosotros”. Y el que no se esconde es Santiago Abascal, que clama: “España, Siempre” y lo acompaña con una foto con el brazo y la mano extendidas por si alguien anda despistado. Será que no tengo ganas de campaña, pero mientras escribía estas líneas tenía la sensación de que alguien iba a robarme la cartera.

Rivera, sin sitio

No es que Rivera confunda España con su partido y por eso ha pedido a Sánchez una reunión de Estado, es que ya no sabe ni dónde está ni dónde puede acabar. Su pacto con el PP y Vox en Andalucía o Madrid y su negativa a pactar con el PSOE (la oferta de última hora fue el primer acto de precampaña) le han retratado, y ahora se da cuenta, como nos damos todos cuenta, de que no tiene sitio en el tablero: el PP recuperará voto a su costa y ya no puede presentarse para evitar a los nacionalistas con su transversalidad. José Alejandro Vara, en Vozpópuli, también le avisa: solo le queda una apuesta y tiene todas las de perder.

Y Podemos, sin partido

La historia reciente de Podemos, desde aquel “Vistalegre II”, es la historia de un partido en permanente descomposición. Así, la noticia del satírico El Mundo Today se convierte hoy en una de esas verdades amargas: “Nadie se atreve a decirle a Pablo Iglesias que es el único que queda en Podemos. ‘Oye, que igual se alegra’, sugieren algunos. ‘¿Tú vas a ir?’. Esta ha sido la pregunta más repetida entre los políticos que han ido abandonando Podemos estos últimos días”. Ya en serio, alguno sí queda en Podemos: Montero, Echenique, López de Uralde… Pero nadie quiere subirse a un barco fantasma.

Si son militares, no pasa nada

Si Sánchez cree que un gobierno en funciones puede aplicar el 155 en Catalunya, tiene razón Erkoreka en que también puede cumplir el estatuto Vasco de Autonomía. Y si puede hacer todo eso, puede coger las riendas del ministerio de Defensa. Después de que un coronel que se llevó, probadamente, 120.000 € por tráfico de hachís haya sido exonerado porque el delito ha prescrito, hoy sabemos que los legionarios que estaban frente a unas cervezas en una terraza, con sus armas reglamentarias en el suelo, no serán sancionados porque en la foto no aparecen bebiendo y dicen que las armas estaban sin munición.

España se ha roto

La suspensión de Pasapalabra ha roto España: Telecinco ha eliminado de su parrilla el exitoso programa (y futuras derivadas del mismo) por culpa de una sentencia que da la razón a la empresa propietaria del formato y que ahora, en una negociación, tiene la sartén por el mango. No es una cuestión menor y en El Confidencial la detallan muy bien: los buenos números de Informativos Telecinco tienen que ver con el arrastre de espectadores de su “access”. Y la gran pregunta que todo el mundo se hace también tiene respuesta: Telecinco se va a ahorrar el millón de euros del bote. Así de fácil.

Los emoticonos no comunican

Es necesario hablar claro: los emoticonos usados diariamente son una herramienta inútil para comunicar. Solo algún elemento como un punto rojo o un “tic” verde de vez en cuando, que haga ese tuit llamativo por diferente, pueden resultar útiles, pero llenar los mensajes en Facebook o Twitter de dibujitos resta más que suma. También (o especialmente) en Moncloa, y aunque lo haga Carolina González, la community manager fichada por Pedro Sánchez de la Policía Nacional para hacer su comunicación on-line más… ¿Fresca? ¿Joven? En serio, ¿a quién quieren engañar?

Para un público imaginario

Moncloa (y no solo Moncloa) arriesga con la decisión de incorporar a González y sus métodos. Arriesga una partida económica tal vez innecesaria (una comunicación más conservadora suele ser más barata) y, sobre todo, arriesga su marca. ¿Para qué? El público que se encuentra en Twitter posiblemente sea el más sobrevalorado de la actualidad. Y sé de lo que hablo porque formo parte de él. Por no hablar de que millones de esos potenciales clientes son directamente irreales: la propia red social ha eliminado 70 millones de cuentas falsas solo en dos meses, según Público.

Y demasiado acrítico

Además de ser un target sobrevalorado, el público de Twitter está bastante dirigido por unos líderes que, en su mayoría, no han logrado triunfar antes o fuera de esta red social. Líderes que ni siquiera dan la cara, que mienten, que manipulan, que hacen lo que sea necesario para seguir liderando y que sus intereses salgan bien parados. Una muestra de la cantidad de gente que hay en Twitter dispuesta a ser manipulada son los miles que han reclamado que “protestona”, una tuitstar de izquierdas, pueda seguir usando una imagen de Mafalda. Y a eso han dedicado sus horas por su líder anónima. O anónimo.

