Errejón ya no es un muerto de hambre

Supongo que manejará bien los ahorros en este primer semestre (un diputado no gana mal, precisamente) y llegará a su primer sueldo de parlamentario autonómico en Madrid sin apreturas: Iñigo Errejón responde así a Pablo Echenique, al que solo le faltó llamar “muerto de hambre” (como tuiteó acertadamente Juan Soto Ivars) al ex portavoz, dejando su acta de diputado en el Congreso. Ojo, que el tema no es menor. Me refiero la subsistencia de políticos sin profesión como Errejón, que venía de cobrar una beca apodada “black” por el entorno del PP. Lo de comer importa.

Sumar dividiendo

Al respecto de lo que acabo de contarles, en El Independiente destacan esta frase de Iñigo Errejón: “Yo no vine a estar en política. Vine a hacer política”. Puede llamarlo como quiera, y pueden ponerse estupendos los más puristas, que en este caso la coherencia ha sido la primera en huir. Desconozco si Errejón responde mejor a la sensibilidad de una parte de la ciudadanía de Madrid, pero sí sé, porque es de puro sentido común, que es difícil sumar cuando empiezas dividiendo. Y también sé porque voto que no me gusta sentir que intentan engañarme en lo más básico.

A alguien se le ha ido de las manos

José Miguel Gamboa pasa de Twitter (solo hay que ver sus fotos de perfil y cabecera o su inexistente descripción) pero sus tuits son imprescindibles para quien quiera seguir la política Nafarroa: “Últimamente están apareciendo muchos que se creen nacidos del sobaco de Rosa Luxemburgo y piensan que Navarra está inmunizada contra el resurgir de la ultraderecha y se están dedicando a denostar al gobierno navarro y dinamitar la continuidad del cuatripartito. Craso error”. Quien encendió la llama del Gaztetxe Maravillas, con todos los subterfugios que conocemos, será el responsable del incendio.

Son nacionalistas y me parece bien

El PP decidió cerrar su convención del pasado fin de semana con el himno de España a tope, la bandera rojigualda ondeando en la pantalla gigante del escenario, y todos los políticos importantes de este partido en pie y con gesto emocionado (un pelín forzado en algunos). Y me parece bien. Pero luego que no vayan de no-nacionalistas porque si no colaba hasta el viernes, después de las muestras de nacionalismo español del fin de semana no creo que se la den con queso a nadie. Estar orgulloso de tu país y tomarlo como fin y no como medio (para enriquecerse, por ejemplo) es estupendo. Bienvenidos.

El PP está con el niño de Totalán

“Julen, desde el pozo tan oscuro donde estás metido, Juan José Cortes, y el PP, y España entera está contigo y con tu familia”. Y aplausos de los asistentes a la convención del PP que acabo de citarles. El entrecomillado que acaban de leer pertenece a la intervención del padre de Mari Luz Cortés, la niña asesinada salvajemente por un pederasta cuando solo tenía cinco años. Juan José Cortés es uno de los fichajes mediáticos del PP de Casado, y su presencia en Totalán ha sido fuertemente criticada. Pero creo que nadie esperaba semejante nivel de utilización de las tragedias infantiles.

La independencia es el camino

Apunten bien la fecha de ayer porque es el inicio de un camino sin retorno: el The National escocés titulaba en su portada que “la independencia es la única salida de este entuerto”, con una gran foto del parlamento británico, donde se debate cómo acatar el mandato ciudadano (debidamente intoxicado por algunos) de salir de Europa. El crecimiento de los populismos y la extrema derecha en los estados, con una afección muchísimo menor en algunas de sus regiones (como Escocia o Euskadi) pueden impulsar los procesos independentistas no ya por sentimentalismo, sino por practicidad.

Estado policial

Cuando la izquierda abertzale y los progres de postal usaban estas consignas de “estado policial”, los primeros obviaban quién lo generaba y a los segundos no les importaba para seguir postureando (entonces, directamente, les llamábamos mentirosos). Si alguien quiere ver un estado policial de verdad porque no se trata de una respuesta a una amenaza real puede mirar a Catalunya hoy: la detención de personas que no estaban cometiendo un delito, existiendo figuras judiciales que permiten una investigación sin pasar por calabozos, constituye una amenaza para todos.

