Los «siempremalistas»

El término entrecomillado no es mío, sino del genial Javier Vizcaíno, y es perfectamente aplicable a aquellos que, como Arkaitz Rodríguez, siempre creen que todo está mal hecho: Bildu presionó para que la hostelería cerrase en primavera y el lehendakari mantuvo la actividad económica. Mal. Cuando la pandemia aconsejó el cierre de bares y restaurantes y Urkullu lo ordenó, mal. Y ahora que se les permite abrir, por supuesto, para el líder de Sortu y unos cuantos más ubicados en las esquinas políticas también está mal. Los “siempremalistas” creen que siempre ganan. Pero ganan mal.

Y los que de verdad están mal

La crisis sanitaria está siendo dura en lo colectivo y en lo personal (por eso llevo tan mal la existencia de quienes quieren beneficiarse de nuestro cansancio por su interés), y la económica derivada también lo va a ser. Muchos ya lo sufren, con ERTE o despidos (y sin la ayuda de emergencia que prometió el gobierno español), pero hay quien incluso lo sufre más: la tragedia de Badalona que acabó con tres vidas y 17 heridas y heridos (y podía haber sido mucho peor ya que podían vivir hasta 200 personas en la nave incendiada, según El Periódico) nos ha puesto también frente a un problema que no hemos querido ver.

¿Vuelve el velo?

La calidad democrática de España está ante su enésima prueba de fuego (después de quemarse en todas las anteriores, empezando por los presos políticos catalanes que siguen en la cárcel): la justicia puede seguir adelante con la causa contra Juan Carlos I ya que, según cuentan en InfoLibre, había sido avisado de la investigación por lo que la regulación voluntaria de parte de lo ocultado no le eximiría de la culpa… O puede volver a poner un velo sobre los asuntos reales, dar por buena esa regularización y cerrar en falso otro escándalo de la jefatura de Estado española. Ellos deciden. Luego lo haremos nosotros.

Que no digan que no están enterados

Tan lejos de mí quiero a la monarquía española como a los republicanos que gritan para ocultar lo que callan: varios digitales explican que el gobierno español estaría colaborando con la Casa Real para encontrar el mejor momento y la mejor manera de que Juan Carlos I regrese al suelo sobre el que reinó. “Hay clara sintonía entre la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín”, explican en Esdiario. Lo que lleva a la siguiente pregunta: ¿está enterado Iglesias y todo lo que dicen desde Podemos es pura pose o hay, de facto, dos gobiernos paralelos que se esconden para negociar?

¿Dónde se va o de dónde viene?

El modelo de Spotify tampoco es rentable: “Puestos al robo, casi preferimos volver al clásico” es una de las declaraciones que recopilan en El Confidencial en su extensa pieza sobre el modelo de negocio de la gran app de música. Grande… Pero poco rentable para la propia empresa (que invierte todo lo que tiene y lo que no para seguir creciendo) y para los músicos que, además, sufren otros perjuicios: más atención a los más grandes que con el formato físico y la certeza de que los usuarios ya no escuchamos discos enteros, solo singles. Pero la gran pregunta es: ¿estamos dispuestos a pagar más por mejorar todo esto?

El «filón» de la violencia

En pleno debate sobre la necesidad de dar explicaciones previas sobre una obra creativa, me parece que en Euskadi sí vamos a tener que aclarar que las ficciones que cada uno se está montando con ETA y los GAL, desde Patria a novelas como la de Lorenzo Silva, pasando por elementos de campaña avivados por la torpeza de Pablo Echenique, son eso, tragedias de la realidad aprovechadas y rebañadas. No obstante, el escritor al que Mikel Segovia entrevista en El Independiente deja una reflexión que no debemos perder de vista: “Los GAL fueron algo ilícito, inmoral e ineficaz. Suministró munición moral a ETA”.

