Libertad de prensa

Kiko Mestre, del Diario de Mallorca, lo expresaba perfectamente en Twitter: “Hoy he sido yo, pero mañana será otro periodista. Ante estos atropellos, ¿cómo se van a fiar ahora las fuentes de los periodistas si requisan sus herramientas de trabajo?”. Se quejaba de la intervención de sus equipos de trabajo (incluido el teléfono móvil) y los de una redactora de Europa Press que habían investigado el “caso Cursach”. La orden judicial que ha permitido esta felonía abre, como apunta Mestre, una puerta más al pasado retrógrado que, es evidente, muchos quieren restituir en España.

La importancia de los periodistas

El uso generalizado de Internet ha traído un interés mayor que nunca por la información. Una vez arrinconada la mandanga del “periodismo ciudadano”, tenemos que reclamar la importancia de los profesionales, como Mestre, como la compañera de Europa Press, y como Jamal Khashoggi, que según la revista Time es la persona del año, después de haber sido torturado hasta la muerte en el consulado de Arabia Saudí en Estambul. Hace bien la publicación estadounidense al señalar la gravedad de los ataques, en este caso atroz, a los periodistas.

Cuestión de perspectiva

Los que más daño hacen al periodismo son los que van de listos, sean periodistas o no. Como los que han criticado, entre risas y mofas, que varios fotógrafos sacaran una foto a una pequeña hoguera en los disturbios en París para, según algunos tuiteros, hacernos creer que era una gran barricada. La agencia AFP ha salido al paso también en Twitter: las imágenes ni siquiera son del mismo día y el truco de perspectiva no es el de los fotógrafos, sino el de todos esos que van de listos y quieren hacer creer que todos los periodistas estamos al servicio de oscuros intereses.

¡Por supuesto que todos somos cronistas!

Insisto en que Internet ha traído una mayor demanda de información, pero también más oportunidades para que todos seamos cronistas: hay cuentas en Twitter, en Instagram y, especialmente, en Flickr, que son galerías estupendas de lo que hemos hecho y vivido. Y hay momentos en los que estas redes y también Facebook puede servirnos para consumir y ofrecer información de alcance: Izaskun Bilbao está acostumbrada a generar noticias pero el martes le tocó darla, ya que se encontraba en Estrasburgo cuando tuvo lugar el último ataque terrorista en Francia.

Y denunciantes

Joan Baldoví hace bien, muy bien, en denunciar vía Twitter los insultos y acusaciones de José María Llanos, presidente de Vox en Valencia: “Estúpido, ignorante, majadero, y traidor a la democracia y a Valencia. Eres el perfecto ‘ejemplar’ de comunista trasnochado y peligroso. No te lo voy a consentir. Tú odias a España y te paseas con terroristas. Imbécil! Se te está acabando el chollo” (sic). Para eso sirven los canales de comunicación: para insultar y, sobre todo, para mostrar a quien se retrata deslizando amenazas y escribiendo exabruptos. El tuit sigue ahí.

La versión española

Con el PP con una mejilla todavía dolorida por la torta que le ha dado la sociedad catalana, dejando su representación en un mínimo histórico, los de Rajoy se niegan a poner la otra y que, esta vez, sea Rivera el que suelte la mano. Así que la maquinaria para detener la tendencia alcista de Ciudadanos en las encuestas ya está en marcha: el 155 ha hecho que la preocupación de los españoles por Catalunya baje doce puntos. Un mensaje que varios digitales compraron sin mirar.

La versión catalana no es mejor

Por motivos totalmente diferentes la actualidad política catalana no es mejor. En este caso no parece que se haya puesto en marcha una maquinaria que fije noticias en portadas digitales, de hecho, el motor que genera el titular es mucho más mundano: ERC ha encajado mal que el PDeCat les haya superado en votos y torpedea al Govern. ERC, sí. Ni Ciudadanos, ni la CUP: ERC es la que se negaría, según El Confidencial Digital, a posibilitar la investidura a Puigdemont desde Bruselas.

Rosa Díez marca su nivel

Rosa Díez va a acabar su carrera política como una tuitera a la que se las cuelan todas porque es incapaz de salir de la escena en silencio: la líder de los magentas no dudó en dar por bueno un montaje cutre-salchichero con una portada de la revista Time en la que aparecía la Guardia Civil señalada como la mejor policía del mundo. No se trata de un conocimiento insuficiente de diseño o imagen, como le señalan en Twitter, sino del insuficiente pensamiento crítico imprescindible.

