Garitano, deja de dar ruedas de prensa, por favor.

Si no es suficiente castigo aguantar este tipo de partidos del Athletic, tener que escuchar después , o incluso antes, a Gaizka en las ruedas de prensa, es como para morirse.

No acierta (Foto: Pablo Viñas)

Escribo este titular, a modo de pataleta, y para desahogarme. Pero no creáis que es duro, no. Y no es duro porque no tienen un pase algunas de las frases que soltó ayer. Frases que exigirían quitarle inmediatamente del cargo que ocupa, porque semana tras semana con sus declaraciones está demostrando que él es incapaz de salir de esta situación, o de llevar al equipo hacia arriba, porque no confía en lo que tiene y porque lo menosprecia. Y claro, como sé que esta junta directiva no va a tomar decisiones, me rebelo y protesto de este modo. Sé que el título es absurdo y que no puede ocurrir pero…. No estaría mal que dejase de decir esas cosas, por el bien del equipo.

Comento las frases y luego me decís si tengo razón o no.

Primera perla: «Hemos jugado con gente joven y es el peaje que tenemos que pagar»

A ver Gaizka, que estás en un equipo de cantera, que estás en el Athletic, que tienes que vivir de los jóvenes, que no puedes decir eso. Pensarlo, pues igual, está mal, pero ¿decirlo? Va a ser que no. En tu mano estará el combinar la juventud con la veteranía con un poco de criterio. Pero si dices esa frase demuestras a todo el que te escucha, incluidos los jugadores, la poca confianza que estás teniendo en los jóvenes y, que además, les estás cargando de culpa. ¿O quizás es una forma de disculparte tú?

Sobre la posibilidad de que este partido supusiese un punto de inflexión que llevase al equipo hacia arriba ha dicho «que no tenemos ese potencial para conseguirlo» Y con ese lo (pronombre personal), de conseguirlo, quería decir conseguir, varias victorias seguidas. Si considera que el equipo no tiene ese potencial y encima lo dice, no va a espolear mucho a sus jugadores. Esto es algo de primero de psicología. Habrá que decirles que son buenos, que pueden, y… así… igual se autoconvencen y consigues que puedan hacerlo mejor. Pero diciendo en una rueda de prensa sí, y en la siguiente, también y en la otra, de nuevo, que te falta esto, y lo otro… demuestras que tienes confianza cero en tu equipo.

Unida a esto de arriba, también dijo que «ellos tienen jugadores mucho más experimentados, jugadores internacionales». Ok. Te hemos entendido. No valemos para esto. Así que lo lógico es que nos ganen. ¿Éste es el espíritu? Mal vamos así.

Estas frases son las de ayer, pero es que en otros partidos nos ha regalado otras parecidas o, incluso, peores. Hay que actuar.

Y, como siempre, por si alguien tiene dudas, o creéis que exagero, os pongo el link de la rueda de prensa para que lo podáis comprobar.

Y aunque con pocas ganas, comentaré algún detalle del partido. Gaizka volvió a confiar en los mismos que en los dos últimos partidos, con la excepción de Íñigo Martínez, que era cambio obligado por sanción. Me pareció bien. De hecho, empezaron bien, combinando y haciendo una llegada con peligro, gracias a un pase muy bueno de Vencedor, que permitió la internada de Iñaki. El remate de Muni se fue por poco. Los dos equipos estaban midiéndose y ninguno consiguió tener el control del partido durante el primer tiempo. Aunque el Celta ya dio algún susto.

