A una fiesta… A provocar

Antes, Cake Minuesa era el único que se presentaba en celebraciones ajenas (también electorales) para provocar. Ahora, hasta a él le ha salido competencia: Hugo Pereira y Cristina Seguí (del canal en YouTube de Javier Negre) también acudieron ayer a la Diada a ver si encontraban la bronca que tanto buscan. Minuesa, Negre, Pereira o Seguí son las mejores muestras y, a la vez, los peores exponentes de cómo algunos manosean el “periodismo” o la “información”. Dos conceptos, dos elementos tan importantes hoy y, al mismo tiempo, más maltratados que nunca por aprovechados como ellos y sus secuaces.

La mentira vuela

Un usuario de Twitter que se hace llamar Sheldon (nunca he entendido cómo la distribuidora no ha parado la utilización del personaje) y acumula más de 89.500 seguidores ha difundido la mentira de que Igor González, el preso de ETA que se ha suicidado, ampliando la historia de tragedias que nos deja la banda, fue quien secuestró y asesinó a Miguel Ángel Blanco. Una búsqueda en Twitter de 10 segundos permite comprobar que no es cierto, pero su falsedad ya tiene más de 13.000 retuits. El tuit de Diego Barros desmintiéndolo con contundencia, solo 16. Así va esto. Así lo manejan los difamadores. Así de mal nos va todo.

Ellos lo hicieron una cuestión de Estado

La supuesta financiación ilegal de uno de los principales partidos políticos españoles y que esta fuera posible por mordidas a receptores de obra pública es, evidentemente, una cuestión de Estado. Por eso la moción de censura no solo fue posible, también fue correctamente inevitable. Pero fue el PP quien elevó el asunto antes que nadie tirando de fondos reservados para pagar a soplones, como el chófer de Bárcenas. Lo hacían por su propio interés, para lograr la voladura controlada que buscaba Cospedal, pero el volumen de lo que estaba pasando era tan grande que todavía seguimos asombrándonos.

El gobierno más de izquierdas

La entrada de Podemos en el gobierno ha podido suponer algún cambio menor, como la futura prohibición de las líneas 902, pero en las cuestiones grandes siguen resbalando hacia la derecha. Javier Vizcaíno recopilaba varios titulares en pocas horas bastante sorprendentes: la congelación del sueldo a los funcionarios, que los ERTE consuman tiempo de paro, ampliación de la edad de jubilación o que las universidades públicas busquen empresas privadas que las patrocinen. Si estas medidas las proponen otros gobiernos ya tendríamos a los sindicatos convocando paros. La “izquierda” se dice, pero no se hace.

Sí, es importante

La expectación que ha levantado solo el tráiler de la nueva versión de Dune es la última muestra de la relevancia creciente de la ciencia ficción. Un género que siempre ha sido tratado como menor, como producto de entretenimiento sin capacidad de analizarnos a nosotros mismos, como mercado (no solo cultural, también de merchandising o hasta videojuegos) para frikis. Pero no lo es: la ciencia ficción hace tiempo ya que reclama su espacio cultural, que retrata sociedades y comportamientos humanos tan bien como cualquier otra expresión artística, y que es capaz de alcanzar a grandes públicos. Sí, importa.

Podemos, en la moqueta y la pancarta

En Podemos pueden preguntar a los de Bildu qué tal les salió su estrategia en la Diputación de Gipuzkoa de estar a la vez en los despachos y en la pancarta, literalmente. Igual así se ahorran el esperpento que firmaba Pablo Iglesias esta semana: el vicepresidente del gobierno español animaba a los miembros de las asociaciones agrarias que se manifestaban en la carretera: “Seguid peleando, tenéis razón”. Igual que en su día Torra animó a los CDR: “Apretad, apretad”. Y todos sabemos el resultado. Jorge Matías respondía a Iglesias en Twitter lo que todos pensamos: “Que estás en el gobierno, colega”.

