Innerarity la clava (otra vez)

20160613_innerarity

Les aseguro que es una delicia leer la pieza en Público sobre Daniel Innerarity en la que el filósofo reflexiona sobre lo que sucede en el Congreso y lo que él quiere que suceda. Su clarividencia y sencillez son una bofetada sin dolor. Y el titular elegido es fruto del contagio de lucidez: “El debate político en España es cutre, decimonónico”. Lo dice Innerarity y lo sabemos todos. Junto a una pregunta crucial: “Para qué perder el tiempo tratando de ser como los españoles cuando podemos ser algo más innovador”.

Y si…

Coincido con Innerarity en que los partidos políticos españoles, los que van de nuevos y los que no pueden ir de nada, gastan discursos ya gastados, y hablan de poder, repartos de asientos y pactos con cuotas como si la base no fuera realmente democrática. Luego, leo en Fórmula TV que los toros registran su mínimo histórico en la televisión española y pienso: ¿y si la sociedad de España fuera más avanzada que sus políticos? Ojo, en Euskadi puede volver a ganar un partido español.

La selección entra en campaña

Moragas, Arriola, Rajoy… no dan puntada sin hilo. Solo así se entiende que pese a la corrupción, los recortes y el tiempo que han alargado la legislatura y su interinidad, vayan a ganar otra vez las elecciones. Miden cada paso y cada fecha, y que las elecciones coincidan con la Eurocopa no es una casualidad: la orgía de españolismo ayuda a los patriotas españoles, a día de hoy, los autoproclamados como tal: PP y Podemos. Y si ganan los de Del Bosque, mejor para los dos.

Trabajar cobrando, ¡qué locura!

Hay muchas maneras de llamarnos tontos, pero una de las más reprobables, sin duda, es la que hacen algunas empresas: “Las ‘elevadas expectativas salariales’ de los aspirantes fueron el obstáculo más frecuente con el que toparon las compañías a la hora de contratar, junto a la falta de experiencia (…) La mitad de las consultadas tiene problemas para cubrir vacantes” (El Confidencial). No sería más realista decir que, en esta situación, lo que ofrecen algunas empresas es un insulto.

YouTube es bastante siniestro

En Magnet nos enseñan uno de los canales en YouTube “más oscuro y siniestro” que podemos encontrar, con canciones infantiles y montajes que generan, cuando menos, desasosiego. Pero siempre he creído que YouTube es, en general, bastante siniestro. Está lleno de ideas horribles que hay quien piensa que son maravillosas, y encima reciben millones de visitas. Sorprendente pero cierto. El canal del que nos hablan es solo uno más, en mi opinión, y por lo menos no se esconde.

Maroto, el eurofan

20160517_maroto

Tendría hasta guasa que en El Español hayan colocado la noticia en la sección de “corazón”, pero el asunto es serio: Javier Maroto, condenado el viernes por el ‘caso San Antonio’, decidió pasar el mal trago en Estocolmo, nada menos que durante tres días de fiesta, lo que duran los actos convocados por Eurovision para los fans VIP. Sin formar parte de delegación alguna, también disfrutó de la gran celebración final. Porque la tristeza y la culpabilidad son para los pobres.

Otegi también se pasa a la política-tuit

Pasamos de la “política-pop” que quiso instaurar Basagoiti en Euskadi, con perfiles como el de Maroto, a la política-tuit que en España está arrasando y a la que se ha sumado Arnaldo Otegi. Por supuesto, me parece bien que haya contestación a los mensajes bonistas sobre la familia del domingo de Alfonso Alonso, condenado el viernes junto a Maroto. Pero las formas importan, y Otegi apostó por un tuit de respuesta con un mensaje que hubiera firmado Monedero o cualquiera de sus fans.

Hoy, la política es la tele

Pero Twitter, pese a todo, solo son fuegos de artificio, el “a más, a más” de la política espectáculo en la que el contenido es lo de menos. Lo que de verdad importa a quienes mejor se mueven en los shows políticos actuales es la televisión: por eso LaSexta convirtió la Plaza del Sol en un set de televisión la noche del 15-M. “Detalle” que sirvió a quienes se proclaman sus herederos políticos desde el escaño, pero que no gustó a todos. Mi admirada @andina supo fijarse en un cartel que se podía ver en televisión: “La plaza no es un plató”.

Igual hay esperanza todavía…

Somos muchos los que profesamos admiración por Daniel Innerarity y que celebramos su paso adelante hacia la política en su momento. Paso, decisión, compromiso que ahora se refuerza con su candidatura al Congreso de los Diputados desde GeroaBai, en la repetición electoral del 26-J. En Facebook y Twitter, “un grupo cívico, transversal y estatal, de apoyo a Daniel Innerarity” ha decidido apostar por el filósofo e implicarse en su campaña. Ongi etorri.

Un robot de papel en tu estómago

No es ciencia ficción, “solo” es ciencia: el MIT, la Universidad de Sheffield, y el Instituto de Tecnología de Tokio se han unido para desarrollar un robot minúsculo que se podría tragar como una cápsula y, una vez en el estómago, podría desdoblarse siguiendo las técnicas del origami oriental para empezar a trabajar. Por ejemplo: sujetarse a objetos tragados que se pegan a la pared del estómago para soltarlos y que salgan con normalidad, sin necesidad de intervención, o curar heridas internas. Este futuro sí nos gusta.