Madrid, paraíso fiscal

Como trabajador autónomo en Bizkaia estoy muy harto de que nos señalan desde fuera como privilegiados. Invito a los que lo hacen a que vengan a trabajar con nuestra presión fiscal. Presión, en el sentido amplio y necesario de la palabra. Así que celebro que, como bien indica Enric Juliana, La Vanguardia haya destacado en portada que la Comunidad de Madrid se está convirtiendo en un paraíso fiscal. Eso y las enormes facilidades que concede la centralidad jacobina, sí que son privilegios.

La sed de sangre

No sé si Internet nos ha despertado la sed de sangre o, por medio de Internet, los que la han sentido siempre pueden meter más ruido e imponerse su discurso como el políticamente correcto, que es, además, peligrosísimo. “Lo más espeluznante de Facebook, o sea, de la sociedad, es como pasa alguna gente de fotos de cupcakes y frases motivacionales con imágenes de unicornios rosas a pedir sangre y venganza con descuartizamientos”, tuitea con acierto Javier Bilbao.

En esencia

Con 7.000 seguidores, la de Javi Paciencia (doy por hecho que se trata de una identidad inventada) es una de las cuentas más interesantes de Twitter. Parece que lanza mensajes irrelevantes pero la mayoría de sus tuits no lo son: “Cómo nos gusta aprovechar una noticia de la sección de sucesos para pedir a los políticos que nos quiten más derechos civiles”. Esto es en esencia lo que sucede: muchos alientan hoy el discurso a favor de la cadena perpetua y los interrogatorios sin garantías.

Pero no es nada nuevo

Lo peor es que la regresión de derechos que nos imponen y nos proponen parte de un suelo que ya está metido en una caverna: el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena a España por propasarse al considerar un delito la quema de fotos del Rey de España. El mensaje que Europa manda a España es más importante que el propio hecho de que no sea punible quemar una foto del Rey. Es que España se excede cuando administra justicia protegiendo sus símbolos.

¿Y quién va a pagar esa multa?

La condena del TEDH a España, sorprendentemente, está siendo despreciada por esa parte más reaccionaria de la política española: PP y Ciudadanos. Esto, no solo es de un catetismo sorprendente para personas que se tienen por más inteligentes que el resto, es que vuelve a tapar una realidad que el humorista gráfico Ferrán Martín denuncia acertadamente: las multas que impone Europa a España las pagamos entre todos. No lo hacen ni los políticos negligentes ni los jueces ultraconservadores.

“En Ciudadanos…”

Me parece que nos vamos a cansar de leer titulares con este comienzo. De momento, arrancamos con el del catalán El Nacional y la rueda de prensa de los críticos de este partido en Madrid que denuncian la compra de puestos. Por 18.000 € te colocaban de cabeza de lista. O eso dicen. Y lo dirán muchas veces los del PP, preocupados por el ascenso de Rivera y los suyos, lo que nos ofrecerá una carambola política de lo más divertida: ver a los de Rajoy denunciando financiación irregular del partido al que se le van los votos, entre otras cosas, por financiación irregular.

Las cartas boca arriba

No, en el PDeCAT no se han caído del guindo como muchos quieren hacernos creer: Marta Pascal sabe desde hace tiempo que el pulso de Puigdemont es insostenible y, vamos a hablar con claridad, bastante ridículo ya a estas alturas. Lo que hizo Pascal en La Vanguardia es precipitar lo inevitable para ser, por fin, posibilistas. El idealismo está muy bien, pero en política ser realista es imprescindible. Celebro que en Catalunya, por el bien de todos, pongan las cartas boca arriba.

Ruta “social”

Si leemos en algún blog que en EE.UU. el partido republicano ha puesto en marcha una “ruta social” a favor de la cadena perpetua (actualmente en todo el país hay 150.000 presos con esta condena) pensaríamos que estos americanos están locos. Pues algo parecido está pasando en España: el PP se pone manos a la obra para introducir en su agenda “social” la prisión permanente revisable, que no es otra cosa que esa misma condena de cárcel para toda la vida pero encubierta. También resulta significativo que este PP de los recortes considere “social” la cadena perpetua.

Pues si siguen copiando…

Si el PP sigue el camino estadounidense de la involución, que tome nota: “En EE.UU., el Partido Republicano lleva dos décadas abogando por la reducción de los impuestos al mínimo posible. Y en numerosos estados en los que tomaron el control con mayorías aplastantes a principios de esta década, sus efectos se han visto en toda su crudeza: las cuentas estatales están al borde de la quiebra, el Gobierno apenas tiene dinero para cubrir los servicios públicos básicos y sus economías están en el vagón de cola del país”.

