La “cenicienta” Hapoel Kiryat Shmona amarga la noche al Athletic

Los israelitas consiguen amargan la noche al Athletic con realmente poco. Dos tiros a puerta, uno en cada tiempo, han sido suficientes para meter un gol y llevarse un valiosísimo empate que ni ellos ni nadie esperaba.

Escudo del Hapoel Ironi Kiryat Shmona

En el primer tiempo los nuestros han sido totalmente inoperantes, dominando el balón pero sin acertar ni con el último pase ni con los remates a puerta, más bien escasos. Susaeta, poco antes de acabar el primer tiempo, continuó con su idilio con el gol en Europa y consiguió el empate. De ahí al final del primer tiempo, toque de arrebato pero de nuevo sin acierto.

En el descanso Bielsa decide introducir a LLorente, sustituyendo a Ismael López, que si bien los primeros partidos estaba muy participativo y acertado, en los últimos está más bien fallón. Si sigue contando con continuidad seguro que recupera el nivel de los primeros encuentros. La entrada de LLorente y el examen ante la afición se ha saldado con más aplausos que silbidos, por lo que supongo que el jugador estará contento. Por si había dudas en el primer balón que toca se vuelven a oír los aplausos intentando borrar algunos nuevos silbidos, que definitivamente se acallan por la buena jugada del delantero, que provoca con su disparo que el portero despeje con apuros. La primera piedra de toque para Fernando ya está salvada. Quizá se dé otra nueva contra el Málaga, pero seguro que a partir de ahí todo vuelve a la normalidad (o eso espero).

El segundo tiempo ha sido un monólogo del Athletic. Desconozco la posesión del equipo pero imagino que habrá sido desproporcionada. En este caso posesión con dominio y con jugadas elaboradas y remate. Ha sido poco menos que un milagro que no se haya metido algún gol. LLorente ha rematado de todas las posiciones pero, el palo, el portero, el muslo del defensa y algunos remates desviados han impedido lo que hubiese sido lógico, algún gol. Quizá si hubiesen estado más tiempo juntos sobre el campo Fernando y Aritz…

Bueno, al final, una pena enorme, porque hubiese dado tranquilidad empezar la liguilla con 3 puntos. Ahora nos obligamos a rascar algo fuera, que siempre es más complicado. De todas formas, de seguir jugando así los triunfos tienen que encadenarse seguro, porque (como dice Bielsa) la producción arriba es muy elevada y lo lógico es que se metan más goles.

Aplaudo la titularidad de Castillo. Hoy ha estado impreciso en sus centros desde la banda pero es normal, es su segundo partido. A ver si tiene suerte este año, las lesiones le respetan y puede aportar tranquilidad a este lateral que no deja de dar quebraderos de cabeza al entrenador, que varía y cambia hombres, buscando dar con la tecla pero sin hallarla, sobre todo porque los jugadores que coloca no son laterales, pero… es lo que hay.

Y por último, espero que De Marcos y Muniain tarden poco en llegar a ser lo que fueron la temporada pasada porque no están nada bien y se nota muchísimo su falta. Una falta  que se traduce en cantidad de pases erróneos  al contrario, pocos desmarques y pocas recuperaciones de balón, que eran algunas de sus virtudes del año pasado.

Ahora en Liga el Málaga. Pena que le encontramos en un buen momento con su subidón de autoestima de esta semana en Europa. Pero así será una buena piedra de toque para ver de lo que somos capaces.  ¡A por ellos!

 

Evaluación de la Liga

        Acabada la Liga llega la hora de evaluarla, lo que no podemos hacer (por lo menos yo) , sin tener en cuenta que en las otras dos competiciones hemos llegado a la Final.

Única Copa a la que no hemos aspirado

 

        En primer lugar, decir que esta Liga para el Athletic ha estado mediatizada por dos rachas que han sido la del inicio y la del final de la misma. El Athletic en los primeros partidos estaba acoplándose al entrenador, estaban aprendiendo la enorme cantidad de conceptos nuevos que Marcelo Bielsa ha introducido. Por su parte el entrenador tenía que conocer los mimbres que tenía y colocar a cada uno en su sitio. Eso hizo que en los primeros partidos se sacasen poquísimos puntos. Lógico. A pesar de que en algunos partidos se jugó bien pero sin resultados por falta de “suerte”,…. 

        En segundo lugar nos encontramos con este final de Liga, en el que quien mas, quien menos, todos hemos tenido la cabeza en las finales. Es muy difícil saber cómo acertar. ¿Juego en Liga con todo para conseguir algo más, o reservo para conseguir llegar a la final de Europa League, y estar bien en ella y en la de Copa? Difícil respuesta. Yo a priori, me pareció perfecto que se priorizaran las finales. A posteriori también. Me parece mejor ganar o quedar subcampeón en algo, que conseguir un mejor puesto en Liga. Los títulos, títulos son, y el conseguir la Champion siendo importantísimo, tiene menos valor.

        A esto hay que añadirle todo ese montón de puntos que hemos perdido en los minutos finales de los partidos, incluso en los descuentos, que por lo menos han sido 12 ó 13. Con esos puntos estaríamos en el 4º … ya sé que es ciencia ficción pero, es lo que hay. Otra vez, podemos hablar de suerte o de torpeza, o de falta de concentración… pero… a punto estuvo de conseguirse.

        Todo ello ha llevado a un 10º puesto final que suena feo y decepcionante pero… No podemos olvidar que : ¡HEMOS LLEGADO A DOS FINALES! Así que no puedo hacer una valoración negativa, imposible. Y sobre todo, decir que éste es el primer año del entrenador, y pedir más … es un poco exagerado. El año que viene, que ESPERO, DESEO, ANSÍO,… que Bielsa siga con nosotros, ya pediremos más cosas…

¡A semifinales de Europa League y 3 puntos más en Liga!

