Las peores elecciones en Marinaleda

Andalucía vota hoy con algunas novedades: dos mujeres luchan en la izquierda por ser la que más fuerzas retiene, y tres hombres en la derecha han viajado a Andalucía como tres francotiradores para disparar sus mensajes y salir sin arrugarse el traje. En entornos más tradicionales, habrá que ver cómo resisten las grandes familias socialistas, cómo actúan los señoritos y qué pasa en Marinaleda, esa excepción comunista española. Su alcalde y líder no está en su mejor momento y el pueblo, uno de los más endeudados de la comunidad, podría empezar a buscar hoy su transición a la normalidad.

Así, no

La política es un trabajo que se hace remangado: tiene mucho más de laborioso que de artístico. Y a veces hay que mancharse, pero siempre tiene que ser lo mínimo posible: una campaña hecha con una sonrisa transmite optimismo y valores positivos, y demostrar pulcritud y excelencia, aunque se den por hechos, siempre suma. Al contrario, cuando las campañas cuentan con fuentes de descrédito y se hacen a cara de perro, puede que la novedad te dé votos, pero persistir te lleva al olvido. Así que el departamento de maldades de Ciudadanos es solo un síntoma negativo.

15.000 libros en “B”

Es la historia de un fracaso: todos los personajes y todos los capítulos se ven perjudicados por el fracaso. Más que una historia podría ser un tratado. Un tratado sobre el fracaso, claro: fracasa el libro sobre el ascenso de Rajoy hasta llegar a Moncloa, fracasa el sistema que permite a un partido político manejar decenas de miles de euros de “dinero negro” en España, y fracasan hoy Aznar, Rajoy y Bárcenas, aunque en 2004, momento en que el tesorero gastó 88.000 € para comprar 15.000 copias del libro sobre el que iba a ser sustituto de Aznar, estaban en la cumbre.

¿Es necesario?

Sigo sin encontrar sentido a que la RAE se ponga a definir tecnologías cambiantes ni, mucho menos, una red social que puede dejar obsoleta su descripción en la siguiente actualización. Pero lo hace. Más valioso me parece estar al tanto de lo que publican Javi Sánchez y otros redactores como él, acostumbrados a escribir para que leamos en una pantalla (que tiene más mérito del que parece), con olfato para los temas que más interesan a una generación informada y conocedores del famoso “código” que Internet ha modificado: hay modismos y retóricas nuevas que sí necesitan definición.

Un carné por puntos… Para la vida

No creo que la vida se pueda regular con puntos de buen ciudadano, ni mucho menos me parece oportuno que lo haga un estado según su enfoque. Imagínense lo mal calificados que podrían estar los nacionalistas catalanes cultos, educados y civilizados, y lo bien puntuados que podrían estar los “buenos españoles” que se manifiestan en defensa de lo que aún hoy es patrimonio nacional: la tumba de Franco. Pues en China pasa: hay cada vez más experimentos locales para poner en marcha finalmente un sistema por puntos que da y quita derechos y privilegios.

Juancarlismo inducido

Juan Carlos I no ha perdido su flow, es que nunca moló. Lo que sucede es que ahora se rasga el velo y el negociante, mujeriego y vividor es tildado de negociante, mujeriego y vividor por casi todos, finalmente, salvo los cortesanos por convencimiento. Ya quedaron atrás aquellos años en los que el CIS preguntaba si el Rey era “un gran hombre, impactante, excelentísima persona y maravilloso” o solo “un gran estadista y un gran político”, como recuerdan en El Plural. ¿Político? Político era quien manipulaba para encajar la herencia del que dejó todo atado y bien atado.

No lo olvidemos

La crisis de reputación de la familia real, propiciada por un heredero melifluo, a todas luces, nos permite hablar de cómo los Borbón han hecho su fortuna gracias a la familia real saudí, esa que asegura que investigará la muerte de Khashoggi: en 1973 ambas familias ya tenían buena relación, y Franco pidió al entonces príncipe Juan Carlos que mediara, en plena crisis del petróleo, para abastecer de crudo a España a cambio de una comisión por cada barril. Comisión a la que Adolfo Suárez dio continuidad por los servicios prestados, como recuerdan en Vanity Fair.

Economía familiar

La semana pasada felicitaba a una compañera, periodista, que había contratado para su agencia a otra trabajadora. Ella me respondía: “Iker, yo hago economía familiar: lo que sale no puede ser más que lo que entra”. Y con esa sencilla regla amplía su negocio. Una regla que no tuvieron en cuenta en Hawkers: la famosísima empresa española de gafas que logró hacer frente a grandes marcas gracias a Internet (se dieron a conocer y empezaron a vender on-line) acumula pérdidas de hasta 10 millones de euros, impagos y vive su momento más delicado con una grave crisis interna.