500 € para ser influencer

Según leemos en Magnet no se necesita nada más que 500 € y un poco de experiencia para convertirte en el nuevo influencer de moda. Es lo que ha intentado demostrar una agencia que, ojo al requiebro, ya ha colocado a varios clientes sus propios influcencers: han contratado a una actriz y a un equipo de foto y maquillaje habitual (coste que hay que sumar a esos 500 € que se gastan en los primeros seguidores falsos que iniciarán la tendencia) para que veamos qué fácil es “influenciar”.

La caverna, en plena forma

Los de la caverna entrenan bien en Catalunya y hoy lucen músculo sin vergüenza. Lo hace Manuel Sánchez Corbí, entrevistado en La Vanguardia porque está de promoción de su libro. General de la Guardia Civil, jefe de la UCO (esa a la que recurrió Bildu precisamente contra el PNV), condenado por torturas e indultado por Mayor Oreja, mete en el mismo saco a miembros de ETA y a políticos del PNV. Nada nuevo entre los trogloditas. Inaceptable entre personas civilizadas.

Más pruebas

Los de la caverna no se ruborizan ni se arrugan. No piensan, solo empujan hacia delante. O hacia detrás. Lo que han publicado en El Español, ese medio on-line que iba a cambiar el periodismo, desde luego, es una involución: “Ramón Cotarelo, Suso de Toro, Ernesto Ekaizer, Antón Losada, Elpidio Silva, Jorge Vestrynge o Beatriz Talegón” son los españoles traidores, los que simpatizan con el nacionalismo catalán, a los que hay que echar la culpa y, si cae una piedra, esconder la mano.

Todo lo que tiene que decir Rajoy

No habíamos llegado ni a la mitad de la gala cuando Mariano Rajoy lanzó el tuit: “Felicito a todos los galardonados en los Premios Goya. Mi enhorabuena al cine español”. Esa fue la aportación del presidente del gobierno español que, supongo que para no meterse, se amparará en los numeritos que montan parte del sector y amplifican los medios progres oficiales. Un error doble: dejar por escrito lo poco que te importa y pensar que un sector tan grande es tan pequeño.

¿Saben lo que es un “cis”?

En Twitter es una expresión bastante habitual: un “cis” es una persona cuyo género biológico coincide con su identidad de género. También está bastante normalizado atacar a quien haga un mal uso de este concepto, como Leticia Dolera, que se busca las movidas y se ha visto obligada a corregir en esta red social un chiste por no aclarar durante los Goya que se refería “a los hombres cis”. ¡Cuánto estamos aprendiendo gracias a Internet sobre la sensibilidad del intransigente!

En el campo se mide lo que somos

Hemos pasado en Bilbao unas semanas muy ocupados pensando en el Athletic de Bilbao, en el relato, en la ambición, en cómo negocia Urrutia, en si un jugador se puede quedar mal y si otro se puede ir bien, en si vender y comprar casi sin mirar a quién nos hace gracia o mucha gracia, en chistes sobre Mikel Erentxun… Pero solo en el campo podemos medirnos. Al final, el fútbol se resuelve sobre el césped y con el balón, y ahí [Enlace roto.] y la socarronería no mete la pierna.

Ser “youtuber” se complica

¿Se acuerdan de “caranchoa”, el youtuber que recibió un guantazo bien dado por ir insultando a la gente gratuitamente? Sergio Soler, que así se llamaba, era un “generador de contenido” de poca monta y, gracias a la polémica, acabó vendiendo su canal por una buena cantidad a Hawkers. Soler había recibido la llamada del dinero y la fama fácil de YouTube, pero la web de vídeos pretende acabar con este reclamo: ya no quiere (ni necesita) “pequeños creadores” que le dan muchos problemas.

Ser “instagramer” no es tan fácil

No me cabe duda: ser instagramer de moda es un trabajo difícil. Tienes que buscar las tiendas, la ropa, darte a conocer, estar siempre arreglada, saber dar a cámara y sacar fotos (o que te las saquen) y editarlas (o que te las editen). Luego está el nivel top, donde las cosas se complican como en cualquier trabajo cuando uno o una llega a lo más alto. Y Lovely Pepa (Alexandra Pereira) por fin ha hablado de las amarguras de quien enseña todo lo bonito: acoso e intentos constante de ridiculización de su trabajo.

