Va de fútbol… O no

El fútbol no es solo un deporte, es un fenómeno global que también sirve para explicarnos a nosotros mismos. Por supuesto, la prensa deportiva es un elemento digno de observación por sus contradicciones y destellos. El pasado domingo, el diario Marca contradijo su propia fama con un destello, y todo para bien: la foto de portada para anunciar la final de la Supercopa la protagonizaba un matrimonio saudí normal, es decir, ella iba completamente tapada. Esa imagen es el retrato de la realidad de una fiesta del fútbol pagada por un estado machista, y es la foto un gol, el del periodismo a la RFEF.

No es lo mismo

Me parece mejor lo que han hecho en Marca que lo que ha hecho Isabel Díaz Ayuso no porque tenga más paquete a los políticos madrileños del PP que al diario, sino porque hay una diferencia de base: Marca lo ha hecho con las mismas armas que siempre, y Díaz Ayuso desde un palco VIP y su condición de presidenta de la Comunidad. Que sí, que muy bien lo de entregar la supercopa sin velo y manga francesa, pero los gestos necesitan cierta coherencia, y desde luego, el PP que la aúpa a categoría de heroína, no la tiene si pacta con otros machistas y favorece la venta de armas a otros regímenes.

La dignidad… De quien le fichó

Sigo con fútbol: no me parece bien de ninguna manera lo que está haciendo el FC Barcelona a Ernesto Valverde. No solo porque el club esté ninguneando a un entrenador que mantiene líder al equipo en Liga y Champions después de perder una semifinal de un torneo menor. También porque Valverde, por lo que ha demostrado como entrenador y persona, no se lo merece. Pero así es la directiva… Que le fichó en tiempo récord cuando decidió no seguir entrenando al Athletic. Entonces nadie se creyó aquella patraña y es evidente que el mismo Barcelona se dirigió al entrenador con contrato de un rival.

La próxima vez, a animar

Comparto al 100% la opinión de Endika Río sobre la “fiesta” del fútbol femenino en San Mamés. Ya hemos batido un récord de asistencia, y ya hemos llevado a nuestras hijas e hijos al campo a precios populares. La próxima vez que las chicas del Athletic jueguen en el estadio tendremos que ir a animar y no a hacer una ola con un 0-1. Eso es igualdad y lo demás, una foto sin contenido. Pero tampoco creo que debamos flagelarnos ni buscar culpables. Al contrario: hemos roto el hielo entre todos y ahora toca dar calor de verdad a las leonas, e ir a nuestros asientos con nuestros carnés a rugir al rival.

En efecto, “grandes”

Termino esta columna tan futbolera… Y tan política o social como cualquier otra, con el tuit de Isma Urzaiz a los jugadores del Bilbao Basket. Confieso que no me da tiempo a seguir más actualidad deportiva que la futbolística, pero por supuesto me he enterado del temporadón de los hombres de negro (el domingo, de blanco) y de su clasificación para la Copa. Urzaiz les llama “GRANDES”, así, con mayúsculas, porque es lo que son. Además del beneficio económico directo de tener un equipo de primera en varias disciplinas está el impacto social positivo por motivador y cohesionador. ¡A por la Copa!

La justicia no es igual para todos

Hasta doce pasos (cada uno más complejo que el anterior) en cuatro años ha tenido que dar el PP para lograr, como afirma Marcos Paradinas en El Plural, “tener un tribunal favorable”. Así, el partido de Rajoy ha conseguido cambiar a quién juzgará su caja “B” por un grupo más favorable. El propio Paradinas concluye: “la independencia judicial es una quimera en entredicho” antes de exponer una maniobra muy “enrevesada” pero efectiva, por lo que parece.

Ni son votantes ni tiene gracia

Me ha sorprendido la cantidad de medios, por lo menos digitales, que han comprado el enfoque de que los monigotes que han aparecido atados boca abajo en un puente de Barcelona junto a una pintada que reclamaba la libertad por los presos políticos, correspondan a votantes como, insisto, afirman todos los digitales a propuesta de Sociedad Civil Catalana. En cualquier caso, la acción es una barbaridad, un desacierto y una estupidez. Tanto que hasta dudo del objetivo y la autoría.

Qué gran error es Trump

Ha sido uno de los temas de la semana en Twitter que no les he traído a la columna por agotamiento: los desbarres de Donald Trump en esta red social no me motivan en absoluto, y no quiero que su actividad digital atraiga más atención que sus políticas, igualmente desacertadas pero con consecuencias más graves. Pero que la portavoz de la Casa Blanca asegure que Trump ha retuiteado mensajes xenófobos desconociendo la fuente y el objetivo es insultante.