Una buena noticia

Para que luego no digan que en el periódico no damos las buenas noticias les traslado esta que hemos encontrado en Vozpópuli sobre bibliotecas: “Las comunidades autónomas con mejores cifras son el País Vasco, Navarra y Cataluña, que actualmente llevan un ratio de 116,57 libros adquiridos por cada 1.000 habitantes en el caso de la primera, seguida de un 107,7 y 106,58 en el caso de los catalanes. (…) Madrid, Navarra, País Vasco, La Rioja, Cantabria, Cataluña, Aragón, Comunidad Valenciana y Baleares fueron las comunidades con un mayor porcentaje de lectores de libros en tiempo libre”.

Una pequeña maravilla

Me gusta el fútbol porque me emociona, también porque la historia de los clubes y sus aficiones ayuda a explicar fenómenos sociológicos, y porque, más allá de los muchos buitres que se han hecho millonarios sin más mérito que su propia ambición, están los jugadores y algunas personas con buenas ideas (y baratas, por cierto): el community management del Leganés es ya un caso de éxito, pero el diseño gráfico que ha contratado el Huesca (fíjense que son clubes de la máxima categoría pero “humildes”) es espectacular. Aitor Lagunas lo muestra en Twitter.

No hay crisis migratoria

Los buenos periodistas son los que, como Miquel Roig, saben extraer la esencia de la noticia: “En la UE de 2018 no hay una crisis migratoria por la llegada masiva de inmigrantes. Hay una crisis política que toma como rehén el tema migratorio”. A su tuit todavía le sobran caracteres para mostrar que en el primer semestre Europa solo ha recibido 50.000 inmigrantes. En todo 2017 fueron 185.000; en 2016, 375.000; en 2015, más de un millón; y en 2014, casi 230.000. Estas cifras, sin embargo, nada tienen que ver con los mensajes que lanzan desde la extrema derecha o los alarmistas por conveniencia.

El tema es serio

Ya sé que divertido es lo contrario de aburrido, no de serio, como me solía recordar un buen amigo. Pero no creo que tenga que ser divertida ninguna comunicación sobre “La Manada”, incluso cuando uno de sus integrantes muestra sus pocas luces al intentar sacarse el pasaporte en una comisaría de la guardia Civil, pese a la prohibición de salir de España que pesa sobre él. La Policía Nacional ha decidido que este titular le valía para tuitear un dibujo animado de Batman negando con la cabeza. Porque, como todos sabemos, un policía siempre aprovecha para hacerte un chiste.

¿Qué tal estará Cifuentes?

Han pasado solo un par de días y ya nadie se acuerda de Cristina Cifuentes. Es lo que les sucede a las líderes que han caído. ¿Qué tal estará? ¿Se habrá recuperado de la dolencia que, esta misma semana, le ha impedido acudir al juzgado en el que iban a intentar esclarecer si su título de máster se había extraviado o le había pasado algo peor? Sea lo que sea, que sea para bien, pobre, porque para Cifuentes han trabajado muchos equipos con jornadas imposibles, como siempre en política, formados por personas que tienen que sentirse hoy más decepcionados que nunca.

Esto es peor

Cristina Cifuentes ya ha pasado la pena del Telediario, la política y ahora veremos si le toca algo en la pedrea judicial. Peor me parecen esas personas que, con todo su cuajo, aparecen cada año en la lista de morosos que deben más de un millón de euros a Hacienda. Algunos de ellos luego nos dan lecciones sobre el mercado (Rodrigo Rato, un millón), contra la piratería (Miguel Bosé, 1,8 millones), la moral (Mario Conde, 14,9 millones), los medios (Kiko Matamoros, otro millón), los negocios (Agapito García, 16,9 millones) o nos amenazan (Emilio Rodríguez Menéndez, 3,6 millones).

Las adicciones de Maradona

Javi Sánchez anduvo rápido describiendo magníficamente los regates de Maradona en el mundo de la droga y el fútbol para la web de Vanity Fair. “El Pelusa”, que ha aparecido, cuando menos, borracho durante un partido de Argentina en el Mundial, ha reconocido varias veces que ha consumido droga. No solo eso: en Nápoles llegó a estar relacionado con el tráfico de cocaína, y aunque él asegura que empezó a consumir cuando jugaba en el Barcelona con 24 años, lo cierto es que abandonó el club catalán con 23. Desde entonces ha dado tumbos y nosotros hemos hecho “actos de fe” cuando dice que está limpio.

Patxi López, el «stopper»

20170322_lopez

Podrán decir que en esta columna lo leyeron antes que nadie: para Susana Díaz, Patxi López es el submarino que el “aparato” socialista habría puesto frente a la playa de Pedro Sánchez para torpedear su salida hacia la secretaría general del PSOE. El problema, según Vozpópuli, sería que López no lo ha logrado, y Sánchez sigue cogiendo vuelo mientras, ahora sí, tres son multitud. De momento, López niega que vaya a retirarse, pero en Euskadi ya le hemos visto negar otras cosas antes.

