Mucho más lógico

El cambio que habrían hecho en las aportaciones de los representantes de Podemos a su partido y que explican en La Política Online me parece correcto y mucho más realista: de ganar los famosos tres salarios mínimos a aportar el 20% de lo ganado (como máximo, según este medio). Eso, sí, la manera de hacerlo (bastante opaca) y la justificación (que también puedan aportar al partido quienes ganan menos de tres veces el SMI) es un disparate, porque el resultado es que quien más gana, más aporta, sí, pero más se lleva a su cuenta corriente. Y eso es lo lógico y lo progresista. Lo demás es populismo y cinismo.

Los socios de Ayuso

Un buen ejemplo de cómo está la política española hoy es que nos estamos centrando en la pugna entre dos políticos de mira corta, lengua larga y decisiones discutibles como Isabel Díaz Ayuso y Pablo Iglesias. Pero es que el segundo no es alternativa de la primera, sino la cuarta o quinta opción política. Después, hablamos mucho de la posible desaparición de Ciudadanos pero todos dan por hecho que Vox será el socio del PP. Y el número dos de la candidatura de ultraderecha, según El Plural, es para Jorge Cutillas, “detenido acusado de apedrear varios autobuses llenos de niños vascos” en 1982.

Correcto

El gobierno más progresista de la historia de España, según quienes forman parte de él, está dando que hablar más por sus pugnas internas y sus maniobras partidistas que por su gestión. Por eso cuando conseguimos rescatar una noticia sobre lo que hacen, la compartimos, porque es como un mosquito envuelto en ámbar con una gota de sangre de dinosaurio en su interior: “Consumo prepara un aluvión de denuncias a aseguradoras, bancos y aerolíneas por negarse a poner teléfonos gratuitos”. Esta noticia de El Independiente es buena sin apostillas. Tanto como escasa en el torrente que desde el propio gobierno español activan.

La tele

Esta Semana Santa ha habido más noticias que las derivadas del coronavirus y la final de Copa. Por ejemplo, la denuncia televisiva de Rocío Carrasco del maltrato que había sufrido por parte de su pareja. Ese discurso en televisión generará muchos análisis que yo soy incapaz de hacer, pero me quedo con este dato: “Las llamadas al 016 de violencia machista suben un 42% tras la emisión del caso”. La profesora de Comunicación Audiovisual, Estefanía Jiménez, recordaba cómo “en los 90 se emitió una telenovela en la que la protagonista tenía cáncer de mama. Las autoexploraciones se dispararon. Que la tele está muerta, dicen”.

La globalización cierra el círculo

China no es el último paso de la manufactura barata: Myanmar, Vietnam, Indonesia e incluso México son los países que utilizan las industrias chinas para fabricar sus componentes a un precio menor que si lo hiciesen en la propia China, según Magnet. Nosotros mismos, en Euskadi, fuimos parte de ese proceso de abaratamiento de la mano de obra. Vinieron por el precio más bajo pero intentamos darles argumentos con el buen hacer y la seriedad. En eso consisten las oportunidades de un mundo globalizado o, simplemente, que parece más pequeño gracias a la tecnología y los grandes transportes.

Son reconocimientos

20150929_deia_topaketa_gonbidapena_2

Ya en la primera edición, el jefe de marketing de DEIA, Jon Goikoetxea, insistía: “Son reconocimientos”. Tres años después todos lo tenemos claro: lo que hicimos el martes en la Bizkaia Aretoa, como lo que hicimos en 2014 y 2013, fue reconocer la labor de esas personas que, en su área, en su sector, en su espacio de influencia, son conocidas porque saben aprovechar las potencialidades que ofrece Internet. Y eso, aunque parece lo normal, se lo aseguro, es extraordinario.

Pero unos nuevos reconocimientos necesitaban, creíamos, unos reconocidos novedosos, unos nombres propios que no fueran los ya generalizados, por lo menos, en sus canales habituales (blogosfera, tuitesfera). ¿Es justo dejar fuera a quienes habían crecido con el desarrollo de las herramientas? Esa pregunta, se lo aseguro, nos la hemos hecho año tras año y nominación tras nominación. Por eso, en esta edición han asomado nombres largamente conocidos como la SPRI, o como Mikel Agirregabiria y José Antonio Pérez, ambos blogueros desde hace mucho más de tres años cuyo mérito, sin duda, es no desfallecer y mantener su nivel de autoexigencia. En Internet, en esencia, es la propia voluntad y determinación la que marca la diferencia. Y de eso también sabe bastante Álex Gibelalde, que pese a su juventud ya ha pasado por dos grandes del sector tecnológico: Google y Twitter.