El segundo fue otro cantar. Gaizka dijo que fue superior el Celta, pero repitió muchas veces que se había impuesto los primeros 15 minutos… Añado yo que el resto del segundo tiempo nos pasó por encima, aunque sin grandes alardes, porque no lo necesitó. Pero nosotros fuimos incapaces de tirar a puerta ni una sola vez, bueno, un remate desviado de Álex. Nada más. El gol se veía venir, y claro, vino, primero uno, anulado por fuera de juego, y seguido, otro válido, en el minuto 60. La reacción de Garitano fue inmediata, cortar la cuerda por los cabos más débiles, esos jóvenes,… Vencedor y Villalibre fuera. Increíble, porque estábamos perdiendo y quitó del campo al único delantero centro que dice que tiene. Increíble. Y junto a él a Unai Vencedor, que es uno de los capaces de organizar el juego y llevar al equipo hacia delante. Y dejó en el campo a Williams, que de verdad, parece que tengo fijación con él, pero es que no aportó absolutamente nada, salvo el pase ya citado, perdió y malogró varios contrataque y jugadas de peligro, con sus pases o malos controles. Y volvió a un esquema de juego, con Raúl en banda e Iñaki, de delantero centro, que sabes, por repetido, que no te ha dado resultado con anterioridad. A ver si suena la flauta de casualidad. Pero no sonó.

Y en el 79, cuando ya nos metieron el segundo gol, hizo los otros dos cambios. Intentó hacerlos antes del gol pero… Bueno, un minuto antes. Nada. Y con más pena que gloria acabó una nueva demostración de impotencia de nuestro equipo y, sobre todo, demostración de incapacidad de reacción mediante los cambios por parte del entrenador. Teníamos oportunidad de ponernos en quinta posición, en puestos europeos y hemos conseguido que el Celta salga de puestos de descenso y tenga los mismos puntos que nosotros. Jugada «perfecta».

No digo más. Lo institucional ya lo comentaré otro día, porque vaya sainete lo de la Asamblea, lo de la devolución de cuotas, las cuentas de cuánto va a devolver el club,… O cuánto toca pagar,… ¡Ah no! ¡Que se han confundido! y ¡que vamos a pagar otra cosa distinta! Madre mía. Un nuevo error. Otro error, todo errores. Así nos luce el pelo.

Bueno, y ahora llegan los miuras… Valencia, Real Madrid,… En fin. ¡A por ellos! Y… aunque Gaizka no confíe yo sí confío en los jugadores, se puede, podéis,…

¡Aúpa Athletic!

El Athletic institucional sin rumbo

O quizá peor. Con un rumbo que no me gusta absolutamente nada.

Rueda de prensa del viernes (Foto: Athletic Club)

Los que me conocen saben que soy optimista y que intento sacar lo bueno de las cosas, pero llevamos una semana, en los temas relacionados con el Athletic, en la que no he encontrado ni una cosa positiva. Cada día que pasaba y salía algo nuevo, mi tristeza era cada vez más grande. Alguno de los días he pensado escribir para comentarlo, pero el cansancio me impedía hacerlo. Luego, al día siguiente amanecía leyendo otra barbaridad y así toda la semana. Al final, aunque sigo cansada, aburrida e incluso harta, me siento en la obligación de escribir estás líneas porque todo ha derivado en cabreo. ¿Adónde va el Athletic? ¿En manos de quién estamos? Esto lo pregunto porque me parece que son muchas torpezas en muy poco tiempo.

El lunes en la página web del club apareció una noticia en la que se indicaba que los socios podían cobrar una compensación por los partidos que se iban a jugar a puerta cerrada, y de los que no íbamos a poder disfrutar. Hasta aquí todo muy claro… Pero si la leéis, (os he puesto el enlace), veréis que lo que mejor se entiende es el título, porque lo demás está bastante lioso y confuso. ¿A propósito? Ni idea. Eso sí, vemos que el club considera que el descuento va a ser sobre el 70% de lo que pagamos. Es decir, la Junta y su presidente de manera unilateral han decidido que el 30% restante es para sufragar otras cuestiones… ¿Cómo han hecho el cálculo? Vete tú a saber. Como dicen muchos padres, lo han hecho así por el artículo 33, o lo que es lo mismo: porque a ellos les da la gana. Y otra cosa. Los gastos para sufragar el resto de temas le resultan más caros al socio que tiene mejor localidad… ¿Esos gastos no deberían ser iguales para todos los socios? No lo sé. Otra cuestión dentro del mismo tema. El marrón de todo esto se lo comerán los compromisarios en la próxima Asamblea, porque se supone que la Asamblea tiene que contestar que sí a la propuesta que hacen ellos sobre la devolución de parte de las cuotas… ‘Porque reside en la Asamblea, y no en la Junta Directiva, la capacidad de determinar las cuotas, por lo que cualquier propuesta de la Junta Directiva debe ser necesariamente aprobada por la Asamblea de Socios y Socias Compromisarios/as» Ya. Sabemos que es así pero… y ¿si los compromisarios dicen que con lo que no están de acuerdo es con el cálculo que han hecho ellos (70% y 30%), sin consultar a nadie? O, y ¿si los compromisarios votan que no a su pregunta? Ya. Ya sé. La culpa final de los compromisarios que son siempre un buen muñeco de pim, pam, pum. Madre mía. ¡Qué complicado todo! Y esto, para empezar tranquilos la semana.

