Yo voy a esperar

20170214_esperar

Es cierto que escribí en esta misma columna que iba a esperar a que Ramón Espinar acatara sus propios estatutos y renunciara a uno de los tres cargos que acumulaba después de ser elegido secretario general de Podemos en Madrid. Y es cierto que no lo hizo. Pese a ello, hoy vuelvo a confiar en la altura de los políticos actuales (¡qué remedio me queda!) y no voy a asegurar que Pablo Iglesias cortará la cabeza de Íñigo Errejón. Serán los hechos, no los columnistas, los que hablen.

Vídeos sin manipular

De todo lo que sucedió en Vistalegre, posiblemente el vídeo que más ha corrido por Twitter es el del crítico que preguntaba a un Echenique pasmado por qué la Comisión de Garantías tiene más de 80.000 casos pendientes y resoluciones secretas. Tampoco está mal el corte de Miguel Urban sobre lo peligrosos que somos los del micrófono. Digo yo que se referirá a los periodistas, porque lo dijo delante de un micrófono… E Iglesias, Errejón y Monedero se pasan la vida “microfonados” en los platós de televisión.

Vascos aparateros

Si por algo se han caracterizado todas las sucursales vascas de los partidos españoles es por ser “aparateros”. Así que, pese a la victoria de Pablo Iglesias y el “errejonismo” que supuestamente profesaban los de Podemos Euskadi, no preveo ninguna lucha intestina. Hombre, algo de resistencia puede seguir ofreciendo el hermano del derrotado, que ha hecho y hace una campaña bastante intensa desde Euskadi, donde milita y estudia, en la UPV/EHU.

Camisas de once varas

No sé si Roman Zozulya es neonazi o no lo es. El nacionalismo en el centro de Europa tiene amigos poco deseables, pero eso no implica que todo el nacionalismo sea de extrema derecha. Y de política ucraniana, sinceramente, tengo poca idea. Pero ante la sospecha de que pudiera serlo, que un ministro de Interior se manifieste a favor de un posible ultra xenófobo que apoya a grupos armados (de todo eso parece que hay pruebas) es, sin duda, un exceso. Como el que cometió, una vez más, el Betis y su afición.

Otra crisis de marca de Hawkers

No he podido comprobar por mis propios medios la denuncia que hemos visto en Twitter, de un ciudadano de Elche en un grupo de Facebook, que subió la foto de un Ferrari aparcado en una plaza de minusválidos de un parking. Lo peor es que el propietario, administrador del mismo grupo, respondió que lo hacía porque la gente no tiene cuidado al abrir las puertas de sus coches. Xavi MF, como se presenta, es además propietario de una parte de la empresa de moda Hawkers, de gafas de sol.

¿Eres autónomo? Lo siento

20170204_autonomo

¿Ayudas al emprendimiento? ¿Medidas de fomento de la actividad económica? ¿Impulso a jóvenes con ideas, ganas e ilusión? ¿Acompañamiento y facilidades a quienes generan puestos de trabajo? Que no me vengan con milongas: la subida de un 8% en la cuota de los trabajadores autónomos es la mayor constatación de que el español es un Estado que solo piensa en la recaudación y en paliar sus propias urgencias, y al que no le importa condenar a quienes se ponen por su cuenta.

“No” a los eufemismos

El fallecimiento del José Antonio Alonso por culpa del cáncer ha generado cierta polémica en Internet por el uso del eufemismo “una larga enfermedad”. Es cierto que hay eufemismos que se hacen insoportables en esta época en la que lo políticamente correcto se extiende erróneamente. Por ejemplo: no hay “pobreza energética”. Hay pobreza que impide a las familias calentarse en invierno porque la factura de la luz es insoportable. Y en Podemos no hay una “crisis de crecimiento”, como dice Bescansa, hay una crisis como la copa de un pino.

Una urna como “provocación”

Pero si hay algo peor que escribir eufemismos es escribir con la tontería subida: ¡cómo puede resultar una provocación el dibujo de una urna en un estado democrático! Pues es lo que denuncian en OK Diario. Sí, el digital de Eduardo Inda es sensacionalista y busca justo eso, provocar, pero creo, como Manuel García en Twitter, que esta vez deja ver una ideología nada recomendable que parte de la base de que preguntar y comprometerse a atender a la respuesta es negativo.

La extrema derecha se viene arriba

Un periodista francés ha sido agredido por un escolta de Marine Le Pen después de que haber lanzado una pregunta a la líder de ultraderecha por una contratación irregular. La agresión se puede calificar como tal porque le ha impedido hacer su trabajo con empujones y poniéndole la mano encima. Este comportamiento es un síntoma de lo mal que podemos estar si se extiende la tendencia que inicia Trump desde la derecha de maltratar a los periodistas.

Yo sí quiero saber cómo piensan los futbolistas

Sobre Zozulya, el jugador ucraniano del Betis que la afición del Rayo Vallecano ha rechazado como cedido en su club por su proximidad a la ideología nazi, les recomiendo el texto en Diarios de Fútbol. Borja Barba viene a decir que no tenemos argumentos suficientes para saber si el ideario político del ucraniano es filofascista. En cualquier caso, yo lo tengo claro: sí quiero saber cómo piensan los futbolistas y, también, eso condicionará mi apoyo a los mismos. Igual que me causan rechazo los que defraudan a Hacienda.