Los negocios de Rosell

Lo sé: puede que ni siquiera sea noticia que un empresario del mundo del deporte se beneficie de su posición privilegiada al frente de un club deportivo de máximo nivel (también en lo económico). Pero me niego a dejarlo pasar: es necesario denunciar la gravedad de la acusación de la Guardia Civil a Sandro Rosell, cuya empresa (que seguía controlando por medio de testaferros) se benefició del generosísimo contrato entre el Barcelona que presidía y Qatar, utilizando para su beneficio directo recursos del club y del país petrolero, según la misma acusación que desgrana El Confidencial.

Cualquier equipo en el que no juegue Neymar

Dice Neymar que después de la eliminación de Brasil en el Mundial no tiene fuerzas para seguir jugando al fútbol. Obviamente, exagera y miente, como cuando rueda por el campo ante cualquier roce y provoca vergüenza ajena a quienes disfrutamos con el fútbol. Ante un deportista como él solo vale, por lo tanto, la contundencia del VAR, la de algún defensa que, ante el previsible teatro, le dé una patada de verdad, y la de los comentaristas de la actualidad como El Mundo Today: “Científicos descubren que el aleteo de una mariposa en Taiwán puede tirar al suelo a Neymar en Moscú”.

Carmena tampoco lo hará

Arranca una nueva semana, y en el PP es un nuevo comienzo. Tienen que luchar para no caer en la irrelevancia entre la derecha extrema de Ciudadanos y la izquierda del PSOE que le quiere ocupar el centro. Irrelevancia que ya tiene en la CAV o en Catalunya, por ejemplo. Pese a ser poco más que un grupo residual, el PP quiere dar guerra en Bilbao y Bizkaia con temas como las pantallas gigantes para ver a “La Roja”. Pues bien, Carmena tampoco va a colocarlas en Madrid, que se ocupen de aquello.

No defiendo a ninguno

Mariano Rajoy se fue por la corrupción en el PP. Un motivo más que suficiente. Pero una cosa es señalar el motivo y asumir las consecuencias, y otra atacar el sistema democrático porque cuanto peor, mejor (para Podemos y para Ciudadanos): webs como Casos Aislados son absolutamente capciosas porque cuentan como delito casos que se están juzgando, no tienen en cuenta las sentencias absolutorias y suman como “robado” el total de la obra pública y no el quebranto.

Esto es importante

Voy a hablarles de un videojuego, pero voy a hablarles de algo importante, sobre todo si saben que un hijo o una hija suya juegan al famosísimo simulador de fútbol “FIFA” de EA. Yo también lo hice, pero cuando era joven no tenía instalada esta funcionalidad tan peligrosa: hoy en “el FIFA” se pueden comprar sobres virtuales con tarjetas de jugadores, en una especie de “tragaperras”, como explican en Xataka, que va con dinero real y crea bastante adicción, según denuncian exjugadores.

La “modernidad”

Me acuerdo de aquel profesor de Literatura que tuve al que le gustaba bromear con que, si nos considerábamos modernos, pertenecíamos a un movimiento con más de cien años. Pero para antiguos y antiguas quienes consideran “moderno” o “actual” vivir como nuestros antepasados: sin vacunas, con partos en casa o renunciando a condiciones de salubridad que nos han traído hasta aquí. En Internet hay muchas webs que invitan a ese retroceso y, por suerte, muchos que lo denuncian.

No es para tanto… O sí

En satírico El Mundo Today titulaban recientemente: “Una directora de marketing se pregunta por qué el hashtag #lechepascualtulecheladetodos no es viral si costó un millón de euros pensarlo”. Y la broma me hizo reflexionar. Ningún hashtag cuesta un millón de euros, aunque algunos pasan unas facturas tremendas por hacer marketing on-line. Facturas que no lo valen porque crear un hashtag o, simplemente, saltar a Twitter, está pasado de moda. Y eso, se lo aseguro, es una suerte.

El seny nunca se perdió

El mismísimo Puigdemont, personajes de tercera como Bea Talegón o una masa acrítica entrenada para seguir los dictados de personajes más eficaces en lo comunicativo que en lo discursivo, nos han llevado a pensar que el seny en Catalunya se acabó el día que quisieron hacernos creer que habían proclamado la República. Por suerte, hay autores como Agustí Colomines y políticas como Marta Pascal que nos recuerdan su cordura: Catalunya necesita un Govern, no otras elecciones.