Álvaro de Marichalar también es Jedi

De la larga lista de méritos hereditarios que Álvaro de Marichalar enumera en Vanity Fair, y que a varios tuiteros como el director Álex Rodrigo les ha servido para hacer unos cuantos chistes, solo le falta el de autoproclamarse hijo de Darth Vader y heredero de la Orden Sith. Anoten, porque lleva sangre megavasca: la de los reyes de Navarra, la de Don Diego Lope de Haro, ¡y hasta la de San Francisco Javier! Por supuesto, se declara monárquico y orgulloso.

Pelea de gallos

De salida, es fácil ponerse en contra de la Fundación Francisco Franco y a favor de Wikipedia en el encontronazo de ambas “instituciones”. Pero lo cierto es que la enciclopedia “colaborativa” tiene color: que se lo pregunten, si no, a quienes quieren editar informaciones relacionadas con el nacionalismo vasco. Pero no es menos cierto que la denuncia de los franquistas es ridícula: meter la eliminación del término “dictador” cuando iban a modificar la información sobre las subvenciones referidas es querer meter un gol a la historia.

El euskera es terrorismo para El Español

Las alianzas entre medios digitales son cada vez más habituales: se refuerzan mutuamente y pueden vender publicidad en mejores condiciones. Así que los “grandes” se lanzan a la caza de webs medianas o bien penetradas, pero, claro, tienen que cargar también con lo malo. Por ejemplo, en Navarra[punto]com no dudan en relacionar el euskera con el terrorismo, y eso en El Español de Pedro J. Ramírez, web que ha acogido a estos navarros cavernarios, les debe parecer bien… A menos que diga lo contrario (y no lo ha hecho).

No, Susana Díaz no es la niña del exorcista

Gracias a cuentas en Twitter como Maldito Bulo es posible afinar el olfato que tan necesario es cuando te pasas el día viendo noticias que se difunden en Internet. Insisto, gracias al trabajo de sus gestores, podemos comprobar que no es cierto que Telemadrid haya emitido “por error” una imagen de la niña del exorcista cuando hablaba de Susana Díaz. Es la “última” colada de la web Hay Noticia, que lanza información falsa en nombre del “humor” solo para atraer tráfico y dinero.

Hablemos de las pensiones

20161123_pensiones

Ahora que PNV y PSE se han puesto de acuerdo para abordar la necesaria actualización (y esperemos que superación) del Estatuto de Autonomía, podrían empezar por exigir, sobre todo los socialistas, que se cumpla y nos transfieran, de una vez, la gestión de la Seguridad Social. Porque por muy mal que se gestione en Euskadi, seguro que el resultado es mejor que en España: faltan 9.000 millones de euros que saldrán del menguado fondo de reserva pero no hay acuerdo para ello.

Hablaron de los andaluces

A colación de la afirmación de Cristina Cifuentes de que los madrileños están tapando los agujeros económicos de los andaluces, Javier Caraballo ha recopilado una serie de comentarios anteriores de miembros del PP sobre la ciudadanía de Andalucía: “A los andaluces, la realidad nacional les suena más a chirigota, no tiene la seriedad necesaria que tiene que tener una reforma estatutaria» (María San Gil), “los niños andaluces son prácticamente analfabetos. Chaves no ha hecho nada por su educación, parece que le gusta y quiere que estén así” (Ana Mato), “el resultado de 31 años de Gobierno socialista andaluz y tres modernizaciones es que los niños andaluces no tienen para comer tres veces al día. Íbamos a ser la California europea pero, con el bipartito, parecemos Etiopía” (Rafael Hernando).

La foto del Vanity Fair

No, no me refiero a la de Patxi López en un salón de Ajuria Enea escuchando música repantingado mientras la crisis empezaba a achuchar a las empresas de Euskadi. Esta vez es Pablo Iglesias el que protagoniza una imagen ridícula, igual que en el caso del ex lehendakari, fruto de su propia vanidad (claro): aguantando un botellín de cerveza en su mano mientras le terminan un smoking a medida, con la coleta y sonriendo. ¿Un triunfador de nuestro tiempo? Hortera como solo él pero, sí, convencido de que es un triunfador para “la gente”.

Sostres se gusta de Franco

Sabemos que Salvador Sostres es un columnista provocador y que le encanta que hablemos de él en Twitter o en otros periódicos que él considerará de provincias desde su atalaya del ‘Abc’. Pero también creo que, le hagamos o no el juego, es importante retratarle con el artículo que ha escrito alabando la herencia de Francisco Franco. Algunos de los extractos más repugnantes pulularon por Internet, a modo de denuncia, de la mano de tuiteros relevantes como Javier Pérez de Albéniz.

Otro buscavidas

Ayer mismo les daba mi opinión sobre Lagarder Danciu, el tipo que se había presentado en una manifestación profranquista con un cámara para que le grabara cómo recibía una paliza. Hoy les recomiendo el texto en Magnet sobre el sujeto: en este blog son mucho más comedidos y presentan al personaje en su contexto. Pero después de leerlo me reafirmo: con la excusa de su activismo a favor de los derechos y la igualdad, Lagarder solo ha buscado notoriedad para sí.