No toman en serio al Athletic

Ernesto Valverde ha sido un gran entrenador del Athletic, pero su salida al gran rival en la última década y del modo que lo hizo, mintiéndonos y despreciando a la institución con la ayuda de Urrutia, ha hecho mucho daño. Entre presidente y exentrenador arrastraron por el barro al Club, y exactamente lo mismo hacen ahora en Madrid (¡cómo no!), dando por hecho el fichaje de Kepa Arrizabalaga por el equipo de Florentino, al que puede que ni se enfrente por lesión.

¡Qué marrón!

En Magnet lo cuentan estupendamente, así que háganse a la idea con las líneas que les copio del lío en el que pueden meterse los médicos afectados: “Un hombre de aproximadamente 70 años fue llevado a la sala de urgencias de un hospital de Florida. Una vez que el equipo del hospital se disponía a aplicar los tratamientos de rutina para su reanimación, se encuentran con una gran tatuaje en el pecho donde se leía ‘no resucitar’, con el ‘no’ subrayado y abajo lo que parecía ser su firma”.

Pues yo tengo mis dudas

20170531_dudas

En este momento que vivimos, tan difícil para el periodismo, pendiente de qué resulta indignante para esa parte de la sociedad que se manifiesta en Twitter y que siempre está dispuesta a indignarse, después de leer dos veces la pieza de InfoLibre tengo mis dudas de que, realmente, lo del fiscal Anticorrupción, Manuel Moix (heredar junto a sus tres hermanos una empresa radicada en Panamá cuyo objeto era ocultar la propiedad del chalé de sus padres), sea algo más grave que una evidente falta de decoro.

Y no defiendo a nadie

Lo que han leído en el párrafo anterior no es una defensa a Moix, ni mucho menos a Pedro J. Ramírez, siempre dispuesto a dar la versión del poder dominante mientras nos vende no sé qué rollos de la revolución del periodismo en Internet. Pero a menos que haya algo más, que esa empresa haya servido para evadir impuestos (él asegura haber abonado con sus hermanos todos los correspondientes como heredero), me cuesta contribuir a la cultura del escándalo diario.

Dejamos que otros decidan la noticia

La moción de censura de Pablo Iglesias, para Pablo Iglesias, por Pablo Iglesias, es perfectamente útil para explicarme: una noticia que no lo es, porque la moción no saldrá, que hay que contar como quiere el partido que mejor responde a los “indignables”. Pero lo hacen bien en El Independiente: la realidad es que Podemos quiere desgastar al PSOE, y no hacer frente al PP. No podemos dejar que nos digan cómo es la noticia, por muchas menciones que nos hagan en Twitter.

Elevamos el detalle

Y si el PP tuitea una tontería y luego borra el tuit nos enredamos como un gato pequeño con un ovillo de lana. Empezando, por supuesto, por esta misma columna. Los de Rajoy y Alonso tuitearon: “Puigdemont quiere hacer un referéndum en lugar de escuchar a los catalanes”, y la jaimitada hay que señalarla y denunciarla en Twitter, como hace Javi Vizcaíno. Pero lo que tiene que abrir portadas on-line y en papel, y columnas, es la violencia machista que ha generado tres nuevos asesinatos.

No nos toméis por tontos

Para reivindicarnos, para no caer en la espiral del escándalo, que ha sustituido hace tiempo a la del silencio (la coacción ahora te lleva a señalar, a retuitear, a compartir, a gritar: “¡Mira qué zasca!”), es importante que no dejemos que nos tomen por tontos, que es justo lo que hacen en la Barcelona futbolística a los del Athletic: ¿alguien se cree que Valverde y el Barça han hablado por primera vez y cerrado un acuerdo en 48 horas? ¿Y por qué quieren que traguemos con ello?

Otra vez

20170524_otra

Una vez más, decenas de vidas truncadas en Manchester por un atentado que, con el paso de las horas, hará suyo algún grupo terrorista lejano, de esos que fueron armados para una guerra que se pierde en el tumulto de conflictos, y cuya estela de horror, en este mundo sin fronteras, ha alcanzado Europa. Sí, nos duelen más las pérdidas con las que podemos identificarnos más fácilmente. Y este dolor cercano es el que tiene que mover a las instituciones a que haya más coordinación europea.

