El menos listo de su clase

“Si algo ha demostrado nuevamente el Estado Español con el pueblo de Catalunya es que en Euskal Herria, los terroristas no eran los de ETA, sino España que, como ahora, les negó siempre, a través de la violencia de estado, su libertad como pueblo.¡Libertad presos políticos!”. Lo dice Óscar Reina, secretario general del SAT. La respuesta es evidente: en Euskadi sí sabemos distinguir a un terrorista, aunque vaya de uniforme, y sobre todo, a los tontos que los justifican.

El Corte Inglés encuentra a un pez más grande

Soy cliente habitual de El Corte Inglés y lo seguiré siendo, conozco sus ventajas para mí, intuyo las desventajas para su competencia y algo he leído sobre sus propietarios. Así que no he podido evitar una sonrisa cuando he descubierto que este gigante pide a los organismos internacionales que regulen un poco el mercado porque, oigan, a ver si Amazon se lo va a comer todo, incluso lo suyo. Ha tardado mucho pero, otra vez, ha aparecido un pez más grande.

De Taburete a Modo Avión

Tienen que leer la pieza de Mohorte en Xataka sobre Modo Avión, el grupo de música formado por el hijo del exministro Federico Trillo, y por sus primos. “El punto intermedio entre el cuñao-guitarras del BBK y Luisito, hijo del banquero del pueblo, con sobredosis de Álex Ubago”, así los define el autor, que recuerda que el pop (en este caso, “folk lacónico”) hecho por niños bien es algo casi cultural en España, y que esta banda buscará repetir el éxito (sin paliativos) de Taburete (la del hijo de Bárcenas).

Con todas las consecuencias

De lo poco bueno que nos está dejando tanta actualidad rojiblanca es el ramillete de reflexiones de quienes, por lo general, siempre han tenido algo interesante que aportar. Hoy les traigo las de Juan Carlos Latxaga, que pide: “Si somos el Athletic, seamos con todas las consecuencias” y hace las preguntas adecuadas. Dar por buenos los millones es entrar en una lógica a la que hemos querido permanecer ajenos. Es su liga, puede que hasta su fútbol, pero es nuestra manera de entenderlo.

Qué morro

Con todos los sitios que hay en Madrid y por lo que cuesta, no creo que ni se me pasara por la cabeza ir a Diverxo, por supuesto, pagando como cualquier comensal. Lo que menos haría es pedirles una mesa gratis para recomendar su restaurante en mi página de Instagram sobre gastronomía. Y ojo al tipo que hace la propuesta: ¡qué fiabilidad pueden tener sus recomendaciones cuando no sabe lo que está pidiendo ni a quién se lo está pidiendo! A los caraduras de Internet, leña.

La austeridad es para los pobres

20150425_austeridad

No nos engañemos: la austeridad, el ahorro, apretarse el cinturón, pasarlo mal, es de pobres. Los ricos no quieren “cutreríos”, ni andar justos con el gasto: si hay que abrir el bolso y sacar el bolígrafo de firmar facturas, que estas vengan bien cargadas. En Valencia, por lo menos, no se andan con chiquitas y, cuando gastan, gastan bien. Con mejor sarcasmo que el mío, la periodista Cristina Pardo lanzaba este tuit: “’No quiero las cutrerías que pretenden otros’. Rita Barberá, sobre sus gastos en cenas. Ya, pero nosotros tampoco queríamos la austeridad”.

Y nos vienen con taza y media

Cuando estábamos a punto de relajarnos y empezarnos a creernos que era cierto que salíamos de la crisis, que ya solo era cuestión de tiempo que los datos positivos macroeconómicos empezarán a afectarnos, felizmente, viene Bruselas con la rebaja: “El gobierno de Mariano Rajoy debe hacer más reformas, en particular en el mercado laboral y el sistema tributario. ‘La economía española se está recuperando muy bien y por supuesto España ya ha hecho muchas reformas, pero creo que puede hacerse más’”, decía ayer el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

Ya te digo yo qué es “bajo”

Soy consciente de que el titular de ‘El Plural’ es incendiario: “Posada justifica el pluriempleo de Pujalte y Trillo porque los sueldos de los Diputados son ‘bajos’”. Pero lo que no acabo de entender es cómo, a estas alturas no ya de la crisis, sino de la inundación de noticias sobre pagos, repagos y recopagos a miembros relevantes del PP, no ha ardido algún ministerio por la noche. En cualquier caso, si Posada quieres saber lo que es un sueldo bajo, que baje, sí, pero a la calle.

