No hay premio por tener las botas limpias

Comparto con Antonio Agredano la profesión, la edad y una riada de melancolía por nuestras venas. Pero él lo cuenta muchísimo mejor que yo, así que les invito a que lean su blog de vez en cuando, sobre todo si necesitan lamerse las heridas que hace el paso del tiempo. Dice Agredano que en la vida, como en el fútbol, “no hay premio por mantener las botas limpias” y que “ser de un equipo de fútbol es un compromiso moral con la derrota”, como lo es vivir. “Tirar un penalti tiene la bendición de poder fallarlo”, concluye como si nada a mitad del texto. Y permítanme que me quede con este mensaje positivo.

El puto amo

En este domingo lluvioso en el que acabará dando vueltas al periódico, antes o después leerá esta columna y se enterará (si no lo ha hecho antes) de mi admiración por Agredano y por Pep Guardiola. Estoy seguro de que si no fuera ex futbolista y entrenador también hoy estaría escribiendo sobre el catalán porque alguien con sus extraordinarias sensibilidad e inteligencia solo puede brillar. De Guardiola habla sin cortarse su amigo David Trueba para Líbero. Pero su relato vale tanto para el fútbol como para la vida: pasión, clarividencia, imaginación, escritura, conversación y, sobre todo, personas.

No estoy para mitades

En la otra gran revista de fútbol, Panenka, nos hablan de un delantero serbio de veinte años que lo remata todo y está ha llamado a ser uno de los grandes arietes del fututo, y reflexionan al mismo tiempo sobre la figura del “falso nueve” que tan de moda está y, por cierto, podemos atribuir a Guardiola. Si me lo permiten, me quedo con el primero porque no estoy ahora para medias tintas: denme un delantero letal, denme un tipo que va de frente, denme uno que venga a partirse la cara contra dos defensas desde el primer minuto hasta el último, denme la oportunidad de convertirme en eso.

El libro que nunca escribiré

La vida es ese penalti que tiras deseando que, al menos, vaya entre los tres palos. La vida es encontrarse con personas como Guardiola porque uno ya admite que nunca será Guardiola. La vida es conformarse con leer que un chaval que tiene la mitad de tus años está llamado a todo. La vida es darte cuenta de que nunca escribirás un libro y que no te importe. No porque no eres capaz, sino porque no eres famoso. Alberto Olmos vuelca en El Confidencial todo su resquemor, necesario para su catarsis y la mía: “Se han encontrado ya fórmulas para ser escritor sin abrir un libro ni poner una palabra”.

El hijo de Khashoggi

El hijo de Khashoggi que tuvo que estrechar la mano de Salman bin Abdelaziz y Mohamed bin Salman, rey y príncipe de Arabia Saudí, padre e hijo, tiene nombre: se llama Salah, y desde este fin de semana ya no reside en el país árabe. Ha decidido huir de la dictadura que ha asesinado salvajemente a su padre y le ha obligado a recibir las condolencias de quien quería verle muerto. El hijo de Khashoggi podría ser, perfectamente, título y materia para una columna de su propio padre, pero ya nunca lo será porque hay mucho hijo de puta suelto en este mundo, y eso es peor que la melancolía.

Fondos y formas

20161106_fondos

Uno de los tuits que más han corrido desde que Mariano Rajoy anunció la composición de su nuevo gobierno es este en el que Antonio Maestre denuncia: “La familia de Dolors Montserrat, ministra de Sanidad, debe 2.305.000 euros a Hacienda según la última lista de morosos”, y adjunta el pantallazo correspondiente. Por supuesto, Montserrat no puede responsabilizarse de lo que hagan sus familiares, pero las formas y los fondos son igual de importantes para un ministro.

La hora de los chistes

Con el asunto del piso de Ramón Espinar agotado, en mi opinión, llega la hora de relajarse y disfrutar de las ocurrencias de algunos usuarios en Twitter. Además de parodiar las fotos de un Espinar reivindicativo… Que había recibido una VPO a dedo, algunos tuits resultan críticas demoledoras con gracia: “Espinar: 30.000€ con un pufillo a los 23, pesebre en el parlamento con 30 y pocos. ¿Estamos ante un caso de… SUPERESPAÑOL?”, o “Si con 23 años gano 30.000 € no llego a los 24”.

Y la de las bajas

Mucho más serias se ponen las cosas en el PSOE, donde la gestora que dirige el partido después del golpe a Sánchez, ha decidido empezar a tramitar las bajas de afiliados motivadas, precisamente, por ese movimiento contra la secretaría general. Podrían ser hasta 20.000, según El Confidencial Digital, y la propia gestora anunció al principio que podían recibirlas pero no tramitarlas. La prolongación de su interinidad les lleva a empezar con estas otras tareas.

San Mamés para Bielsa

La revista Líbero lo hace de un modo atípico pero muy bien en Twitter: nos deja perlas como la que ocupa estas líneas pero no pone links. Es decir: hacen marca (la suya), hacen afición (al fútbol), generan ganas de leer lo que escriben y no trasladan a Internet…. Y recuperan reflexiones como la de nuestro adorado Bielsa: “San Mamés es una caja de resonancia del sentimiento”. Eso es lo que hacemos en nuestra Catedral y lo percibió perfectamente “el loco”.

Una historia de América

Reconozco que estas historias me fascinan, y que siempre pienso lo interesante que tiene que ser escribirlas y retratarlas: hace casi once años que en el aparcamiento “B” del aeropuerto de Los Ángeles hay una concentración de caravanas… ¡de los propios trabajadores! Se han organizado para ahorrarse los trayectos de ida y vuelta a sus casas. “Hay pilotos, copilotos, asistentes de vuelo, mecánicos, trabajadores de las empresas de carga de mercancías y personal que trabaja en el aeropuerto” (BBC).