Las manos del enemigo

Pase lo que pase hoy (hasta el último minuto yo no vendería la piel del oso) ya tenemos una constancia: la derrota de la política española hasta tal punto que los cuatro partidos con presencia en todo el estado solo miran por sí mismos y acaban dejando su futuro en las manos de los partidos nacionalistas autonómicos. Mucha gente en España con cierta sensibilidad igual piensa que esta es la mejor opción, pero es la imagen de un fracaso y, sobre todo, de un egoísmo gigantesco.

Las mentiras en el Congreso

Rajoy dijo a Sánchez que no podía mentir en el Congreso. Lo dijo antes de mentir cuando aseguró que tiene que gobernar el partido más votado. Y lo dijo después de mentir cuando aseveró que el PP no era culpable. Ángels Barceló dio un puñetazo sobre la mesa: “Para que no nos confundan, el que miente en el Congreso es Mariano Rajoy. El PP ha sido condenado en la sentencia del caso Gürtel, que, además, acredita la existencia de una caja B en el PP y dice también que Rajoy faltó a la verdad en su declaración”.

Una sinvergonzada

El sistema no es corrupto. Y si lo es los culpables son los que deben ser ejemplares y, por sentencia judicial, resultan ser unos corruptos. Si Bárcenas cobra y paga en “B” a cambio de obra pública, ¿qué importará que alguien le quite el IVA en una factura? Fernández-Albertos se alarmaba con razón: “‘Corrupción hay en todas partes’. ¿Son conscientes del daño institucional de esta frase dicha por el presidente del Gobierno desde la tribuna del Congreso de los Diputados?”.

Insisto

Se lo decía ayer: la de estos días es una moción electoralista. Cristina Pardo, como siempre, lo escribía en Twitter con más gracia que yo: “Si encuentras en el Congreso a un líder político que esté pensando en los ciudadanos y no en su propio partido, te convalidan la carrera de Arqueología”. Todos los discursos, incluso los de Rajoy y Sánchez, o especialmente los suyos, buscaban el mejor lugar en la foto de la próxima precampaña pese a la gravedad de lo que se jugaban. ¿España? Los votantes.

Una oportunidad perdida

Una pena que la presentación de Berizzo haya pasado desapercibida por culpa de la actualidad política española. La afición del Athletic necesita una inyección de ilusión, y la presentación del entrenador para la próxima temporada podía haberlo sido con una adecuada planificación. Y si hay que cambiar los planes, se cambian, pero la masa de socios y aficionados merece un soplo a favor, merece un poco de cariño, merece unos fuegos artificiales de vez en cuando. No todo debe ser tan insípido.

El calvario que le espera al PP

No creo que la moción de censura prospere con todo lo que tiene en contra: el “no” de Ciudadanos, el “sí” demasiado a la ligera de los partidos catalanes, que pedirán algo, el regalo siempre envenenado de Podemos, el lío interno de Sánchez (el elemento, sin duda, más relevante) y su inconcreción… Y sobre todo porque a todos los partidos españoles les beneficia el calendario judicial del PP, terrible según la lista de causas abiertas que han desgranado en El Español.

Con dinero público

¿Saben qué pretenden que paguemos también con dinero público? El show de Albert Boadella, que ya solo hace gracia a Jiménez Losantos y Arcadi Espada, en Bélgica, durante el famoso “escrache” a la casa de Puigdemont en Waterloo. De momento, no hay desvío de fondos al sostenimiento del President, pero parece que quieren que lo haya para puestas en escena que benefician a partidos políticos concretos. Mal comienzo de Tabarnia si ya dependen de favores y dinero público.

La consulta está bien hecha, técnicamente

Cuando un partido hace bien las cosas también hay que decirlo: técnicamente, el sistema de consultas on-line de Podemos está bien hecho, contradiciendo el último grito sensacionalista de Inda, que aseguraba que se podía votar varias veces con la misma identidad. De hecho, sí se puede, pero el sistema solo guarda un voto: el último. Dicho esto, lo que está muy mal planteado es que Iglesias y Montero pretendan recuperar credibilidad a costa de falsos dilemas y participación dirigida.