Seguimos con la concesión del Premio One Club Woman. Premio que se otorgó por primera vez el año pasado, y del que yo aplaudí la idea y la elegida. El tema desde luego no es nada controvertido y parece imposible que se le pueda sacar alguna pega. ¡Oh, sorpresa¡ Cuando metes el nombre de la elegida de este año, Pía Wunderlich, en Google resulta que ha jugado en dos clubs. Perdonadme la expresión, pero… ¡a tomar vientos toda la idea inicial del premio. ¿Pero cómo es posible hacerlo tan mal? Y ya si escuchas las explicaciones del presidente en rueda de prensa es para echarse a llorar, porque habla del empedrado antes que contestar. Eso sí, la culpa del «equipo de documentación magnífico del club» que parece ser que es el que propone (según Elizegi, que así se desmarcó de la decisión, por si acaso). Y ese magnífico equipo ¿cobrarán mucho por hacer eso? Pía jugó en dos equipos aunque lo hiciese muy joven. El otro equipo era de la primera división alemana y fuese profesional o no, jugó en dos equipos. Y encima algunos medios de comunicación lo defienden. Unos piden que vayamos al espíritu del premio que sí lo cumple. Que no hagamos lectura estricta. Otros que no hay casi mujeres que cumplan eso… y que entonces… cómo es difícil… está bien dárselo a ésta. Y todo lo que dicen para justificarlo, me pregunto yo, sí no será para defender al que les abastece de noticias o primicias. Da la sensación que sí. Si no, es inexplicable. Por lo menos para mí. Si no hay nadie que cumpla las condiciones no des el premio, o no haber creado el premio, y ya está. Un poquito de previsión. Y si lo vas a dar… avisa antes para que no pasemos vergüenza, porque a mí esto lo que me da es sensación de que mi club está haciendo el ridículo.

Lo siguiente que ha pasado no me produce vergüenza, sino un cabreo considerable. El mismo día, de lo anterior, pero por la noche me llega un WhatsApp con un pantallazo de la página web del club, sobre la filosofía, en el que aparece que la edad de formación de los jugadores es hasta los 21 años. ¡¡¿¿21 años??!! Vamos… Así, otra vez y de un plumazo mandamos a paseo una parte enorme de la filosofía del Athletic. Como me parecía algo increíble lo comprobé yo misma en la página web, y ahí estaba. ¡Otra vez decidían sobre la filosofía sin contar con nadie! Os recuerdo por si no os acordáis que este presidente se pasó toda la campaña electoral, antes de salir elegido, diciendo por tierra, mar y aire que él todas las decisiones las iba a tomar consensuadas con el socio, que era el verdadero dueño del club. ¡Cuánta palabra bonita y qué pocas veces cumplida! ¡Qué pena! ¡ Qué desfachatez!,… Ya lo hizo en verano con Bibiane y ahora… justo ponen 21 años… ¿para que efectivamente ella entre? Bueno ella y cualquiera. Odegard, de Ligt, Lautaro,… por ejemplo. ¡Genial! ¡Que no! Que la Junta y el presidente no pueden decidir ellos sólos. Que lo prometió. Bueno, sigo. Mi indignación me hizo escribir en Twitter esa misma noche interpelando al Club directamente. Al día siguiente, ya no aparecía en la web del Athletic. ¡Pero cómo es posible! Por supuesto, yo ENCANTADA de que lo hayan borrado pero… señores, que no podemos funcionar así. ¿Quién lo escribió? ¿Por qué? Y sobre todo, que no podemos aceptar que el Club tome semejante decisión tan importante él solo, porque a la Junta directiva o al presidente del Club se le ocurra. ¡Ya está bien!

