Que vayan a buscarlas

Esta pandemia está afectando a mi tolerancia: como un viejo, cada día hablo más con la televisión y reprocho a los protagonistas de las noticias en el Teleberri su actitud si me lo parece. Y cada día aguanto menos las mentiras y la búsqueda de notoriedad. Así que, sí, cuando aparece un sindicalista o representante de un colectivo que reclama la vacuna para los suyos, suelo preguntar a mi televisor: ¿y a quién se la quitamos? Porque la realidad, la puta realidad, es esta: “Sanidad notificó a las comunidades que el tercer envío de vacuna de Moderna iba a ser inferior a lo anunciado” (Vozpópuli).

La foto vs. el derecho

Hablamos mucho de las vacunas, de las curvas, las restricciones y el desempleo, pero apenas hablamos del drama de quienes podrían recibir el Ingreso Mínimo Vital si los procesos lo permitiesen: “Directoras de Servicios Sociales denuncian la ‘desesperación’ de los solicitantes”, leemos en InfoLibre. Un millón de personas habrían solicitado la ayuda en junio, cuando se consumó la foto sin que al gobierno español le importase la invasión competencial, y solo el 20% habría conseguido recibirlo. ¿Cómo se genera este caos? Con “cuatro decretos en ocho meses para modificar situaciones que ya habían sido advertidas”.

Todo se arregla con un tuit

Y en esta situación de mierda aparece Pablo Echenique en Twitter para decir: “Escucho en la radio que el ingreso mínimo vital funciona mal. Es correcto. En contra de la opinión de Unidas Podemos, se primó la burocracia sobre los derechos de la gente más vulnerable. Es inaceptable. Por eso registramos esto hace ya un mes”. Y adjunta un PDF con la propuesta de “mejoras al IMV” que ha hecho su partido en el Congreso… Como si el máximo mandatario de Podemos no fuera vicepresidente de un gobierno en el que, además, tiene cuatro ministras y ministros. Cuatro. Qué vergüencita da Echenique…

El milagro madrileño. Ya

Otro tema que me baja la tolerancia es el del famoso “milagro madrileño”: Ayuso mantiene la hostelería abierta y la gente no se muere de coronavirus en las aceras. Es cierto. Tan cierto como esto otro que apuntaba Héctor Tejero (de Más Madrid) en Twitter el martes, después de conocer los datos del desempleo: “En Madrid el paro ha aumentado más que en el resto de España (+1.69% vs. +1.12%) y la Incidencia Acumulada es superior a la media nacional (281 vs. 175). Este es el Madrid de Ayuso: ni salud, ni economía. Solo desastre”. Una descripción sucinta pero suficiente para que dejemos de alabar chorradas.

No me sorprende

No me esperaba la noticia, pero no me sorprende que las infantas Elena y Cristina, las hermanas del actual jefe de Estado español, se hayan vacunado en los Emiratos Árabes, aprovechando una visita a su padre, el anterior jefe de Estado que abandonó España cuando empezó a plantearse regulaciones que Hacienda no ha perseguido. Esa es la España que manda: picaresca, poder, impunidad, dinero y, por supuesto, ninguna responsabilidad. Porque Felipe VI se lava las manos y los medios destacan la anécdota y añaden sin que les pregunten que las hijas y hermanas del rey no forman parte de la Casa Real.

La responsabilidad siempre es de los demás

Ayer mismo abría la columna con los tres meses de retraso que llevan muchas familias para cobrar el Ingreso Mínimo Vital y el anuncio de que muchas otras no podrán acceder a él. Hoy lo hago con la reclamación de Podemos en Juntas Generales de Bizkaia para que la Diputación active una ayuda equivalente, como denuncia Koldo Mediavilla en Twitter. Hay que tener la cara dura para ser de Podemos y pedirlo, como si el vicepresidente del gobierno español que lo anunció hace 100 días no fuera de tu partido, como si este desastre en la gestión (y tragedia social) no te correspondiese, como si la culpa siempre fuera de otros.

Y la culpa, de los autónomos

Si algo echo en falta es un ministro, un vicepresidente o un presidente que haya sido autónomo, que haya pasado por pagar la cuota, se facture o no, o el IVA trimestral, se cobren o no las facturas, que se pague su teléfono y su ordenador, y que se prepare las declaraciones o contrate a un asesor para que lo haga. Y luego, que legisle. Pero los que mandan han vivido toda la vida de lo público (en política o en la universidad) o en grandes empresas. Por eso señalan a los autónomos. Porque la reforma solo va de una cosa: de que paguemos más siendo, como somos, los que menos dinero gastamos y más movemos.

Que se pongan a ello

Me temo que el gran problema del gobierno español es que sus principales integrantes están más preocupados por hacer política que por gestionar. Y eso pasa justo en el momento en el que la capacidad para la gestión no es lo que más importa, sino lo único. Partiendo de esa base se explica el desastre del IMV, que sangren a los autónomos para obtener recursos… Y que España haya liderado en agosto el desempleo juvenil, casi 20 puntos por encima de la media europea. No tiene pinta de que vaya a ser una excepción, sino la muestra de una tendencia. Menos mal que este iba a ser el gobierno de “la gente”.

