Acojonante eres tú, Alfonso

Alfonso Rojo no debería tener ningún espacio en los medios de comunicación, del mismo modo que su digital no lo tiene salvo para señalar que es basura disfrazada de periodismo. Un periodista que tuitea esto: “Lo acojonante de los que quieren ganarle ahora la Guerra del 36 a Franco, no se atrvieron a rechistar durante 40 años… ni ellos, ni sus padres. ni sus abuelos” (sic) debe ser tratado con el mayor desprecio posible por la profesión y por cualquiera que sabe que tiene delante a un fascistilla de esos a los que hay que dar la espalda después de señalar por lo que es.

La universidad, en entredicho

No solo los curríclums de Carmen Montón, Pablo Casado y Cristina Cifuentes están en entredicho: su capacidad para ser políticos honestos también está en duda. No solo la de ellos, también la de muchos otros compañeros de la política con currículums vistosos. No solo los que han cursado posgrados en la Rey Juan Carlos: la Academia y su sistema de estudios complementarios está señalada. Y por desgracia es la propia universidad la que se ha buscado esta situación despreciando sus propias licenciaturas y grados al obligar a pasar por el máster y el TFM a quien quisiera destacar.

El problema eres tú, Willy

Podría entender que una persona comprometida decidiera poner en riesgo su integridad saltándose la ley para denunciar una situación injusta, aunque jamás se lo recomendaría a nadie: si un juez ha admitido a trámite en 2018 una denuncia por blasfemia lo mejor que puedes hacer es presentarte al juicio y demostrar que es una soberana tontería que se celebre. Pero lo que no me parece tolerable es que un tipo como Willy Toledo, incapaz de reconocer una dictadura cuando la tiene delante (ni hablemos ya de denunciarla o intentar boicotearla), pretenda dar lecciones de nada.

Marcelo, también

La banda de asesores que han andado al asalto en el Real Madrid también debería de pagar por sus hechos. Y no por ello quito ni un milímetro de culpabilidad a los jugadores y entrenador que están pasando por el despacho de la fiscalía para negociar penas de cárcel menores a dos años y multas que restituyan lo defraudado a Hacienda. Acaba de tocarle a Marcelo regatear esa negociación pero, ¿cuántos quedan después de Alonso, Ronaldo o Mourinho? En Barcelona tampoco andaban faltos de cuatreros de los impuestos, que Messi pagó también una pasta.

No existe lo “détox”

Reconozco que como maniobra de marketing ha sido efectiva. Lo malo es que se ha basado en un puñado de mentiras que en Maldita Ciencia, la web para destapar los bulos con argumentos científicos, han desgranado bien: la primera, que nuestro cuerpo acumula toxinas. Solo lo hace si estamos enfermos. La segunda, que el hígado o los riñones necesitan depurarse: lo mismo, solo si hay un mal funcionamiento de estos órganos. Mientras caíamos en la cuenta de estas obviedades, nos han vendido bien batidos con colores imposibles y texturas diversas que, según las marcas, nos limpiaban por dentro.

Ojalá en el sur de Euskadi, también

Cuando viajamos al norte de Euskadi y entramos en un restaurante, es obligatorio que nos pongan una jarra de agua gratis. Esta costumbre, que se basa en el cumplimiento de una ley francesa, debería de ser importada al sur: espero que el Parlamento vasco se ponga al lío y convierta en obligación lo que hasta ahora han sido tímidos intentos, por ejemplo, en Bilbao. Y que los parlamentarios y las parlamentarias no hagan caso de los ridículos argumentos que han recopilado en Magnet que esgrime el sector del embotellado para negar lo más básico: el agua del grifo.

No sois el Che

La justicia española ha convertido en héroes a personajes como Pablo Hasel o Valtònyc, que no pasan de raperos con ansias de provocación y de notoriedad. Las condenas que les han caído son injustas e innecesarias porque el mal gusto y la actitud chulesca no son delito, son motivo de chiste. Con ambos condenados y ascendidos a víctimas del estado, sus pasos son seguidos, como la carta que Hasel ha enviado a Valtònyc (publicándola en una web, no vayan a ser discretos), asegurándole que habrá gente luchando en las calles por ellos y recomendándole fortaleza ante el reto heroico que les ha tocado compartir.

Menos lecciones

Más peligrosos que Pablo Hasel o Valtònyc, que consideran que quemar papeleras es un modo de revolución, son los asesores económicos que cuelgan de su misma cuerda ideológica y que, en Gurusblog, definen como economistas “que prometen el paraíso económico de riquezas ilimitadas para todos en la cual la ‘impresión’ de papel moneda puede ser ilimitada sin tener consecuencias negativas y en donde el límite de la deuda de un país es el cielo”, antes de mostrar qué es la inflación, qué países han impreso billetes para empobrecer a su ciudadanía, y qué pasa después.