Pero, ¿a quién le importa nada?

Como a Rosa Díez parece que a muchos su identidad digital les importa muy poco, por lo que deducimos de lo que vemos en Internet cada día. Por ejemplo, Silvia Charro y Simón Pérez, esa pareja que se hizo famosa en Internet por comentar la actualidad económica en un vídeo afectada por la comida navideña de empresa, se han convertido en youtubers con un canal horrible para rentabilizar su fama efímera: política, denuncias ciudadanas y economía. Todo vale. ¿Y el rastro digital? ¡Qué más da!

¿Y si Kepa se queda?

Cuando lo leí en Libertad Digital pasé: en este medio cogen cualquier comentario y lo estiran lo que sea necesario hasta sacar un puñado de “clics”. Pero lo de Diario Crítico me pareció un poco más armado: Kepa Arrizabalaga puede quedarse en Bilbao después de que Zidane haya dicho en público que no quiere otro portero. Y ahora, ¿qué? Pues todo dependerá de si hay un precontrato, como en anteriores ocasiones. En cualquier caso, estoy deseando ver quién habla primero y qué dice.

Esto tiene mucha gracia

Parece un chiste pero no lo es: Donald Trump, el mismo que no deja de señalar a los medios porque, según él, publican noticias falsas (“FAKE NEWS” tuitea el presidente hasta en mayúsculas), tiene colgado en sus campos de golf una portada del Time en la que aparece que sería falsa. Lo ha publicado el Whasington Post, se ha hecho eco The Hill y hasta el Time ha negado la existencia de esa portada que estaría enmarcada en las propiedades de Trump para mayor gloria suya.

Los horarios razonables en la televisión pública

Hacen bien en La Gulateca cuando critican el horario de emisión de la final de Master Chef. El programa de La1 terminó a las 2:00 de la noche del miércoles al juves, fuera de cualquier lógica. No se trata ya de la audiencia, tampoco es posible justificar esta “emisión imposible” porque se trate de una pieza de autor, y resulta difícilmente explicable que la televisión pública española en vez de apostar por unos horarios razonables estire así un chicle televisivo.

Hablando de televisión…

El tuit anterior hizo que me acordara otro de José Miguel Mulet, el químico que se ha hecho más famoso porque Mercedes Milá le llamo gordo en televisión que por su labor previa como divulgador. “Cuando dicen que no hay ciencia por la tele porque no hay demanda me pregunto ¿Acaso había demanda de telefilms alemanes a mediodía?”, se preguntaba con bastante acierto ya que el coste tampoco explica la ausencia de este tipo de espacios más beneficiosos que la ficción fácil.

Una más

Imprescindible para quienes no lo recordábamos e interesante para quienes sí presenciaron aquel escándalo: en El Confidencial recuerdan que el timo de “la rueda” que habría generado hasta 100 millones de beneficios con la participación necesaria de la SGAE ya se repitió en 1977. Entonces fue con la música militar y la misma mecánica, y generó 200 millones de pesetas a una SGAE “heredera de los privilegios intocables concedidos por el franquismo, muchos de los que hoy sigue disfrutando”.

2.000 millones de usuarios

Si cada perfil fuera de una persona estaríamos hablando de casi un tercio de la población mundial. Pero pese a las trampas que sabemos que existen (personas con varios perfiles, sobre todo profesionales del marketing on-line y activistas políticos) la cifra es absolutamente mareante: Facebook cuenta ya con 2.000 millones de cuentas creadas que son utilizadas una vez al mes. Y destaca aún más porque, según Market2day, que da la noticia, hay 3.600 millones de usuarios de Internet en todo el mundo.

Sí, hay que regularlo

20170206_regularlo

Internet ha traído muchas cosas buenas… Y también alguna mala: hemos equivocado lo que es “políticamente correcto” y ahora creemos que es no dañar a nadie en ningún sitio, y hemos exagerado lo que es la libertad de expresión. Esta potestad para expresar lo que uno piensa no ampara los chistes machistas que han valido a un tuitero una condena de dos años, ni el enésimo vómito de Pablo Hasel: “A la plantilla del Betis q defiende al nazi, si no fuera porque también morirían pilotos y azafatas,les desearía que su avión se estrellara” (sic).

El modelo andaluz

Parece que la relación de Susana Díaz con el PP no es mala: la presidenta andaluza habría presentado su medida estrella, la recuperación de las 35 horas para el cuerpo funcionarial andaluz, confiando en que el gobierno español se la recurra, según Vozpópuli. Al parecer, entre Díaz y Soraya Sáenz de Santamaría hay una relación política estrecha que le permitiría a la presidenta andaluza hacer estos gestos sin incurrir en gasto y, así, escalar para ser secretaria general.

