Es el contenido

La noticia que El Periódico ha publicado en primera página sobre la alerta que supuestamente tenían los Mossos y provenía de la CIA de un atentado inminente en Las Ramblas fue el gran tema de Twitter ayer. Me cuesta creer que un director sea capaz de publicar conscientemente una nota falsa, como algunos (Wikileaks incluido) aseguran. Me quedo con lo que apuntaba Lara Hermoso: la intencionalidad de señalar a los Mossos cuando, si esa alerta es cierta, la recibió el CNI.

Sin esperanza para Venezuela

Creo que lo peor que le puede pasar a un país es un dirigente como Nicolás Maduro, el único capaz de empeorar a Chávez. Lo segundo peor, una oposición como la venezolana, sospechosa de casi todo. La versión de Lillian Tintori de que llevaba en su coche cuatro cajones llenos de billetes (200 millones de bolívares en un país en el que el SMI son menos de 100.000 al mes) para pagar “gastos urgentes” de su “abuelita” enferma, me cuesta tanto creerla que no voy a hacer ya el esfuerzo.

Política tuitera

Primero guardé este tuit de un usuario anónimo porque me pareció representativo: “Sois un partido político, no un adolescente creando memes. Dejad de hacer el ridículo y de apropiaros de la cultura!” (sic). Se refería al montaje de Juego de Tronos con Rajoy que había lanzado la cuenta oficial de Podemos. Después vi que hasta Antonio Agredano criticaba a Echenique: “La memeología está sustituyendo a la ideología. El chiste mejor que la idea. La viralidad mejor que la profundidad”.

Y Susana Díaz, ¿qué?

Después de perder contra Pedro Sánchez cabría pensar que Susana Díaz se había retirado a su despacho de presidenta de Andalucía para poner un poco de orden en una comunidad con graves problemas. Sin embargo, leemos que ella sigue a lo suyo, ahora batallando en los congresos provinciales del PSOE andaluz, de los que ya ha ganado cinco de ocho. Va a por todas la presidenta, por lo menos en la lucha interna socialista. ¿Su comunidad? Ahí están las cifras.

Temas que se nos despistan

Menos mal que en El Independiente han recuperado este tema porque es verdaderamente grave: la reforma que el gobierno español había prometido acelerar (“urgente”, la llamaban) para frenar la subida de precios de la luz sigue parada. En enero, en plena escalada, hicieron el anuncio. En septiembre, a las puertas del invierno y con avisos de las eléctricas de que el precio volverá a subir, seguimos exactamente igual. ¿Desidia? ¿Incapacidad? ¿Poder de influencia de algunas empresas?

Primero, los puestos

20160216_puestos

Pablo Iglesias, en representación de la cúpula dirigente de Podemos, no solo ningunea al PSOE, Pablo Iglesias, en representación de la cúpula dirigente de Podemos, nos toma a todos por tontos, cree que nos tragamos todas sus mentiras e intenta manipularnos como si hubiéramos nacido ayer. La periodista Lara Hermoso se expresa mejor que yo: “Dice Iglesias que ‘no toca hablar de sillones’ a la vez que presenta un documento en el que desarrolla sus funciones de vicepresidente”.

Ni siquiera el papel aguanta todo

Pablo Iglesias nos cree tan idiotas que para dar gravedad a sus alocuciones se rodea de sus “ministros”, se pone y quita la corbata como si él decidiese qué me importa a mí, y exhibe documentos. El de ayer, de casi cien páginas. Pero en este caso ni siquiera el papel aguanta sus ocurrencias y sus cálculos resultan ridículos para cualquiera. Si le faltan 56.000 millones de euros para cuadrar las cifras se inventa que España crecerá en 30.000 millones y que Europa renegociará 26.000 porque él lo dice en su documento.

Parten de datos falsos… Y les da igual

Si tiene una cuenta en Twitter no dude en seguir a Miquel Roig, un periodista con una capacidad para ver y contar la realidad extraordinarias. A su clarividencia suma dos cualidades que redondean sus tuits: memoria y datos. Roig se ha dado cuenta rápidamente de que el documento de Podemos tiene errores de base: Europa no ha prestado 60.000 millones a España, sino 40.000. Un dato que juega a favor de las cifras de Podemos, pero ni por esas han revisado la cifra.

La cosa se pone seria

Los dos tuits que traigo a este párrafo vienen de dos usuarios que han dado muestras de ser bastante liberales y conservadores, lo que les ha permitido fijarse más rápidamente en dos elementos que, de todos modos, para cualquiera son graves: por un lado, Podemos plantea una subida impositiva generalizada, lo que lastraría aún más a la clase media. Y por el otro, quieren crear un organismo de la verdad oficial. Para echarse a temblar. Por cierto, la cantidad de nuevos organismos que quieren poner en marcha para colocar a su gente tampoco es una broma.

Si lo dice Antonio Fraguas…

Yo soy solo un columnista “de provincias”, sorprendido de que en Madrid aparezca un tipo como si fuera un mesías y al que, sin embargo, hasta yo le cazo las mentiras fácilmente. La más gorda que nos lleva contando desde hace un mes es que quiere un pacto con el PSOE mientras, a todas luces, intenta que haya nuevas elecciones. Esto no lo digo solo yo: Antonio Fraguas, periodista de la capital y con casi 50.000 seguidores en Twitter, también lo opina, entre otros.