Si todo esto es poco nos falta la gracia del viernes. El Athletic participa en un seminario de formación de la Premier League, que reúne a los clubes ingleses más importantes y se centra en la actividad de la cantera y, allí, presentan como club un, no sé, PowerPoint en donde ponen Basc Country (tendrían el mismo profesor de inglés que Ana Botella), y un mapa para indicar dónde han nacido los jugadores de nuestra filosofía… de la ¡¡¡¡Comunidad Autónoma Vasca!!!!! Pero ¡Qué tomadura de pelo es ésta! Ni inglés, ni geografía, ni vergüenza. La vergüenza la dejan para los que tenemos que verlo u oírlo. De verdad… ¡Qué pena!

Bueno,… y no me extiendo porque ya me habéis aguantado bastante pero la rueda de prensa del presidente merecería unas lineas. Pero no voy a seguir. Eso sí os dejo un buen resumen, claro, desde mi punto de vista, el escrito por José Luis Artetxe, «Rueda de prensa de Elizegi: lnglés y matemáticas», que os pongo en este enlace.

¿Entendéis ahora el título que he puesto? Que alguien me diga algo positivo para animarme porque lo veo mal. Es nuestro Club y me gustaría que no ocurriesen estas cosas, que no se vaya improvisando sobre la marcha y a ver qué pasa. Un poco de seriedad, por favor.

Y, por supuesto, acabo como siempre…

¡Aúpa Athletic!

Asamblea del Athletic, chapuzas mil

La semana pasada me preguntaba cómo transcurría la Asamblea ordinaria del Athletic.

Ridiculo (Foto: Miguel Toña)

Lo que no esperaba es que fuese así de chapucera, y ridícula. No me sirve de mucho que al día siguiente el presidente Aitor Elizegi saliese en rueda de prensa pidiendo disculpas (se agradece que lo hiciera pero…). No se puede hacer el ridículo de semejante manera. Pongo en antecedentes por si todavía hay alguien que no sabe lo que ocurrió. En las reuniones previas a la Asamblea la directiva y el presidente comentaron que debido al artículo 33 de los Estatutos del Club se veían obligados a abrir las urnas nada más constituida la Asamblea. Quitándole, al igual que las directivas anteriores, a la Asamblea todo su valor como órgano máximo de decisión, pero tras deliberar, debatir, escuchando a unos y a otros. Ya en el Euskalduna, un compromisario, Mikel Uria, explicó cuál era el artículo 33, poniendo un ejemplo claro de cómo era la mayoría simple y lo que podía ocurrir. El secretario Fernando San José afirmó y dijo que efectivamente tenía razón. Que para ser aprobados los puntos que se votasen se debía conseguir la mayoría simple, pero al ser de los asistentes, que debía ser la mitad más uno de los que habían entrado en el palacio.

En la votación de los presupuestos ocurrió que solo se obtuvieron a favor 284 votos, y en contra 276, pero que al ser los asistentes 600, el secretario dijo que los presupuestos no eran aceptados, porque los síes no eran la mitad más uno.

Posteriormente, se pasó al tema de la reforma de estatutos, se votó a los candidatos a conformar dicha Comisión y se volvió a la sala para saber los resultados. Pero, aquí comenzó el circo. El secretario dijo que se había consultado a los servicios jurídicos del club (que esa semana debían estar de vacaciones) y que habían dicho que los presupuestos estaban aprobados.