         Ya he comentado otras veces que este año no tenemos tiempo ni de tomar aire para poder comentar los partidos del Athletic. Esta semana desde que escribí el martes ya hemos tenido dos partidos, a cual más intenso, y que han dado como resultado que el Athletic esté en semifinales de la Europa League (EL) y que haya sumado otra vez 3 puntos en Liga, después de no conseguirlo en los últimos 5 encuentros en los que sólo se había obtenido un punto.

Alegría en Gelsenkirchen

         De estos partidos me quiero quedar con algunas cosas importantes. Primero que Ekiza está para jugar ya que lo ha hecho francamente bien en los últimos partidos. El que el año pasado estuviese casi perfecto no había tenido validez para Bielsa, que ha preferido a otros antes que  a él. Lo poco que había salido no había tenido suerte. A pesar de eso el jugador se ha sabido reponer y aprovechar mejor que bien la nueva oportunidad que se le ha presentado, cuajando un gran partido en Barcelona, y confirmándolo contra el Schalke 04 y contra el Sevilla.  Bien por él. De todas formas eso quizá no le dé la titularidad, aunque sí que parece que le ha tomado la delantera a Mikel San José que en sus últimos partidos estuvo bastante desafortunado, teniendo errores de bulto de esos que suponen goles. Eso sí, ayer Mikel jugó, saliendo desde el banquillo, pero para jugar de medio centro. No lo hizo mal. Lo que de nuevo indica que a pesar de que Marcelo está utilizando a poquísimos jugadores, cuando echa mano del banquillo éste le responde.

         Segundo punto, a pesar de no haber puntuado en los anteriores  partidos, al sacar este domingo 3 puntos volvemos a estar en la pomada. O como dice Llorente en un puesto más acorde a lo que merece el equipo por lo demostrado en el campo. En los próximos días nos jugamos otros 6 puntos muy importantes, pero desde mi punto de vista no tanto como para quemar a algún jugador si es que necesita descanso. Lo digo por Herrera, que miedo me da su pubalgia, o por Llorente y sus dolencias de cadera y rodilla (¿está definitivamente bien?), o por De Marcos (que ayer se le vio más flojito) y por quien sea (Iraola, Susaeta, Aurtenetxe…) . Si hay que descansar que descansen, que en este momento es más importante llegar a la final de la EL, que los posibles puntos que se consigan. No es tirar la Liga, es clasificarnos para otra final. Que alguien me puede decir ¿que son posibles los dos objetivos y es absurdo tirar uno? No le digo que no. Lo que me da muchísimo miedo es que a lo importante lleguemos fundidos.

         Todo lo dicho no impide que dé mi aplauso más sincero a Bonini y a todo el que tenga que ver con cómo están los jugadores (y a los propios jugadores por cuidarse), porque en muchos finales de partido parecen bólidos y los que están enfrente… carromatos.

         Y si los que saben les ven bien físicamente y saben que lo van a estar para llegar al final, pues adelante… que jueguen los mismos contra el Granada y que volvamos con los 3 puntos. ¡A por ellos¡

En Barcelona penalti… por si acaso

         Ya comentaba que no merecía la pena llevar a los titulares. A pesar de eso sabía que Bielsa no iba sacar a los suplentes, aun sabiéndolo me enfadé cuando vi la alineación. No me gusta que me tomen el pelo y me hubiese gustado dar el puñetazo en la mesa para que se enterasen en Madrid y Barcelona, por lo del horario y por esta Liga basura… otra vez será.

         Visto el partido me vuelvo a reafirmar en que los equipos que no son los dos grandes tienen que sufrir los arbitrajes del colegiado de turno. En este caso le tocó el turno a Mateu La Hoz. Curiosamente ese gran árbitro que deja jugar y no corta el juego… En fin. Será dependiendo de quien tiene delante, claro. A las pruebas me remito. Las dos primeras faltas que pitó casi no llegaron ni a contacto. La segunda, la de Iturraspe, a pesar de no parecerme ni falta, el “árbitroquedejajugar” la consideró merecedora de tarjeta. Genial. Ander ya condicionado desde el minuto 8 a no poder hacer ni uno de esos agarrones a los que suele recurrir. ¡Qué peligro!

Iñigo y Markel ni se lo creen

         El Barcelona dominaba el partido con relativa tranquilidad, en el primer tiempo pasó por encima de nuestros jugadores, que no pudieron contrarrestar su juego. Perseguían el balón sin llegar ni a olerlo. Y de la que lo recuperaban tardaban en perderlo muy poquito. De hecho, cuando las cámaras daban alguna repetición de jugada,… zas… volvía el juego real y el balón lo tenía de nuevo el Barça.

         Al “árbitroquedejajugar” no le debió parecer suficiente el dominio de los azulgranas y por si acaso, tras un desmayo de Tello en el área, pitó penalti. Por si acaso, sólo por si acaso. Esa jugada no se pita penalti jamás, y menos un árbitro que deja jugar… En fin. Por si acaso, sólo por si acaso… Así 2-0, y todos (los blaugranas) ven el partido mucho más tranquilos. Y así de paso esta Liga Basura no se queda sin emoción porque entre el 1º y el 2º hay demasiada diferencia.

         El Barça para ganar al Athletic no debería necesitar la ayuda de ningún árbitro (de hecho fue muy superior) pero… por si acaso… ¡Qué pena!

         Les esperamos en la Final de Copa y ahí sí que va a ser otra historia (sobre todo si no influye el árbitro).