¿Era broma?

Era tan evidente que esto iba a pasar que reconocer que en esta misma columna lo advertimos da hasta cierto rubor: al final, Marta Rovira reconoce que no proclamaron la república catalana, que aquella puesta en escena no tenía ninguna consecuencia política. Ya lo sabíamos cuando lo vimos, cuando mantuvieron la bandera de España o cuando empezaron a desdecirse rápidamente. Este “sí pero no” por las consecuencias hace, además, un daño difícil de reparar al movimiento independentista.

Nacionalistas acomplejados

Mariano Rajoy, Albert Rivera, Rosa Díez, Santiago Abascal, Alejo Vidal-Quadras y la Fundación José Antonio Primo de Rivera, entre muchos otros, han compartido y aplaudido en Twitter el vídeo de Marta Sánchez cantando con su propia letra el himno de España. Todos ellos, con un sentimiento nacionalista legítimo, alababan el espectáculo y el momento españolista. Pero todos ellos negarán su nacionalismo y acusarán a otros de padecerlo. Ya sabemos que no hay peor nacionalista que el acomplejado.

Anna Gabriel, refugiada

Al parecer, Anna Gabriel explicará hoy la estrategia de su defensa que, de momento, empieza con su viaje a Suiza para darnos desde allí los argumentos. La de la CUP, eso es innegable, ha preferido ahorrarse el paseíllo y la comparecencia ante el juez, marcándose lo más parecido posible a un Puigdemont pero en el corazón de las cuentas bancarias opacas, que tiene su gracia para una antisistema. Del mismo modo que en el caso del President, me parece un error la decisión y ridícula la justificación. La que sea.

Somos pobres porque tomamos café

En Espejo Público, de Antena3, tuvieron el cuajo de llamar a una experta para explicarnos que somos pobres porque queremos: si nos ahorramos el café de cada día tendremos una jubilación mucho mejor. Hagan números. A partir de aquí, los cálculos son infinitos: si no comemos, ahorramos. Si no compramos ropa hasta que nuestra única camisa esté agujereada, ahorramos. Porque no somos pobres por la rebaja de las condiciones y el de la cafetería no merece trabajar.

Empezar por el final

Antonio Agredano habla de Córdoba en su post sobre el cambio de nombre de las calles, pero en realidad es aplicable a cualquier ciudad. Esa y cómo está escrito es la grandeza de este texto. Agredano no niega la necesidad de borrar un pasado fascista, pero sí mete el dedo en la llaga de lo que vendrá después. Nombres comunes huecos (amistad, fraternidad) y batallas por imponer nuevos nombres propios que acabarán desbaratando no solo el callejero, sino también la necesaria reparación.

Día uno

Tenía razón ya la semana pasada el usuario de Twitter que vaticinaba grandes ridículos por la espiral de españolismo y contra la democracia en la que algunos habían entrado. La escalada ha sido sin cuerda y sin miedo: la montaña de Catalunya tenía que ser conquistada sin importar cuánta vergüenza o decencia se quedara atrás. Ayer ya vimos algunos ejemplos y esta semana veremos muchos más. La cordura se ha independizado de (una parte de) España.

La tormenta

“El destino susurró al guerrero: ‘Tú no puedes soportar la tormenta’. Y el guerrero devolvió el susurro: ‘Yo soy la tormenta’”. Este tuit lo publicaron en la cuenta oficial de la Guardia Civil, al parecer, para dar ánimos a los agentes destinados en Catalunya de cara a estos días. Y hoy, pasado ya el fin de semana, es el ejemplo de cómo se tomaron el referéndum a los lados de la línea que divide ambos países. No podemos olvidarnos hoy de lo que vimos y vivimos hasta ayer.

“Niños de escudos humanos”

En una cuenta no oficial del cuerpo de “la benemérita” también antes del referéndum alertaban del posible uso de menores de edad como “escudos humanos” ayer. El ridículo no conoce fronteras espacio-temporales, por lo que se ve, y el nivel alcanzado en el “lenguaje del conflicto” sirve hoy para retratar adecuadamente a cada actor en este proceso. Pero ahora nadie se hará responsable ni de lo sucedido ni de lo que hubiera podido pasar. Internet es efímero.

¡Oh, no!