Los líderes, sí

Uno de los principales problemas de Catalunya, insisto, viene de permanecer demasiado tiempo en una intensa crisis. Eso hace que cambien algunas escalas y que algunos aprovechados se conviertan en líderes sin la madera ni la visión necesarias para hacerlo. Ramón Cotarelo se traga una noticia de El Mundo Today y ni siquiera pide perdón a sus 160.000 seguidores, que siguen teniéndolo como un faro aunque tuitee como un indocumentado.

El Pocero lo vio venir

Durante los años de la crisis las urbanizaciones vacías que “El Pocero” había levantado a las afueras de Madrid eran, según decían, un monumento a la especulación inmobiliaria. Lo que solo sabía aquel constructor, al parecer, es que llegaría el momento de recoger los frutos: hoy sus pisos son reclamados por las clases medias, desplazadas del centro de Madrid por el aumento de los precios de la vivienda que beneficia, sin duda, a los que siempre benefició la burbuja.

Abramos un debate

“¿Es ético que los partidos políticos hagan chistes sobre otros partidos políticos en sus canales oficiales?”, se pregunta Antonio Agredano a cuenta, precisamente, del meme de Cristina Cifuentes del que les hablaba ayer y que tuitearon por error en la cuenta del ministerio español de Hacienda. El mismo meme de Cifuentes como portada de un catálogo de “Mango” fue subido, con toda la intención, por IU a su cuenta en Twitter, generando la duda de Agredano. Yo lo tengo claro.

¿Crisis en Facebook?

Manu Moreno se fija en las cifras: en el primer trimestre de 2018 ha logrado un incremento de un 13% en el número de usuarios y de un 67% de ingresos respecto al mismo período del año anterior. Pero la crisis de reputación es evidente, ese incremento de usuarios puede venir de países en vías de desarrollo y los ingresos, simplemente, porque en Facebook cada vez más hay que pasar por caja para que algo funcione mínimamente. Parches, en definitiva, que no sabemos si taponan.

ETA ya solo vale para los chistes

El dolor que ha dejado ETA es algo muy serio. La banda hoy y quienes todavía la defienden, justifican o, simplemente, quienes intentan salvar su imagen y que no parezca lo que es, una derrotada, solo sirven para hacer chistes. Es el final que merecen: trágico para ellos (ojalá lo fuera más), y cómico para el resto. En El Mundo Today titulaban este fin de semana: “ETA anuncia una gira de despedida por toda España”. Que sea una barra de la risa, y no la mierda de siempre.

Los memes y los ce-emes

Les explico el juego de palabras: un CM (ce-eme) es un community manager. Es decir, la persona que actualiza las redes sociales. Y un meme es una imagen con un texto sencillo que pretende hacer reír. Un chiste gráfico y fácil que pueda correr por Internet. ¿Qué pasa cuando el CM publica un meme? Generalmente, que se equivoca: en el Twitter del ministerio español de Hacienda estuvo publicada una foto de Cristina Cifuentes con la marca “Mango” sobreimpresionada por error.

¿La única cleptómana?

Sigo con Cifuentes, a la que el vendaval que ha generado la benevolente sentencia contra “la manada” ha venido muy bien. Y eso que todo el entorno conservador está haciendo leña del árbol caído mientras PSOE y Podemos, hay que reconocerlo, están actuando con mucha más dignidad. En El Español invitan a pensar que la expresidenta era cleptómana y que robaba a las estudiantes cuando dirigía un colegio mayor, destruyendo la imagen de la política, inhabilitada de facto.

¿Otra broma?

Hemos empezado con chistes sobre ETA, hemos seguido con memes sobre Cifuentes, luego con acusaciones grotescas, y ahora vamos a una noticia que también podría ser de El Mundo Today: UPyD ha anunciado que se presentará a las elecciones municipales y europeas de 2019. Para ello volverán a cambiar el logo. Ideaza. Entiendo que quieran rentabilizar la imagen de Pagazartundua, pero una salida digna siempre es mejor que una expulsión ciudadana sin paliativos.

Más grave de lo que parece

Otra noticia que bien podría sonar a broma es el comunicado de la Asociación Veterinaria Británica: los perros no pueden parecer autismo así que, por favor, vacúnenlos. La afirmación puede tener forma divertida pero el fondo es grave. El fondo es que hay suficientes ciudadanos como para que este llamamiento sea necesario, que deciden no vacunar a sus mascotas por si las vacunas generan autismo. El mismo bulo que esgrimen quienes no quieren vacunar a sus propios hijos.