Es el modelo de negocio

Soy bastante escéptico respecto al coche eléctrico: ¿se podría mantener un parque como el actual solo con energía eléctrica? ¿Cuántas centrales nucleares harían falta para garantizar el suministro “verde”? ¿A quién beneficia un cambio en la mecánica tan sustancial y a quién perjudica? A las primeras preguntas nadie responde. De la última solo sabemos que los actuales talleres pero también la producción industrial se verían negativamente afectados… ¿En beneficio de quién?

Un gran debate

Mucho tema para poco espacio, pero voy a intentarlo: Dan Vávra no estará en el GameLab (una feria de videojuegos en Barcelona) porque una usuaria ha denunciado en Twitter sus ideas machistas y fascistas. La mayoría desconocemos el ideario de Vávra más allá de esta denuncia que, sin embargo, ha sido suficiente. ¿Debe serlo? ¿Es la sospecha de machismo y fascismo un motivo de expulsión? ¿Da pie a una caza de brujas? ¿Estamos en contra de los lobbys o depende del que sea?

¿A qué espera el PSOE?

Ciudadanos es el enemigo político de todos. Del PNV y Podemos, por razones ideológicas. De PP y PSOE, por razones prácticas. Los de Rajoy ya se han puesto manos a la obra para intentar que todos veamos las evidentes contradicciones de un partido que ha sublimado ir a golpe de encuesta. Pero, ¿a qué espera el PSOE? Pedro Sánchez ya no es percibido como el líder de la oposición, como recuerdan en El Español, sin embargo, las críticas socialistas son inexistente o muy templadas.

No al blanqueo de la historia

Del mismo modo que no voy a permitir que ninguno de los que justifican a ETA o, peor, le dan las gracias, reescriba la historia de unos asesinos sin justificación, no debemos dejar que lo hagan los de la guerra sucia: en El Confidencial Digital apuntan a Rodríguez Galindo como el que empezó a derrotar a ETA gracias a sus métodos, celebrados por guardias civiles que estuvieron a sus órdenes, según el citado medio, como si la guerra sucia hubiera sido un mal menor y necesario.

Imbéciles redomados

No se me ocurre otro modo de definir a los responsables de La Tribuna de Cartagena, Josele Sánchez y Daniel Negroles, por hacer causa de asuntos muy graves desde el enfoque más perverso. Son los mismos que aseguran que Emilio Botín ha sido asesinado, pero además de esa frikada señalan a la víctima de “La Manada”, señalan a políticos a los que acusan de connivencia con la pederastia, señalan a quienes luchan por la igualdad y, oh, sorpresa, tienen una sección hagiográfica sobre Primo de Rivera.

“El Bigotes” quiere venganza

Álvaro Pérez, conocido como “El Bigotes” y por ser uno de los cabecillas de la Trama Gürtel, ha encajado muy mal la confirmación de su sentencia (12 años por el caso Fitur, y pendiente de otras penas) y ha anunciado, por un lado, que no colaborará más con la justicia española, porque de nada le sirve, pero que intentará acabar con sus enemigos. Podemos esperar que ahora empiece a tirar de la manta y quiera llevársela a los medios, pero me temo que solo se la comprará La Tribuna de Cartagena.

¿Y qué tal “Euskadi”?

Entre el sarcasmo y la información, en El Confidencial cuentan que el PNV anda buscando un nombre para la comunidad autónoma vasca una vez haya alcanzado ésta un nuevo estatus político. Sinceramente, creo que es elevar la anécdota a noticia (a nivel europeo no hay debate: o eres estado o eres región con más o menos autogobierno), pero sí destaca la aparición de “Euskal Herria” en el preámbulo de la iniciativa nacionalista, que sorprenderá a más de un afiliado.

Correa quiere morir matando

En su intervención final Francisco Correa me resulta tan poco creíble y recomendable como siempre, pero lo que dice sí me preocupa: en su defensa alega que es inocente pero que se presta a colaborar con la fiscalía porque aún hay fango en el pozo. También desliza que trabajar para partidos políticos es un error que se puede pagar caro y que la relación con este tipo de entidades siempre es capciosa. En resumen y en plata: pone el ventilador de mierda a tope.

No todo vale en campaña

No sé si a Inés Arrimadas alguien le quiere echar fuera de Catalunya, pero sí sé, por un lado, que Ciudadanos está jugando a un juego muy peligroso relacionando xenofobia con ideas políticas legítimas (un juego al que pueden perder por lo visto en algunas manifestaciones a las que se suman con entusiasmo), y por el otro que nacionalistas como Núria de Gispert muestran bastantes pocas luces poniéndoselo tan fácil a quienes están siempre dispuestos a hablar de “supremacismo”.