Hooligans sin cerebro

Hace unos días les hablaba de cómo el equipo de comunicación de jugador del Real Madrid, Vinicius Júnior, había robado y manipulado una foto de Pablo García Sacristán para usarla en las redes sociales del futbolista. Hoy les hablo atónito de las reacciones a la denuncia del fotógrafo: forofos del Madrid sin dos dedos de frente que acusan a García de aprovecharse del jugador o de no pagarle derechos por fotografiarle. El fútbol y Twitter son los factores comunes de los más idiotas. Se lo digo así, sin rodeos, porque mi estupefacción no me permite inventarme circunloquios.

¿“La vecina rubia” plagia?

Entre los aficionados a las redes sociales, especialmente entre las aficionadas, hay un personaje conocido como “la vecina rubia” que ha destacado en los últimos dos años por sus ocurrencias en forma de tuit. Ocurrencias que ha acabado plasmando en diferente merchandising y que ha alimentado de diferentes maneras, copiando, por lo que parece, a escritores y escritoras o tuiteros y tuiteras. Si la pillan, como esta semana, se disculpa por el “error”, y a seguir vendiendo y acumulando followers. Porque el talento para comercializar no es el mismo que para crear.

La enésima «madurada»

Quien a estas alturas siga defendiendo a Nicolás Maduro tendrá que poner encima de la mesa argumentos y no la habitual vehemencia que hemos visto. La última ocurrencia para detener la inflación en Venezuela es la de cambiar dinero por “lingoticos” de oro. Pero sin lingotes: compras un documento que te dice que lo tienes y, luego, el gobierno, te recompra el documento por lo que valga el oro… según el gobierno. ¿Se fían los venezolanos de esta última ocurrencia (como de la moneda alternativa, los “petros”)? ¿Se fía el mundo de la palabra de Maduro sobre la cantidad de oro que le queda a Venezuela?

El turismo baja

Este año la izquierda abertzale ha conseguido atar a sus cachorros… O estos han cambiado 180 grados de parecer respecto al turismo en Euskadi. Se pongan como se pongan los que dicen que son “viajeros” y no turistas”, las visitas son positivas. Y además, este año, han sido menos: en el Estado ha descendido el turismo internacional casi un 5%. Las pérdidas más destacadas son las de Valencia y Catalunya (casi 7 puntos) o Canarias (más de un 5%). Hasta Andalucía perdió más del 2% de sus visitantes extranjeros.

Y el “talento digital” no sube

Uno de los aspectos menos comentados de la burbuja tecnológica es la del poco uso que los profesionales hacen de esa tecnología, precisamente. Somos muchos los que hablamos, e incluso asesoramos si nos dejan, pero la realidad es que las competencias digitales de los trabajadores (incluso en ofimática básica) son bastante reducidas. En Pymes y Autónomos recogen un estudio en el que concluyen lo que casi todos observamos: los trabajadores conocen los programas y entornos estrictamente necesarios para su trabajo y poco más, y que conozcan otros tampoco les otorga valor a ojos de la empresa.

Cuando lo hay, funciona

Seguimos hablando de talento, un tema que no suele ser habitual. Quien lo tiene no siempre lo desarrolla, y a quien lo usa no siempre le captan para mejorar en su sector o empresa. Así que cuando se encuentran quienes tienen talento y lo manejan, y quienes lo captan y saben rentabilizarlo, hay que celebrarlo porque funciona. Fíjense en el tuit de Juan Antonio Giner: “El Financial Times supera ya los 900.000 suscriptores de pago y en 2019 esperan llegar al millón: la gente paga cuando lo que se publica es de calidad, creíble y necesario para estar bien informado”.

Y se tiene que pagar

El fútbol mueve unas cantidades de dinero difícilmente justificables y, al mismo tiempo, parece un mundo de rácanos: el fotógrafo Pablo García ha recurrido a Twitter para reclamar a los responsables de prensa de Vinícius Júnior, el jugador que costó 45 millones al Real Madrid y está jugando en el B, que le paguen por el uso que han hecho de una foto suya. Según García, cogieron sin su permiso ni conocimiento la fotografía, le borraron la marca de agua y la tuitearon. Un jugador con un sueldo millonario y community manager propio ya tendrá para pagar una foto profesional en vez de robarla.

Pues molt bé, pues adiós

Kepa Arrizabalaga se quiere ir del Athletic. Si no lo hizo el pasado enero fue porque Zidane, cuyo hijo tenía ficha como el tercer portero del Real Madrid aunque estuviese lesionado, no quería un cuarto guardameta. Personalmente, tenía claro que en el dominó de porteros que iban a iniciar precisamente los blancos con Courtois, la ficha de Arrizabalaga iba a caer y no por el lado del Athletic, que ha hecho todo lo que tenía que hacer, y es justo reconocérselo a Urrutia. Pero no me ha sorprendido que el desenlace haya sido tan rápido: es evidente que alguien tiene prisa.

