El verdadero rey mago

El mismo que convirtió una herencia franquista en un liderazgo democrático, el mismo que convirtió un golpe de Estado en un ejercicio de refuerzo, el mismo que convirtió ser mujeriego e infiel en ser campechano, el mismo que convirtió sus negocios con dictaduras en Oriente Medio en una cuestión de Estado para que no pudiera ser investigado, el mismo que convirtió la buena vida de un rey en una mejor de un rey emérito, convierte ahora 24 actos públicos en casi 200.000 eurazos de asignación. Si este del que les hablo, que saben quién es, no es el verdadero rey mago, ¿quién lo será?

¡Qué sorpresa!

Igual es usted uno de los afortunados que ha encontrado junto a sus zapatos un iPhone nuevo. Eso quiere decir que ha sido buenísimo, porque para pagar el precio que tienen los reyes magos habrán empeñado sus camellos. No exagero: tan alocado es el desembolso que no se vende y, sorprendentemente, en Apple están estupefactos ante la caída: ¿cómo puede ser que no les quiten de las manos un móvil que supera los 1.000 euros? Este es un buen momento para recordar que además Apple es la marca que más margen saca por cada teléfono, según asegura la propia empresa a sus accionistas.

Tecnología a precio de saldo

Si han preferido ahorrarse la pasta del iPhone pidiendo a los Reyes Magos un móvil más barato, pueden invertir lo ahorrado en tecnología para la famosa “minería” de bitcoins… Siempre que la usen para otras cosas, claro. La burbuja de las criptomonedas generó una demanda de equipos muy potentes cuyos precios se dispararon dada su escasez. Ahora, este hardware se oferta pero no hay demanda, y empieza a coger polvo en stocks porque, ¿quién va a gastarse tela en equipos para generar monedas virtuales que han caído “desde los 17000 dólares hasta los 3900”, según Hardzone?

Un regalito de mi parte

No tengo nada en contra de Facebook. Al contrario, sin su aparición no estaría escribiéndoles esta columna ni podría hablar a quien quiera escucharme sobre identidad digital. Tampoco me preocupa qué información mía hayan proporcionado a quien haya pagado por ella, pero sé que muchos de ustedes estarán preocupados por este tráfico de sus propios datos. En Hipertextual han listado las aplicaciones de sus smartphones que conectan con Facebook para cruzar datos: Spotify, Shazam, TripAdvisor, Kayak, My Talking Tom, contadores de calorías o de la menstruación, la del tiempo y hasta la linterna. No es broma.

Uno que pido yo

A los Reyes Magos les pido fuerza para resistir esta temporada que nos va a dar el Athletic, y para fijar en mi memoria el recuerdo de Urrutia como futbolista, por los motivos que bien tuiteaba Eduardo Ranero: “Josu Urrutia jugó con esta camiseta su último partido en Vigo. Era muy fan suyo, siempre me pareció un futbolista espectacular. Le voté para presidente, con los años me decepcionó. No pasa nada: nosotros somos más de memoria que de vitrina. Sabemos quedarnos con lo bueno”. También lo haremos con Amorrortu, víctima de la política de hermetismo de la era Urrutia.

Y Corinna pió

Tendremos que poner todo lo que diga Corinna zu Sayn-Wittgenstein en cuarentena porque pueden ser solo las acusaciones de una amante despechada. Ese pecado sí se le reconoce y concede a Juan Carlos I: hacer de Sofía de Grecia la cornuda de España. Pero dudo mucho de que la prensa cortesana española vaya con todo, como debería de pasar, y que la justicia española actúe en consecuencia ante las graves acusaciones de “la amiga especial” del rey de España emérito. Negocios, testaferros, capital fuera de España sin declarar, estructuras opacas… Todo lo que necesita un campechano.

Sí, es por hacer política

En anteriores ocasiones he traído a esta columna las reflexiones de Iu Forn en El Nacional por el sentido común del autor, el mismo motivo que me obliga a trasladarles la última: colige Forn que, si Llarena admite que cierra la causa abierta contra los políticos catalanes después de la reunión de Torra con Sánchez para no intervenir en el reinicio del diálogo político, las causas de la suspensión, procesamiento y cárcel de los representantes de la ciudadanía catalana es política. Así de fácil y así de grave. Porque se juzga, no lo olvidemos, un gesto: todos tuvieron cuidado de no independizar Catalunya.

Así es la ley. Que la cambien

Alfonso Jesús Cabezudo, conocido como “el militar de La Manada”, disfruta ya del levantamiento de su suspensión aunque no vayan a asignarle destino. Tanto él como el guardia civil, Antonio Manuel Guerrero, esperan a la sentencia firme para saber si son expulsados. Todo esto es perfectamente legal y tiene que servir para que seamos conscientes de a qué nos exponen algunas leyes o aplicaciones. Al respecto, lean este párrafo en El Confidencial: “Cabezuelo también cuenta con antecedentes por lesiones, riña tumultuaria y desorden público, delitos que se explican en parte porque forma parte de la peña Biris”.