El morro de Isabel Díaz Ayuso

Isabel Díaz Ayuso saca pecho de la política recaudatoria de Madrid… Como si no fuera la comunidad de la capital de España, como si las grandes empresas de fuera de Madrid no recibieran presiones para trasladar su sede social o parte de su negocio a la capital, como si eso no supusiera un expolio a su querida (y cada vez más vaciada) España, como si no se enterase de nada o como quien miente a lo grande, sin ruborizarse. Díaz Ayuso lo que tiene es un morro infinito que le hace poner como modelo a la excepción y reprochar a los demás que no gestionen como ella: con todo de cara y la cara dura.

Acción, reacción y Torbe

Creo que Torbe sorprendió a muchos mostrando el libro de una de las fundadoras de Vox contra lo que ella llama “feminazis”. El productor, director y actor porno tuiteaba: “Qué grandes verdades las dichas en este libro. Cómo pone Cristina Seguí a cada una en su sitio. Muy recomendado”. Anteriormente ya había provocado a feministas más intransigentes (una provocación que no sorprende del personaje), pero alabar a la ultraderecha es otro nivel. Él sabrá. Pero, ¿qué opina Seguí de este apoyo? A los de Vox todo les vale (y Torbe es muy popular), pero, ¿dónde quedan los principios ultracatólicos?

EE.UU., a por algún récord

La población y los políticos de EE.UU. tienen que estar buscando un extraño récord que se me escapa. Solo así se explica que los principales candidatos para la próxima campaña superen todos los 70 años, como recuerda Dori Toribio en Twitter: Sanders y Bloomberg tienen 78 años, Biden tiene 77, Trump tiene 73 y Warren es el más joven con 70 añitos. Vale que los 70 son los nuevos 60 (y espero que los 40, los nuevos 30), pero me sorprende que nadie en torno a los 50 años (no pido millennials) haya podido presentarse con opciones. Por no hablar de que todos son, además, hombres. Bueno, ancianos.

La crisis de identidad digital del Barça

Iu Forn en su columna sobre el “Barçagate” o “Bartogate” escribe cosas muy interesantes. Por ejemplo, que el millón de euros que el club pagó a una empresa de monitorización de redes es, a todas luces, excesivo. 30.000 € ya es un buen precio. Por un millón tienen que hacer otras cosas… Como las que describen Ara y la SER: crear identidades digitales y corrientes de opinión favorables a un Bartomeu que, sin embargo y como recuerda Forn, no se presentará a las elecciones. El de El Nacional concluye que la filtración solo ha podido ser desde dentro. Y termina expresando sus dudas, ¿qué logra quién la ha hecho?

Cuando avanza el fascismo

Cuando el fascismo avanza todo lo demás retrocede: no es ninguna casualidad que Vox haya puesto como condición para su apoyo al pacto entre PP y Ciudadanos en Andalucía que se retroceda en materia de violencia de género o en materia de memoria histórica, como publicaba también OK Diario, el diario de Inda que pasa de pepero a voxero con pasmosa facilidad. El fascismo avanza, decía, y retrocede la seguridad de las mujeres y llamar al franquismo por su nombre, pero esto es solo el principio. Vox va a pedir mucho más, porque el fascismo es un monstruo que solo avanza devorando.

Pero, Pablo, ¿qué dices?

Reconozco que la primera respuesta de Pablo Casado a la exigencia de Vox de retirar el pacto contra la violencia de género me gustó. Pero poco tarda el que más manda en el PP en ponerse en su sitio y, de paso, en ponerme a mí (la estupefacción permanente ante tanto atrevimiento) y a Borja Sémper, que no puede ir de guay cuando pertenece a un partido así. Casado finalmente aprovechaba la violencia machista para hablar de independentismo, kale borroka, y el gobierno socialista. Decía Casado que no admite lecciones, y se nota: tanto atrevimiento solo puede ser fruto de una ignorancia ambiciosa.