Lo contó Monje

El primero que confirmó la noticia fue José Manuel Monje, amigo, compañero de Grupo, y periodista al que no se le escapa una, mientras la prensa inglesa nos despistaba mencionando a otros porteros como posibles recambios de Courtois. Pero así se hace el buen periodismo: adelantándote y asegurando lo que nadie ha escrito antes. A Monje le ha tocado además defenderse en Twitter (donde se maneja muy bien) entre los incrédulos y los que, simplemente, no querían ver la realidad: que hay jugadores equivocados que creen que triunfar es jugar en un equipo diferente al Athletic.

Herrerín, siempre en mi equipo

Como athleticzale, me importa poco que Kepa Arrizabalaga se haya ido del Athletic. El problema lo tenemos al otro lado del campo, en la delantera, con el recambio de Aritz Aduriz. Pero la portería está bien cubierta, y bajo los palos lo más probable es que se ponga Iago Herrerín, sobre el que ya he escrito o tuiteado más de una vez que lo quiero siempre en mi equipo, porque es uno de los que más ha demostrado que lo que quiere es jugar en el Athletic. Herrerín fue, además, el mejor de la horrorosa temporada pasada: salió cuando le tocó y las paró muy bien.

No, no es el mercado

Kepa Arrizabalaga ha batido un récord: con 53 partidos en primera división se ha convertido en el portero más caro de la historia. 80 millonazos que en la cuenta corriente del Athletic (que espero que esté en Kutxabank) rinden menos que en la de cualquier otro club. Por eso niego que este fichaje y esta millonada sean fruto de “el mercado”. Ahí están Muniain, Williams, el propio Herrerín, Ainhoa Tirapu o Eunate Arraiza, llenándose de barro y patadas por nuestro escudo. Quien se quiere quedar y pelear por títulos para el Athletic, se queda, y el mercado le da igual.

Somos del Athletic

Juan Laucirica dejó en un tuit el perfecto corolario de esta historia: “Da pena que los jugadores no sueñen con lo que nosotros soñamos”. La historia de quien elige a una empresa de representación experta en la compra-venta. La historia de quien nunca dice nada y cuando habla en el campo lo hace para la tele, no para los que se sientan en San Mamés, la historia de quien parece que nunca soñó: simplemente, el talento y el trabajo (nunca negaré ambos) hicieron realidad la fantasía de niños y adultos a los que nos gusta el fútbol porque nos emociona.

Bien hecho, Urrutia

Hoy me hago una feliz autocrítica: Kepa Arrizabalaga, un gran portero, renueva por el Athletic. Y para mí el mérito, no me cuesta nada escribirlo, es de Josu Urrutia. Los deméritos del Real Madrid, de Bahía Internacional y de las dudas de Kepa no restan para que reconozcamos que Urrutia ha sabido mantener y ganar el pulso, también contra mi pronóstico. Con mucho dinero encima de la mesa, seguro que demasiado para un jugador con 37 partidos con el Athletic, pero sumando para el Club.

Con Williams, tenemos futuro

Iñaki Williams se vino arriba ayer, y lo entiendo, mandándonos callar vía Twitter a quienes hemos hablado sobre Kepa Arrizabalaga durante este culebrón. Menos mal que existen los emoticones, porque nos ha dado tiempo a todos a posicionarnos con lo que ha tardado Kepa en responder. Asumo mi parte y sigo quedándome con lo positivo: Williams arriba y Arrizabalaga en la portería asentarían un equipo con futuro si en junio nadie retoma viejos planes o precontratos.

¿Qué dice Kepa?

Poca cosa. Iñaki Williams nos ha dado más titulares con los que construir un relato: cuando dijo que ya estaba en el mejor equipo, cuando ha renovado hablando de la “familia” y ahora, mandándonos callar sin palabras. Por su parte, después de hablar para el canal del Athletic y aunque actualice por fin su cuenta en Twitter, Arrizabalaga no dirá nada que nos sorprenda. Esta decisión es comprensible y hasta recomendable después del silencio que ha mantenido. Al mismo tiempo, es una pena que esta vez no haya una historia de esas emocionantes y que nos enganchan al fútbol.

¿Cuál es el mensaje?

Urtzi Jauregibietia, como siempre, lo expresa mejor que yo: “La renovación de Arrizabalaga es una buena noticia en lo deportivo, pero mejor todavía en lo institucional. Refuerza la idea de que los grandes jugadores tienen y pueden estar en el club. Una gran victoria. Aupa Athletic!”. Así de claro y contundente: los mejores se quedan. Y en un club único como el Athletic es el mejor mensaje que podemos transmitir a todos esos niños que se pedirán ser Arrizabalga hoy en las porterías de los colegios.

También fuera de casa

Cuando ayer metí la palabra “Arrizabalaga” en el buscador de Twitter pude ver que cuentas que sumaban millones de seguidores en inglés, francés o turco hablaban del portero del Athletic (a las que hay que sumar las que lo hacen en castellano y son referencia en Latinoamética), y lo hacían para bien: Kepa se queda y el club se agranda. Si no hay cambio después del Mundial daremos por buenas las dificultades. Aunque lo haya, termino como he empezado: bien hecho, Urrutia.