Se montó un pequeño lío. Algún silbido, algún grito, alguno que se fue,… y en mi caso perplejidad. Perplejidad absoluta. ¿Dónde estaban los servicios jurídicos hasta ese momento? ¿San José no es abogado? Increíble pero cierto. Conclusión: aunque parezca de chiste en una misma asamblea utilizaron una interpretación del artículo 33 para evitar que las urnas se abriesen cuando se tienen que abrir, es decir, después de todas las intervenciones de los compromisarios; pero, a la vez, utilizaron la interpretación contraria, para aprobar los presupuestos. De no creer. Un compromisario, con muy bueno criterio, en una participación posterior, comentó que la situación le recordaba a Groucho Marx, que decía: «Estos son mis principios, si no le gustan, TENGO OTROS» Lamentable. Eso sí, espero que en una próxima asamblea las urnas no se abran al principio, ya que si fuese así sería el colmo de la desvergüenza. Tampoco me extrañaría. Y si es necesario… ya se inventarán otra interpretación de cualquier artículo.

Otro número circense fue cuando presentaron para que se aprobase el Comité de Apelación… y aparecieron en pantalla los nombres de 5 socios que no sabíamos quiénes eran, ni por qué les habían elegido a ellos,… ni nada. Que votásemos. Unos que no, otros que a mano alzada, otros que se aprobaba sin más,… para cabreo mayor del personal. Al final se votó a mano alzada… y comprobamos que el secretario sabe contar hasta el 80 por lo menos ( lo hizo en alto), hasta que apareció alguien por detrás y le dijo que había noventa y algo. No se preguntó por abstenciones… total… qué mas daba si era un paripé. En fin, cosas así son las que dan mucha pena y dañan la imagen del Club. Un Club que se supone serio y dirigido por gente válida. Pero… ¿por quién estamos dirigidos? No lo sé. La sensación de que están continuamente improvisando no me la quita nadie. Y es horrible.

Pero, sí que les quiero dar un voto de confianza, aunque me cueste mucho, pero… por supuesto, quiero que lo hagan bien. Algo ya ha sido positivo… han abierto el proceso de cambio de estatutos, han tomado como suyas dos propuestas de distintos grupos de socios, están abiertos al diálogo (todavía no tengo muy claro si escuchan), y dan algo de voz al socio. Bueno… la capacidad de trabajo que tiene el presidente me tiene alucinada pero… A ver… le pido más cosas, pero… algo es algo. Eso sí, criticar si me parece, lo voy a seguir haciendo, por mucho que les haga rabiar o incomode a algunos periodistas, que desde que está Elizegi sólo abrazan el pensamiento único. Piden el estar todos unidos y a favor del Athletic, curiosamente ahora… cuando el año pasado sacudían a todo lo que se movía. Curioso. Bueno… mejor que curioso lamentable. Es increíble lo que para algunos medios puede hacer una política de comunicación que gusta a los periodistas. Ha sido como el milagro de los panes y los peces, no… incluso más… como la resurección de Lázaro. Milagro. Todo lo que antes era horrible en el Club ahora es maravilloso. Elizegi es Dios reencarnado en presidente. ¿Y todo por unas exclusivas? ¿porque les da información? Me dirán que no es así. No. Igual no. Pero… es lo que parece. Y no sólo a mí.

Un ejemplo: varios periodistas dicen que no recuerdan otra cosa igual que ver a toda la directiva saliente en el Euskalduna… ¿No? ¿No os acordáis de vuestro amigo García Macua haciendo lo mismo tras perder las elecciones? Muchos compromisarios sí se acuerdan,… Bueno, será memoria selectiva.

Y lo último sobre la prensa, se ha puesto de moda despellejar a algún compromisario, porque sale a criticar a su presidente, o a algo hecho en el club. ¿Es obligatorio pensar lo mismo? ¿Es delito discrepar? Para algunos periodistas sí. Y, uno en concreto utiliza su medio incluso para amenazar… ¡en antena! Como en las películas del oeste. Madre mía, ¡qué poder tiene la prensa y qué daño hace a veces!

Para acabar, no me olvido del partido del Wanda, que miedo me da, pero también confío en el equipo, que lo puede hacer muy bien. ¡A por los colchoneros! Y

¡Aúpa Athletic!