Junto a ellos, los nombres nuevos: Xabier Álvarez, Itziar García, Ianire Estébanez, Urko Fernández y Gontzal Hormaetxea, Estefanía Jiménez y Miguel Ángel Casado, Erlantz Plaza, Maite Goienetxea, Nico Vázquez o la cerveza La Salve. Entre todos suman gremios y áreas de interés muy diversas: desde abogados a periodistas, desde la comunicación política al humor pasando por la formación y orientación para el uso de Internet… Y de la vida. Pero puede que la tipología que más mérito tenga sea la del nombre con recorrido off-line que ha sabido reinventarse en lo on-line: Begoña Beristain, Ramón Zallo, Mikel Mancisidor, nuestro Athletic Club, Bilbao Dendak, Lantegi Batuak, Ullibarri Euskaltegia, Estrategia Empresarial y la Herri Krosa. Todos ellos y todas ellas han aprendido a aprovechar la gran oportunidad que es hoy Internet para comunicar y, por qué no, para vender.

Los nuevos, los que se han reciclado, y los que supieron crecer mientras lo hacía Internet, merecen nuestro reconocimiento. El del periódico y el de una sociedad cada vez más interesada en lo que ocurre en la red y más dispuesta a comprobar, con sus propios ojos y sus propios dedos, cómo va sucediendo.

Esta columna fue publicada en el suplemento que acompañó el periódico del día de la fecha.

¡Hay que ser sinvergüenza!

20141029_sinverguenza

Gracias a la bloguera sobre televisión de DEIA, Estefanía Jiménez, llegamos a esta noticia en ‘Vertele’ que, les advierto, puede resultarles indignante: “Granados detenido hoy, decía hace muy poco en ‘LaSexta Noche’: ‘Cuatro sinvergüenzas se llevan dinero público a su casa’”. Así es, amigos, quien fue la mano derecha de Esperanza Aguirre y vicepresidente de la Comunidad de Madrid, el mismo que está implicado ahora en la trama que se llevó comisiones sobre obra pública valorada en 250 millones de euros, daba lecciones de ética en televisión. ¿Cuántos del PP nos han dado esas mismas lecciones durante años?

Nicolás era del PP, está claro

En eso parece que no mintió, después de leer el relato de ‘Vozpópuli’ sobre cómo “el pequeño Nicolás” y su acompañante atosigó a un taxista catalán al que amenazaron: “Aquí implantamos al Ejército y se os acaba la tontería en dos días”, mientras enseñaba una carpeta del CNI. Pero eso, es lo de menos: dieron la matrícula del vehículo por teléfono a un tercero, e incluso Nicolás Gómez le amenazó: “Me cago en la puta, ¿tú a mí me estás llamando facha? Yo a ti te pego dos tiros ahora mismo y a mí no me pasa absolutamente nada, es que me quedo tan ancho”.

Mientras tanto, en Euskadi…

“Pero, ¿no eran las cajas de ahorros el cáncer del sistema financiero español? Pues miren Kutxabank”. Este habría sido el contenido de la llamada que este fin de semana han recibido en el Banco de España desde Frankfurt después de los resultados de los test de estrés del BCE, según ‘El Confidencial Digital’. Al parecer, en Europa están sorprendidos de la solvencia del banco vasco, lo que debería de servir de mensaje para quienes retrasaron la fusión de las cajas por motivos electorales y para quienes en los medios defenestran a Kutxabank y en las instituciones hacen negocios con Bankia.

Softonic se hunde, ¿merecidamente?

No, uno no puede hacer con su empresa lo que le da la gana, ni generar un modelo de negocio que dé pan con queso hoy y, mañana, nada. Cuando uno crea una empresa crea un modo de vida para sí y su entorno laboral. No por que defienda lo anterior diré, sin embargo, que Softonic se tiene merecido el cierre, para empezar porque afecta a 200 trabajadores y trabajadoras. De hecho, el post de Aldredo Pascual en ‘El Confidencial’ me parece tan irresponsable como la actitud de Tomás Diago. Pero sí me quedo con el aviso a navegantes: una parte importante del sector tecnológico hace negocio con anzuelos y trampas a los usuarios.