¡Qué peligro!

Lo primero, una piedra contra mi tejado: me fío bastante poco de la interpretación “periodística” de sentencias que invitan a concluir que retuitear un mensaje delictivo también es un delito. Lo segundo, me fío también poco de que algunos jueces hayan entendido el funcionamiento de Twitter (aunque no creo que les haga falta ante algunas evidencias). Lo tercero, la puerta que hemos abierto es peligrosa: compartir una idea sin aclarar si estás a favor o en contra, ¿es delito?

Todo en manos de unos pocos

En realidad no se trata del total de productos alimentarios que se pueden encontrar en el supermercado, sino de las fruslerías, las golosinas, esos productos que son de consumo rápido, casi impulsivo, y que por su gran cantidad de azúcar hasta generan sensación de necesidad. Lo sorprendente es que, pese a la enorme variedad, casi todos ellos pertenecen solo a nueve empresas en todo el mundo: Coca-Cola, Pepsi, Nestlé, Danone, Kelloggs’, Cadbury o Mars, las más conocidas.

¡Qué gran verdad!

Copio y pego el tuit de Pepe Colubi porque expresa mejor que yo lo que sentí cuando leí las famosas “Crónicas Marcianas” de Ray Bardbury: “Me siento tonto, inútil y muy pequeño. Todo estaba ahí, hace tanto…”. El escritor madrileño se siente minorizado por una realidad que le supera como me superó a mí: la ficción que inventa de Bradbury, su manera de contarlo y la capacidad que tiene para ir cambiando de registros mientras hila su historia. ¡Gracias, Colubi, por recordármelo!

Catalunya no puede tapar esto

También hablaremos de Catalunya, pero me parece absolutamente imprescindible que les traiga esta vieja pieza en Público (2013) sobre los 373.000 euros, trajes y corbatas aparte, que Mariano Rajoy habría cobrado en sobres, en B, sin declarar, de la mano de Luis Bárcenas, que recogía el dinero que le daban las empresas que recibían obra pública de los gobiernos del PP. Entonces lo dijo el tesorero del PP, esta semana que hoy termina la fiscal ha concluido probada la trama Gürtel.

Ni esto otro

Ahora les traigo un enlace del mismo medio pero totalmente actual, de esta semana: “Con Rajoy en la Moncloa se generan cada día 222 millones de euros de déficit. (…) Lo que supone una media de 81.276 millones anuales. (…) En cinco años y medio ha crecido nada menos que un 53%. La cifra per cápita, por su parte, ha pasado de 15.881 a 24.455 euros”. Pero dentro de unos meses, gracias a la crisis catalana, veremos a Rajoy reforzado en los barómetros. Terrible.

El bufón

Cuando Elena de Borbón se casó con un Marichalar los medios de comunicación españoles, siempre atentos a contar lo que necesite la Corona, nos dijeron que la infanta entraba en una gran familia. Hoy Elena y Jaime de Marichalar están separados y Álvaro, el hermano de Jaime, es un bufón que ha anunciado en Twitter que se trasladaba a Catalunya a defender España, posa con fuets, se mete en manifestaciones independentistas y arremete contra quien le salva el pellejo.

El chiste más amargo

La cuenta de “La Merkel” en Twitter, satírica sobre el papel de la presidenta alemana en la política española, publicaba esta semana una foto de ella riendo con dos personas más y el siguiente diálogo ficticio: “–Y va, y en el país de Europa con más horas de sol al año, cuanto más días de sol seguidos hay, más sube la luz. –NOOOO. –SIIII. –JAJAJAJAJAJA” (sic), denunciando el que es el timo legalizado más grave de la actualidad: la tarifa eléctrica en España.

Bescansa, apartada

No quiero que termine la semana sin contarles el que, para mí, ha sido uno de los grandes contrastes políticos: mientras Catalunya Sí que es Pot tenía un papel muy digno en el Parlament, quedándose a votar, mostrando la mayoría sus votos negativos a la independencia, y sin disciplina de voto, Podemos en el Congreso volvía a hacer un papelón y apartaba a Carolina Bescansa de una comisión relevante por disentir de Pablo Iglesias, que coloca a Irene Montero.