El argumentario contra la expresión pacífica de la voluntad de un pueblo alcanzo su cima con la campaña de “hispanofobia” que lanzó el PP. Para su vergüenza tiene que quedar. Pero no hicieron menos el ridículo los medios que insistieron con que el Barça saldría de la liga española o, como Vanitatis, los que alertaron que con la independencia están en riesgo los títulos nobiliarios de la infanta Leonor. El concurso al mayor ridículo sobre Catalunya ha sido peleado.

Termino

Finalizo ya mi repaso a los mensajes que nos trajeron a días tan señalados como el de ayer y el de hoy con una corrección de Josean Beloqui a Gaspar Llamazares. Porque hasta los más aparentemente razonables han patinado con Catalunya: ¡por supuesto que una república puede tener bases nacionalistas! Por ejemplo, como bien le recordaba el de Geroa Bai: Francia, sin ir más lejos, es un buen exponente. Y esto es solo un adelanto de todo lo que nos queda por leer.

Patxi, ¿con Susana?

20170303_patxi

Uno mucho más listo que yo me explicó en una ocasión que en política lo más importante es saber lo que uno es. Patxi López tendrá que decirnos si lo sabe. Y si lo sabe, tendrá que explicárnoslo también, porque este ex de Sánchez podría estar haciendo ahora, según Vozpópuli, un frente común con Díaz para frenar, precisamente, a quien sirvió de apoyo. La teoría de que López es realmente un submarino del aparato contra Sánchez cada vez parece más sólida.

¿Quién está con Hazte Oír?

Facu Díaz ha hecho una buena recopilación de tuits para mostrarnos quién sí apoya a Hazte Oír, la asociación que ha pretendido poner en marcha un autobús contra la transexualidad y a favor del sufrimiento de los más inocentes, los niños y niñas que no tienen recursos emocionales para lo que les sucede. Empezamos: el ministro Fernández Díaz, que la declara “de utilidad pública”, cargos del PP (Mayor Oreja o Botella), Ciudadanos y Vox (Santiago Abascal) y periodistas (Isabel San Sebastián o Carlos Cuesta).

No, Urdangarín no tiene una “paguita”

Si siguen esta columna sabrán que la familia real española no es, precisamente, una de mis favoritas. Pero menos me gusta, aún, que se propaguen informaciones falsas y existan colaboradores necesarios. Así que les desmiento que Iñaki Urdangarín vaya a recibir “una paga en Suiza para sus gastos” y a nuestra costa (siempre lo es). La información sale de Hay Noticia, una web que, en nombre del humor, busca tráfico (y dinero) con noticias falsas. Y allá a quien se las cuelen.

¿Y qué gana Paola?

Cada vez soy más descreído. No me queda más remedio: vivo de observar Internet y, como acabo de explicarles, está lleno de mentiras y trampas. Así que, cuando vi retuiteado el mensaje de Juanfran Escudero, lo primero que hice fue preguntarle qué saca Paola, la niña a la que dice ayudar… ¡por medio de retuits! Porque lo que saca Escudero, ese “community manager de celebrities” lo tengo claro: más notoriedad en nombre de la solidaridad. Pero Paola, si existe y está enferma, no saca nada de la “acción” de Escudero.

Zorionak, Bego!

Begoña Beristain es una de las mejores amigas que he hecho en la profesión. Una persona con una fuerza extraordinaria y una capacidad inigualable para contagiar sus ganas de vivir intensamente. Así que, por supuesto, voy a dedicar unas líneas para felicitarle por el que es su último gran éxito de momento: quedar tercera mujer en el Sahara Maratón que acaba de celebrarse. El viaje, además, tenía un fin solidario real: llevar medicamentos y útiles que ella misma acompañó hasta los campamentos.

A Podemos también le votan los ricos

20160620_votan

En Magnet han sacado unos cuantos gráficos para tumbar que los pobres votan a Podemos y los ricos, al PP. Sencillamente, no es cierta esa afirmación ni la contraria. Hay perfiles de edad avanzada con pocos ingresos que son fieles a los de Rajoy, y familias con altos ingresos que se han apuntado a la moda de Podemos. No hay que olvidar que la cúpula de ambos partidos está ocupada por gente a la que no le va nada mal, en todos los casos con sueldos públicos antes de la política nada desdeñables, e incluso fortunas familiares.