Y cada vez más confusión

En estos tiempos de inmediatez y Twitter, los medios “tradicionales” tenemos que esforzarnos por ofrecer algo que marque la diferencia. Y, no, los vídeos grabados con el móvil en el momento del atentado no me parece que aporten algo sustancial. Así que celebro que en Politibot recomendasen mandarlos a la policía inglesa. Después, los periódicos tendremos que hacer lo que no hace Twitter: explicar para qué le sirven a los agentes y en qué ha derivado una investigación compleja.

Esto sí está más claro

Mucho más claro está el objetivo de la moción de censura de, por y para Pablo Iglesias: obligar al PSOE a posicionarse para, haga lo que haga, criticarlo. Alberto Garzón ha enlazado dos tuits bastante criticados empujando a Pedro Sánchez a proponer su propia moción para que Podemos retirase la suya previa reunión con IU. Entonces, ¿la gente que se manifestó en Sol no importa y la decisión la toman dos machos alfas políticos? ¿O eran figurantes de una tragedia para el PSOE?

Valverde, así, no

Xabier Álvarez, reciente premio DEIA al tuitero vasco más influyente, enfoca muy bien el tema: no se trata del futuro de Ernesto Valverde, sino del futuro del Athletic. Y me da mucha pena que un entrenador que ha sido tan bueno para el club se vaya de este modo: anteponiendo los intereses de su nueva empresa sobre la que le está pagando la nómina. Pero esto va, además de sueldos, de afición, de corazón y de dignidad. El Athletic no es menos importante que el Barcelona, que nadie le trate peor.

Fanta y los youtubers

Elrubius es un youtuber admirable: comunica mejor que nadie en un nuevo espacio de masas. Va por delante, sí. Y su acceso al mundo de la publicidad tradicional por medio de unos anuncios para Fanta es totalmente justificable. Al final, los youtubers son vendedores de audiencias a anunciantes. Lo de toda la vida. Así que, sí, la comunicación será nueva y diferente, pero el negocio es el mismo de siempre. Por lo tanto, menos revolución y rechazo al sistema de siempre porque es el que paga las facturas.

Pablo Ráez, un héroe necesario

20170228_pablo

El malagueño Pablo Ráez tenía poco más de 20 años y ha fallecido después de que el transplante de médula al que se sometió para combatir su leucemia no fuera bien. Y si conocemos su historia es porque es extraordinaria: la de un luchador que nunca perdió la sonrisa y lanzó campañas para promover las donaciones de médula por medio de las redes sociales. Su imagen optimista, con la que hacía frente a la muerte nos ha conmovido y tiene que resultarnos inspiradora. Descansa, Pablo, tu batalla personal ya es la de todos.

Shifa Gardi, otra heroína necesaria

Shifa Gardi era una periodista kurda de la agencia Rudaw que es el pasado fin de semana no sobrevivió al ataque que recibió su convoy en Mosul, solo una hora después de hacer su última conexión informativa en directo. Gardi era, además de una de las muchas periodistas que se juegan la vida para contarnos lo que sucede, un icono porque personificaba un desafío constante como mujer y kurda, que se enfrentaba a un invasor tan machista y racista como el estado islámico.

Y los Franco, con sus miserias

La semana empieza mal, con pérdidas irreparables de héroes y heroínas que, sin capa pero con una cámara, son capaces de concienciarnos desde su sufrimiento. En las antípodas, acomodados y prepotentes, encontramos a los herederos de Francisco Franco, que desoyen la obligación de la Xunta de abrir el Pazo de Meirás, y han deshabilitado los cauces para realizar visitas. La pelota está ahora en el tejado de las autoridades competentes, que tienen que decidir si se lo permiten.

Seamos justos con nosotros mismos

Ernesto Valverde es el entrenador con más partidos en el Athletic Club. Después de 292 encuentros es normal que haya opiniones diferentes e incluso desgaste entre él y la afición o la prensa. Pero sería injusto no reconocer, pese al momento actual, que se trata de una trayectoria exitosa y que Valverde tiene un mérito innegable. A partir de aquí discutimos sus métodos, sus decisiones (personalmente, nunca he entendido cómo organiza las rotaciones) y sus formas. Pero vaya por delante el reconocimiento.

El misterio del enorme error en los Óscar

En Magnet explican muy bien lo que sucedió: Warren Beatty tuvo en su mano todo el tiempo el sobre equivocado y por eso Faye Dunaway acabó leyendo “La La Land”, porque en ningún momento aparecía en la cartulina el nombre de “Moonlight”, que era la verdadera ganadora. Aún no sabemos cómo, a Beatty le dieron una copia del premio a la mejor actriz de reparto, y no el de mejor película. A partir de ahí: el ridículo, el desconcierto y las imágenes para la historia.