En Suecia también cometen errores

¿Me gustaría que una Euskadi independiente se pareciera más a los países nórdicos que a los mediterráneos? Sin duda. ¿Cometen errores? Sin duda. Y durante esta pandemia lo hemos visto: el coronavirus está golpeando con dureza en Suecia porque su gobierno decidió tomar medidas a contracorriente. Así, mientras el resto del mundo (EE.UU., aparte) se metía en casa y tomaba medidas, los nórdicos apostaban por la inmunidad de rebaño y por tomar ciertas medidas permitiendo que la enfermedad se transmitiese. Hoy hasta ellos reconocen su error. Con todo, sus fallecidos por 100.000 habitantes son menos que los de España.

A Portugal también ha llegado

Durante esta pandemia la prudencia ha sido la clave. Y tiene que seguir siéndolo. Prudencia para protegernos del virus. Prudencia para no contagiárselo a nuestros mayores. Y prudencia para que la realidad no te pase por encima cuando has querido ir de visionario y has acabado de Capitán A Posteriori: en El Periódico leemos que Portugal, puesto como modelo político por muchos en los últimos años, está sufriendo ahora lo peor de la crisis sanitaria, siendo el segundo país europeo con más contagios por 100.000 habitantes, solo superado por Suecia, precisamente. Así que, menos fórmulas milagrosas y más precaución.

Otro padecimiento

Hacía tiempo que no leía a Borja Terán, de cuyas reflexiones sobre la televisión en España he disfrutado un montón en otras épocas menos políticas. El experto de La Información, sin embargo, llamó mi atención con su comparativa: “Twitter es un poco como ese colaborador de Emma García que da acaloradamente una opinión que nadie le ha pedido”. Terán concluye que ni la red social ni Telecinco son representativos de la sociedad española. Pero tampoco de la vasca, donde el canal es visto masivamente y la red social es la plataforma de comunicación principal, entre otros, para Bildu. Allá cada cual.

No, no tiene ninguna gracia

En ese Twitter chusco y españolazo, una broma recurrente es poner una foto de un actor porno conocido por el contraste entre su cara de niño y el tamaño de su herramienta de trabajo en ese cine, y decir que es un científico o un médico reputado que nunca sale en los informativos. Incluso varios políticos han picado difundiendo ese mensaje y haciendo que los listos del Twitter se partan de risa. Pero el chiste no tiene ninguna gracia: en Maldito Bulo han recopilado algunas de estas bromas para poner en ridículo a los menos integrados en una cultura pop que, hoy, es una cultura de mierda.

Con las gafas limpias

Un conocido usuario de Twitter, el malagueño Niporwifi, suele publicar unos hilos muy interesantes sobre la mafia italiana y otros crímenes organizados. Exactamente del mismo modo ha recopilado la secuencia de hechos noticiosos sobre las protestas para llamar la atención sobre la huelga de hambre de Patxi Ruiz, y el resultado es el mismo. Mientras leía el hilo recordaba cómo a Angels Barceló no le bastó la respuesta de manual de Mertxe Aizpurua sobre el sufrimiento de Ruiz para explicar los ataques a sedes de partidos y hasta el domicilio de Idoia Mendia. Igual tenemos que mirar la realidad más crudamente.

Otro fachi

Si tenemos que subir el nivel de lo permisible ante algunos representantes o colectivos en Euskadi, sin duda, en España y ante Vox tenemos que mantenernos firmes. Insisto: se trata de ver a través de unas gafas limpias: el secretario general de ese partido, Javier Ortega Smith, después de acudir a un acto multitudinario infectado de Coronavirus en el inicio de la pandemia, ahora se dedica a extender el bulo de que es un arma biológica china y de señalar al gobierno español de que no avisó de los efectos secundarios de una enfermedad… Desconocida. Ni eso es tolerable ni lo son otras fascistadas.

La izquierda que desprecia a los suyos

Juan Soto Ivars acierta en su análisis sobre cómo la izquierda española se ha pasado despreciando a los suyos y, ahora, se encuentra con que la extrema derecha cala en los barrios ricos de Madrid… Y en otros que no lo son tanto: “En esta tradición de pintar al trabajador como no es sino como debería ser, ahora parece que los ideólogos están incluso dispuestos a sostener que el pobre es rico con tal de no moverse de la primera impresión de esta protesta” (El Confidencial). No sólo lo que está sucediendo… Sino lo que lleva años pasando y nos ha terminado reforzando a Vox. Igual alguien tiene que hacerse una autocrítica.