A tope de centralismo

A Pablo Iglesias le importa Madrid. Porque vive en Madrid. Porque trabaja en Madrid. Porque Podemos no sería nada sin los movimientos de Madrid. De hecho, porque Podemos es un partido madrileño que, por esa circunstancia de que Madrid no tiene prensa local y la cubra la nacional (española), ha sido exportado a otras regiones. Pero Pablo Iglesias no sucumbe: abrirá y cerrará la campaña de Podemos en Madrid (‘El Boletín’), aunque se presenten en otras autonomías o municipios. Lo que importa es Madrid.

¿Dónde está Illarramendi?

Asier Illarramendi no juega en el Real Madrid ni siquiera si su entrenador se ha quedado sin jugadores en su puesto. Antes que a él, Ancelotti prefirió colocar a Sergio Ramos en el centro del campo y sacarle de su zona natural, la defensa. Illarramendi estaba disponible, pero se quedó en el banco (‘Vozpópuli’), como Lucas Silva, recién fichado para el puesto de Illarramendi, precisamente. Esa es la situación actual del jugador que despreció al Athletic Club. ¿Volveremos a tropezar en la piedra en junio?

Y ahora, Trillo

20150424_trillo

Basagoiti se bajó a tiempo. El PP de Quiroga y Rajoy se desangra a golpe de titular con cifras. Cifras que son euros contantes y sonantes, y que han acabado en los bolsillos de los miembros más importantes de los gobiernos del PP. El último, hasta hoy, Federico Trillo: a los 354.000 € que una constructora pagó a su asesoría mientras éste era diputado, se unen los 4,5 millones que facturó, también con sospechas de irregularidad, después de abandonar el ministerio (‘El Confidencial’).

Las facturas de Rita Barberá

Compromís ha hecho públicas facturas del gobierno de Rita Barberá porque, según ellos, la alcaldesa de Valencia “ha destinado cientos de miles de euros de los presupuestos municipales a gastos innecesarios”. Estoy tan seguro de que muchos de ellos son explicables en su contexto, como de que encontraremos algunos injustificables. Pero yo iría más allá: si todos los estamentos públicos enseñaran las facturas (que se pagan con dinero de todos), no necesitaríamos a estos justicieros digitales.

El “Honoris Causa” de Rato

Me sorprende que en un espacio lleno de gente con conocimiento probado y creatividad para solucionar problemas, como es la universidad, no hayan encontrado un reconocimiento más justo que un doctorado honoris causa: “Rodrigo Rato mantiene todavía el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Se trata del mismo centro universitario que ‘coloca’ con asiduidad a parientes y altos cargos del PP y que está considerada en Génova 13 como una de sus universidades más afines” (‘El Plural’).

Actualización a 28 de abril de 2015: finalmente, la Universidad Rey Juan Carlos sí retirará el doctorado «honoris causa» a Rodrigo Rato, según ‘El Confidencial’.

Ciudadanos también se rompe

No se han presentado ni una sola vez a las elecciones municipales y Podemos ya se ha roto en Bilbao. Dos candidaturas concurrirán para pelear por el mismo espacio. Algo parecido encontramos a muchos kilómetros y con otro partido de esos que presumen de no tener ideología (que es precisamente lo que aglutina a los partidos): una escisión de Ciudadanos en Murcia se presentará con su propia candidatura porque consideraba que la llegada de ex afiliados de UPyD desdibujaba el partido (‘La Información’).

23 de abril… en YouTube

Desde que tengo iPad, Twitter e Instagram, leo poco. Y ayer, 23 de abril, decidí autorregalarme el tebeo de Mortadelo y Filemón en el que Francisco Ibáñez parodia a Luis Bárcenas y al PP. Vamos, que no soy el más indicado para ponerme finolis y listillo, y decirles que lean. Bueno, sí puedo escribir: lean, no hagan como yo. Más apropiado me parece que, dadas las circunstancias, les recuerde que ayer se cumplieron 10 años del primer vídeo subido a YouTube: uno de los fundadores de esta web en el zoo.