Abyecta visión

El tuit de Cayetana Álvarez de Toledo, una más en ese marasmo entre la derecha y la pared en el que se ubican Vox, Ciudadanos y, cada vez más, el PP, es el más representativo sobre lo que ocurrió en Altsasu cuando Rivera, Abascal y la presidenta del PP navarro decidieron provocar al personal: “La voz de una víctima de ETA tapada por el tañido de las campanas. La abyecta iglesia nacionalista”, tuiteaba la portavoz de “Libres e Iguales”, otra plataforma para que en las convocatorias de extrema derecha parezca que participan diferentes entes. Vinieron a criminalizarlo todo, pero los criminales fueron ellos.

“Violencia pura y dura”

Seguimos hablando de excesos de la derecha española en su celo de criminalizar todo lo que no aplaudan desde la cima de su montaña de caspa: Alejandro Fernández, portavoz del PP en el Parlament tuiteó a favor de la desaforada petición de la fiscalía justificando que lo que habían hecho los líderes políticos catalanes había sido “violencia pura y dura”. Permítanme que les repita que esto lo ha dicho uno del PP, el partido español que más fue golpeado por ETA. Me sorprende cómo mientras en Catalunya olvidan lo que es la violencia se empeñan en recordarla en Euskadi.

Nada tiene sentido

Sobre los argumentos de la Fiscalía para pedir condenas desorbitadas para los líderes políticos del procés hay dos tipos de lecturas: las que hacen los críticos, que son muchas, señalando argumentos ridículos, exageraciones pasmosas y hasta contradicciones; y las que hacen las que no leen pero aseguran que las peticiones son adecuadas, insisto, sin mostrar como quienes critican el texto, extractos que les den la razón. Uno de los muchos hilos en Twitter sobre lo irreal de las acusaciones y lo ilógico de los argumentos es de José Luis Martí y lo ha destacado Daniel Innenarity.

Casado en un McDonald’s

La foto de Pablo Casado con Juanma Moreno y sus respectivas familias en un McDonald’s es más propia de una campaña de la hamburguesería que del político: las sonrisas, las mujeres rubísimas cuidando de los niños que ya trastean con el juguete del Happy Meal (porque la comida de los pequeños está en la mesa de ellas, no en la de los líderes). Una imagen irreal que, sin embargo, gusta en el PP (varios tuiteros han rescatado fotos más antiguas subidas por el propio Casado o Cifuentes reponiendo fuerzas en un McDonald’s) y entre quienes se toman a guasa estas fotos forzadas.

Eskerrik asko zuei, Crystal Fighters

Anduve tarde para coger las entradas y, por lo que vi en Instagram o Facebook, fui de los pocos bizkainos que no asistió al concierto de Berri Txarrak, Crystal Fighters y Muse. De los tres, mis favoritos musicalmente eran los de en medio, que lejos de renegar de sus orígenes vascos (de Nafarroa) hacen gala de ello, incluso en el tuit de despedida de Bilbao. Pero lo hicieron también durante el concierto enfervoreciendo al público y poniendo la cultura musical vasca ante las cámaras. Aunque no me guste el canal ni la música que emite, sé que si la MTV no hubiera llegado a Bizkaia nada de esto habría sido posible.

Siempre hay que leer a Luis Arroyo

20170115_arroyo

Luis Arroyo retrata muy bien lo que aporta hoy Internet a la política. Empieza por una reflexión de Obama: un comentario de un premio Nobel sobre un asunto que conoce tiene el mismo peso que una crítica al mismo comentario que un ignorante. Por otro lado, los mensajes falsos a favor de Trump y en contra de Clinton que inundaron Internet no fueron una maniobra orquestada, sino el modo que encontraron un grupo de centroeuropeos de sacarse unos 3.000 euros publicando y difundiendo contenido con cierto interés (aunque fuera falso).

La velocidad con la carne mala

El presidente del PP de Terrasa (sí, me he ido lejos) ha empezado el año con una hamburguesa del McDonald’s. Los gustos culinarios de cada uno me importan un bledo, pero que acompañe la foto que ha subido a Twitter con este mensaje: “Foto dedicada a comunistas rancios-radicales y a anti-sistema!No podréis con progreso y con economía d mercado” (sic) es mezclar la velocidad con la carne mala y mal cocinada. Que disfrute Gabriel Turmo de su carne y su ideología picadas.

