La anécdota

20150627_anecdota

Sí, lanza el tuit (y el nubarrón) un colaborador de Xavier Trías, ex alcalde de Barcelona, pero precisamente por eso, porque se trata de una persona que conoce y ha trabajado por engrandecer la figura institucional, el comentario es relevante: Xavier Tomàs hace incidencia en la actitud de Ada Colau durante el tiempo que tuvo que esperar en el interior de un ascensor por una avería: tirada en el suelo, sacándose selfies y saludando como quien saluda a un colega de sentada.

Lo serio

Quedarse atrapada en el ascensor con Pablo Iglesias y otros miembros de Ciudadanos y sacarse selfies desafortunados puede ser un accidente. Convertir a tu pareja y a la de un colaborador directo tuyo en personas de relevancia dentro del organigrama es plenamente intencionado: el marido de Ada Colau, Adrià Alemany, ha “ascendido” a persona de relación entre Barcelona en Comú y el ayuntamiento (‘Vozpópuli’). Y la mujer de Gerardo Pisarello, teniente de alcalde, Vanesa Valiño, será la asesora de Vivienda.

La fiscalía se equivoca

La fiscal Blanca Rodríguez se equivoca, e incluso entra en el terreno del ridículo, imputando a Guillermo Zapata, tras una denuncia de Dignidad y Justicia, por sus tuits ofensivos contra las víctimas (‘Libertad Digital’). El hecho de que el mismo concejal de Madrid los haya borrado podría complicar su defensa, ya que ahora no es accesible ver al propio Zapata equivocarse, en primera instancia, al creer que Twitter es el espacio para hacer una ponencia sobre el humor negro.

Esto sí debería de ser delito

Mientras Caja Madrid se hundía, Miguel Blesa vivía con todos los lujos gracias al dinero de los ahorradores que confiaban en la entidad. Caviar “Beluga Royal 000 (máxima calidad)” de 4.200 €/kilo (que a ellos se lo dejaban a 1.445, ¿por buenos clientes?), vinos de Vega Sicilia únicos o champán francés, habitaciones extraordinarias en hoteles de lujo, o cacerías de hipopótamos, para satisfacción propia, encuentros del Consejo de Administración, o con grandes clientes (‘El Confidencial’).

La aldea global

Creo que la hija de Eduard Punset no ha oído hablar a su padre de “la aldea global” que acuñó Marshall McLuhan, con la de cosas que parece que sabe el padre de la familia. Solo así se explica que Carolina Punset se haya atrevido a aseverar en las Cortes Valencianas, donde es representante de Ciudadanos, que “donde triunfa la inmersión lingüística estamos volviendo a la aldea” (‘Nació Digital’). Para la Punset, el esfuerzo de recuperar el valenciano es infructuoso o, lo que es peor, si triunfa es solo para mal. Pues nada, empecemos a hablar todos en inglés.

Umberto Eco vuelve a tener razón

20150620_umberto

Si algo aprendí en mi época universitaria es a admirar a Umberto Eco. Una admiración reforzada esta semana después de leer sus palabras en la web de ‘Tiempo Argentino’: “Las redes sociales dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente, y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los necios (…) La televisión ha promovido al tonto del pueblo, con respecto al cual el espectador se siente superior. El drama de Internet es que ha promovido al tonto del pueblo al nivel de portador de la verdad”.

Y quien toma por tonto al pueblo

Carmena y Ada Colau acudieron al ayuntamiento el primer día de trabajo en metro, y Joan Ribó, en bicicleta. Estas nuevas costumbres de los nuevos alcaldes han saltado a los medios de comunicación. Ahora, empiezan a saltar los cambios de costumbres: la alcaldesa de Madrid, al parecer, cogió un taxi a la salida del trabajo, en vez del metro. Y el alcalde de Valencia ya acude a los actos en un coche oficial, en concreto, un Ford Mondeo. Ojo, no me parece mal que lo haga, me parece fatal que venda que no lo va a hacer.

La mierda huele si la mueves

En Podemos sigue pensando que el velo no se ha rasgado. Por eso han puesto en marcha una estrategia de acoso y derribo contra el PP por medio de lo que sus representantes han publicado en Internet, para “vengarse” (y esto me parece lo más preocupante) de lo que han hecho con Guillermo Zapata, según ‘El Confidencial Digital’. Pero en Podemos se equivocan: es la misma miseria la de unos y la de otros, lanzada como guano contra un ventilador que va a salpicar indiscriminadamente.

Cervera, absuelto

Traigo el caso de Santiago Cervera a esta columna porque, antes de ser puesto a los pies de los caballos por su propio partido, era uno de los representantes del PP más activos (y con mejor sentido) en Twitter, y como seguidor suyo, le tenía aprecio. Según el juez que lo ha absuelto, el navarro no intentó chantajear al ex presidente de Caja Navarra. No entra a valorar si le tendieron o no una trampa, aunque deja pistas sobre una posible intervención en el ordenador del ex líder del PP.

Y Txarli Prieto, encausado

Ojo, como siempre decimos: un investigado o un imputado no es un condenado. Y todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario. También sigue siendo inocente Txarli Prieto hasta que un juez encuentre delictivo el comportamiento que ha denunciado la fiscalía por unanimidad de la junta de fiscales. El ex secretario general de los socialistas alaveses está siendo investigado por “estafa y de falsedad documental en relación al pago de obras en algunas sedes del PSE-EE en Álava” junto al ex director general de la Policía, Víctor García Hidalgo (‘Libertad Digital’).