Los empresarios tampoco entienden a Sánchez

Poco después del 20-D, uno que sabe un montón de comunicación política, me decía que el problema de Pedro Sánchez es que suena a hueco, y que eso que los expertos son capaces de identificar, también lo perciben de algún modo los votantes que, no saben por qué, pero no confían en él. Uno de los motivos por los que suena de este modo es que hace promesas sin contenido. ¿En qué consiste su solución federal para Euskadi? Y como leemos en El Confidencial Digital: los empresarios no consiguen que les explique cómo va a lograr bajar el paro.

Santiago Abascal habla claro

Para ser Vox un partido tan pequeño reconozco que le estoy dedicando mucha atención, primero con la pieza en El Confidencial sobre su presidente, Santiago Abascal, y hoy con un tuit en el que el propio Abascal deja claro dónde que: “No pactaremos con Podemos ni con Pdr Sánchez” (sic). Estoy seguro de que la mayoría de los más de 100 retuits que tiene el mensaje (entre ellos, el mío) tienen toda la retranca del mundo ante la afirmación de un “soñador”.

¿Hackeo o baneo?

En varios medios digitales, entre ellos El Confidencial, han recogido la noticia de diferentes maneras, de que algunos hackers están atacando las cuentas y las webs del ISIS después del asesinato homófobo de Orlando. El enfoque que yo echo de menos es el de por qué hay que hackear esas cuentas (y de este modo hasta tener que agradecer algo a esos justicieros), y no son directamente bloqueadas por los soportes: Twitter y Facebook. O por qué Google no tapona su visibilidad.

Torbe y Granados, unidos por la cárcel

La actualidad tiene estas cosas: Torbe, el empresario de cine porno vasco acusado de pornografía infantil, trata de blancas y evasión fiscal, y Francisco Granados, número dos del PP de Madrid y mano derecha de Esperanza Aguirre, que ha trincado bien de lo público en forma de mordidas y abusos, comparten módulo en la cárcel de Estremera, en Madrid. Por lo menos, una casualidad divertida por ciertamente sórdida nos distrae durante esta campaña repetida.

Que no me hablen de ejemplaridad

20151220_ejemplaridad

El ministro español de Exteriores reconocía que le había entristecido la renuncia de Gustavo de Arístegui como embajador en La India después de que trascendiera que, ya como diplomático, había actuado como mediador con suculentas comisiones. Todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario, es cierto, pero es que Arístegui, el que entristece a García-Margallo, tenía un pasado. Un pasado en el que su sueldo de diputado por el PP y diplomático había estado embargado por impagos a Hacienda.

Más español que Ciudadanos en Euskadi

Al parecer, Albert Rivera sólo ha hablado claro desde el viernes hasta hoy. Justo antes del fin de semana se destapó con que facilitará que Mariano Rajoy repita como presidente del gobierno. Y ayer leíamos que él mismo reconocía que “no hay nada más español que ser de Ciudadanos en el País Vasco”. Hombre, algo ya nos olimos cuando leímos aquel comunicado de su partido en el día del euskera hablando de una lengua impuesta cuyo aprendizaje atrofia el cerebro de los niños vascos.

Haber votado a Vox

Si alguien quería votar a un partido más español que la bandera y más a la derecha que el PP pero que critique al PP, tenía su opción en Vox, y no en Ciudadanos, visto lo visto. Además, en ‘Magnet’ han llegado a la conclusión de que su campaña ha sido brillante, con vídeos hilarantes, atrevimiento al repartir sobres con los colores rojo y gualda, o fichajes como los del padre de Monedero y Carmen Lomana, que además asegura que si es elegida hoy Senadora intentará cerrar el Senado.

Nuestro país es así

Podemos ponernos tan dignos como queramos, negar la mayor y asegurar que a pacifistas, ojo, no nos gana nadie. Pero la realidad es que en Euskadi el sector industrial que provee a los ejércitos existe, y es potente. Tanto que una compañía vasca ha ganado el concurso de 27 millones de euros para, en cuatro años, “desarrollar nuevas transmisiones para vehículos blindados de cadenas” en el ejército de EE.UU., según ‘El Confidencial’. Es decir: tanques.

Aquí estamos, por suerte para todos

Esta semana que acaba hoy se ha cumplido un año desde que Google News limitara fuertemente su servicio en España. Hace doce meses leímos muchos mensajes apocalípticos y muchas acusaciones a los medios de comunicación que habían forzado a la empresa del buscador a tomar esta decisión. Hoy, un año después, seguimos todos aquí, sirviendo información y opinión, también Google. Y esa es una buena noticia, también para Google.