Vamos a explicarlo despacito

20170219_clarito

Miquel Roig es un periodista al que envidio: es capaz de explicar muy clarito cuestiones complejas, incluso en Twitter. Y se ha lanzado a responder a uno de esos políticos claramente sobrevalorados: Alberto Garzón, que hablaba de una supuesta “mayoría social” contraria al tratado de libre comercio Europa-Canadá. Pues bien, ni siquiera cuando se trataba del previo, con EE.UU., la “mayoría social” europea estaba en contra. Y lo hace con datos claros.

Amenazas franquistas evidentes

La Fundación Francisco Franco respondía a un diputado de En Marea, Antón Gómez-Reino, de esta manera en Twitter: “Que dice @tone_corunha que ‘No Pasará’ y tal… Nuestra misión es recordar a tipos como él que si hay que volver a pasar ¡PASAREMOS!”. Además del evidente tono macarra y chulesco del tuit, el contenido es claramente peligroso. ¿Qué tipo de amenaza perpetra quien lleva el nombre de un dictador por bandera? ¿Quieren volver, van a hacerlo? ¿La policía o el fiscal actuarán de oficio contra esta amenaza?

Donald Trump, contra la prensa

Con la vorágine que generó la sentencia del caso Noos se nos han pasado varios temas que aprovechamos para sacar adelante el domingo. Por ejemplo, la incendiaria rueda de prensa de Donald Trump en la que, una vez más, cargó contra la prensa. Como bien decía Ícaro Moyano en Twitter: que el actual presidente de EE.UU. diga que ésta está fuera de control es todo un piropo, pero sobre todo deja claro el tipo de personaje ante el que estamos, de los que señalan al mensajero.

Eso me recuerda que…

Las formas y, lo que es peor, el fondo de Donald Trump ha hecho que me acuerde de este tuit, un poco más antiguo que la rueda de prensa del jueves pasado, en el que el periodista Matt O’Brien sacaba las vergüenzas a uno de los falsos héroes contemporáneos: Edward Snowden alertaba de que el gobierno de Clinton estaría a las órdenes de Goldman Sachs y casi recomendaba elegir al republicano. Pues bien, aquí lo tenemos. Y ahora, ¿qué, Edward?

El “otro” Luis Enrique

Luis Enrique Mejía se tomaba a cachondeo la semana pasada la cantidad de menciones que se encontraba en Twitter… De usuarios que pensaban que estaban dirigiéndose al entrenador del FC Barcelona, que se encuentra en su peor momento. El primero, Mejía, es un cantante nicaragüense menos conocido por aquí pero con más de 760.000 seguidores en la red social. Esta anécdota nos tiene que servir para recordar que una buena identidad digital (también la suya o la mía) sí importa.

Punto de inflexión en la vivienda

20140630_punto

“2014 será el año en el que la vivienda dejará de caer y las compras de casas crecerán con cierta intensidad”, y respecto al precio: “Se saldará con una variación cero de los precios. No habrá fluctuación ni al alza ni a la baja”. Esto lo leemos en ‘El Confidencial’, donde recogen varios informes y previsiones para concluir que el sector inmobiliario podría estabilizarse e incluso remontar. “Partimos de niveles muy bajos”, pero “se verá apoyado por una estabilización del mercado laboral, un mayor apetito inversor, sobre todo extranjero, animado fundamentalmente por el ajuste de precios”.

No hay quien lo entienda

Resulta que para “garantizar la objetividad judicial” es necesario “atar en corto” a jueces valientes como el que ha imputado a la infanta Cristina exactamente del mismo modo que ha imputado a la mujer del socio de Urdangarín. Y todo esto lo dice el fiscal del caso Nóos, el máximo interesado en esclarecer la situación y dar con los culpables… pero que vela, al mismo tiempo, porque no se comentan excesos. Y entiende por exceso únicamente que se mencione a la infanta Cristina, hija y hermana de reyes de España, y que nunca preguntó de dónde salía el dinero.

UPyD ya es “casta”

No me gusta lo de la “casta”… a menos que se aplique a quienes han usado el término como un aspersor. Me refiero a UPyD, que ahora reniega de haberlo hecho, y a Podemos, que más pronto que tarde parecerá lo que es: un partido político. Pero me centro en los de Rosa Díez, que han sumado sus votos a los del PP para que ACS no tenga que asumir el coste del proyecto fallido de la plataforma Castor (cuyos beneficios sí iba a embolsarse), y que lo hagamos todos los contribuyentes. Ya saben, eso tan español de socializar el agujero y con lo que UPyD, y a los hechos me remito, está completamente de acuerdo.

El puestito es el puestito

Según ‘El Plural’ la casualidad, esta vez, ha sido maligna, y Aznar y Cospedal abrirán los cursos de verano de la fundación FAES sentándose en sillas calientes, porque tanto la presidencia de la Fundación como la secretaría general del PP están ardiendo, y no son pocos los que presionan a Rajoy para que cambie a ambos. Por suerte para el PP, sus luchas internas pueden ser tanto o más sangrientas que las del PSOE… pero suelen ser, también, mucho más discretas. Aunque esta vez, dados los nombres propios de los señalados, podemos estar en la antesala de una gran guerra fraticida.

Lo importante va más allá de uno mismo

Así de sencillo, pero algunos no son capaces de verlo porque, claro, solo piensan en sí mismos y en su microcosmos. Antes de la llegada de Internet, eran solo tipos raros, egoístas y equivocados, ahora son seguidos por miles de personas que confunden ese egocentrismo con inteligencia. Dice Enrique Dans que Edward Snowden ha cambiado el mundo, y no puede estar más equivocado: ¿las guerras son menos cruentas? ¿El hambre azota a menos personas? ¿Los desastres medioambientales se han corregido? Snowden ha afectado al microcosmos de quienes hablan de “datos” e “información” como si la tuvieran pero hacen negocio con ello… o con hablar de ello.