Al final, Twitter es así

¿Les sorprende lo que acaban de leer? En el fondo, solo es el producto del Twitter que hemos construido entre todos y que he encontrado, esta misma semana, muy bien resumido: “Parte de la magia de Twitter es gente que no han salido de su casa más que para hacer infraturismo explicándote el mundo interseccionalmente”. El juego de pedantería de @Xabibenputa es intencionado y forma parte del ese retrato de lo que algunos consideran que es Twitter.

También hay buenas preguntas

Pero no todo lo que hay en Twitter es malintencionado, como denunciaba Arroyo, pretencioso o, directamente, idiota. Es cierto que también hay preguntas buenas, independiente de quién las formule. Por ejemplo, Manuela Carmena ha reducido la deuda del Ayuntamiento de Madrid, y en Podemos lo han celebrado… hasta que @MargaretCastor ha preguntado en voz alta: “Entonces priorizar el pago de la deuda, cuando todavía hay gente necesitada, ¿era bueno?”.

Y buenos chistes con denuncia

Esta semana hemos asistido al cruce de tuits entre los community managers del Athletic y del Leganés, sobre la “patxanga” que, con ánimo divertido, se jugó ayer. Pero también al que han generado desde el entorno del Espanyol, club molesto (y con razón) con la campaña que identificaba Catalunya con el FC Barcelona (ese que capitanea un “señor” llamado Piqué). Los rivales barceloneses han hecho bromas con que, entonces, ellos eran samoanos, y la denuncia con buen humor ha tenido un justo recorrido.

Disparar al periodista

20161202_disparar

Pocas veces hemos visto a políticos “tradicionales” escribir el nombre y el apellido de un periodista para ponerlo en el disparadero de sus palmeros. A mí me tocó con un candidato a alcalde de Bilbao que se pegó una hostia de las gordas y acabó de director en el Gobierno. Y ayer les tocó a compañeros de Madrid, en periódicos de tirada nacional española, y con grandes nombres de la “nueva” política: Iglesias y Echenique señalaron con facilidad inusitada a periodistas en Twitter entre emoticonos de sonrisas que no podían resultar más burlones.

Exageraciones de miles de millones

En Twitter se exagera. Por supuesto. Las realidades tienen que resultar lo más terribles o fascinantes que cada tuitero pueda. Pero lo que hemos visto esta semana roza el absurdo. Primero, en el Twitter de LaSexta nos hablaban de los (agárrense) 2.400 millones de niños pobres en España. Por suerte, Paco Lobo (con más de 42.000 seguidores) aseguraba que se habían recogido 22.000 millones de kilos de alimentos en un fin de semana. ¿Rigor? ¡Eso sí que está despreciado en Twitter! Sin exagerar se lo digo.

“La liberación nacional” según Qatar

Yo quiero dejar de hablar de Fidel Castro, de verdad. Seguro que son millones, además, los cubanos que quieren dejar de oír su nombre. Pero la colección de “curiosidades” sobre su deceso no nos permite guardar luto y silencio. Por ejemplo, en el Granma, símbolo del tipo de libertad (por ejemplo, de prensa) que hay en Cuba, destacaban que el emir de Qatar calificaba al comandante como “un gigante de la lucha por la liberación nacional”. ¿No resulta curioso que un asbolutista hable en esos términos de otro jefe de estado?

El Fidel Castro español

¡Claro que sí! Si los logros en Sanidad o Educación en Cuba hacen que a algunos no les importe nada que los haya logrado un dictador militar y homófobo que, con la excusa del bloqueo, ha gobernado mal y ha robado bien, ¿por qué algunos no van a reivindicar los logros de Franco? Lo hace sin vergüenza Luisa Castro, alcaldesa de Güímar por el PP, que ha saltado a la fama por sus afirmaciones: “Si quitan el Valle de los Caídos, deberían quitar también los hospitales y los embalses que hizo Franco”. Franco también puso en marcha viviendas y educación públicas.

Muere el inventor del “Big Mac”

Pocos platos habrá más famosos en todo el mundo que el “Big Mac”. La hamburguesa estrella de McDonald’s se ha quedado huérfana: su padre, Michael Jim Delligatti, ha fallecido a los 98 años (¿cuántos de sus “Big Macs” habrá comido en su vida para llegar a esa edad?). Según La Información, Delligatti regentaba un restaurante de la cadena de hamburgueserías en los años 60, en Pittsburgh, pero la competencia era entonces más dura y se vio en la obligación de inventar una hamburguesa emblemática: dos trozos de carne, queso, pepinillo, salsa especial y pan con sésamo, para pasar a la historia.