Ser friki es una oportunidad

Amable Sarto, de la Jefatura de Recursos Humanos del Estado Mayor de la Defensa, compareció ante el Senado para recordar que: “En el mando de ciberdefensa hay que andar a la búsqueda de unos perfiles muy determinados, que popularmente se conocen como frikis, y dentro de las Fuerzas Armadas muchos frikis no hay, alguno va habiendo, pero hay que tener cuidado”. Según Público, quiso decir “hacker”, pero yo no estoy tan seguro: muchos me ven como un friki. ¿Y qué?

La internet de las emociones

Los Premios Feroz son hoy menores, por desgracia, y lo mejor de la gala, empezando por los premios, está teniendo una segunda vida en Internet muy bien impulsada por los patrocinadores (cuando Telefónica hace bien las cosas hay que decirlo). Por ejemplo, el emocionante discurso de Javier Calvo dirigido a todas esas personas, también niños, que se sienten mal porque aún no han dicho a nadie que son gays. Como dice Calvo: “Le van a querer, va a encontrar su sitio y va a cumplir su sueño”.

La tienda física on-line

No lo entiendo: Amazon crea una máquina perfecta de recabar inversiones para generar y generalizar un comercio deslocalizado… ¡Y acaba montando una tienda! Vale, que sí, que es un tema de imagen: se trata de una tienda sin vendedores (salvo el que comprueba que eres mayor de edad para consumir alcohol) en Seattle. Entras, coges y luego Amazon te cobra en casa. Así no habrá colas, dicen. Pero Ryan Petersen muestra lo contrario: la fila para entrar en Amazon Go.

Las ovejas también follan

No se me ocurre otra manera de abordar esta cuestión que sacarla un poco del quicio: “Una conocida magistrada del País Vasco” (a título personal) ha amenazado con el examen de “los tribunales de Justicia” a la web satírica El Mundo Today por publicar que “el 90% de las ovejas en España se cría para fines sexuales”. Según la jueza vasca (cuyo nombre desconocemos), esta historia humorística “constituye un insulto grave a la labor de los pastores”. ¿En serio? Poco nos pasa para lo perdidos que estamos.

La CUP exige pero no arriesga

Si la noticia anterior me ha indignado y divertido al mismo tiempo, la que les relato a continuación me ha indignado y cabreado: “La CUP exige de nuevo a JxCat y ERC que se comprometan con la unilateralidad”, según La Vanguardia. ¿Cuántos de la CUP están en la cárcel? ¿Qué arriesgan ellos desde sus asambleas y escaños? Y la pregunta más importante: ¿va a entregar la gobernabilidad el PDeCat una vez más a la CUP, donde demuestran que no les importa el sufrimiento?

IU intenta aprovechar la debilidad de Podemos

No son buenos momentos para Podemos: a la bajada en las encuestas y con Pablo Iglesias desaparecido porque está muy quemado, hasta IU amenaza con imposiciones para renovar su pacto, según El Confidencial Digital. Una vez más, el nudo gordiano ata las candidaturas, es decir, los puestos, pero la lucha interna de la coalición es tan legítima como inoportuna. IU está cada día más subsumida en Podemos, una marca que, como IU pero con muchos menos años, parece que tiene más pasado que futuro.

¿Por qué dejar Twitter?

El escritor Lorenzo Silva ha dejado Twitter. Según cuenta en El Mundo, lo ha hecho por el tiempo que le llevaba y la falta de equilibrio entre los usuarios que le aportaban algo y los que solo le mencionaban para criticarle. Lo que le pasa a Silva es lo mismo que a todos pero multiplicado por sus cien mil seguidores. Y sus motivos son los mismos que nos empujan a muchos a pensar a veces en dejarlo. Porque Twitter es eso, un entretenimiento que no aporta tanto como quita.

La foto de la impotencia

Vaya por delante que me alegro mucho por la renovación de Iago Herrerín. Se ha ganado demostrar si vale o no para la portería del Athletic, y de momento, sí que vale, por lo menos según sus estadísticas. Pero la foto de ese acuerdo no es buena para Urrutia ahora: es la foto de la impotencia porque al que estrecha la mano no es a Arrizabalaga después de un año de negociación y, lo que es peor, después de tantos años en el club para haber podido anticiparse. ¡Bien por Iago!