Esa izquierda

Nunca me gustó Martu Garrote, una especie de predecesora de Beatriz Talegón: mujer, socialista, muy activa en Twitter, atrevida más allá de lo razonable, y desencantada. En el caso de Garrote, se ha acercado ahora a la plataforma de izquierdas no nacionalista que lidera Gorka Maneiro (como si él no fuera un nacionalista y fuese de izquierdas). Pero pese a todos estos regates mentales que han acabado desorientando a la ex socialista, le tengo que dar la razón en uno de sus últimos tuits: “Preferiría que los votantes progresistas llenaran las urnas y no las plazas. Lo sé, soy rara”.

Y esta otra

El movimiento de Iñigo Errejón, de sumar su candidatura a la de Manuela Carmena pasando de la cabecera de Podemos podría tener una lectura serena: Podemos no quiso que su marca fuera usada en las anteriores elecciones municipales porque sabía que iban a colocar a personas que un partido tan vertical no podía controlar. Así que repetir ese centrifugado de la marca no sería tan extraño… salvo porque hablamos de Madrid, donde Errejón fue exiliado por el Iglesias más utilitarista, y Carmena ha librado y ganado su propia batalla contra el aparato morado.

¿No hay otra manera?

La crónica de Manuel Jabois sobre lo que está sucediendo en Totalán (la mejor que he leído) es desgarradora pero solo para el lector. Las crónicas constantes que estamos viendo en otros medios, especialmente en algunas televisiones y digitales, son desgarradoras pero para quienes sufren esta inmensa angustia. El episodio más incomprensible de este serial negro y amarillo es el de la aparición de Juan José Cortés, padre de la niña asesinada Mari Luz. Según Cortés (y los medios que le enchufan el micro), su presencia es un alivio para los padres de Julen. Según el sentido común, este circo mediático carece de sentido.

Los autónomos seguiremos pagando

No me considero un liberal, precisamente, y cuanto más oigo o leo a los abanderados de ese movimiento, más ganas tengo de alejarme de ellos. Pero sí sé de primera mano que la intervención del estado en el escalón más bajo de los generadores de riqueza, los autónomos, está mal enfocada. En El Blog Salmón alertan de la subida en las cotizaciones que se nos avecina, y en Pymes y Autónomos recuerdan que incluso cuando el gobierno ha querido beneficiarnos hemos acabado pagando lo mismo o más. Todo ello sin contar la presión fiscal y laboral que ya aguantamos.

Fichajes de la crónica negra

Cada vez tengo más claro que, como escribía Pedro Vallín, para debilitar a la extrema derecha el debate no puede centrarse en si hablamos de ella o no, sino en no hablar de los temas y con los enfoques que le benefician. En el PP deberían de tomar nota de esta reflexión para dejar de hacer, precisamente, lo que quiere Santiago Abascal: Pablo Casado se empeña en competir contra ellos agrandándolos y, si Vox ficha en Andalucía al padre de Marta del Castillo, el PP andaluz corre para reincorporar al de Mari Luz Cortés. El propio Casado lo anunció en Huelva. Y Abascal, encantado en Madrid.

El campechano pero machista

No sé qué está pasando pero bienvenido sea: el velo sobre la monarquía española parece finalmente rasgado y quienes siguen defendiendo la institución cada día parecen más cavernícolas y ridículos. Allá ellos. Pero hace solo un par de años parecía impensable que pudiéramos hablar durante el cumpleaños de Sofía de Grecia de “las humillaciones e infidelidades” a las que le sometía Juan Carlos I, el campechano. Desprecios que todos conocían pero que casi se excusaban con que el tío era un pichabrava y qué se le va a hacer. Eso sí que es “machirulismo”.

“6.000 euros por foto”

En La Información han publicado un extenso y didáctico reportaje sobre “el negocio del influencer” con cifras, algunas de ellas, escandalosas: para empezar, se considera “influencer” en Instagram a quien tiene más de 5.000 seguidores. A partir de ahí se puede empezar a capitalizar tu contenido: hasta 6.000 euros por una sola foto (aunque la cifra más normal sea 400 o 500 euros por actualización), las prendas se las quedan (y luego las venden), y si el instagramer pincha o acude a eventos saca más tela (hasta 25.000 euros por amadrinar un acto).

Facebook se reinventa

Facebook está en crisis por primera vez en su historia. Y es una crisis de reputación severa: los usuarios no acceden a la plataforma porque desconfían y, como no lo hacen, cada vez hay menos contenido y menos interés. Así que Facebook actualiza su aplicación para hacerla más atractiva y empieza a añadirle nuevos usos, como Lasso. ¿De qué va eso? Es el sustituto de Musical.ly (rebautizada como Tik Tok antes de fracasar estrepitosamente), la App para grabarse haciendo playbacks y poniendo morritos que tanto gustaba a las adolescentes. ¿Levantará el vuelo el Fénix?