Quítate tú para ponerme yo

Cuando Pedro Sánchez se lanza sin red a la moción de censura y logra asirse al siguiente trapecio empieza a tener que tomar decisiones. Posiblemente la más importante por el tiempo y recursos que ocupa es la de sustituir a todo el personal del gobierno o hacer virtud de la transitoriedad y no enfadar demasiado al PP. Es evidente ya que opta por lo primero y en un tiempo récord está moviendo todas las sillas, algo que en Politikon critican con su habitual rigor pero obviando, creo, un aspecto clave: los años que Rajoy tuvo para generar y ocupar puestos, y que en el caso de Sánchez solo son semanas.

Si lo pago es mío

José Manuel Rodríguez hacía público en Twitter el malestar de los usuarios de Spotify que, habiendo pagado por un servicio Premium, esto es, sin anuncios entre canciones, veían cómo les colaban publicidad del nuevo disco de Drake. Se ve que el “Premium” del rapero es más importante que el de esos millones de usuarios que reclaman, con razón, que les devuelvan el dinero. No es el único caso: las marcas nos cuelan anuncios constantemente aunque hayamos pagado por dispositivos (me ha pasado ya dos veces en mi móvil Samsung en menos de un año) y aplicaciones que, en teoría, son nuestros.

Son personas y, como tal, frágiles

20170411_personas

Sí, los políticos son personas, y se mueren, oigan. A edades en las que un ser humano no tendría que poder hacerlo. Como cualquiera. El fallecimiento de Carmen Chacón nos ha sacudido a todos: a los del oficio, a los que les seguimos para contárselo y a los que nos leen. Yo mismo he caído en zarandear a algún compañero de Chacón como si fuera un muñeco, olvidando que no son casta, no son trama, no están deshumanizados. Son como usted y como yo, y dejan a un niño sin madre y a sus amigos, desolados.

Dos días después

He esperado dos días para contarles lo que hemos visto del desarme de ETA sin llevarme por una euforia que no toca, confundida con alegría y alivio, ni llevarme por la revancha contra una banda que, sin pistolas, no es nada. Pero empiezo a recuperar el tiempo: les recomiendo el texto de Mikel Segovia en El Independiente sobre las armas de ETA más allá de las entregadas el sábado: en resumen, penetración del odio en la sociedad que tardará mucho tiempo en desaparecer.

Siempre presentes

Tampoco hay que olvidar, ni dos días después, ni dos años, ni dentro de dos décadas, es que ETA no nació para entregar las armas, sino para utilizarlas y ponernos a los vascos como excusa de su propia enfermedad. Contra ETA se han expuesto muchos y a los que lo han hecho con la palabra, un boli y una cámara de fotos, periodistas o no, son a los que más debemos: las víctimas y los amenazados por hacer frente al relato, exponiéndose públicamente, merecen que no caigamos en la trampa de la nueva época.

Terrorismo es el de ETA

Ahora empieza lo difícil: encontrar y explicar los grises, porque estar en el blanco o en el negro es más fácil. El Jueves acierta proponiendo una lista musical llamada “Carrero Blanco Hits” como respuesta a la condena a una tuitera por hacer chistes malos sobre el franquista. “Salta”, “Aire”, “Highway To Hell”, “Vuela, Vuela”, “Volare”, “Flying Free”, “Rocket Man”, “Volando Voy”, “Demolición”, “Vuela alto”, “Viaje Con Nosotros” y el himno de España son algunos de los temas.

Solo otra estupidez

“El Nega”, líder de Los Chikos del Maíz, uno de los raperos de cabecera de esta nueva movida madrileña de Podemos y varios, ha hecho una estupidez… Casi como la habría hecho cualquier otro. Solo que en su caso tiene más de 30.500 seguidores y ha lucido en ocasiones soberbia capitalina, como el pasado domingo, que despreció, al parecer, la gastronomía de Fuentidueña de Tajo. Pero no sabemos qué dijo porque, de un modo timorato, ahora ha hecho privada su cuenta, ¿para ocultar sus vergüenzas?

2.000 millones de euros de multa a España

20160708_autonomicas

Eso es lo que quiere Alemania: que España y Portugal reciban una multa ejemplarizante de la Comisión Europea por incumplir los objetivos de déficit. En el caso español, esta podría ser de hasta 2.000 millones de euros. Sería la primera vez que la Comisión impone una multa por los incumplimientos que, entre otros, también cometió Alemania en 2003. La diferencia entre entonces y ahora es que la propia Alemania ha accedido a que “el BCE use mecanismos poco ortodoxos, como la compra de deuda soberana”, y no quiere que se convierta en una barra libre.

¿Cómo se presenta el PSOE a las autonómicas?