¡Qué fácil pierde el Athletic dos puntos!

Podría empezar hablando de la Asamblea de compromisarios de ayer pero necesito tiempo para digerir tanta chapuza. Así que paso a comentar el partido, aunque tampoco me muero de ilusión por hacerlo.

Yeray desafortunado ayer (Foto: EFE)

Es increíble lo poco que tiene que hacer el equipo contrario para llevarse dos puntos de San Mamés. Hemos pasado de ser una defensa súper solvente a cometer errores de bulto que ayer hicieron otra vez que el Valladolid se llevase algo positivo. En el primer tiempo el fallo clamoroso es de Yeray y gracias a que Unai está muy fino y logró salvar el uno contra uno, porque si no hubiésemos tenido que jugar con el marcador en contra.

A parte de ese fallo, el primer tiempo fue de claro dominio nuestro pero no conseguimos rematar las jugadas. De cara a puerta no estamos finos y lo que se crea, que tampoco es mucho, no se materializa. De hecho el gol nuestro… de Williams cuenta con un mucho de fortuna porque el tiro iba abajo, precisamente donde estaba el portero, y gracias a que el balón toca en el pie del defensa y se eleva pasando por encima del portero. Ģol que no sé muy bien por qué, hace que nuestros jugadores reculen un poco en el segundo tiempo dándole campo al Valladolid para que empiecen a dominar el encuentro. Hasta que llega otro fallo de Yeray y de ahí, en el pase al área, entre Unai e Íñigo Martínez el balón acaba en gol. Un horror que no se soluciona después por incapacidad. Sí hay empuje, pero… ideas pocas o ninguna.

Muniain tira una vez a puerta pero sin fruto, sobre todo por la buena parada de Masip. Pero me pregunto… ¿en un contrataque de 3 contra 1… la mejor opción es tirar a puerta? Francamente, perdonad que lo dude. Nada más.

¿Los cambios? No me han gustado ¿Quitar a Córdoba (muy flojo todo el partido) para sacar a Beñat poniendo a Unai Lopez en banda? Buf… la banda un coladero. Desorganización total. ¿Quitar a Raúl? Me parece uno de los pocos que te puede hacer un gol de la nada. ¿Para sacar a Larra? No sé.. No lo veo. Ya sé que no lo va a hacer Garitano, pero me encantaría ver a Ganea de interior izquierdo. Córdoba no está teniendo mucho éxito… pues ¡pruébale! ¿Qué se pierde? No lo entiendo.

Y la semana que viene contra el Atlético de Madrid ante los que mucho tendremos que cambiar para conseguir algo. ¡ A por los colchoneros! Y…

¡Aúpa Athletic!

¿Cómo transcurrirá la Asamblea de compromisarios del Athletic?

Esta es mi pregunta a menos de 24 horas de que tenga lugar la Asamblea.

Primer examen asambleario (Foto: Óscar Gonzalez)

¿Será una balsa de aceite como lo fue una reunión previa del presidente y su junta con los compromisarios, a la que asistí el lunes? O ¿las críticas se reservan para el atril del Euskalduna? No lo sé la verdad. Leyendo a algunos periodistas cuando hablan de los compromisarios, somos como un ente único, que ejerce en grupo. Todos iguales, todos casi del mismo pensamiento. Hoy en un medio escrito dicen que no se sabe cómo vamos a responder porque somos la asamblea de Urrutia y que le apoyó mayoritariamente. Pero… sí, Josu sacó todas las votaciones menos una con mayoría, pero eso no nos hace ser unos compromisarios de Urrutia y no nos convierte en nada. Habrá de todo, como en botica. Eso sí, como votemos algo que no entienden o apoyan algunos periodistas, ahí llegan todos los palos y todas las críticas a los compromisarios, sin saber las razones de ese voto, que cada uno tendrá las suyas. Voy a poner un ejemplo muy claro. El presidente Elizegi entre muchas de las cosas que ha prometido, estaba que iba separar en la Asamblea la votación referente a las cuentas y a la gestión. Pues bien, no lo ha hecho. Es decir, igual que las juntas anteriores, a las que también se les pidió que separasen cuentas y gestión porque así lo pone en los estatutos del Athletic, esta junta nos obliga votar a la vez dos cosas que no tienen nada que ver entre sí, o muy poquito. Sobre esto un periodista preguntaba en otro medio escrito si los compromisarios tumbaremos o aprobaremos las cuentas. Mal formulada la pregunta porque la votación es sobre dos cosas distintas. Si alguien quiere echar abajo la gestión, va a votar en contra de la gestión y a la vez, aunque no quiera, va a votar contra las cuentas. O al revés.