Vox dice que solo les hagamos caso a ellos

El problema, según los de Vox, es que no les hemos entendido cuando han puesto como condición para el apoyo al cambio de gobierno en Andalucía abandonar un pacto contra la violencia de género. Los de Vox también dicen, vía Twitter, que cuando queramos saber algo de Vox les hagamos solo caso a ellos porque los medios solo manipulamos. No cabía otra explicación, claro. ¿Se imaginan diciendo eso al PNV, Bildu, PSE o PP? Bueno, alguno de Podemos dijo algo parecido. Lo que tiene narices es que Vox esté haciendo que parezcan moderados los de Ciudadanos.

La verdad no va con ellos

Tiene gracia que precisamente en el Twitter de Vox alerten del peligro que tienen los medios, que manipulamos, y al mismo tiempo Cristina Seguí, destacada miembro de este partido desde su creación, haya usado OK Diario (otra vez) para intentar colocarnos un bulo: un Guardia Civil, al parecer, borracho, había montado una trifulca en un bar de Almería. Según la versión de Seguí, le habían agredido por llevar una camisa con la enseña de España y, por supuesto, el bar es un nido de “podemitas”. El periodista Fermín Grodira cuenta cómo llamó a Seguí para informarle y ésta le despreció.

De aquellos polvos…

Estoy muy de acuerdo con la teoría que explica el crecimiento de Vox con el modo en el que algunos medios han usado enfoques irresponsables en temas como la inmigración o la inseguridad. Pero no solo se trata de las noticias: ficciones históricas más ficciones que históricas han ayudado a fijar ese relato de la España que Dios creó al octavo día. Y gracias por ejemplo a Isabel, Vox ha podido ilustrar su españolismo en el aniversario de “la liberación de Granada” según su propia versión del mundo. El profesor de Historia, Miguel Martínez, denunciaba en Twitter esta utilización.

Ibon Areso va para crack

20140822_areso

Sin duda, Ibon Areso no olvidará jamás esta Aste Nagusia que está viviendo como alcalde de Bilbao. Y tal vez por eso, o tal vez porque siempre fue así pero cedía el protagonismo a Ortuondo y Azkuna, no quiere perderse ni un acto, ni una visita, ni siquiera una partida a la rana en pleno Casco Viejo. Sirva este párrafo también para reconocer la labor de quien acompaña al “alkate”, saca la foto y la sube a Facebook en esta semana tan grande… y larga.

Y lo de UPyD, para “catacrack”

Rosa Díez y otros miembros de su partido parecen empeñados en dar la razón a Francisco Sosa Wagner, no tanto por la necesidad de unirse a Ciutadans, como por la certeza de que UPyD es un partido en el que el “ordeno y mando” de la lideresa solo puede acatarse. Irene Lozano, por ejemplo y como recoge ‘Libertad Digital’, ha pegado un buen repaso a su “compañero”: “Va a resultar difícil que te igualen en mezquindad”, le suelta antes de recordar que “campaña de Sosa Wagner es la peor valorada y que al eurodiputado no le conoce ni el 12% de los españoles”. Y estos son los unidos, los progresistas y los demócratas.

Pero Vox no se queda atrás

En UPyD estaban ya nerviosos con la aparición de Podemos, que le ha restado el voto populista pero no español recalcitrante. El español recalcitrante corría cierto riesgo, a su vez, por culpa de Vox, pero parece que el partido de Abascal se debilita sin ayuda exterior. Por un lado, Cristina Seguí ha abierto una vía en plena línea de flotación, y por otro, según ‘El Semanal Digital’, por la lucha interna en una batalla de jóvenes (el propio Santiago Abascal) contra viejos (Vidal-Quadras y José Luis González Quirós, al que Seguí acusa de enriquecerse a costa de Vox).

Chandalismo

La “reflexión” de Fidel Castro sobre la visita de Nicolás Maduro a Venezuela es como se la esperan: vacía, falaz y cargada de propaganda “antiimperialista” (anda que no se ha quedado viejo el término, ni nada). Y la foto, también: ambos con chándal, pero Maduro añade unos pantalones y unos zapatos de vestir negros que hacen juego con su bigote y con el futuro económico del país al que conduce hacia el precipicio. La foto de Maduro con Castro, que bien podría ser conocida como “la del chándal” solo deja una cosa patente: que el dictador cubano sigue vivo, y que es el único líder del que Maduro recibe loas.