200 Cayetanos

Si tienes una casa en la que caben 200 personas de fiesta todos tus amigos se llaman Cayetano, como cantaban los de Carolina Durante. Para quien no conozca la irónica canción, lo que quiero decir es que eres un pijo de mierda, como escupíamos los de la margen izquierda del Nervión. Porque hay que ser pijo para tener ese casoplón y hay que ser una persona de mierda para, en pleno rebrote de pandemia, juntar a 200 personas en Aravaca (Madrid, por supuesto) para disfrutar de la noche porque la vida son dos días y uno lo pasas confinado. No sé si corrió el Moet o el MacCallan, pero ojalá corrieran las multas.

Que sea su clásico

Vamos a decirlo claro: llamar “clásico” del fútbol femenino al primero partido oficial entre el Real Madrid y el FC Barcelona es una machistada de libro. ¿Qué pasa, que ellas no pueden forjar su propio clásico? ¿Tiene que venir el Real Madrid y, sobre todo, la prensa de Madrid, a decir a las chicas que su clásico será el de los hombres porque así lo deciden los redactores y editores, con todos su cojonazos? Manda huevos… Porque es lo que manda. El clásico podría ser el Levante – Espanyol (cuando la liga iba por grupos geográficos) o el Athletic – Espanyol (el partido más repetido desde que se creó la Liga).

Tres meses

Podemos contar los días que llevamos sin que Pablo Iglesias salga a algún medio, se rasgue las vestiduras y vuelva a su torre de marfil ministerial. Pero los que seguro que cuentan cada jornada son los solicitantes del Ingreso Mínimo Vital que llevan tres meses sin respuesta ni ingreso. Si lo llamaron “vital” supongo que lo considerarían “urgente”, pero lo que fue, sobre todo, es mínimo y, en muchos casos, inexistente. Un escándalo. Se pongan como se pongan, sobre todo Iglesias, cuando sale en coche oficial a hacerse el indignado en alguna entrevista. O gobierna o hace oposición. Y si elige gobernar, que lo haga.

Menos de uno

Aunque para las elecciones presidenciales en EE.UU. falta menos de un mes me temo que se nos va a hacer largo: Donald Trump vive de salir en la tele y, aunque esté confinado, lo logrará. Igual de Twitter da el salto a YouTube. Cualquier cosa puede pasar y, por supuesto, si no lo ha hecho ya, en nada empezará la guerra de las “fake news” y los mensajes que, medio falsos o medio ciertos, volarán por las redes y los teléfonos móviles, vía WhatsApp. Facebook (propietaria de su red, Instagram y WhatsApp) volverá a jugarse su prestigio: ¿dejará hacer… O dejará de hacer lo que supone un riesgo para todos?

El sexo mueve Internet

Hace años, un compañero que sabe mucho de Internet, me explicaba que, posiblemente, el 50% de Internet estuviera dedicado al sexo y el otro 50%, a todo lo demás. Creo que hoy el porcentaje de lo primero es aún mayor cuando veo, por ejemplo, que Savannah Solo, una chica normal pero voluptuosa, tuiteaba hace unos días que se había comprado una casa enorme después de abrir su OnlyFans (para mostrar su voluptuosidad en escenas cotidianas) hace solo unos meses. “¿No es precioso que la sociedad haya encontrado una manera tan fructífera de generar dinero con las pajas?”, se preguntaba Mr. D.

Estafas de toda la vida

Ni todas las noticias que hemos visto en Internet ni la posibilidad que nos da de indagar sobre una persona nos vuelve invulnerables ante estafas de toda la vida, como la del inversor que hace una vida ostentosa gracias a sus aciertos como “trader” y que se ofrece a invertir por ti. Y no me refiero solo a poner su nombre en Google y entrar en los primeros tres o cuatro links, que pueden corresponder a sus propias redes sociales: hasta 56 inversores que le habrían confiado dos millones de euros se han visto estafados por Raúl B., que mostraba su tren de vida en Instagram, Facebook y Twitter… Hasta que se fugó.

Sí, necesitas una página web

El 78% de las PYME en España no tienen página web. Aunque suponía que el dato era muy alto no pensaba que lo era tanto. Y no lo entiendo. Los gastos iniciales para ponerla en marcha hoy son muy baratos: un dominio, una plantilla y un diseñador que acople todo, incluso un correo electrónico (ya que tienes el dominio). Luego, los gastos anuales son también bajos: el dominio y el correo, y un mantenimiento mínimo. Pero así podrás responder a las búsquedas en Google de los clientes potenciales con una dirección, un número de teléfono y tus servicios. Sí, es así de sencillo. Y, sí, creo que es necesario. Para todas y todos.