En la respuesta a esa pregunta, según Vozpópuli, está la llave de la gobernabilidad de España. En el digital apuestan porque en el PSOE no quieren presentarse como quienes generan un bloqueo permanente. Eso pasa, claro, por dejar gobernar a Mariano Rajoy. ¿Y esa es una buena carta de presentación? La realidad es muy dura para el PSE: un partido que aspira a mantener 10 u 11 escaños presentándose como el sostén de Rajoy… o quien nos lleva a las terceras elecciones generales.

La risa es algo muy serio

Xavier Puig y Kike García tienen mi edad, 35 años, y llevan ellos solos el peso del diario satírico más leído, más referenciado y, vaya, más divertido de la web: El Mundo Today. Son filósofos (de verdad) y humoristas, “cómicos, no”, matizan, y se toman su trabajo muy en serio: sin una redacción física real, usan Internet (mail, servidores, WhatsApp) y un Excell para crear y almacenar sus chistes, son autónomos, han armado una flota de colaboradores habituales y su labor, ahora mismo, es la de guionistas. Un gran esfuerzo que genera un producto sobresaliente.

La piratería cae, ¿por qué?

No, la humanidad no es ladrona por naturaleza, es cómoda. Por eso cae la piratería por medio de redes de descarga de archivos compartidos, y aumenta al mismo tiempo el consumo de música y productos audiovisuales en plataformas como Spotify y Netflix. ¿Por qué? Porque es más fácil pagar un poco por contenidos fácilmente accesibles que enterarte de cómo se descarga ilegalmente. Y antes era más fácil ese pirateo que acceder a contenidos fácilmente. Si algo hemos aprendido con Internet es a sublimar el modelo de negocio.

La burbuja de las cámaras de los móviles

Es cierto: algunos teléfonos móviles sacan unas fotos magníficas… para ser de móvil. Y no, no tiene tanto que ver con las ópticas (limitadísimas por el espacio y el precio) como con el software que procesa la imagen para que nos alucine cómo la vemos en la propia pantalla. ¿Hay margen de mejora? Seguramente, pero limitado. De hecho, la calidad de las cámaras en los móviles es una burbuja tecnológica en sí misma, como prueba que hayan pillado a Hawuei (que hace bien las cosas, por lo general) vendiendo la cámara de su móvil… Con una foto sacada con una de las mejores cámaras profesionales del mercado.

El Santander

20160604_santander

Fue uno de los temas del día en Twitter, alentado por un montón de tuits de “última hora” que hablaban del registro de una sede del Banco Santander por blanqueo. Con el paso de los minutos, quedó claro que buscaban información relacionada con la investigación al HSBC. Pero quedaron también los tuits generales de cierta algarabía por ver a una entidad que, ciertamente, maltrata a sus clientes, en un apuro semejante. Aunque el dinero sea el mejor impermeable.

Rubalcaba tuitea por campaña

Es tan cierto que el corazón que exhibe Unidos Podemos intenta ser el maquillaje que ablande la imagen de una coalición de tipos duros sobre el papel, que como todo el mundo sabe, lo resiste todo. Pero no es menos cierto que Alfredo Pérez Rubalcaba y su apelación a Heidi en Twitter queda un poco desubicada: la reactivación de la cuenta, a menos de una semana de la campaña, y el eco que tuvo en los digitales, suena a eso, a campaña. Y por lo tanto, a hueco.

Esto es justo lo que necesitaba Podemos

Cualquiera que sea insultado por un personaje como Francisco Granados, que ha podido robar a manos llenas pese a que escribe “habran”, así, con “h”, como se ve en las pruebas del juicio, es potencialmente mi amigo. Y que el número 2 de Esperanza Aguirre haya entrado al trapo que le ha tendido Podemos y haya contestado a Ramón Espinar (que le ha provocado buscando esta respuesta) con desprecios, es lo mejor que les puede pasar a quienes se presentan como los “anticasta”. Aunque tiene gracia que sea Espinar, hijo de uno que sacó brillo a su tarjeta “black”, precisamente el paladín de esta causa.

La película tampoco les viene mal

Fernando León de Aranoa se apresuró a terminar de grabar su película sobre Podemos durante la campaña del 20-D, según leíamos entonces, porque parecía que los de Pablo Iglesias podían empezar a pasar de moda y, por lo tanto, el documental dejaba de ser rentable. Lejos de eso, el director presenta ahora su trabajo, en plena precampaña y con Podemos más fuerte que nunca. ¿Casualidad? Ni las prisas de diciembre ni el oportunismo de junio pueden alejarse de la mano de Jaume Roures, millonario gestor de medios, modas, marcas y productos.

Música y radio

Por supuesto, la suma de estos ingredientes da como resultado una buena combinación. Pero Edu Araujo los separa, como en la nueva cocina vasca, pero sin bobadas: la música que usa para su programa, Itsas Tantak, en Onda Vasca, está disponible en la lista de Spotify que ha creado. Una listaza. Y lo escribo después de escucharla durante toda la semana. Una muestra de buen gusto musical y arte comunicativo, porque, ¿quién no quiere escuchar un programa sobre mar con este acompañamiento musical? Eskerrik asko, también por esto, Edu.