La realidad está aquí abajo, Mariano

20150601_abajo

Me he encontrado estos días varias veces el post de Javier Pérez de Albéniz en ‘Cuarto Poder’ sobre la enorme distancia que ha habido y sigue habiendo entre el discurso del PP y la realidad de España. Su paralelismo con la ridícula pleitesía que se rinde a Letizia Ortiz es magistral. A la reina de España se le da crédito cuando, con un caro vestido y en medio de una cena de gala en Honduras, hace un discurso sobre “pobreza, desigualdades, estrecheces y otras zarandajas”. Rajoy vive alejado en la misma medida, en su torre de marfil.

Y esto, ¿de qué va?

Todavía sigo sin saber si es una broma o la cuenta en Twitter “No Podéis” realmente persigue una revolución de jóvenes de Madrid y otros puntos de España contra la ola política de los de Pablo Iglesias. Su campaña de venta de pulseras con el lema, y de niños pijos y niñas pijas luciendo una expresión de negación de la realidad, la voluntad popular y la opción de millones de personas, me parece en todo punto rechazable. Solo espero que sea una broma, aunque la realidad, por patética que sea, es capaz de superar a la mejor ficción.

Todo es revisable

Estoy tan convencido de que Manuela Carmena y Ada Colau, si llegan a ser alcaldesas, revisarán parte de sus líneas de campaña para adaptarlas a la realidad, como de que Fernando Encinar escribió el tuit de la discordia (disponible en ‘LibreMercado’) con la mejor de las intenciones. El fundador de Idealista quiso alertar sobre el peligro de que se paren todos los desahucios, especialmente los del alquiler entre particulares, ya que un impago sistemático no sería motivo de salida de la vivienda.

¿ERE en UPyD?

UPyD es, ahora mismo, una centrifugadora con grandes grietas en el tambor. Con cada vuelta a altas revoluciones va esparciendo sus propios cachitos. En ‘El Plural’ recogen que han perdido el único concejal que habían logrado en la provincia de Huelva tras el recuento final de votos, y en ‘El Confidencial’ adelantan ya un ERE que Rosa Díez ni confirma ni desmiente. Por si todo esto fuera poco, Irene Lozano tienta a Toni Cantó para que vuelva a la formación magenta de su mano.

“Influencers” vs. profesionales

No me gustan demasiado los “gurús” como Gaby Castellanos, pero menos me gustan los “influencers” que ella misma desnuda en una acertado post. ¿Que qué es un “influencer”? Usuarios de redes sociales o blogs con miles de seguidores que se ofrecen a las marcas para posar o probar sus productos, muchas veces, sin aclarar si están cobrando o no por ello. Pues bien, según Castellanos, sobran seguidores falsos y falta capacidad de influencia de verdad. Por suerte, en ‘Qué Sabes De’ nos hablan de un fotógrafo de verdad con un éxito real: Oliver Vegas.

Aguirre recupera Madrid

20150516_agirre

La incombustible Esperanza Aguirre podría marcar otra muesca en su culata: el PP ganaría la alcaldía de Madrid, si bien cediendo terreno respecto a sí mismo hace cuatro años, pero con suficiente holgura. Podemos y el PSOE, por su parte, se disputarían el segundo puesto a unos 10 concejales de la primera opción, que correspondería a la “lideresa” (‘Periodista Digital’). Aunque la mayoría absoluta está lejos, da la sensación de que la campaña se le va a quedar corta a Aguirre.

Colau también limita el sueldo… de los demás

Ayer tuve que dedicar un rato a recuperar una noticia que había leído solo un par de días antes en ‘El Singular’. En ella, recogían que Ada Colau cobraba unos 2.600 € mensuales netos (3.700 brutos) de un observatorio financiado con dinero público. La noticia de cuánto cobra una persona, en sí misma, nunca me ha parecido destacable. Pero sí quise recuperarla cuando leí en ‘Público’ que la propia Colau quiere limitar los sueldos públicos a 2.200 €. ¿También el suyo… ¿O solo el de los demás? ¿También fuera de la campaña… y con carácter retroactivo?

Albert Rivera, no. Otros, sí

Se cree el ladrón que todos son de su condición: Albert Rivera dice que él no pondría la mano en el fuego por sus candidatos… y que nadie lo hace. Pero se equivoca, y más nos vale que siga así. Los partidos que van de nuevos tienen ese problema: la ausencia de una ideología y un elemento que aglutine genera incertidumbre a sus líderes por quién se arrimará a la candidatura. Entiendo que Rajoy (el propio Rivera le menciona, según recogen en ‘El Confidencial’) tampoco lo haga, pero confío que el resto, todo el resto, sí.

Ronaldo no donó 7 millones de euros

De un tiempo a esta parte el afán de superación de Cristiano Ronaldo y la soberbia de Leo Messi hacía que la simpatía que profesaba al segundo se trasladara, poco a poco, al primero. Gestos como el que conocíamos esta semana de que donaba siete millones de euros (su sueldo de varios meses) a ‘Save The Children’ para los niños afectados por los terremotos de Nepal, me acercaban más a él (‘La Información’). Pero la ONG ha querido aclarar que no ha recibido el dinero prometido.

Ayer fue 15-M

Ayer fue 15-M, ¿y? ¿Qué queda de aquel movimiento que incluso saltó a la prensa internacional? Entre tanta información on-line no logré recordar qué web era la principal de una ola que, según llegó a la orilla, se retrajo. Un par de páginas con noticias desfasadas y con un tono muy autocomplaciente es la única herencia digital de lo que sucedió en Madrid. Políticamente, un partido de endiosados como Podemos, y Albert Rivera capitalizando el descontento, parecen su legado.