Y sigue

Cuando los socialistas se quejan de que al PP parece que la corrupción no le pasa factura política deberían pensar en su propio partido: la misma Susana Díaz que acuerda los desacuerdos con el gobierno español gobierna una comunidad en la que las irregularidades no cesan y, sin embargo, cada vez parece la opción más sólida para liderar el PSOE. Entonces, ¿acaso la corrupción pasa factura política en el PSOE? ¿Están seguros de ello los socialistas?

¿Quién es Steve Bannon?

La primera vez que leí el nombre de Steve Bannon fue cuando pasó de dirigir un medio digital de derechas a formar parte del equipo de campaña de Donald Trump. Pero su relación con el actual presidente estadounidense ha ido a más: hoy es su mano derecha y, según Time, que le dedica su portada, podría ser el segundo hombre con más poder político en la tierra. Por supuesto, Bannon es un ultraconservador, productor audiovisual y actualmente estratega en la Casa Blanca.

Otro modelo energético es posible

Una sola turbina que funciona con la fuerza del viento en Dinamarca ha sido capaz de producir 216.000 kWh en solo 24 horas, en una prueba antes de su puesta en marcha. ¿Qué supone eso? Que en solo un día es capaz de generar electricidad suficiente para un hogar durante 66 años. ¡Toma ya! ¿Otro modelo energético es posible? Por supuesto, aunque un generador de este tipo cueste mucho dinero, ya lo pagamos por medio de peajes y compensaciones inexplicables.

No, no es el día de Navidad

20160823_navidad

Según El Español: “El PSOE estudia proponer una reforma legal para que no se vote el día de Navidad. (…) Plantea presentar una iniciativa para reformar el artículo 51 de la LOREG y adelantar unas hipotéticas terceras elecciones al 18 de diciembre”. También plantean que, esta vez sí, la campaña sea más corta (¿y por si PSOE, PP, Podemos o Ciudadanos alcanzaron el techo de gasto el 26-J ya nadie pregunta?). Pero no se trata de la fecha, sino de la certeza de que volveremos a votar en diciembre para quedarnos exactamente igual.

El pecado de no ser del partido “correcto”

Ruth Beitia ha ganado una medalla de oro. Me levanto y aplaudo. Además, es diputada en el Parlamento de Cantabria por el PP. Y por supuesto, en los medios digitales y en las redes sociales hemos hablado de su logro deportivo esta semana… A lo que algunos han añadido su “fracaso” (que no es tal) político. Isabel Díaz Ayuso, periodista y diputada del PP en Madrid, denunciaba los comentarios que recibía Beitia por su actividad política, motivo por el que muchos despreciaban miserablemente su oro olímpico.

¿Internet fomenta el odio?

En Time no se lo preguntan, lo dan por hecho. Lo que se preguntan es por qué Internet está fomentando la cultura del odio. La respuesta me parece complejísima, pero empezamos a barruntar posibilidades: el “empoderamiento” que algunos han “evangelizado” ha dado un sitio en el que decir algo a quien no tenía nada que decir, y ante la falta de argumentos, el insulto o el improperio ganan. Es así de fácil: no todo el mundo tiene una opinión sobre todo, pero sí la tentación de negarlo de las peores formas en todo momento.

La victoria del machismo

Es un tema delicado pero leyendo opiniones formadas como la de Aina Díaz en InfoLibre parece que uno no está tan equivocado cuando piensa que una mujer es más libre cuando se pone un bikini que cuando se pone un “burkini”. Sin embargo, en Twitter parece que la opinión más ruidosa es la contraria: la verdadera libertad es llevar un “burkini” a la playa, y la opresión, lucir bikini. Díaz hace un recorrido por las diferentes prendas islamistas y explica cómo el machismo influye en su uso.

¡Que llegue ya el 2020!

Creo que vamos a pasar de unos Juegos Olímpicos, cuando menos, cuestionables, a los más frikis y bien organizados de la historia. El audiovisual con el que Japón sirvió el aperitivo de su Olimpiada es de diez y, como me comentaba José López-Bilbao después de verlo, muestra un cambio de paradigma. Los videojuegos y los dibujos animados son referentes culturales actuales, y el buen humor que mostró Shinzo Abe, disfrazándose de Mario Bros, anticipan un espectáculo organizativo.