En otro medio escrito hoy también alguien habla sobre la asamblea de notables. El que escribe sabrá el sentido que le da, pero a mí que lo leo no me gusta nada eso de notables.

En el colmo del despropósito y del exceso de las criticas a los compromisarios, esta semana en un programa de televisión, y durante 15 minutos, se ha personalizado la crítica en un solo compromisario, no dijeron quién era, pero se referían a él con una palabra despectiva, y le dejaban en mal lugar, haciendo unos comentarios más de barra de bar, que de un programa de televisión. Encima, llegando en dos momento a ser uno de los comentarios de total mal gusto, para chanza de los demás presentes en la mesa. (Incapaz, por tristeza, de reproducir aquí lo que dijo). Lamentable. Y me encantaría que se disculpasen, porque una metedura de pata, por muy grande que sea, la podemos cometer todos.

Otra promesa de Elizegi incumplida es que las votaciones se realicen después de que se hable y se debata sobre los diferentes puntos. A pesar de prometerlo, no se cumple y las urnas se abrirán nada más estar constituida la Asamblea. Conclusión, que puedo ir al Euskalduna a las 10, quizá esperar 5 minutos a ver si está constituida la asamblea, votar e irme a disfrutar del domingo con mi familia. O llegar a las 11 , votar e irme. Desde aquí pido a los compromisarios, por favor, compromiso. Que asistan, que escuchen lo que tiene que decir la Junta y lo que contestan o preguntan y dicen los compromisarios, y que luego se decida y se vote. No creo que es mucho pedir. Ya que las juntas no quieren ayudar a ello, por lo menos que sea el compromisario con su compromiso el que lo haga bien. Ah… y también les pido que asistan, que se supone para algo se hicieron compromisarios.

Por cierto, la Asamblea por primera vez desde hace muchísimos años va a ser en domingo. A ver qué tal. Espero también, que no se meta prisa para resolver lo que haya que resolver, y que si se ve que no hay tiempo se aplace hasta otro domingo, como así se ha dicho. Pero como se dicen y se prometen tantas cosas… y alguna no se cumple, al final no sabes a qué atenerte.

Por otro lado, tengo que agradecer al presidente Elizegi, su cercanía con el socio. Me parece increíble la capacidad de trabajo que tiene, y de escuchar a las distintas partes o socios que tienen algo que decir. De hecho, dos de las propuestas que estaban intentando llevar a la Asamblea dos grupos distintos, el presidente las ha hecho suyas. La de Athletic Denontzat y la de los afectados por la grada de animación. Aunque el acuerdo con estos últimos me crea dudas, ya que parece que hay discrepancias entre los mismos afectados. Ya veremos en qué queda todo.

Por último, y que no menos importante, en la asamblea también se va a votar el inicio de la reforma de estatutos . Algo fundamental , pero que se tiene que realizar bien. Esto es, abrir un proceso previo en el que se recoja las opiniones de los socios y sobre todo de los compromisarios, ya que éstos van a ser a la postre los que aprueben o rechazan la reforma. Sin este proceso previo es posible que vuelva a ser un suicidio como ocurrió las dos veces anteriores. Es importante aprender de los errores y espero que ahora se haga bien.

Para acabar decir que espero que el domingo todo vaya bien, sobre todo, lo más importante, es decir, que el Athletic gane al Valladolid.

¡Aúpa Athletic!