Tenía que haber una razón

Siempre me he preguntado por qué nadie ajustó cuentas con “Billy el niño” en un callejón ahora que el torturador carece de su fuerza por culpa de la edad. Y por fin lo sé: estaba bien relacionado, en una empresa de seguridad que facturaba 700.000 euros mientras le pasaban soplos desde dentro de la Policía Nacional y con el apoyo del siempre presente Villarejo. Lo que me lleva a otro pensamiento: el apoyo económico y la fuerza que en España han tenido estos personajes que vienen del peor franquismo. Así que no necesito explicaciones sociológicas sobre Vox: siempre estuvieron allí y siguen estando.

La misma que hay ahora

Si de algo va sobrada siempre la extrema derecha es de chulería, precisamente porque sabe que siempre alguien les guarda la espalda. Alguien con pocos escrúpulos generalmente. Así que ya ni nos sorprende que Rocío Monasterio responda a Arturo Valls (que también le ha denunciado por su loft) de esta manera en Twitter: “Anda… un progre que manda a su manager a q compre un local comercial a nombre de una sociedad, se evita el ITP, recupera el IVA, se desgrava el coste de la obra, y lo alquila a terceros durante años, pero resulta que quería una vivienda… y 15 años más tarde, ¡ahora caigo!”.

Felisuco, en la cuerda floja

Sin Rivera ni su núcleo duro en un partido de ordeno y mando lo normal es que ahora empiecen a cobrarse las venganzas los que fueron apartados por el puño de hierro de una dirección soberbia. Y la del humorista Félix Álvarez, Felisuco, es una de las cabezas que primero rodarán porque, además, es muy reconocible. Puesto casi a dedo, con nocturnidad, con muchas dudas sobre el sistema informático de recuento y contra la afiliación de Cantabria, Felisuco mandaba algo con Rivera en la cúspide. Pero eso se acabó y en El Plural leemos que van a moverle la silla. Para lo que queda de partido…

¿El final de Gran Hermano?

Sí, yo fui uno de los que se fascinaron con el formato de Gran Hermano en su primera edición. Aunque lo del experimento sociológico solo se lo creyó quien lo decía, era claramente algo nuevo y atractivo. Podía haber terminado ahí, con un éxito sin precedentes, pero en Telecinco están para ganar dinero y si hay que estirar el chicle, lo hacen. Así llegamos a la intrascendencia, a hechos discutibles y, finalmente, a un abuso sexual que ni se detuvo ni se denunció pese a las cámaras que lo grababan todo. Todo lo sucedido no puede quedarse en anécdota: hay responsabilidades y tienen que depurarlas.

Esta tarde jugamos todos

Esta tarde, a partir de las 17:30, volveré a tener el privilegio de participar en los Reconocimientos de DEIA a las mejores iniciativas digitales de Bizkaia. Y ya van siete. Me sorprendo hasta yo. Y usted podrá verlo en Facebook, ya que se emitirán en directo (17:30 h.), si no puede acercarse al Museo Marítimo de Bilbao. Este año nos propusimos, además, un reto: centrarlo en el “gaming”, en los videojuegos, para lo que tuvimos que hacer abordar lo desconocido (para nosotros) y hacer muchas preguntas que han ido leyendo en las sucesivas entrevistas a participantes en el evento.

¿2015 menos 70?

20150312_70

Ya se lo digo yo: 1945. Ese es el año en el que, según la Real Casa de la Moneda empezó la Paz. Y lo celebra acuñando una moneda de 200 € con la cara de Felipe VI y el mensaje “70 años de paz” (‘Ara.cat’). En Europa, puede ser, ya que en 1945 termina la II Guerra Mundial, pero España entonces seguía sumida en el franquismo, su represión y su violencia. Violencia como la que ejercerían los torturadores Rodolfo Martín Villa, “Billy el Niño” (sobrenombre de Antonio González Pacheco) o Melitón Manzanas. Una época “de paz”, según algunos.

El vídeo de Monedero era una trampa

Ayer supimos que el vídeo sobre el que les hablábamos en la columna podía ser capcioso. Me refiero al del ciudadano que preguntaba a Juan Carlos Monedero en un avión Ginebra-Madrid si traía o llevaba dinero para financiar Podemos. Pues bien, el ciudadano es Álvaro Vázquez de Lapuerta, y es el sobrino del que fuera tesorero del PP, Álvaro Lapuerta (imputado, por cierto, como todos los tesoreros del PP). Monedero no me gusta, pero estas trampas me gustan menos.

El 11-M de Pedro J. Ramírez

Todos los años el 11 de marzo asistimos en Twitter a un goteo constante de mensajes de recuerdo a las víctimas de aquel atentado atroz. La inmensa mayoría se centran en el sentimiento propio (cómo se enteró cada uno de la tragedia) y el ajeno (el de las víctimas y sus familiares). La minoría la representan tuits como el de Pedro J. Ramírez: “Hoy 11-M el recuerdo a las víctimas es también el del fracaso y la abdicación del Estado en el esclarecimiento de la masacre”. ¡Y este es el regenerador de la prensa y la moral española!

Rosa Díez contra sí misma

Resulta muy divertido leer en ‘El Semanal Digital’ el resumen del artículo que Rosa Díez dedica a Ciudadanos, la fuerza política populista y de derechas, como UPyD, que aspira a sacar mayor rendimiento del caladero que, hasta ahora, la ex del PSE se autoatribuía. Habla de engaños y de que Rivera y compañía son todo y solo imagen. E ironiza con que se trata de una moda pasajera y, al final, quedará el magenta.

Unai Rementeria estrena web

En la presentación que el propio Unai Rementeria hacía de su web y que pudo seguirse por streaming, el candidato de EAJ-PNV invitaba a “cacharrear” en Olatuadator.eus, y lo hemos hecho. Cinco áreas claras: quién es Unai, su proyecto y su equipo, su agenda, un espacio de participación directa (para enviar una pregunta al candidato, ya tiene la nuestra), y su punto de vista: cómo ve y vive la política. El elemento destacado ayer era el vídeo en el que otros (lehendakari Ibarretxe, Ortuzar, Atutxa… su hermano, sus amigos) describen al propio Rementeria.