Tontos universales

Dicen que la razón es lo más repartido de este planeta porque todo el mundo cree tener la suya. De lo que estoy seguro es de que la tontería está perfectamente repartida, pero de un modo absolutamente objetivo: según El Periódico, en Italia se produjeron aglomeraciones en las noches del primer fin de semana sin confinamiento, y eso que allí se ha levantado con cifras mucho más graves. Somos tontos. Universalmente tontos. Pero los que se llevan ración doble de idiotez son los que se creen que se han ganado la libertad, que se la merecen, que esto es por capricho o por algún interés tan oculto que nadie adivina.

Cómo somos los aitas y las amas

En el Twitter de EU Kids Online Spain, cuyo observatorio se encuentra en la UPV/EHU, han hecho un hilo para presentar sus conclusiones sobre cómo actuamos los aitas y las amas con nuestras hijas e hijos cuando de Internet se trata. En general, creemos que nos manejamos mejor que ellos con esta herramienta, aunque el nivel socioeconómico depende: cuanto mayor es, más aptitudes tenemos y más pendientes estamos de su actividad on-line. Pero, ojo, 2 de cada 3 se dejan aconsejar por sus hijos (de 9 a 17 años), y yo creo que ahí podemos tener un problema. ¿Nos dicen cómo conducir aunque tengan videojuegos de carreras?

Cuando Urkullu mira a cámara

El contenido político del vídeo ya lo conocen. Yo me quedo con el gesto Iñigo Urkullu, que se ha puesto delante de la cámara en Lehendakaritza y, mirando al objetivo, ha pedido a Sánchez que colabore, que no se imponga, que deje de llamar “coordinación” a un ordeno y mando que solo se explica porque Sánchez pretende acotar su miedo acotando a otros. Y eso solo lleva al desastre. La capacidad del lehendakari para dirigirse a Sánchez y a la ciudadanía está suponiendo para muchos una sorpresa. Quien lo conoce sabe que la humildad que muestra exponiéndose es genuina y que no es una pose: dice lo que piensa.

Cuando la pandemia vuelva

Yo no estoy haciendo planes para la desescalada, yo estoy haciendo planes para el próximo confinamiento. Primero, porque cuando el gobierno español logre ponerse de acuerdo consigo mismo y con los demás ya se habrá desdicho un par de veces. Después, porque estoy seguro de que el propio desconfinamiento y la estacionalidad nos devolverán a casa. Tal vez no durante tanto tiempo, pero sí en varias ocasiones. Lo del repunte de otoño con la vuelta a las ikastolas lo tiene claro ya casi todo el mundo, así que más vale que vayamos haciendo planes, personales pero también políticos, para aprovechar julio y agosto.

Con listos como estos…

Estamos abocados a repetir errores porque somos humanos y, sobre todo, porque algunos son idiotas. Generalmente, al idiota se le distingue porque es el único que se cree que es más listo que los demás. Esto es lo que piensan quienes han activado una campaña para salir mañana a las calles de un modo masivo, desafiando el confinamiento. En El Periódico apuntan a la extrema derecha y no me extrañaría: en EE.UU. esta facción es la que se manifiesta luciendo sus armas y, siguiendo sus propios pasos, no sería extraño que haya activado el efecto imitación en sus ramificaciones en todo el mundo.

¿Qué oculta China?

Las teorías conspirativas siempre me han parecido cuentos chinos. Al final, las explicaciones más sencillas suelen ser las razonables. Las conspiraciones solo son invenciones complejas que, sobre todo, sirven para aliviarnos porque hay un culpable malintencionado. Así que, sí, me creo que este coronavirus se haya creado accidentalmente aunque llame mi atención las presiones diplomáticas y económicas de la dictadura china contra Australia, que quiere investigar el origen del virus. ¿Qué oculta China? Supongo que unas cifras de mortalidad y unos riesgos sanitarios terribles que nunca querrán admitir.