¿Qué es “éxito” en Internet?

Lanzo un SOS, una petición de ayuda honesta para que alguien me explique cómo puede ser que se nos presente a Amazon como un modelo de éxito entre las empresas de base tecnológica, y a su gran jefe, Jeff Bezos, como el gran visionario, y al mismo tiempo leamos noticias como la que hemos encontrado en ‘El Blog Salmón’: “No hay grandes cambios respecto al guión de los últimos tiempos. Amazon perdiendo dinero, pese a un incremento significativo de los ingresos. Sin embargo, si se analiza la intensidad que reflejan los datos del trimestre veraniego se acaba encendiendo todas las alarmas: los mayores números rojos de la última década de la compañía y unas previsiones peores para el ‘cierre navideño’”.

En Twitter ganó el «no»

20140921_twitter

Seguimos recibiendo análisis de la histórica jornada del jueves en Escocia. Esta vez, de Twitter, en cuyo blog han publicado un post explicando cómo se dieron las interacciones en esta red social. A diferencia de Facebook, donde la campaña de ‘Yes Scotland’ fue la gran dominadora, en la red del pajarito venció ‘Better Together’. ¿Por qué? Porque ellos son más. Y no me refiero a los 10 puntos entre el “yes” y el “no” en el referéndum, sino a la cantidad de británicos que, fuera de Escocia, apoyaban la campaña unionista. Esta situación en Euskadi la conocemos bien: de Patxi López a Gorka Maneiro pasando por Antonio Basagoiti, todos tuvieron más seguidores en Twitter que Iñigo Urkullu solo porque sus partidos tienen presencia en España.

Otras cuestiones: amaños en el PSOE

La importancia del referéndum escocés ha hecho que dejemos de lado otras noticias que han aparecido en los medios digitales o han corrido por Twitter con sordina. Pero no por ello tenemos que dejarlas pasar. Por ejemplo, en ‘Libertad Digital’ leemos que: “El Gobierno socialista de Aragón que presidió Marcelino Iglesias amañó el concurso de las obras de urbanización de la plataforma logística Plaza a favor de Necso Entrecanales –constructora de Acciona–, según informa ‘El Mundo’. Ese trabajo tuvo un sobrecoste de 158 millones, 94 de ellos sin justificar, pero que aquel Ejecutivo aceptó”.

El televisivo Pedro Sánchez

Pedro Sánchez tiene de qué preocuparse, por lo tanto, entre las acusaciones a miembros de su partido en Aragón ahora y, antes, en Andalucía. Pero de momento su campaña va por otro camino, el de la televisión. Estefanía Jiménez en su blog sobre televisión, ‘El Audímetro’ califica al líder socialista español como “político pop” por estas apariciones en ‘El Hormiguero’ y ‘Sálvame’, pero yo voy más allá. El equipo de comunicación de Pedro Sánchez parece que apuesta por la televisión para neutralizar en su propio terreno a Pablo Iglesias, y la aparición en ambos programas podría venir dada por la batalla entre los grupos de comunicación.

El “ayudado” Cañete

Más temas que, esta vez, hemos encontrado en ‘El Confidencial’: “Micaela Domecq –esposa del ex ministro Miguel Arias Cañete– y sus cuatro hermanos han sumado al menos 1,81 millones de euros en estas subvenciones tan sólo durante la etapa de Cañete como ministro de Agricultura en el Ejecutivo de Rajoy, según ha podido comprobar este periódico tras analizar los datos del Fondo Español de Garantía Agraria. Uno de los hermanos, Miguel Domecq Solís, es quien administra hoy tres empresas a las que el exministro estuvo vinculado directamente”.

Vídeo-kale borroka

En ‘Gananzia’ han dedicado un post a cómo Ernai, “una organización juvenil muy similar a la antigua Jarrai”, documenta sus “ekintzas” con las que “redecoran” oficinas bancarias. Como ven, el post está lleno de eufemismos y, conociendo al autor, estos están bien cargados de ironía. Pero lo más curioso es el hecho: los ataques a bancos ahora se graban, se editan “una producción bastante decente”, y se suben a canales de YouTube debidamente firmados. Lo único que no cambia es el pasamontañas. Bueno, tampoco el resultado.