No se toca… a los niños

Nuestro compañero del ‘Noticias de Gipuzkoa’, Jurdan Arretxe, ha resumido en un tweet mejor que nadie el motivo por el que el FC Barcelona no podrá fichar a jugadores nuevos durante las dos siguientes aperturas de mercado. Dice Arretxe: “’La Masía no es toca’. Pero los viveros del resto del mundo, los manoseamos como queramos”, y concluye con un irónico “valors”, en catalán. Y así es: el modelo de “la Masía” pasa por no respetar otras canteras, y por arrancar a niños de sus contextos familiares bajo esperanzas futbolísticas, sin que exista responsabilidad por los sueños y los muñecos rotos.

Sosa Wagner les ha salido rana

20140821_sosa

El eurodiputado de UPyD ha metido a su partido en un jardín sin comerlo ni beberlo. Sosa Wagner apuesta por unirse a Ciutadans, el partido que roza la derecha por el extremo pero que ha perdido a uno de sus cofundadores, reconvertido en portavoz de Podemos en Catalunya (asómbrense conmigo por las ciabogas de algunos). Y avisa, además, de cierta dictadura dentro de UPyD. Un tema tan jugoso y la propia respuesta de Rosa Díez (despechada una vez más, por supuesto) generaron algo de debate y, sobre todo, no poca sorna en Twitter.

Cris Seguí, también rana

La lucha por ver quién es el Podemos del PP, se complica. Parece que ni UPyD, ni Ciutadans (que juega a dejarse querer por los de Rosa Díez… pero solo buscan desgastarla), ni Vox quieren liderar el populismo de derechas. Ahora son los de Santiago Abascal los que tienen un problema: Cris Seguí, tan probadamente ignorante como aficionada al insulto hacia lo no nacionalista español, acusa a uno de los fundadores de este partido, José Luis González Quirós, de estar pasando facturas mensuales de casi 12.000 € a Vox que cobra la empresa que tiene con su propio hijo, según ‘Periodista Digital’.

Los Thyssen se van a Suiza

Son cosas de ricos, de esos para los que su fortuna es su patria, y su nacionalismo empieza donde termina el número de su cuenta en Suiza. Es el modo de vida de los Thyssen, pero también el de muchas otras familias. Según ‘Vozpópuli’, que cita a ‘El Mundo’, la baronesa, su hijo, nuera y demás, abandonarán España para instalarse en Suiza después del verano, y evitar así residir 183 días en suelo rojigualdo. Si alcanzaran esa cifra se verían obligados a pagar los impuestos en España. Y eso, claro, no pueden “permitírselo”.

El veraneo de Urkullu

Parece que las noches de Marbella en las que Patxi López veía la Supercopa de España en un garito de moda, quedaron atrás. Su sucesor, según ‘El Confidencial Digital’, ha elegido Fuerteventura: “El lehendakari no ha esquivado, en su estancia en la isla canaria, el contacto con el resto de turistas. De hecho, ha optado por frecuentar zonas muy transitadas por los visitantes en el municipio de Jandía. El viernes de la pasada semana, 15 de agosto, Urkullu se dejó ver en la calle más céntrica de Morro Jable: una vía de unos 500 metros, con líneas de apartamentos y hoteles, y restaurantes de menú del día. El lehendakari decidió tomar algo en uno de esos modestos mesones, a la vista de los allí presentes”.

Mejor si te cortas un poco

Ayer tuve mala suerte, y encadené una serie de lecturas on-line llenas de recomendaciones para ser el que más alcance tiene en Internet. Las lecturas, básicamente, eran una bazofia llena de consejos que no servían para nada salvo para ponerte en ridículo. Consejos como el de poner un montón de hashtags a tus fotos de Instagram, que te generan “me gusta”, sí, pero que dañan tu imagen. Palabras como “copywritter” para definir entelequias que toda la vida se han resuelto con “comunicación”. O blogs llenos de “sabiduría” de quien no sabe cuándo lleva tilde “sí”.