La caverna no descansa

Ni siquiera en medio de una pandemia descansa la caverna. La caverna de siempre, sí, esa que necesita al enemigo vasco. Hemos visto recientemente en los digitales noticias a personajes que echan la culpa de sus males de hoy a enfrentamientos pasados o, como denuncia con retranca Egoitz Moreno, cómo algunos han aprovechado una noticia sobre Carlos Sobera para criticar que no tuviera una oportunidad en ETB por no hablar euskera: “‘Señorío de Larrea’, ‘Mi Querido Klikowsky’, ‘Ciudadanos’, ‘Arde la Tarde’, ‘Consumidores’, ‘Cien x Cien’… ¿Me dejo algo? Ah, sí… siete años presentando ‘Date el Bote’”.

Han ganado. Hemos ganado

Desconozco el motivo por el que los digitales han pasado de poner esta noticia en su portada, pero en la web de El Periódico sí está: las jugadoras de fútbol han logrado su objetivo y este fin de semana volverá a rodar el balón. No habrá huelga porque sí habrá convenio y en los términos en los que ellas querían: la parcialidad se queda en el 75% del tiempo y los 12.000 € como sueldo mínimo real. Ellas han ganado y también lo hemos hecho todos porque ha avanzado la igualdad. Ahora nos toca que nos lo creamos y las acompañemos en los campos, en la tele y comprando el merchandising.

La gran falacia (política) española

En Ciudadanos dicen defender a “la España vaciada”, en referencia a esas regiones despobladas, y al mismo tiempo claman por “un español, un voto” que dejaría sin representación a esas circunscripciones menores porque, según ellos, los partidos nacionalistas están sobrerrepresentados. Los datos de Pedro Vallín en un tuit desmontan esta extendida falacia: “PNV tiene un 1,57% de votos y un 1,7% de los diputados. En cambio: PSOE tiene un 28% de votos y un 34,2% de los diputados. PP tiene un 20,8% de votos y un 25,4% de los diputados. Ya vale”. Esos son los sobrerrepresentados.

Y no se le bajarán los humos…

Alvise Pérez es un provocador en Twitter con sus falsas afirmaciones para alentar el voto de extrema derecha, y Luis Pérez es el jefe de gabinete al que Toni Cantó ha relevado para poner en su lugar a un senador de Ciudadanos por Valencia que no ha revalidado su cargo. Ambos son la misma persona, pero no creo que Alvise/Luis se relaje después del toque claro que le han dado: sus métodos y sus mensajes han espoleado al enemigo. El problema que tienen es que no ha sido un juego o un error de estrategia, es que personajes (y votantes) como Alvise estarían mejor en Vox pero empezaron por Ciudadanos.

Zorionak!

Solo dos años, casi 10.000 seguidores en Twitter y, lo más importante, ya es un clásico y un imprescindible para los seguidores del Athletic de Bilbao que solemos entrar en esta red: la Adurizpedia cumplió el viernes su segundo aniversario ofreciéndonos estadísticas y curiosidades de nuestro equipo. El suyo es el mejor ejemplo de lo que sí merece la pena en Twitter: información, agilidad para encontrar el dato que interesa, trato directo y disfrute (porque esa cuenta se disfruta). Un diez. Como ven soy un fan declarado de Roger Álvarez y su alter ego tuitero. Hay que reconocer al que lo hace bien.

Hoy hay Getxoblog

Hoy se celebra una nueva edición de Getxoblog, el ya tradicional encuentro en la fundación de BiscayTIK (a partir de las 9:15 h.) de los aficionados a las bitácoras de Internet. Recuerdo con cariño las primeras ediciones y cómo nos juntábamos fascinados ante la posibilidad de encontrar fuentes de información diversas, rincones de opinión compartida o enfrentada pero con respeto, y oportunidades para llegar más lejos. El encuentro ha ido evolucionando pero mantiene el espíritu y muchas de esas caras conocidas y amables. Toda la información, como siempre, en el blog de Mikel Agirregabiria.